21/09/2020 BARCELONA

Azerbaiyán en el punto de mira tras acoger Eurovisión-2012

El mes pasado la capital de Azerbaiyán, Bakú, acogió la 57ª edición de Eurovisión. Tristemente, el país es conocido no solamente por haber sido la sede del Concurso, sino por las violaciones sistemáticas de los derechos humanos. ¿Qué sabemos sobre ello?

Azerbaiyán, a menudo traducido del persa como ” la tierra del fuego “, probablemente en referencia a los famosos templos zoroastristas, erigidos en las zonas saturadas de gas natural inflamable, es el estado más grande en la región del Cáucaso de Eurasia; tiene una superficie de 86 600 kilómetros cuadrados. El país, es principalmente conocido por sus yacimientos de petróleo, recursos de gas natural y, este año, por haber acogido en su capital, Bakú, el LVII Festival de la Canción de Eurovisión .

Pero, ¿qué sabemos realmente acerca de la República de Azerbaiyán?

En el cruce de las culturas

Azerbaiyán, a veces también transliterado como Azerbaidhán, oficialmente República de Azerbaiyán, es un país de aproximadamente 9 millones de habitantes, la mayoría de los cuales son azerbaiyanos (étnicamente azerí), de lengua perteneciente a la rama túrquica y de religión musulmana, principalmente chiíta. Este estado rico en petróleo, se encuentra en el suroeste de Asia, en la vertiente sur de las montañas del Cáucaso, y limita con Rusia, el Mar Caspio, Irán, Armenia y Georgia. El enclave de Najicheván ( Najicheván) Se encuentra al suroeste de Azerbaiyán adecuada, limitada por Armenia, Irán y Turquía.

Los orígenes de Azerbaiyán se remontan al el siglo IV a. C.. En el siglo XIX, cuando el país todavía formaba parte del imperio ruso, vivió un boom petrolero sin precedentes, atrayendo las inversiones internacionales. Hacia los principios del sigo0 /2} XX, casi el 50% del petróleo del mundo era suministrado por Azerbaiyán (alrededor de 11,4 millones de toneladas), que se convirtió en la cuna de la industria de refinación de petróleo. En la actualidad, el petróleo del Caspio se suministra a través del oleoducto Bakú-Tbilisi-Ceyhan (BTC), una tubería que va desde Bakú, la capital del país hasta el puerto turco de Ceyhan, pasando por Georgia. Azerbaiyán también cuenta con grandes reservas de gas.

El país disfrutó de breve independencia de 1918 a 1920, tras el colapso del imperio ruso, y posteriormente se incorporó a la Unión Soviética durante 70 años, finalmente obteniendo la independencia de la URSS en 1991. Sin embargo, las disputas territoriales siguen siendo moneda corriente en el país. La más conocida de todas es el conflicto en torno a la secesión del enclave de Alto Karabaj.

El conflicto de Alto Karabaj

La región (oblast) autónoma de Alto Karabaj, Nagorno Karabaj, es una región adquirida por Rusia en 1813, que fue incorporada en la república soviética de Azerbaiyán el 7 de julio de 1923, estableciéndose como una provincia autónoma de mayoría armenia. Separada de la república soviética de Armenia por las montañas de Karabaj, el Alto Karabaj se convirtió de esta manera en un enclave minoritario dentro de Azerbaiyán.

Brotes de nacionalismo surgieron tanto en Armenia como en el Alto Karabaj, dando lugar a conflictos étnicos entre armenios y azerbaiyanos. Las tensiones alcanzaron su punto álgido en 1988, cuando el soviet (asamblea) de Nagorno-Karabaj decidió separarse de Azerbaiyán, solicitando su incorporación en la república soviética de Armenia. De nuevo, esto solo logró acentuar las tensiones entre los dos países, y  desembocó en a la limpieza étnica de los pueblos azerbaiyanos en Armenia. La violencia persistió, y un número creciente de personas huyeron de los dos países.

Más adelante, siguiendo el ejemplo de las declaraciones de independencia de varias repúblicas de la Unión Soviética, el soviet de Alto Karabakh proclamó su independencia 2 de septiembre de 1991, lo cual dio lugar a dosis aún superiores de violencia, mientras Azerbaiyán paulatinamente iba perdiendo el control militar y político sobre la región. La guerra total estalló en febrero de 1992, terminando con el alto el fuego declarado el 16 de mayo 1994.

El alto el fuego, supervisado por Rusia, Estados Unidos y Francia, se ha mantenido en gran parte, a pesar de episodios de inestabilidad esporádicos. La autoproclamada República de Alto Karabaj ha celebrado varias elecciones independientes, sin embargo Azerbaiyán ha denunciado el carácter ilegal de estas acciones en el marco del derecho internacional. A principios del siglo XXI, la independencia de la nación-enclave de esta república autoproclamada aún no estaba reconocida a nivel internacional. En 2008, la resolución de la Asamblea General de la ONU 62/243, reafirmó su “respeto y apoyo a la soberanía y la integridad territorial de la República de Azerbaiyán dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente”.

A día de hoy, la cuestión de Alto Karabaj sigue sin resolverse, y los armenios siguen ocupando alrededor de una séptima parte del territorio de Azerbaiyán, donde quedan tan sólo unos pocos azerbaiyanos. Aún hay unos 800.000 refugiados y desplazados internos repartidos por todo el país. Es posible que la crisis vuelva a estallar, ya que muchos temen que Azerbaiyán pueda usar sus ingresos procedentes del petróleo para componer un ejército potente y tomar la región por la fuerza.

Azerbaiyán hoy en día

En marzo de 1992, Azerbaiyán se convirtió en estado miembro de las Naciones Unidas, y en 2001, del Consejo de Europa. El mismo año, el país oficialmente sustituyó el alfabeto cirílico con el alfabeto latino, un ejemplo de cómo Azerbaiyán gradualmente busca un acercamiento al Occidente.

E petróleo sigue desempeñando un papel clave en la economía del país. En 1994, Azerbaiyán firmó un contrato de extracción de petróleo por un valor de 7400 millones de dólares con un consorcio occidental. El país vivió un vertiginoso crecimiento económico entre 2006 y 2008, debido en gran parte a las exportaciones de petróleo, que también se notó en algunos sectores no petroleros, como la construcción, la banca y el sector inmobiliario. Sin embargo, la economía en su conjunto no se ha beneficiado tanto como podría haberlo hecho. La actual crisis económica mundial presenta algunos desafíos para la economía de Azerbaiyán, y todavía hay un fuerte contraste entre la cosmopolita capital del país, Bakú,  que rápidamente se ha transformado en una ciudad moderna altamente desarrollada , y el resto del país.

La gran reentré del país sucedió en 2011, cuando los azerbaiyanos Eldar y Nigar se hicieron con la victoria en el LVI Festival de Eurovisión, celebrado en Düsseldorf Alemania. .

Eurovisión ha logrado poner el foco en los derechos humanos del país 

Eurovisión es el evento no deportivo más popular en el mundo, que este año ha congregado alrededor de 125 millones de espectadores procedentes de 42 países. El concurso, por lo tanto, era una oportunidad para que los gobernantes del país mostraran el progreso acelerado llebado a cabo por su país. Sin embargo, activistas de derechos humanos afirman que el gobierno, encabezado por el presidente autoritario Ilham Aliyev, está utilizando el acontecimiento para desviar las críticas al país con un historial de derechos humanos seriamente deteriorado.

Varios organismos independientes, como Human Rights Watch y Amnistía Internacional , han denunciado violaciones de los derechos democráticos e individuales perpetuadas por el gobierno, que ha restringido substancialmente el derecho de reunión. Las autoridades prohíben cualquier tipo de manifestación, por temor al ‘contagio’ de las revoluciones en Asia Central al territorio de Azerbaiyán, y la policía es conocida por hacer un amplio uso de fuerza en las detenciones de los manifestantes y por tener enjuiciados a numerosos azerbaiyanos por delitos menores. En enero de 2011, varios grupos de oposición de Azerbaiyán que fueron excluidos del nuevo parlamento elegido en noviembre de 2010 formaron una alianza opositora llamada ‘Cámara Pública’. Esa organización congregó varias manifestaciones en Bakú en marzo, abril y mayo para exigir reformas democráticas y la adopción de medidas para erradicar la corrupción.

Los derechos electorales, el acceso al agua, la violencia autorizada por el estado, la libertad de religión, los presos políticos y la libertad de los medios de comunicación, son sólo tan solo algunos de los ejemplos de violación de derechos humanos por el gobierno de la República.. Además, cerca de 4000 casas han sido derribadas en Bakú solo en los últimos tres años, y los medios de comunicación internacionales han mostrado una preocupación general por el número creciente de incidentes de hostigamiento, atentados y la violencia contra la sociedad civil y los activistas de las redes sociales y los periodistas del país.

Libertad de los medios de comunicación

 

Según los informes del Instituto para la Libertad y Seguridad de los Reporteros , los niveles de la violencia contra los periodistas no han disminuido, y los medios de comunicación son acosados con impunidad. Ahora que el terreno lo van ganando los medios de comunicación 2.0, el gobierno dirigió su atención a los bloggers más conocidos. Las autoridades continúan encarcelando a periodistas y bloggers que expresan opiniones disidentes, y la difamación es un delito penal, que el gobierno utiliza con frecuencia para obtener beneficios políticos. A día de hoy, Azerbaiyán es calificado como “no libre” por la fundación y el think tank estadounidense Freedom House en su encuesta anual de Libertad de Prensa, con una puntuación de 79 sobre 100.

Así, el 12 de Mayo de 2011, el Parlamento Europeo aprobó una resolución de condena a Azerbaiyán por “violaciones de los derechos humanos” y “opresión de las fuerzas de la oposición”, aunque posteriormente la condena fuera retirada. Mientras tanto, Azerbaiyán sigue s sin autorizar el acceso al observador de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, para relatar la situación de los presos políticos en Azerbaiyán.

Las constantes violaciones de derechos humanos hicieron crecer las demandas para boicotear el concurso de
Eurovisión en Azerbaiyán Sin embargo, un la portavoz de la Unión Europea de Radiodifusión ha insistido en la naturaleza no política del concurso. Azerbaiyán había desembolsado unos 566,6 millones de manates  (unos 721 millones de dólares)  en la construcción de las instalaciones para el evento, así que no había vuelta atrás. El espectáculo tenía que seguir.

¿Ahora que se ha celebrado el concurso, caerá en el olvido la situación de los derechos humanos en el país?


Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Olinta Lopez

Vive en Cairo (Egipto) desde 2014, donde ha hecho crecer a la familia. Con un perfil algo dispar, pero a su vez enriquecido por la variedad, es ingeniera técnica multimedia de base complementado con un MA en Relaciones internacionales. Actualmente trabaja como relaciones externas (comunicación y fundraising) en una pequeña ONG en el corazón de Cairo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 − 14 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!