13/12/2017 BARCELONA

¿Qué es Falun Gong y por qué le obsesiona tanto al gobierno de China?

El movimiento Falun Gong es un movimiento que incluye una mezcla de creencias budistas y taoístas para el crecimiento espiritual. Su número de seguidores es tan grande que habría superado el de miembros del Partido Comunista de China. Pero el gobierno chino lo ve como una organización que va en su contra y cuyas prácticas ponen en peligro la integridad mental y física de las personas. ¿Quién tiene razón?

¿Movimiento espiritual o secta maléfica?

El pasado 5 de octubre de 2012 en un acto de campaña en Virginia un practicante de Falun Gong le dio la mano al Presidente Barack Obama y le entregó una carta. La carta fue entregada por Karen Gao, de la Asociación Falun Dafa de Washington DC, en un intento de poner al corriente al Presidente sobre el cultivo de órganos al que son forzados los practicantes de Falun Gong por parte del régimen comunista chino. Karen le pidió a Obama que le ayudara a poner fin a esta atrocidad. ¿Ocurre realmente tal cosa en China? Y si es así ¿por qué? En este artículo vamos a exponer los dos lados de la historia.

Falun Gong fue presentado por primera vez al público en China por el Li Hongzhi, en 1992. Las personas que inicialmente su sumaron a su práctica lo hicieron por sus supuestos potentes efectos curativos, aunque son muchos los que afirman encontrar en su filosofía respuestas a sus preguntas vitales más profundas. A medida que continuan la práctica, amigos y familiares afirman notar cómo su vida es más saludable y se convierten en mejores personas. Con esta presentación, y con una difusión casi boca a boca, el número de aficionados del Falun Gong ha crecido de  un modo importante desde entonces. Hoy Falun Gong se encuentra extendido a 50 países y atrae a gente de todas las clases sociales y de todas las culturas.

¿Qué es Falun Gong?

Según la literatura del grupo, Falun Gong o Falun Dafa -Ley de la rueda- se originó en los tiempos prehistóricos, pero sólo llegó a la luz pública en 1992, cuando Li Hongzhi, un hombre de unos cuarenta y tantos años al que se refiere como “el maestro”, creó un centro de estudios en Beijing. Falun Gong incluye una mezcla de creencias budistas y taoístas, los seguidores tienen una devoción religiosa al Maestro Li. En China, cientos de personas se reúnen en las plazas y parques en todo el país para su práctica. La manifestación más pública de Falun Gong es la práctica de una serie de ejercicios relacionados con el antiguo arte chino de qigong – una especie de respiración meditación. Con un acompañamiento de música especial el Falun Gong realiza rutinas con nombres tales como “Buda mostrando las mil manos”, “El camino del fortalecimiento de los poderes sobrenaturales” y “El camino de Falun Gong a la circulación celestial”.

En un principio, el gobierno chino promovió el Falun Gong debido a los enormes beneficios para la salud que ofrecía, aliviando así los costes del sistema de salud de China. Sin embargo, en los últimos siete años el número de practicantes de Falun Gong ha crecido superando el número a los miembros del Partido Comunista de China (PCC) en una proporción de casi dos a uno (aunque según el gobierno chino, solo hay alrededor de dos millones de miembros que lo practican). Se convertiría así en la organización más grande de China incluso superando al propio Partido Comunista.

A finales de 1990, la relación del Partido Comunista con el movimiento Falun Gong se volvió cada vez más tensa. Los informes sobre la discriminación y la vigilancia por parte de la Oficina de Seguridad Pública fueron en aumento, y los practicantes de Falun Gong realizaron sistemáticamente sentadas en manifestaciones que respondían a artículos de prensa elaborados por el gobierno cuyo contenido considerban injusto. Las contradictorias investigaciones lanzadas por el Ministerio de la Seguridad Pública por un lado y de la Comisión Estatal de Deportes y de Qiao Shi (Presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional) por el otro hablaban de desacuerdos entre las élites de China sobre cómo considerar la creciente práctica del Falun Gong.

El cartel dice: “Firmemente apoyamos la decisión del Comité Central para hacer frente a la organización ilegal de ‘Falun Gong'”

En abril de 1999, un artículo crítico sobre Falun Gong fue publicado en la revista de la Juventud de la Universidad Normal de Tianjin . El artículo fue escrito por el físico He Zuoxiu, pariente de Luo Gan -miembro del Buró Político y zar de Seguridad Pública. El artículo presenta el qigong, y Falun Gong en particular, como algo supersticioso y potencialmente peligroso. Los practicantes de Falun Gong respondieron con piquetes en las oficinas del periódico solicitando una modificació del artículo. Ese evento fue el comienzo de las llamadas protestas de Tianjin y Zhongnanhai.

Los seguidores de Falun Gong dicen que son un grupo tranquilo y respetuoso con la ley, que siguen una filosofía y un régimen de ejercicios que conducen a la iluminación espiritual y a la mejora de la salud. Las autoridades de China ven a Falun Gong como algo mucho más siniestro.

Actuando bajo órdenes del gobierno, la policía comenzó a acosar a los practicantes, que les impedía practicar juntos, y amenazaban con detenerlos. Mientras tanto, algunos periódicos comenzaron a imprimir artículos con contenidos negativos acerca de esta práctica.

Lo que dicen los partidarios de Falun Gong

Programa de reconversión: los partidarios de Falun Gong dicen que el régimen chino persigue tanto la disolución de Falun Gong como a la “transformación” de sus practicantes. En 2000, el Partido aumentó su campaña al sentenciar a los “practicantes reincidentes” a la “reeducación con trabajo”, en un esfuerzo por hacerlos renunciar a sus creencias y “transformar” sus pensamientos. Los cargos contra ellos se aplicaban también arbitrariamente por parte de la policía, mientras que algunos practicantes tenían cargos ambiguos impuestos en su contra, como “alterar el orden social”, “poner en peligro la seguridad nacional”, o “subvertir el sistema socialista”.

Muertes y torturas: los partidarios de Falun Gong acusan al Gobierno chino de ser responsables de torturas y muertes. Desde el año 2000, el Informador Especial de las Naciones Unidas identificó 314 casos de tortura en China, que representan más de 1.160 personas, por parte del Gobierno de China. Falun Gong representa el 66% de todos los casos de tortura denunciados. Las estimaciones sobre el número de practicantes de Falun Gong asesinados durante la persecución son muy variables. En 2009, el New York Times informó que, de acuerdo con grupos de derechos humanos, la represión se había cobrado  “al menos 2.000” vidas. Amnistía Internacional informó de que se creía que al menos 100 practicantes de Falun Gong habían sido asesinados en el año 2008, ya sea en prisión o poco después de su liberación. Fuentes de Falun Gong han reportado aproximadamente 3.400 muertes. El periodista Ethan Gutmann, de la Fundación para la Defensa de las Democracias, estima una media de 65.000 muerte sobre la base de testimonios de refugiados, mientras que los investigadores David Kilgour y David Matas estiman 41.500 muertes entre 2000 – 2005.

Cultivo y extracción de órganos: En marzo de 2006, la revista afiliada a Falun Gong Epoch Times publicó una serie de artículos que alegaban que en China se está llevando a cabo una generalizada y sistemática práctica de extracción de órganos a personas vivas practicantes de Falun Gong. El sitio web afirma que los practicantes son detenidos en campos de trabajo, sótanos de hospitales o prisiones y se les realiza pruebas de sangre y orina, y su información es almacenada en bases de datos informáticas, para ver posibles compatibilidades con los receptores de órganos. En el plazo de un mes, investigadores terceros, incluidos los representantes del Departamento de Estado de EE.UU., dijeron que no había pruebas suficientes para apoyar la acusación. El ex Secretario de Estado canadiense David Kilgour y el abogado de derechos humanos David Matas fueron comisionados por la Coalición para Investigar la Persecución a Falun Gong para investigar tales acusaciones. En julio de 2006, se publicó el “Informe sobre los alegatos de sustracción de órganos de practicantes de Falun Gong en China”, que concluyó que un gran número de practicantes de Falun Gong han sido víctimas de la sistemática sustracción de órganos a lo largo en toda China, aún estando vivos. El personal de la embajada de Estados Unidos mostró como la supuesta ubicación de tal actividad solía ser un hospital normal.

Practicantes de Falun Gong en un parque de Hong Kong [Foto: Hongkongphotos.info]

Ethan Gutmann, miembro adjunto de la Fundación para la Defensa de las Democracias, investigó las denuncias formuladas mediante entrevistas en profundidad a numerosos practicantes de todo el mundo con ex prisioneros de los campos de trabajo y de prisiones chinas, incluyendo practicantes y no practicantes de Falun Gong. Se calcula que el número de practicantes asesinados por sus órganos podría ser tan alto como 120.000, con una estimación a la baja de 9.000, siendo 65.000 la media. Nuevas estimaciones han sido revisadas a la baja por parte de la Fundación de Investigación Laogai. Los funcionarios chinos han repetido y negado firmemente las acusaciones de cultivo de órganos.

Abuso psicológico: Falun Gong y observadores de derechos humanos comenzaron a reportar un abuso psicológico generalizado de sus practicantes desde 1999. Falun Gong dice que miles de personas han sido detenidas y llevadas a la fuerza a hospitales psiquiátricos y sujetos a abusos psicológicos, como inyección de sedantes o medicamentos anti-psicóticos, tortura por electrocución, alimentación forzada, golpes y hambre.

Lo que dicen los detractores de Falun Gong

Falun Gong como secta: Los alegatos del gobierno chino son que Falun Gong “propaga la superstición feudal”, que Li había cambiado su fecha de nacimiento, y que la práctica del cultivo espiritual es explotado para hacer política sediciosa. Revelaciones como “Falun Gong es una secta”, “exponer las mentiras de la sectra del Falun Gong y  “Secta del Mal”, alegan por parte del gobierno que Falun Gong participa en el control mental y la manipulación a través de “mentiras y falacias ” causando la “muerte innecesaria de un gran número de practicantes.” Los medios estatales se apoderaron de los escritos de Li en los que expresa que las enfermedades son causadas por el karma, y que Li ha declarado en varias ocasiones que el signo de un verdadero practicante es rechazar medicamentos o atención médica. Li fue retratado como un charlatán  que ha supuestamente “hecho enormes cantidades de dinero con sus libros y vídeos.”

Oposición al PCC: La agencia de Noticias Xinhua, la agencia oficial del Partido Comunista, declaró que Falun Gong se “opone al Partido Comunista de China y al gobierno central, y predica el idealismo, el teísmo y la superstición feudal”. Falun Gong, según Xinhua, también afirma que la llamada “verdad, benevolencia y tolerancia”, principio predicado por Li, “no tiene nada en común con el progreso socialista ético y cultural que estamos tratando de lograr”, y argumentaba que era necesario aplastar a Falun Gong con el fin de preservar la “vanguardia papel y la pureza” del Partido Comunista. Otros artículos que aparecen en los medios de comunicación estatales en los primeros días y semanas de la prohibición postulaban que Falun Gong debían ser derrotados porque su “teísta” filosofía estaba en contradicción con el paradigma marxista-leninista y con los valores seculares del materialismo.

Amenaza a la seguridad nacional y a la estabilidad: De acuerdo con un comunicado de prensa de la Embajada de la República Popular China en los EE.UU. “El gobierno ha trabajado para educar a la mayoría de los practicantes de Falun Gong, mientras que reprime, cumpliendo la ley, a un puñado de los que han participado en actividades delictivas y ponían en peligro la seguridad pública. El comunicado oficial sigue diciendo que “Hasta el momento, la secta ha sido directamente responsable de 1.500 muertes, más que el número de muertos de la secta ugandesa “Diez Mandamientos de Dios”. Mientras tanto, “más de 600 personas se han convertido en enfermos mentales después de practicar Falun Gong”.

Herramienta para la manipulación de la mente: De acuerdo con declaraciones oficiales, Li Hongzhi utiliza las mentiras y falacias para manipular las mentes de los “practicantes de Falun Gong” causando muertes innecesarias de un gran número de practicantes. Más de 1.000 practicantes han muerto debido a que siguieron las enseñanzas de Li, ya que se han negado a recibir tratamiento médico para sus enfermedades. Las declaraciones continúan diciendo que varios cientos de profesionales comprometidos han realizado automutilaciones y hasta el suicidio. Más de 30 personas inocentes murieron a manos de los practicantes mentalmente trastornados de Falun Gong. En vista de la grave violación de los derechos humanos y otras actividades delictivas de la organización Falun Gong, el gobierno chino prohibió el culto de acuerdo a la ley en el año 1999 y emitió un dictamen para la detención de los sospechosos, incluyendo Li Hongzhi. De acuerdo a los oficiales chinos “Falun Gong va contra la ciencia moderna, predica el fin del mundo, prohíbe a sus seguidores ver la televisión o tratarse en hospitales y sostiene que las enfermedades no existen y que solo se deben a que la gente comete pecados. Predican que los ovnis han llegado a la Tierra y que los alienígenas se habrían hecho cargo de los cuerpos humanos y estarían tratando de aniquilar a la humanidad a través del control de la televisión y la radio”.

¿Es Falun Gong realmente una secta?

Cuando se pregunta en China acerca de Falun Gong la reacción suele ser contenida. A la gente no suele gustarle hablar de este tema debido a que la mayoría sólo dispone de la información oficial procedente del gobierno chino, que incluye toda clase de comentarios negativos acerca de la organización en un claro intento de sembrar el miedo. Cuando se visita Hong Kong es habitual encontrar carteles en las calles en defensa de la organización, así como también algunos en contra (promovidos principalmente por los partidarios del Partido Comunista Chino). Es conocida la defensa acérrima de Amnistía Internacional que repetidamente ha solicitado la liberación de presos de Falung Gong de los campos de trabajo que aún existen en China (a pesar de que el gobierno indicó recientemente su intención de suprimir esta práctica).

La organización Human Rights Watch también ha alzado la voz crítica contra el gobierno chino por su intento de supresión de este grupo religioso y publicó un extenso informe en el año 2002 acerca de esta cuestión. También el Parlamento europeo ha reconocido la cuestión del cultivo de órganos e incluso aprobado una histórica resolución de condena al respecto, que el gobierno chino no tardó en replicar.

Si analizamos las características clásicas de las sectas en este caso particular, tal y como se reproduce en un artículo de la revista Time del mes de julio de 2001, Falun Gong no sería una secta. A día de hoy existen abundantes argumentos a favor de Falun Gong, no considerándola como secta, y fuera de China mayormente no se la identifica como tal. En China (fuera de Hong Kong, Macao y Taiwán donde la influencia del Partido Comunista es menor) es precisamente dónde se realiza un ataque severo a la organización afirmando que se trata de una secta y que por ello su existencia debe ser prohibida.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torrent

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Ambientales, Máster en Intervención Ambiental, Máster en Relaciones Internacionales y Especialista en Ciencia Política. He trabajado como consultor ambiental para gobiernos locales y regionales y empresa privada. Socialmente comprometido, me apasiona explorar la fina línea que transcurre entre la política, la economía, la sociedad y el medio ambiente. Sígueme en Google+ Lluis Torrent


21 comments

  • Pablo Solorzano

    11/04/2013 at

    Aclaro que no soy miembro, ni simpatizo con el PCCH.

    Tengo que decir muchas cosas, sobre esta secta espiritual ya que estuve en ella. Es increíble que no haya mas información en pleno 2013 exponiendo sobre esto, pocos son los valientes que desenmascaran la secta tal y como son.

    solo veo a los adeptos haciendo propaganda ahora están repartiendo periódicos llamados la gran época, en donde los introducen a su secta.

    Aunque no cobren no quiere decir que no sea secta hay mas elementos que la señalan como tal.

    Es falso que los vuelven buenas personas muchos son hipócritas No denuncian al vaticano sino lo encubren, se dicen ser los únicos de la verdad, si los criticas o estas en contra te consideran un demonio y te niegan la salvación condenándote al infierno.

    También consideran la tecnología y la ciencia como malas aunque ellos las utilizen, Son Homofobicos, porsifuera poco introducen mucha ansiedad con respecto a la iluminacion que ofrecen, te meten miedo con la aniquilación del planeta y la salvación.

    Aparte que actúan como religión porque se meten en todos los asuntos y permiten que las religiones hagan lo que quieran.

    Ya no aguante decirlo pero es verdad, solo espero que mas personas que fueron afectadas por esta secta se animen a dar su testimonio.

    Pues si realmente tuvieranBondad, tolerancia y compasión ya hubieran perdonado a Yan Seming por lo que hizo, sino hacen lo contrario (Que falsedad).

    Investigen a la secta no se dejen llevar nada mas por que les hablan bonito en Falun Caca.

    Reply

    • Silvia Gleizer

      11/01/2014 at

      Me parece que estás mintiendo, realmente no creo que hayas practicado Falun Gong, gente hipocrita siempre hay en todos lados pero creer en Verdad, Benevolencia y Tolerancia no es malo para nadie, además no hay ningun lugar donde se agrupe la gente que practica ni ningun registro, no se que te lleva a escribir cosas tan feas y si realmente estoy equivocada y tuviste una mala experiencia realmente lo siento pero tu mala experiencia no justifica lo que escribis ni convalida para nada la cantidad de personas en el mundo a quienes la disciplina nos ha hecho bien.

      Reply

      • Iztli

        13/10/2015 at

        Respeto tus creencias, pero tu respuesta tiene mucha agresividad, muy lejos de la tolerancia, más allá de lo que diga o no diga Falung Gong, que tanto promocionan. Una verdadera persona espiritual es honesta consigo misma y con los demás. Además ama a su enemigo y para nada le desea irse al infierno.

        Reply

    • Luna Robles

      15/01/2014 at

      Obviamente lo que tú quieres es pertenecer a un grupo en que puedas hacer lo que te da la gana ( mentir, robar, difamar) y que nadie te diga que está mal hacerlo. hipócritas hay en todas las denominaciones religiosas, políticas o lo que sea. Que la tecnología es nociva no es ninguna mentira yo lo sé, lo digo pero la uso, que te da miedo irte al infierno eso ya es cuestión tuya debes ser muy mala persona para tener esa ansiedad por irte al infierno, lo único verdadero que dices es que es falso que los vuelve buenas personas: un ejemplo de ello eres tú mismo, ellos se vuelven buenas personas porque deciden, cada uno, cambiar ayudados por la ideología del amor respeto, misericordia. Tú estás muy entretenido en ser mala persona para cambiar.

      Reply

      • Iztli

        13/10/2015 at

        Con todo respeto. ¿Si la tecnología es mala, por que tu y Falun Dafa la usan?. No digo que esta sea totalmente benefica, es una herramienta y ninguna herramienta es buena o mala, todo depende del uso que se le de. Que lastima que consideres a todos los que no profesan tus creencias, con respeto a ellas, digas que ya se van a ir al infierno. Un verdadero misericordioso no se le desea el mal a nadie, menos quiere mandarlo al infierno. En tus comentarios veo mucha contradicción, por no decir mucho egocentrismo sectario.

        Reply

    • iban

      06/03/2014 at

      Como bien indican estas dos personas las cuales no conozco en absoluto,dudo mucho que tu hayas sido practicante o tan siquiera hayas estado o entrado en contacto directo o indirecto con Falun gong,lo dudo tanto que estoy seguro que si pusiera mis dos manos en el fuego no se quemarian,imaginate lo seguro que estoy de lo que digo.

      Reply

    • Roberto

      12/07/2014 at

      por fin alguien dice la verdad,pierdes tiempo hablando con ellos amigo,no conocen la situacion real de qi gong en China.

      Reply

  • Antonio

    23/08/2013 at

    Se entiende si el autor (y algunos que ha analizado a Falun Gong) no es una secta, la siguiente calificación del gobierno chino solo es propagandístico. Después de todo como calificar aun régimen en el cual ha habido mas de 60 millones de muertos desde que están en el poder?. o que no las libertades están muy limitadas?. Con que cara puede decir esto el partido que incluso censuraría una articulo como este por internet.

    Ahora el segundo punto de características de una secta: Fomenta un nosotros-contra-ellos acerca de la vida, no ne es claro. Falun Gong o Falun Dafa no esta contra nadie y respeta la creencia de los demás o la percepción de la vida. Luego el cuarto punto: Utiliza una jerga que los que no son miembros no entienden. Bueno cualquier corriente, el budismo o el cristianismos utilizo termino que no se entedian en su momento. Que es el Padre? la trinidad? o el camino octuple, los tatagatas?. La información esta abierta para todos los quieran profundizar, y todos los documentos de estudio que utilizan los practicantes de Falun Dafa están subidos, para acceso en casi todos los idiomas: http://falundafa.org/

    Reply

  • Omar

    31/08/2013 at

    Hola amigo, como este artículo proviene de una pobre investigación sobre Falun Dafa, además de recomendarte que busques un poco más en sitios con más reputación y seriedad que han estudiado a fondo el asunto como Amnistía Internacional, Human Rights Watch o las mismas declaraciones del Parlamento Europeo que echan por tierra los sinsentidos que por ignorancia has compilado aquí, te acerco un relato en primera persona que puede darte una idea más certera de cómo vive un practicante de Falun Dafa….

    Being a Falun Gong practitioner

    Posted by Leeshai Lemish

    Often in the news but rarely understood, Falun Gong is regularly associated with Chinese human rights issues. Leeshai Lemish, a master of ceremonies with a arts
    company, gives his understanding of what Falun Gong practitioners actually
    believe

    I would have laughed if ten years ago you told me that my search for a meditation
    practice would land me on Beijing’s blacklist.

    At that time I was an athlete with more determination than talent. My fascination with
    the mental side of sports and venture into alternative treatments for a back
    injury lead me to visualisation techniques, yoga, and tai chi. My quest then
    turned to Buddhist practices – a Vipassana retreat here, sessions at a Zen
    centre there.

    Falun Dafa, or Falun Gong, was among the disciplines I experimented with but initially put aside. While I appreciated Falun Gong’s holistic system for mind and body,
    friendly and outgoing practitioners, and always free teachings, I also found
    the emphasis on discarding all attachments too demanding; some attachments I
    still wanted to keep. I’ll get back to this later, I thought, after I’ve had my
    fun.

    A mundane incident brought me back to Falun Dafa. One evening I was arguing heatedly with my father. I suggested we take a break. Sitting on the floor, I tried coaching
    myself into a better state of mind: ‘Ok, what should I do? Well, this Falun
    Dafa book here says we should act with truthfulness, compassion, and tolerance.
    I might be acting truthfully, but I’m not being very tolerant or compassionate.
    I’ll try keeping these principles in mind’. I returned to the kitchen and
    within a minute we were hugging. Soon after, I went online and found the local
    Falun Dafa volunteer.

    Daily Cultivation

    Not long before, I applied for ordination at a remote Buddhist temple. Instead, with
    Falun Dafa I found a way to bring a monk’s sacred commitment to spiritual
    perfection to daily life in the secular world.

    This balancing act is both challenging and rewarding. All the things we are deeply
    attached to – what we desire and what upsets us – are right before us. From
    nude advertisements to obnoxious colleagues – daily tests pop up to see whether
    we can sever the strings of attachments and emotions that tug at our hearts.
    While maintaining a job and raising a family, we seek to abandon selfishness
    and orient our hearts toward a greater good. We try to embrace hardships that
    come along as opportunities for spiritual growth.

    Normally (as before persecution began in China), there are only two obvious differences
    between the lives of Falun Gong practitioners and others.

    First, we perform four exercises, which resemble tai chi, and a meditation. When I manage to get up in the morning to exercise I feel lighter, energized, and more
    clearheaded.

    As in Chinese medicine, we believe the body’s energy can be refined and transformed
    in ways that cannot be seen. Like heat, however, the effect is often palpable.

    Second, we regularly study the teachings of Master Li Hongzhi, Falun Dafa’s founder. We might read a chapter during lunch break or listen to a talk on our iPods on the
    Tube. Sometimes, we’ll meet to exchange understandings of the teachings and how
    we apply them to our daily lives, taking joy in enlightening to new spiritual
    insights.

    Path of Return

    As I understand them, these teachings remind us to ‘look inside’ and find our own
    shortcomings instead of blaming others. They also remind us of life’s
    transience, cause and effect relationships, and our ultimate goal of
    enlightenment.

    Cosmologically, I would say we believe we humans have descended to the world from much purer realms. We can return to these heavens, the true homes of our souls, by
    elevating our moral characters through a process we call ‘self-cultivation’
    (xiu-lian). We do this by striving to follow the principles of truthfulness,
    compassion, and tolerance (zhen-shan-ren). We hold these to be the underlying
    characteristics of the universe from which we have deviated out of selfishness.

    Like Buddhists, we see suffering as basic to the human experience, a result of karma
    from previous wrongdoings in this life or before. We have no ordinances against
    taking medicine, nor are we discouraged from helping those in need. But we
    believe more permanent relief comes through spiritual elevation via
    self-cultivation.

    Admittedly, the media have had some fun with us. Falun Gong teachings have a traditional Chinese flavour, including conservative views of issues like pre-marital sex or
    homosexuality no different from many Buddhist and Taoist practices.
    Unfortunately, lost in such parodies is that we don’t judge others by
    requirements for practitioners or preach our values. Meanwhile, we welcome
    anyone regardless of sexual orientation, gender, race, social status, religious
    background, or disability.

    As for aliens – another issue media have drooled over – yes, like NASA’s ex-astronaut,
    we believe they exist, but could go months without thinking about them until
    some journalist claims it’s what our belief system is about. Rather,
    self-cultivation is really what lies at the core of being a Falun Gong
    practitioner.

    Since most know Falun Gong through its human rights activism (discussed in upcoming
    entries), it’s easy to forget that this activism is something we’ve been
    begrudgingly forced into by persecution. At heart, we would much rather spend
    our Saturday mornings in the park, meditating quietly under a tree.

    http://leeshailemish.com/on-shen-yun/2010/01/20/57/#more-57

    Reply

    • Lluís

      10/01/2014 at

      Hola Omar, tras leer tu comentario creo que llevas razón en el hecho de que faltaba referenciar organizaciones de prestigio e independencia en el artículo para darle más credibilidad y fiabilidad. He realizado unos cambios en el mismo e incluido un mayor número de referencias para validar un poco más la cuestión. Gracias por tus recomendaciones.

      Reply

  • David

    10/09/2013 at

    Por favor, aunque me consta que no es de mala fe, intenten ser mas responsables cuando analicen algunos temas porque podrían confundir a quien sin tener ninguna otra información lean este artículo o los comentarios.

    No puede caber ninguna duda sobre los beneficios tanto espirituales como físicos de la práctica de FALUN DAFA. Deberían darse otra oportunidad aquellos que supongo no comprendieron nada sobre esta disciplina, en la que prevalece la verdad-benevolencia-tolerancia, en la que se anteponen siempre los demás a uno mismo, no se pueden buscar beneficios personales, tampoco dinero o fama,… Estos y otros son requisitos imprescindibles e ineludibles para cualquier practicante. Tras leer este artículo y algún comentario de este foro, hay muchos puntos que rebatir, pero creo que con solo esos pocos requisitos que nombro es suficiente para desmontar los desatinos expuestos, debidos supongo a la falta de investigación ¿A qué clase de práctica desviada se refieren algunos como si fuera FALUN DAFA? Creo que los que hablan así ni entendieron ni practicaron FALUN DAFA, quizás fue otra cosa rara la que aprendieron.

    Imaginen por un momento que fuera beneficioso como lo demuestra que su fundador Li Hongzhi haya sido nominado al PREMIO NOBEL DE LA PAZ en varias ocasiones; que cada vez haya más MILLONES DE PERSONAS en todo el mundo que lo practican; que halla cada vez más voces internacionales que se levantan contra el GENOCIDIO que sufren sus practicantes en China por el gobierno; que crezca el ya de por sí gran apoyo internacional de los gobiernos y de todo tipo de organizaciones públicas y privadas; los CIENTOS DE RECONOCIMIENTOS Y MENCIONES INTERNACIONALES,… ¿no estaría bien informarse un poco más y así no confundir a la gente? ¿Que oscuros intereses puede haber detrás de que a la gente se le mienta para que no mejore espiritual y físicamente?

    Falun Dafa no es una religión ni una secta
    Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) no es una religion. No tiene ninguna adoración, rituales o prácticas de devoción. No hay ni deidad ni cualquier personalidad a seguir, pero aun así, Falun Dafa comparte objetivos y temas con las religiones tradicionales: enfatizando sobre las altas normas morales, ofreciendo una visión sobre los misterios y la verdad del universo, entendiendo el objetivo de la vida humana y dirigiendo el cumplimiento espiritual. Sin embargo, Falun Dafa no tiene ningún templo, ritos, ceremonias, clero o algo que lo definiría como una religión. Quizás a veces este error ocurre porque los practicantes hablan de su creencia en Falun Dafa o de su fe en Falun Dafa. Las palabras creencia y fe a menudo llevan a pensar en la religión pero para los practicantes, “la creencia en Falun Dafa” o “la creencia en Dafa” es la creencia en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

    Falun Dafa no es una secta
    Secta implica que Falun Dafa es una subdivisión o una rama de alguna otra religión. La
    cuestión de religión ya fue discutida arriba. Falun Dafa no es una ramificación de ninguna religión ni de ninguna otra práctica espiritual. Es autónomo. En algunos países europeos, la palabra “secta” significa culto o tiene un significado negativo similar, implicando que los miembros son distanciados de la sociedad y recogen mucho dinero.
    Falun Dafa no es un “culto”. Los cultos dominan todos los aspectos de las vidas de sus
    miembros controlando sus mentes y cuerpos negativamente. Los miembros entregan
    todos sus bienes materiales, para enriquecer al propio culto y son completamente
    dependientes del culto. Los cultos típicamente viven en comunidades, con miembros que se privan de sueño y comida, todo el rato lavándose el cerebro con la doctrina del culto.
    Por el contario, todas las actividades de Falun Dafa son libres y completamente
    voluntarias. Los practicantes llevan las vidas normales, con sus propias familias en sus
    propias casas y cada uno mantiene sus respectivos trabajos. Ellos se integran como
    miembros de la sociedad cotidiana. Al hacer los ejercicios y meditación, se aconseja a los practicantes que lo hagan bajo el mando de su conciencia principal. Esto es diferente de otras meditaciones, usted no entra en trance pero está mentalmente claro, consciente y a cargo de usted mismo.

    Agradezco la oportunidad que se me brinda para explicar mi postura y la de varios millones de personas en todo el planeta. Pido perdón si he herido la sensibilidad de los implicados en este debate.

    Reply

    • Angélica

      29/07/2015 at

      Estoy totalmente de acuerdo con David, no es secta, no es religión, mas promueve los valores más elevados que son los que verdaderamente cambiarán al mundo. Verdad, Benevolencia y Tolerancia se dice fácil pero requiere ver al interior de uno mismo y no todos tienen el valor de hacerlo. Es cierto que la salud mejora enormemente y la conciencia también, tenemos paz.

      Reply

  • ALIDA

    04/12/2013 at

    Buenos dias, No soy atea, creo en Dios a mi manera, no pertenezco a ninguna religion, he leido los comentarios sobre el tema expuesto, soy una persona comun y corriente pero interesada en las cosas espirituales, practico los principios metafisicos, tomo de la metafisica lo que como ser humano me interesa; sin embargo no soy fanatica. He leido mucho al respecto y he llegado a la conclusion que no existe metodo alguno que pueda cambiar al ser humano de porma milagrosa. Ese milagro esta en nosotros mismos, para liberarnos de enfermedades y llevar una vida en paz solo tenemos que estudiar nuestra conciencia y cambiar aquellas creencias que estamos concientes hacen daño y que con el tiempo si se acumulan en el cuerpo generan enfermedades y estados negativos. Pero para que realmente eso sea efectivo, es imprescindible que el individuo tenga la conviccion de que quiere cambiar, debe estar totalmente convencido de ello, caso contrario nadie ni nada en este mundo le hara cambiar. Para mi, en este mundo de egoistas y avaros, toda organizacion tiene un fin, lucrarse. Hoy dia , es mentira , que se agrupan para ayudar a los demas a ser mejores personas, Es muy triste que la bondad, la solidaridad, el amor hacia los demas este tan deteriorado en el mundo que los ” supuestos maestros ” son solo fachadas para engañar a la gente, y generalmente creemos que alguien nos hara el milagro de cambiarnos y por eso caemos. Tenemos que convencernos que somos nosotros mismos los que cambiaremos el mundo pero eso ocurrira si cambiamos nuestra conciencia, si nos despojamos de tanta maldad y tanto negativismo, es necesario limpiar nuestra conciencia para elevar el espiritu, practiquemos el bien, pensemos positivo, seamos optimistas ante las adversidades, enfrentemos los problemas en lugar de llenarnos de miedo, este solo nos bloquea el camino hacia las soluciones…..En esa misma medida, que nos impregnemos de energia positiva el mismisimo universo nos lo agradecera…….Seamos autenticos y positivos siempre…..caminemos siempre hacia adelante mejorando lo que dejamos atras……Dios les bendiga.

    Reply

  • Jeannette Pelet Libert

    27/09/2015 at

    No sé lo bastante sobre Falung Gong para juzgar pero cualquiera son las razones por las cuales son eliminados para robarles los órganos cuando se les arrestan y ponen en la cárcel me parecen lo suficientemente atroz para denunciarlo y luchar contra esto. Si una creencia no está compartida no hay nadie que pueda obligar a alguien a no exponer sus ideas. Espero que si alguien va a China para un trasplante sepa de verdad de donde proviene el órgano que quiere comprar.

    Reply

  • Iztli

    13/10/2015 at

    Los comentarios a favor y contra de esta no se han hecho esperar. Esto alimenta aún más la polémica en torno a este grupo religioso quizás, sin contar con el caso del Budismo Tibetano, el más grande dolor de cabeza para el actual gobierno socialista de China. En mi opinión hay dos contrastes: por un lado la dureza inhumana del gobierno chino por eliminar de manera brutal, solo Falun Dafa es parte de esto, todo lo que huela a oposición; por el otro las contradicciones que cae este grupo religioso, por que su amor y tolerancia no se aplica a sus enemigos (como lo dice la verdadera espiritualidad) y los homosexuales.

    Reply

  • Daniela Gomez

    22/10/2015 at

    Hola soy de México, me gustaria practicar esta disciplina, alguien sabe algún sitio en internet donde pueda encontrar alguna guía/tutorial/libro. Sobre falun dafa?

    Reply

    • diego

      27/11/2015 at

      cómprate un perro y cuídalo, al final morirás como por ejemplo el Papa, por muchas chorradas que hagas.

      Reply

  • Nathaly

    13/11/2015 at

    Mi opinión es que este artículo no es lo suficientemente objetivo, es decir, si una persona con un pensamiento crítico deficiente o ligeramente manipulable lee esto, indudablemente diría o pensaría:” no es una secta, no está mal” Quiero primero resaltar que esta persona que escribió el post no es practicante de más de un año PODRÍA APOSTARLO y que NISIQUIERA ha viajado a los dos países mencionados (China y Taiwán), fácilmente podría confundir a cualquier persona que no conoce bien sobre esto que claramente o es una religión o es una secta, no hay para donde agarrar y religión LO DUDO porque siguen o idolatran a una persona que murió no a un dios o deidad,no conoces a las personas de China, ni has tratado directamente con el gobierno ¿cómo te atreves a dar un supuesto “análisis” tan inconcluyente sobre algo que a ciencia cierta no conoces lo suficiente? que pena, me molestan mucho estas clases de post. Lo único que rescato es que mencionaste POR LO MENOS los dos puntos de vista.

    Reply

    • diego

      27/11/2015 at

      yo sólo sé que hay mucho anormal que se agarra a un clavo ardiendo para nada, lo único que me preocupa es al día a día y dejar buenos recuerdos de mi persona a los que quise y a los que odíe, que se “jodan”. Vaya tela con la puñeteras creencias que nos llevan a ser la mierda de personas que somos. Hacen falta más buenas gentes y dejarnos de tonterias, que para eso no hay que rezar ni saber respirar, vasta hacerlo y punto.

      Reply

      • diego

        27/11/2015 at

        basta con b de burro como yo.

        Reply

  • Pingback: El documental que acusa a China de una gran red de tráfico de órganos – muhimu

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 + 16 =


Sobre nosostros

Con más de 1.700 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la plataforma online colaborativa de divulgación internacional más importante en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!