04/03/2024 MÉXICO

Slobodan Milošević: el espejo donde podría verse Vladimir Putin

PUTIN MILOSEVIC IMAGEN

 


En estos días, la Corte Penal Internacional pidió el arresto internacional del líder ruso, al igual que hizo con el bosníaco hace más de dos décadas.

La Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra el presidente de la Federación Rusa, alegando su responsabilidad sobre la deportación ilegal de menores ucranianos a Rusia, lo cual se clasificaría como crímenes de guerra. Además, aunque carece de poderes para llevar a cabo las detenciones como también de jurisdicción por no ser la Federación Rusa signataria del acuerdo creador de la misma, la Corte emitió una orden de arresto sobre Maria Alekseuevna Lvova-Belova, quién es la comisionada rusa para los derechos del niño, convirtiendo a ambos funcionarios en algo así como “parias” internacionales, dado que un viaje a un país que suscriba al acuerdo les aseguraría su deportación a los tribunales ubicados en los Países Bajos.

El carnicero de Yugoslavia

Si bien no es el caso más famoso, se trata del primer Jefe de Estado de un país de Europa en ser acusado de crímenes de guerra y genocidio: Solobodan Milošević. En 2001, lo detuvieron por orden de Djindjic, considerado el principal artífice de su caída, quién finalmente fue asesinado dos años más tarde. En la Corte Penal Internacional, se lo acusaba de crímenes realizados en Kosovo (donde se llevó a cabo una “limpieza étnica”), Croacia y Bosnia (país que albergaba una importante comunidad musulmana), donde el ejército serbio dejó un saldo de más de 200.000 muertos y 2.000.000 de personas sin hogar. Sin embargo, la Corte no logró dictar sentencia, dado que fue encontrado muerto en su celda en marzo del 2006.

En Mayo de 1999, el Tribunal acusa al presidente yugoslavo Slobodan Milošević. Esta fue la primera acusación contra un jefe de estado en ejercicio por parte de un tribunal internacional. Imagen Flickr

 

No obstante, al genocida serbio le sobrevivió su esposa. Mirjana Markovic, que también se la puede conocer como Mira, ejerció el poder en su país de una forma perversa, buscando captar el liderazgo del principal partido de la oposición mientras continuaba casada con el líder del país. La señora Markovic es considerada la mujer más poderosa de la historia de Yugoslavia que vivió los últimos 15 años de su vida, casualmente en Moscú.

 

Mira Marjovic, apodada como 'Lady Macbeth de los Balcanes'. Imagen Flirck
Mira Marjovic, apodada como ‘Lady Macbeth de los Balcanes’. Imagen Flirck


 

Nacida a finales de la década de 1950, en el seno de una prominente familia comunista, tanto su padre como su abuelo eran ministro y presidente del partido respectivamente. Vivía junto a su tía en la antigua residencia de un noble local. Es durante su educación que conoce a su futuro marido, también integrante de la élite comunista de la época. Su poder de influencia en el régimen dictatorial de Slobodan llegó a ser tal que arrasó con los Balcanes. Estas  palabras fueron emitidas por quién fue su padrino de bodas: Ivan Stambolic. Sin embargo, tiempo más tarde se convirtió en su opositor y luego, la causa por la cual Mira debió residir en Rusia hasta su muerte, debido a que fue acusada por su muerte. Ciertamente, teniendo en cuenta la manera en que se desarrollaron los hechos, es posible concluir que Solobodan Milošević careció de cualquier tipo de ideas políticas a lo largo de toda su vida, quién de verdad las tenía era Mira.

Después de destruir Croacia y Bosnia, esta pareja decidió ir a por Kosovo, lo cual les trajo su fin, dado que los bombardeos de la OTAN acabaron con esta invasión en el ultimo año del milenio. De esta manera, fue el propio pueblo serbio quién los termino de echar del poder; tras lo cual, Slobodan tendría el extraño honor de ser el primer ex jefe de Estado europeo acusado por los crímenes que anteriormente mencionaba.

Si bien en el caso de Rusia no hay una contraparte femenina, ya que desde el divorcio de Vladimir Putin en 2008 no se ha vuelto a tener información oficial sobre la vida privada del Presidente, resultan interesantes los puntos en común que existen entre ambos líderes. Educados a la usanza comunista, en países considerados “del este” y con un historial de matanzas, que esperemos sean las últimas.

Concluyendo, es pertinente reflexionar en palabras de Hannah Arendt:


La violencia aparece donde el poder está en peligro, pero, confiada a su propio impulso, acaba por hacer desaparecer el poder (…). La violencia que puede destruir el poder; es absolutamente incapaz de crearlo(Sobre la violencia, 1970)

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Bernardita Dameno

Bernardita nació un jueves en Argentina. Tiene una relación extramatrimonial con las artes, es una lectora caótica, estudia Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires y se especializo en Gestión de Cultural. Le interesa estudiar temas como la cooperación, los procesos integración y las dinámicas de los poderes legislativos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − twelve =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.