15/08/2022 MÉXICO

¿Cómo viven dos jóvenes rusas el conflicto entre Rusia y Ucrania?

ucrania-1280x960.jpg
Mediante una entrevista a dos jóvenes de Moscú y San Petersburgo te invitamos a conocer la perspectiva de la población rusa sobre el conflicto ruso-ucraniano.

Artículo escrito en coautoría con Lucia Belen Lujan y Matias Nicolas Valente

¿Qué piensan los rusos de la guerra en Ucrania?

Les consultamos a Kasya y Tania (seudónimos para mantener su anonimato) acerca de cómo la sociedad rusa respondió al aumento de las tensiones en estos últimos 3 meses y como respondió al comienzo de la invasión. Al respecto, Kasya nos comentó que no puede afirmar que los tres meses anteriores a la guerra fueran tensos, si bien mucha gente con cierto nivel de conocimiento político entendía que las relaciones ruso-ucranianas post 2014- invasión de Crimea- habían ido de mal en peor, muy poca gente podría haber predicho en Rusia que iban terminar en una guerra contra sus “hermanos”. La joven rusa mencionó el nombre de Valery Solovey, ex-profesor del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, como ejemplo de las pocas personas que hablaban sobre la inminencia de la invasión antes de que ocurriera, Llamados “hombres locos”, su opinión fue descartada.

Casi todos estaban sorprendidos, fue un periodo lleno de llantos y desacuerdos respecto a la situación generada con los ucranianos debido a que muchos tienen parientes y familiares de allí. Kasya dijo sentirse culpable por aquellos que apoyaban estas acciones, ya que ama mucho a su país y no quiere para nada que se la asocie con tales personas, acciones políticas y políticos violentos, quienes mantuvieron una guerra contra sus ‘hermanos’ ”.

Por su parte Tania, enfatizó que la población estuvo dividida en dos puntos de vista en los últimos meses. Algunos se abstraen de los acontecimientos y otros responden activamente, en contra o a favor. Aquellos que creen que el accionar del Kremlin es correcto justifican sus posturas mediante la información dada por los medios oficiales. Nos explica que las personas afines al gobierno y sus políticas son más que nada pensionados del Estado y personas dependientes de la propaganda del mismo. Por lo contrario, muchas otras personas no apoyan la guerra en Ucrania y se manifiestan en las calles y alzan su voz en contra de sus autoridades a gran costo propio.

File:March of Peace (2014-03-15, Moscow) Girl with the poster "No to War".jpg

¿Cómo ha impactado la guerra en la economía de los rusos?


Mucho se dice respecto a los bloqueos de los países occidentales a la economía rusa. Respecto a ello Tania nos comentó cómo, a pesar de que el Banco Central ruso, tomó medidas para combatir la inflación muchos productos se volvieron más caros, especialmente los extranjeros, los cuales aumentaron entre un 30% y 1000%, sin contar los que desaparecieron a causa de las sanciones. Kasya por su parte nos cuenta cómo “la gente de Rusia casi inmediatamente sintió las consecuencias de las sanciones impuestas al país (…) los precios de los bienes importados, como maquinaria, autos y sus partes, han crecido dramáticamente”.

Los productos alimentarios básicos como pasta, azúcar y cereales también vieron un incremento en sus precios, sumado a la escasez de varios de ellos. Esto provoca que algunos se vean reducidos en cantidad para evitar su completa desaparición de las estanterías del negocio.

Retomemos ahora la respuesta de los ciudadanos rusos a estas sanciones: Varios puntos de vista emergieron respecto a esto según Tania. Por un lado el de aquellos que apoyaban las acciones del gobierno y por otro el de aquellos que entienden el significado de las restricciones. Los primeros tienden a creer que las sanciones “impuestas por los enemigos de Rusia” no evitarán que el país pueda salvar su economía, ya que tienen fe en las políticas de sustitución de importaciones. Quienes tienen una postura opuesta creen que, de este modo, esos países están intentando limitar las acciones del “país agresor”.

Kasya encaró la cuestión por otro lado haciendo una distinción entre el impacto que estas sanciones pueden tener para los habitantes de grandes ciudades (Moscú, San Petersburgo) y para los residentes de pequeñas ciudades. Los primeros estaban “definitivamente preocupados y enojados”, esperando el retorno de los negocios extranjeros H&M, Zara, Ikea, etc. que cerraron en toda Rusia. Aquellos residentes de pequeños poblados, sin embargo, “no han tenido la oportunidad de comprar cosas en esos negocios incluso antes de las sanciones”, por lo que no se han sentido tan afectados. Concluye diciendo que es una situación realmente triste porque “afecta a los civiles que no están relacionados con estas acciones y realmente no tienen influencia en los políticos, quienes no se preocupan realmente por cómo vive la gente”.


“También es una guerra de información, así que todos pueden manipularla en su favor”

En la entrevista incluimos preguntas respecto a los medios de comunicación tanto locales como internacionales. Sobre los medios locales, Kasya afirmó que están bajo el control del Estado. “De todos modos hay algunos sitios como Meduza, Mediazona, etc. que siguen siendo independientes y postean información confiable. Creo que es también importante decir que todas esas fuentes están prohibidas y llamadas “agentes extranjeros” por la autoridad”, continuó. Al respecto Tania agregó que esta situación de control se incrementó durante la invasión a Ucrania.

En el relato oficial ruso difundido por los medios, la guerra ruso-ucraniana es llamada “operación especial dedicada a la exención de Ucrania de los terroristas” dice Kasya. “De hecho, nombrar esta “operación” como una “guerra” está prohibido y es castigado con dureza”, mencionó ella. Cabe destacar, que durante la entrevista tuvimos que modificar palabras como “guerra” o “Putin” que las pudieran hacer parecer involucradas en actos de conspiración. Tania dijo que, según las autoridades rusas, los residentes de las repúblicas independientes corrían peligro y Rusia fue en su defensa.

“la gente está asustada, no quieren ser despedidas, golpeadas, expulsadas de sus universidades y escuelas, encarceladas o asesinadas. Estas son las consecuencias que inevitablemente te enfrentas si participas en marchas o con la oposición”

Respecto a los medios occidentales, Kasya manifestó que “es una guerra de información, así que todos pueden manipularla en su favor”. Tania difirió al respecto: “Por mi parte, puedo decir que los medios occidentales no manipulan de ninguna manera la conciencia de los ciudadanos rusos y no imponen una ideología antirrusa”.

Al preguntarles respecto a las represiones de las manifestaciones por la paz, Kasya nos contestó de manera breve: “Es el desastre y el fin de los restos de democracia en mi país”. Tania por su parte, nos comentó que cualquier tipo de acción contra el Estado es calificado como traición a la patria. Kasya agregó que todas las consignas pacifistas como “no a la guerra/paz en el mundo/alto a la violencia” están penadas y prohibidas”. El Estado prohíbe cualquier tipo de simbología disidente a Putin, banderas alternativas a las rusas como la bandera nacional sin la franja roja o insignias como la “cinta verde” están terminantemente fuera del marco de legalidad.

“Los rusos no deben ser víctimas de las consecuencias de las acciones de las autoridades”

Durante los primeros días del conflicto y de las medidas económicas y políticas contra Rusia Putin dijo que se estaba intentado cancelar a Rusia culturalmente. Diversos músicos, deportistas y exponentes culturales de procedencia rusa se han visto afectados por medidas impuestas luego de la guerra. Kaysa nos comentó que esto era completamente injusto para los mismos ya que no eran responsables ni merecedores de esta retribución. Tania nos recuerda que las acciones del gobierno no son un reflejo de su pueblo. Por lo tanto, es incorrecto causarles complicaciones a artistas o deportistas que no pueden ni elegir a su presidente. Creo que las personas rusas no deberían tener dificultades al menos en deportes y cultura, debido a que ya están constantemente sujetos a la censura interna y control absoluto”.


Sobre esta misma temática les consultamos a las entrevistadas respecto su opinión sobre el discurso de Biden diciendo que el pueblo ruso no era el enemigo. Tania se encontró de acuerdo con Bidenlos rusos no deben ser víctimas de las consecuencias de las acciones de las autoridades”. Kasya aclaró que tenía opiniones controversiales respecto al presidente de los EE. UU. pero que sus palabras eran de cierta manera esperanzadoras. No obstante, recordó las decenas de empresas norteamericanas que abandonaron Rusia, lo cual afecta directamente a la población civil al impedirle conseguir los bienes de uso diario y necesidades básicas.

Conclusión

A lo largo de este relato quisimos mostrar la otra cara del conflicto ruso-ucraniano. Además de las víctimas ucranianas tan fuertemente afectadas, hay otras víctimas en la guerra iniciada por Putin y son aquellas que vieron forzosamente interrumpida sus vidas y colocadas como enemigas de personas que días antes llamaban sus “hermanos”. Quisimos mostrar un relato no sesgado por las intenciones de los grandes medios de comunicación, mostrar que no hay un punto de vista homogéneo respecto al conflicto, incluso a la interna del mismo pueblo ruso, ser difusores de las miradas de dos estudiantes universitarias jóvenes que fueron valientes al sobreponerse al miedo que tenían a las represalias. Tal es así que el número de entrevistados para el artículo se vio reducido progresivamente por este temor. La complejidad afecta tanto a la población ucraniana como a la rusa, los medios bombardean información llena de mensajes con trasfondos intencionales de influencia sobre la sociedad internacional. El ciudadano ruso ve afectada su vida diaria de formas inimaginables, mucha gente está asustada.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Antonella Barra


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 + twelve =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.