30/11/2022 MÉXICO

Sin noticias de Ai Weiwei, el mundo artístico sale a la calle en busca de respuestas

Unitedexplanations_aiweiwei.jpg
Como una novela de misterio. Así está siendo la historia del artista y disidente chino Ai Weiwei. Mientras que su obra viaja libre por numerosos países de Europa y América, su paradero no se conoce. ¿Donde estás Ai Weiwei?

Desde el pasado 3 de abril, nadie conoce el paradero del artista Ai Weiwei. Su rastro se perdió cuando se disponía a coger un avión que le llevaría rumbo a Hong Kong. Fue en ese momento cuando las autoridades chinas le arrestaron y decidieron ocultar su situación y localización hasta el día de hoy. Tras su detención, su taller fue registrado y se le requisaron ordenadores y otros materiales.

¿Por qué?

Según el periódico Wen Wei Po, se le acusa de  evasión fiscal y es sospechoso de bigamia y de difundir pornografía por internet. Afirma, sin citar fuentes, que los investigadores han reunido “una gran cantidad de evidencias de que Ai Weiwei es sospechoso de evadir impuestos” (El Wen Wei Po es un periódico chino publicado en Hong Kong por las autoridades del país y a veces se utiliza  para presentar argumentos a favor de Pekín sobre asuntos contenciosos).

“A medida que se iba profundizando en  la investigación, las autoridades de seguridad públicas, han ido acumulado testigos bastantes sólidos, documentación y pruebas circunstanciales y Ai Weiwei ha tenido una buena actitud en cooperar con la investigación y ha empezado a confesar sobre los asuntos”, describía el informe.

Aun así y desde el primer día, sigue creciendo la presunción de inocencia y la credibilidad en Ai Weiwei a nivel mundial. No se tiene ninguna duda de que el encarcelamiento del disidente está directamente relacionado con su compromiso por la defensa de los Derechos Humanos y sus manifestaciones en contra de la represión del régimen chino. Se le considera uno de los mayores activistas políticos que denuncia actos de corrupción del gobierno de su país.

Movilizaciones a favor de Weiwei

Cumplido un mes desde aquel día, su desaparición ha sido el motivo de las numerosas performances y movilizaciones que se han ido organizando en distintos lugares del mundo.

Pocos días después de que fuera apresado, Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido y Australia se sumaron a la campaña de Amnistía Internacional para que China lo liberase. Días más tarde, hubo una protesta global: en Berlín, Nueva York, Estocolmo, Londres, París, Viena, Moscú y Madrid se colocaron sillas vacías frente a las embajadas chinas para pedir su liberación, bajo el lema “1001 sillas por Ai Weiwei”. Cabe también destacar la mención del famoso escultor indo-británico Anish Kapoor, cuando llamó al mundo del arte a unirse a las protestas, y del Alcalde de Nueva York,  evocando el «honor agridulce» al inaugurar el notable trabajo «de uno de los ciudadanos más creativos y valientes del mundo», en ausencia forzada del mismo.

Recientemente, en Berlín, se le declaró miembro de la prestigiosa Academia de las Artes de la capital alemana, la cual, recogía su obra sin pistas sobre el paradero de su creador. Precisamente era en Alemania donde Ai quiso abrir esta primavera un nuevo estudio donde exponer su obra.


Por otra parte, se han llevado a cabo otras movilizaciones a nivel online. Una de ellas ha sido a través de la plataforma Change.org,  donde los principales museos del mundo, entre los que se incluyen incluyendo el Tate Modern de Londres, el de Arte Moderno de Nueva York o el Instituto de Arte de Chicago,  han manifestado su preocupación reuniendo más de 90.000 firmas para pedir la liberación del artista chino. Esa petición se ha recogido también a través de las comunidades de Twitter y Facebook, donde se ha generado mucho movimiento.  Los firmantes de dicha petición, hacen pública su decepción por “las reticencias de China a la hora de cumplir su promesa de fomentar la creatividad y el pensamiento independiente”, y hacen suyo el comunicado que el Comité Internacional de Museos de Arte Moderno (CIMAM) hizo el pasado día 6 de abril:

“la detención de artistas y activistas no es solamente inconsistente con el compromiso de China con las libertades fundamentales garantizadas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y su propia constitución, sino también con el compromiso del Gobierno chino, a través del Ministerio de Cultura, de promocionar todas las disciplinas artísticas y de anticipar ideas artísticas”.

Esa petición se ha recogido también a través de las comunidades de Twitter y Facebook, donde se ha generado mucho movimiento.

Tanto ha sido el revuelo, que el Gobierno chino ha tenido que reaccionar frente al aluvión de críticas por parte de la opinión internacional. El Ministerio de Exteriores chino adviertía que la comunidad internacional “no tiene derecho a interferir” en la situación del activista. El  Gobierno se consideraba “descontento” con el apoyo extranjero a Ai.

Con nombres y apellidos

Pero Ai Weiwei no ha sido el único disidente chino que ha sido capturado y del que no hay ningún tipo de información sobre su estado. Desde el pasado mes de octubre se han ido produciendo en cadena, decenas de detenciones a personas que no comulgan con el régimen, en donde el mundo del arte, ha supuesto para el Gobierno chino, una atractiva diana a la que atacar. El mismo día en que Ai fue detenido, Wen Tao, compañero de Ai y periodista freelance, fue secuestrado por varias personas no identificadas en una calle de Beijing, sin que se haya producido todavía una declaración policial sobre este caso.


El escritor Ye Du fue capturado en febrero, el mismo mes en el que lo hizo Teng Biao, escritor y abogado de Derechos Humanos.

Liu Xianbin, escritor, fue sentenciado este mes a 10 años de cárcel por incitación a la subversión. Es la misma acusación presentada contra el premio Nobel de la Paz Liu Xiabo, que continúa en la cárcel, cumpliendo una condena de 10 años.

Teng Biao, Jiang Tianyong (ya liberado).

El escritor Ran Yunfei, el activista Hua Chunhui y la disidente Liang Haiyi, entre otros, han sido detenidos formalmente bajo sospecha de “poner en peligro la seguridad del Estado“.

El escritor Liao Yiwu no fue autorizado a viajar a los Estados Unidos este mes para asistir al festival PEN World Voices en Nueva York y existen temores de que pueda ser el próximo blanco del régimen. También se le pidió que firmara un documento prometiendo no publicar ninguna otra de sus obras “ilegales” fuera de China (todas sus obras, incluido el fantástico libro que conocemos como The Corpse Walker (“El cadáver ambulante”), llevan años prohibidas en China). La publicación de una nueva colección, God is Red (Dios es rojo), es inminente en Estados Unidos y Europa.


Otros escritores, artistas y activistas que fueron arrestados o que han desaparecido son:

Zhu Yufu, detenido desde el 5 de marzo y arrestado formalmente el 10 de abril;

Liu Zhengqing, mantenido ilegalmente incomunicado en un lugar desconocido desde el 25 de marzo (desde la misma fecha es imposible también contactar a su esposa) ,

Yang Tongyan , sentenciado a 12 años

Shi Tao, 10 años de cárcel.

Si las autoridades se han atrevido a capturar a este artista de fama mundial a plena luz del día en el aeropuerto de Pekín, da miedo pensar lo que tienen que estar haciendo con otros disidentes menos conocidos” Sam Zarifi, responsable de AI para Asia Pacífico.

Ésta es unaexplicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Cristina Buhigas Schubert

Madrid, España. Psicóloga de formación con Máster en Cooperación al Desarrollo, Acción Humanitaria y Migraciones. Mi experiencia laboral se ha ido desarrollando en departamentos de Recursos Humanos, RSC y Comunicación ¡Ahora atrapada por el Social Media! sin dejar de lado mi pasión por el tercer sector y las Relaciones Internacionales. He colaborando con varias ONGs, fundaciones, Organismos Internacionales y pequeñas asociaciones locales. Ilusión, creatividad y buen humor ¡mis grandes aliados!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × five =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.