22/07/2024 MÉXICO

Detrás de Willow: El debate sobre medio ambiente y salud

artico
El presidente norteamericano Biden confirmó el mes anterior el inicio del proyecto Willow, a partir del anuncio miles de ciudadanos, principalmente locales de Alaska y activistas por el medio ambiente, salieron a manifestar su oposición.

¿Qué es Willow? Para ponerlo en palabras simples es un proyecto de extracción de petróleo y gas que se construirá en Alaska, en la localidad de North Slope exactamente. No es una idea actual ya que las bases del plan comenzaron durante la administración Trump, lo cierto es que esta nueva firma despertó una brecha entre un sector que lo apoya (tanto republicanos como demócratas) justificándose principalmente en el crecimiento económico y autonomía energética que representaría para la región, y el sector que se opone firmemente aludiendo a los efectos negativos sobre el ambiente y la comunidad.

Los argumentos van desde las consecuencias sobre el espacio ártico, la fauna y su relación con la economía local, las enfermedades asociadas a la explotación petrolera y el desvío de la agenda demócrata con respecto a disminuir los proyectos de contaminación ambiental.

[Fuente: Flickr]

El estudio sobre el territorio no es una novedad y de hecho en los últimos años Alaska habría sido un punto de cuestión entre las grandes y medianas potencias y los estados ribereños, por su importancia geoestratégica y su gran potencial económico debido a los recursos naturales hallados. En este artículo veremos profundizaremos un poco más en la importancia del sector y cuáles serías los efectos negativos que tanto preocupan a los locales.

En primer lugar debemos tener en cuenta su ubicación geográfica, siendo el punto más al Norte del planeta y centrado entre Canadá y Rusia, si bien durante la temporada invernal sus bajas temperaturas impiden la navegación en el verano las masas de hielo se convierten en rutas propicias para el comercio entre ambos continentes.

Este último dato nos presenta dos aristas, la masiva producción industrial y la emisión de gases de efecto invernadero derivaron en el aumento de la temperatura global que provocaron mayor deshielo en el ártico (en el año 2012 se registró un pico de reducción, calculado en 4 millones de kilómetros, considerando que hasta entonces cada año el deshielo implicaba 12% de reducción) este fenómeno favorece a quienes están interesados en sacar provecho  de los recursos naturales de la zona, el derretimiento abre nuevas rutas marítimas que permiten acortar tiempo e inversión en transporte y comercio, además el descenso de masas congeladas también significa despejar nuevas áreas de explotación petrolera, en suma para las grandes compañías es un resultado completamente beneficioso.


La contracara de la situación son los efectos negativos que causa la elevación del nivel de mar relacionado con alteraciones climatológicas (cambios en las precipitaciones y sequias),  cambios en los ciclos biológicos contribuyendo a la extinción de numerosas especies terrestres y acuáticas, pérdida de agua dulce para el consumo humano afectando de manera indirecta el cultivo de alimentos y a la salud general.  Los puntos que nombramos tendrían un impacto a largo plazo recayendo sobre generaciones próximas, esta diferencia temporal dificulta la negociación con los grandes empresarios enfocados en conseguir resultados rentables y económicos sin medir su huella ambiental.

[Fuente: Flickr]

Algunas comunidades de North Slope manifestaron su malestar con el proyecto desde sus inicios, una parte de sus alegatos hace foco en la inevitable contaminación que causaría la planta de explotación petrolera  y como esta afectaría al ecosistema local dañando  la tierra y la fauna autóctona. Aquí nuevamente vemos un choque entre empresarios que buscan ingresos millonarios y un pueblo que defiende el comercio tradicional y fuentes de ingresos familiares.

Para entender mejor este punto hay que analizar ambas miradas. La mayor fuente de ingresos al Estado de Alaska proviene de la minería y la industria petrolera, de hecho durante estos días de reclamos y debates Doreen Leavitt, directora de recursos naturales de la Comunidad Inupiat de Arctic Slope, defendió la aprobación de Willow declarando que en 50 años  de producción se logró un equilibrio que demuestra como la explotación de recursos naturales puede coexistir con la vida silvestre sin afectar la economía tradicional.


Los últimos reportes de la balanza comercial de Alaska reflejan el trabajo por aumentar los números de exportación y disminuir la compra al exterior, así para fines del 2022 presentó un balance positivó con aumentos en los niveles de crudo exportado, aunque la compra de petróleo refinado se estimó en 124 millones y esto último es lo que buscarían revertir con el nuevo proyecto, además de la enorme cantidad de puestos de trabajo que se abren con la construcción de Willow y el ingreso al Estado que estaría destinado al sector público, generando mayor cantidad de empleo, escuelas y centros de salud.

Sin embargo, para las comunidad indígenas (como las tribus gwich’in y los iñupiat) y quienes integran el sector de comerciantes agrícola ganaderos se muestran disconformes con la falta de responsabilidad de las autoridades sobre la problemática. Después de la minería e industria petrolera la región abastece al mercado interno y parte del comercio exterior a través de la pesca (en su mayoría de salmón, cangrejos y maricos) y ganadería, esta práctica es bastante reducida en especies, se dedican principalmente a la cría de renos y caribúes para su consumo.

Hasta el momento ningún responsable pudo asegurar que este nuevo proyecto cuente con tecnología adecuada al cuidado ambiental y por tanto que el agua no será contaminada o bien que la fauna marina no se verá afectada ya sea por el proceso de explotación o por el transporte de petróleo posterior, del mismo modo que los osos polares y caribúes sufrirán el cambio climático sobre sus ciclos naturales, ambas especies realizan anualmente un viaje por zonas congeladas desde el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico de Alaska hasta el Yukón para dar inicio a la temporada de invernada, para ello es necesario  proteger las zonas congeladas por donde transitan y donde pasan cada temporada de lo contrario se perjudica no solo el camino sino también los tiempo de reproducción y alimentación necesarios para mantener un número óptimo destinado finalmente al consumo y venta local.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Aisha Naanim Bojanich

Argentina Estudiante de Relaciones Internacionales


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two × 3 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.