La verdad sobre Guantánamo

La verdad sobre Guantánamo

Un documental que filtra una verdad realmente incómoda

Todos recordamos cuál fue la primera orden ejecutiva que tomó el Presidente Barack Obama en su primer día como máximo mandatario de los Estados Unidos: exigir el cierre de la prisión en la base naval de Guantánamo. Se dio como plazo un año a partir de la firma de la orden. En su segundo día de trabajo, Obama firmó, además, otras dos órdenes de prohibición del uso de la tortura y de apertura de una revisión de los procesos de detención.

Pero pasados más de dos años la prisión sigue activa, 174 presos están dentro (después de algunas liberaciones realizadas), y la transparencia informativa brilla por su ausencia. Por este motivo cada información nueva que aparece es una oportunidad para analizar las atrocidades que se cometen en la prisión naval en la que se supone que es el ejemplo de democracia a seguir por el resto de países del mundo.

En mayo de 2008, la Corte Suprema de Canadá ordenó al gobierno canadiense que entregara a los abogados del único niño que se encuentra preso en Guantánamo, Omar Khadr, de nacionalidad canadiense. El documento, de miles de páginas hace referencia a otros documentos relacionados con los interrogatorios a los que había sido sometido el niño durante su estancia en la prisión. Así fue como los abogados recibieron más de siete horas de video de esos interrogatorios que terminaron en un extraordinario documental. Antes de proceder a la entrega, la policía borró una parte importante de la banda de sonido argumentando “motivos de seguridad nacional”. No obstante, los pasajes que quedaron audibles revelan hechos de gran interés y de una increíble intensidad dramática.

You don’t like the truth, dirigida por Particio Henríquez y Luc Côté, fue el documental que arrancó el XIV festival DocsBarcelona, que tuvo lugar entre el 2 y el 6 de febrero, en el que se proyectaron un total de 42 documentales. El film narra cuatro días de interrogatorios (del 13 al 16 de febrero de 2003) al menor canadiense detenido en Guantánamo. Las imágenes proceden de un vídeo secreto -y luego desclasificado por la acción de la Corte Suprema canadiense- grabado por la cámara de la celda.

En Estados Unidos no existe prohibición legal que impida juzgar a un menor por lo que este caso le convierte en el primer país, desde la II Guerra Mundial, que juzga los actos cometidos por un menor de edad ante un tribunal militar. No se presenciaba una situación como esta desde los Juicios de Núremberg en 1945 y 1946.

Según el gobierno de Estados Unidos, Omar Khadr mató a un soldado de las Fuerzas Especiales estadounidenses, en un enfrentamiento ocurrido en Julio de 2002 en Afganistán. Omar tenía entonces 15 años. En la actualidad, se encuentra aún encerrado en Guantánamo esperando un proceso militar en el que será acusado de crímenes de guerra. Se trata del primer niño soldado de la historia procesado por tales cargos.

¿Por qué la prisión de Guantánamo sigue abierta?

La orden firmada por Barack Obama tenía como fecha máxima de clausura el mes de enero de 2010. Sin embargo, y a pesar de algunas liberaciones, no hay disposición en muchos países para recibir a los presos liberados, incluso tratándose de presos connacionales.

La recientemente sancionada Ley de gastos de defensa, de 7 de enero de 2011, promulgada por el congreso norteamericano impide al ejecutivo trasladar reclusos liberados de Guantánamo a territorio estadounidense evitando a Washington establecer el precedente.

La ley de gastos de defensa o la “Ley Guantánamo”

Las cláusulas 1032 y 1033 de la Ley de gastos de defensa prohíben el uso de fondos federales para el traslado de reos del centro penal de EE.UU. en Guantánamo para ser juzgados en suelo estadounidense y para el traslado de los prisioneros a terceros países a menos de que se cumplan varias condiciones:

· La entidad extranjera no sea un estado designado como patrocinador del terrorismo.

· La entidad extranjera mantenga un control efectivo sobre sus instalaciones de detención.

· La entidad extranjera no se enfrente a una amenaza que afecte a su capacidad para mantener el control sobre el detenido.

· La entidad extranjera se comprometa a adoptar medidas eficaces para evitar que el detenido  adopte medidas que puedan amenazar a los EE.UU. o sus aliados en el futuro.

· La entidad extranjera se comprometa a adoptar todas las medidas que el Secretario de Defensa determine si es necesario para garantizar que el individuo no pueda participar en ninguna actividad terrorista en el futuro.

· La entidad extranjera se comprometa a compartir información con los EE.UU. que esté relacionado con el detenido o que pueda afectar a la seguridad de los EE.UU. o bien a sus aliados.

“Pese a mi fuerte objeción a esas cláusulas, que mi Administración ha rechazado constantemente, he firmado esta ley por la importancia de autorizar fondos para nuestras actividades militares en 2011, entre otras cosas”, dijo Obama en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

Es evidente que el proceso de certificación para el traslado de cualquier detenido a una entidad extranjera requiereuna cantidad considerable de tiempo y, por tanto, la desincentiva completamente. Es por este motivo que hace una semana una treintena de ONG estadounidenses envió una carta a la Embajada española en Washington y a los consulados de Nueva York, Boston, Chicago, Houston, San Francisco, Los Ángeles y Miami animando a España a investigar las torturas en Guantánamo. La misiva llevaba por título Por favor, hagan lo que EEUU no hará. Enjuicien la tortura, y entre las organizaciones que la han impulsado está la sección estadounidense de Amnistía Internacional, Pax Christi y el Center for Constitutional Rights, que ya ha aportado informes legales a causas que España ha abierto pidiendo personarse en las mismas. España ha llegado a plantearse imputar a los políticos y militares que reformularon en Guantánamo el concepto de tortura para esquivar las convenciones internacionales.

Los firmantes de la carta consideran que los cables de Wikileaks “revelan los extremos a los que han llegado las autoridades de EEUU para cortar cualquier intento de España u otros países de apoyar la justicia”.

Dos años después, Guantánamo sigue abierto y EEUU no ha iniciado ninguna investigación específica. Ello ha defraudado a una gran mayoría de sectores progresistas en EEUU que estaban convencidos de que habría algún tipo de investigación sobre el caso. Es por este motivo que el foco de estos sectores se ha dirigido ahora hacia Europa.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

FICHA DEL DOCUMENTAL

Título original: You don’t like the truth. 4 days inside Guantánamo

Directores: Luc Côté y Particio Henríquez

Año: 2010

País: Canadá

Duración: 99 minutos

Género: Documental

Web oficial: http://www.youdontlikethetruth.com/



¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter

Queremos explicar el mundo de un modo más fácil para una sociedad más consciente.

¿Eres más de listas temáticas? Entra aquí


Queremos hacerlo + fácil

Queremos explicar la realidad internacional de un modo cercano y más fácil de entender.

¿Nos sigues?

×