09/12/2022 MÉXICO

1395 days without red: el sitio de Sarajevo

maribel.png
1395 días, o lo que es lo mismo, casi 4 años, es el tiempo que duró el sitio de Sarajevo. Durante el acoso de las tropas serbobosnias, los habitantes de esta ciudad arriesgaban su vida cada vez que salían de su casa. Los artistas Šejla Kamerić- nacida en Sarajevo- y el albanés Anri Sala rememoran, en su nuevo trabajo, la tragedia humana que vivieron diariamente los ciudadanos de Sarajevo en el desempeño de sus actividades cuotidianas.


Sarajevo, capital de la actual Bosnia y Herzegovina, ha sido escenario de diversos acontecimientos históricos durante el siglo XX. En 1914, fue asesinado en ella el archiduque Francisco Fernando de Austria, hecho que inició la Primera Guerra Mundial. Entre 1992 y 1996, en el contexto de la Guerra de Bosnia que se inició después de la desintegración de Yugoslavia, la ciudad quedó aislada por parte de las fuerzas serbobosnias. Las causas de la guerra fueron muy diversas, pero el nacionalismo extremo y el conflicto entre las diferentes etnias de la región (serbios, bosnios y croatas) fueron dos de los factores claves.

El sitio de Sarajevo

El asedio fue llevado a cabo por las fuerzas del Ejército Popular Yugoslavo (JNA por sus siglas en serbocroata) y el Ejército de la autoproclamada República Serbia de Bosnia Herzegovina (VRS en serbio), con Ratko Mladić como comandante jefe. En un principio se pretendía dividir la ciudad en dos partes pero al no conseguirlo, los chetniks, como llamaban a los atacantes serbobosnios los habitantes de Sarajevo, pasaron a la estrategia del desgaste, aislando la ciudad y creando el terror en la sociedad civil. La intervención de la OTAN en 1995 y la matanza de Srebrenica (en la que se masacró a 8000 bosnios) supusieron la internacionalización del conflicto.

Las constantes violaciones de derechos humanos cometidas durante esta guerra llevaron a Naciones Unidas a crear un tribunal específico para la persecución de los culpables, el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) . Este organismo tiene todavía una treintena de casos abiertos y ha acusado, a día de hoy, a 161 personas, entre las cuales están Mladić – pendiente de ser juzgado-, el ex-presidente de la Republica Srpska Radovan Karadžic y el ex-presidente de la República de Yugoslavia (actual Serbia) Slobodan Milosevic, acusados de crímenes de guerra. Este último falleció en La Haya en 2006, antes de ser juzgado.

Desde entonces, Sarajevo se ha convertido en un símbolo del sufrimiento y la resistencia humana. El recuerdo del terror que vivieron sus habitantes, quienes tuvieron que soportar la falta de agua y electricidad, así como bombardeos casi diarios y la presencia de francotiradores en las colinas cercanas de la ciudad, sigue presente en la memoria colectiva de este país. El número de víctimas es discutido aún hoy pero no hay ninguna duda de que la gran mayoría fueron civiles de etnia bosnia (musulmana).

Inspiración cultural

El proyecto de “1395 days without red”, en el que han colaborado diversos museos e instituciones culturales europeas, se compone de dos vídeos distintos. La protagonista, la actriz española Maribel Verdú, quien ha recibido críticas impecables por este trabajo, representa a una joven miembro de la Orquesta Sinfónica de Sarajevo, obligada a evitar a los francotiradores en cada esquina que toma en su recorrido para reunirse con el resto de músicos. De fondo suena, en algún lugar de la ciudad, y en la cabeza de la joven, la sexta sinfonía de Tchaikovsky, “Patética”. El título de la obra hace referencia a la duración del asedio y a la advertencia que tenían los ciudadanos de Sarajevo de no vestir colores llamativos (como el rojo) para evitar, de este modo, llamar la atención de los francotiradores.

“1395 days without red” fue presentada en la pasada edición del Manchester International Festival y se proyectó en el Festival de cine de Locarno. Ha sido expuesto también en el Centre Pompidou de Paris y se podrá ver a partir del próximo 19 de Octubre en el MACBA de Barcelona, como parte de la colección del museo.

El tema identitario es esencial en el trabajo de Šejla Kamerić, que ha participado en otros proyectos como ‘Bosnia and Herzegovina – Searching for Lost Identity’, promovido por el Centro de Arte Contemporáneo de Sarajevo, y en el que varios artistas indagan en la identidad individual de los ciudadanos y en la identidad colectiva de Bosnia-Herzegovina como país. Buena parte de la obra de Anri Sala también está relacionada con el drama humano vivido en este conflicto de Bosnia. Uno de sus vídeos más aclamados es “Nocturne”, un cortometraje que muestra el testimonio de un excombatiente de los Balcanes y el del propietario de un acuario, y en el que los testimonios más desgarradores del primero contrastan con las preocupaciones más banales del segundo.

Las historias surgidas de esta guerra han servido de inspiración a muchos otros artistas. El controvertido cineasta y músico Emir Kusturika -nacido en Sarajevo, de origen bosnio pero rebautizado en 2005 en la iglesia serbia ortodoxa- ha tratado el tema de la desintegración de Yugoslavia y la diversidad étnica de este país en varios de sus trabajos. “Papá está de viaje de negocios” (1985) se ambienta en la Yugoslavia de Tito y en “Underground” (1995), la historia de los personajes tiene como trasfondo la historia de Yugoslavia desde la Segunda Guerra Mundial hasta su desintegración.


Estos dos filmes, considerados de los mejores de su carrera, consiguieron la Palma de Oro de Cannes. Sin embargo, la visión romántica de las minorías étnicas de las películas de Kusturika contrasta con las declaraciones públicas del director, que ha sido criticado en diversas ocasiones por su defensa pública de Slobodan Milosevic y otros criminales de guerra y posteriormente, por expresar afinidad hacia Fidel Castro, posiciones que algunos han visto reconocido en algunas de sus cintas.

La ex-modelo Inela Nogić, ganadora del concurso de belleza Miss Sarajevo 1993, inspiró a U2 para componer la canción “Miss Sarajevo”. Inela apareció junto a otras participantes del certamen, celebrado en un sótano para evitar los ataques de los francotiradores, con una pancarta en la que rezaba “Don’t let them kill us” (No dejéis que nos maten). Esa imagen dio la vuelta al mundo, al representar la indefensión e impotencia de la población bosnia. La banda de rock añadió Sarajevo en su gira de 1997.

En abril del próximo año se cumplen 20 años del sitio de Sarajevo y está prevista la apertura de un museo en recuerdo de las víctimas. Bosnia Herzegovina es un país extremadamente descentralizado, con dos entidades que operan de forma prácticamente independiente (la Federación de Bosnia y Herzegovina y la Republica Srpska). Sarajevo es una reproducción de ello y se divide también entre Sarajevo y Sarajevo Oriental. Sin embargo, la memoria colectiva de los horrores vividos por la población civil durante el sitio es el punto de partida para la reconstrucción de una sociedad que quiere mirar hacia delante.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Amàlia Torres

Barcelona (1986). Licenciada en Ciencias Políticas por la UPF y Máster en Relaciones Internacionales en IBEI. Me interesa todo lo relacionado con el desplazamiento forzado y la protección internacional. He trabajado con poblaciones desplazadas y refugiadas en España, Jordania y Haití, donde resido actualmente. Me apasiona la música y la lectura. Me gusta viajar, la playa y las largas conversaciones de bar con l@s amig@s. amaliatorresbcn@gmail.com


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eleven − two =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.