28/06/2022 MÉXICO

Miss Universo 2011 logra unir a dos misses y desatar la ira de sus pueblos

El caso de Miss Universo 2011: El concurso mundial que unió a Miss Serbia y a Miss Kosovo y que hizo que temblaran las relaciones de sus respectivos países. Un curioso escenario donde poder analizar la realidad internacional.


Todo ocurrió el pasado mes de septiembre en medio del siempre polémico concurso  ”Miss Universo”. Esta vez la sombra no planeó sobre ninguna elección “sospechosa” de las finalistas o sobre cualquier debate que tratara la extrema delgadez de alguna de sus participantes. En esta ocasión fueron los tintes políticos los que se presentaron en la gala por sorpresa.

¿El motivo? una foto fue el detonante de otra crisis entre Serbia y Kosovo.

¿Las protagonistas? Sus representantes. Dos jóvenes modelos, Anja Saranovic (Miss Serbia) y Aferdita Sreshaj (Miss Kosovo), mostraron sonrientes su mutuo aprecio en una imagen colgada en sus respectivos muros de Facebook.

Y la reacción no se hizo esperar. Las aspirantes a conseguir el título de Miss Universo, no se percataron de lo que ese “retrato” iba a suponer en sus lugares de procedencia, ni de cómo iba a interpretarse poco después de su publicación. La tensión entre Serbia y Kosovo de nuevo descubierta.

Una herida todavía sin cerrar

Como era de esperar, la noticia ha ido esparciéndose a lo largo y ancho de la prensa internacional, tratándose desde todas las perspectivas posibles. Bajo el prisma de las Relaciones Internacionales, merece la pena analizar cómo una foto, en un contexto tan atípico para este tipo de cuestiones (Gala de Miss Universo 2011), puede llegar a hacer peligrar las frágiles relaciones entre Serbia y Kosovo.

La razón principal es que la historia de la crisis serbo – kosovar es todavía reciente y muy sensible para ambos y para el resto del mundo. De hecho, el estatus de  Kosovo es todavía un caso abierto que mantiene a la comunidad internacional dividida: Aquellos que reconocen a  Kósovo como  país independiente (Estados Unidos y gran parte de la Unión Europea) y los que lo consideran como una provincia más perteneciente a Serbia (Serbia, Rusia y sus aliados, España y parte de Latinoamérica) .


Sin irnos demasiado lejos en el tiempo, tan solo 12 años atrás, con el fin de la Guerra de Kosovo, el Consejo de Seguridad aprobó a través de la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas  que la administración de Kosovo quedara gestionada por la Misión de Administracion Provisional de las Naciones Unidas y por la OTAN, dejando sin intervención directa en el territorio al gobierno serbio. Desde entonces, el diálogo entre ambos no ha adquirido un tono conciliador, sino más bien lo contrario.

Años más tarde, concretamente el  17 de febrero de 2008, el Parlamento kosovar presentó su Declaración de Independencia por la que autoproclamaba su escisión (en su gran mayoría de etnia albanesa), creándose un nuevo Estado independiente de Serbia, llamado República de Kosovo.

Esto supuso un nuevo conflicto dentro del “nuevo estado”, puesto que la soberanía de la República de Kosovo no era reconocida por la etnia serbia, instalada al norte y cuya región estaba administrada por la Asamblea Comunitaria de Kosovo y Metohija, no reconocida a su vez, por el gobierno kosovar.

Hoy por hoy la tensión entre los dos territorios sigue presente y no hay semana en donde no se publique ninguna noticia que refleje el malestar en el que se vive al norte de Kosovo. Pese a los intentos de la Unión Europea para acercar el diálogo entre serbios y albaneses, parece que las relaciones van a seguir siendo frías y agresivas hasta que no se llegue a un consenso bilateral y un apoyo internacional unánime y conciliador.


 Dos maneras de actuar bajo la misma presión.

A las pocas horas de publicar la foto, las redes sociales se convirtieron en un hervidero de mensajes de achaque y crítica dirigidos a las dos modelos vecinas. Incluso los periódicos regionales serbios acusaban a Anja Saranovic (Miss Serbia) de “traidora” al interpretar ese acercamiento entre las dos chicas, como un reconocimiento por parte de la representante serbia al Estado kososvar.

Anja decidió entonces actuar a través de un comunicado en el que decía “Yo apoyo la política de mi país”, explica. “Esta foto no significa que reconozca el Estado de Kosovo, ya que Kosovo forma parte de Serbia”, concluye.

Poco después, la imagen de la polémica desapareció de su muro.

Por el contrario, Aferdita Sreshaj no hizo ningún tipo de declaración frente a la avalancha de ataques por parte de sus compatriotas que le recordaron la cantidad de sangre derramada en su proceso independentista. Tampoco ha eliminado la imagen de su red social, lo cual no ha hecho más que engrosar su lista de seguidores:

“He leído sobre la polémica que ha causado tu foto con Miss Serbia. Es una locura, no dejes que la política afecte tu vida”, anima una de sus fans.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Cristina Buhigas Schubert

Madrid, España. Psicóloga de formación con Máster en Cooperación al Desarrollo, Acción Humanitaria y Migraciones. Mi experiencia laboral se ha ido desarrollando en departamentos de Recursos Humanos, RSC y Comunicación ¡Ahora atrapada por el Social Media! sin dejar de lado mi pasión por el tercer sector y las Relaciones Internacionales. He colaborando con varias ONGs, fundaciones, Organismos Internacionales y pequeñas asociaciones locales. Ilusión, creatividad y buen humor ¡mis grandes aliados!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

three × four =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.