valtrex without prescription, zoloft without prescription, buy zoloft, retin 0.1% gel, retin a no prescription uk, generic retin a without prescription, buy retin a gel
Discurso de Papandreou en el debate sobre la moción de voto de confianza en el nuevo Gobierno el pasasdo 19 de junio. [Photo: Πρωθυπουργός της Ελλάδας Flickr account]

Una difícil bienvenida

El 4 de octubre de 2009, día en el que el socialista y nuevo Primer Ministro griego, Giorgos Papandreou, subió al poder Grecia pasaba por un mal momento. Su economía estaba a punto de cerrar una caída del 2% en el año, la deuda nacional había aumentado hasta los  262 mil millones de euros (respecto a los 168 mil millones en 2004) y se esperaba que el déficit terminara en un 3,4% del PIB. Pero tan sólo una semana más tarde llega la gran sorpresa y el líder del ejecutivo declara que el déficit real acumulado para el año 2009 será del 12,7% (en realidad será del 12,9%, tras una nueva revisión en abril de 2010).

Tres parámetros clave

La solvencia de un país depende de los tres parámetros mencionados: el coste de financiación (los intereses de los préstamos), el crecimiento económico y la deuda acumulada. En los tres casos, la situación griega es la peor de la Unión Europea. Los intereses de la deuda griega superan el 17% (1.500 puntos de diferencia con el bono alemán). En 2010, Grecia se contrajo un 4,5% y este año menguará un 3%, aunque de enero a marzo ha avanzado un 0,8% intertrimestral. La deuda pública terminó el año pasado en el 142,8% del PIB y las previsiones es que termine en el 156% en 2011.

La grave situación económica de Grecia provocó la necesidad de adoptar medidas de ahorro, en su mayoría muy duras y, por tanto, muy impopulares. El conjunto de medidas se encuentran intregradas en dos planes de austeridad, el primero aprobado en mayo de 2010 y el segundo, un año después, en mayo de 2011. Estas medidas se sumaron a las ya iniciadas por el Gobierno heleno anunciadas el 5 de enero de 2010 para acelerar la recuperación económica y la reducción del déficit público a menos del 3% del PIB en tres años, de acuerdo al Pacto de Estabilidad de la UE.

A continuación detallamos los principales contenidos de cada uno de estos planes.

Las primeras medidas de austeridad (diciembre 2009)

Tras dos meses en el Gobierno Papandreou anuncia el 14 de diciembre de 2009 las primeras medidas de austeridad para reducir el déficit público de Grecia. Los ahorros provendrían de la reducción de gastos operativos y de consumo gubernamentales, la reducción de la contratación de funcionarios (sólo se contrataría uno de cada cinco que se retirasen), la reducción a un tercio de las oficinas nacionales de turismo en el exterior, el recorte en los gastos militares y la reducción de los suministros en los hospitales y otras empresas públicas.

Tres meses más tarde, el 3 de marzo de 2010, el Gobierno anuncia nuevas medidas de austeridad adicionales, entre las cuales destaca la subida del Impuesto al Valor Añadido, cuyas bandas pasarían del 4 al 5%, del 9 al 10% y del 19 al 21%. Por otra parte, el Gobierno introdujo una contribución extraordinaria de personas que ganaran más de 100,000 euros en el 2009, concretamente el 1% de esa cantidad. Además, aplicaría un impuesto a productos de lujo como vehículos con un valor de mercado superior a los 35,000 euros, yates y joyas. Además, redujo un 5%, o 500 millones de euros, la partida nacional del programa de inversión pública y conseguiría otros 200 millones con una tasa fiscal extraordinaria impuesta a dueños de grandes propiedades inmobiliarias.

El primer plan de austeridad griego (mayo 2010)

Cronología de la aprobación

El 15 de enero de 2010 el Ejecutivo de Papandreu presenta en Bruselas un programa de austeridad dirigido para reducir el déficit público del 12,7% del PIB hasta el 2% en 2013. El 3 de febrero la Comisión Europea aprueba el plan de austeridad griego, pero le recomienda recortar los salarios y le anuncia que ejercerá una vigilancia sin precedentes para su cumplimiento. La UE emplaza a Grecia a presentar en el plazo de un mes un plan con medidas concretas para reducir en cuatro puntos el déficit público en 2010, desde el 12,75% del PIB hasta el 8,7%.

El 2 de mayo de 2010 la UE y el FMI apoyan a Grecia con 110.000 millones de euros en tres años. El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, defiende en un consejo de ministros extraordinario el plan de austeridad acordado con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar la bancarrota del país. Tan solo 10 días más tarde el ejecutivo griego inicia la implementación de las medidas previstas en el plan, que fue aprobado por el parlamento griego el 6 de mayo. Su validación por parte del FMI y de la UE tuvo lugar al cabo de un mes, el 9 de junio, evitando con ello la bancarrota griega.

¿Por qué tuvo lugar el plan?

El primer plan de austeridad griego tuvo lugar a raíz de la concesión del mayor paquete de rescate finaciero de la historia: 110 mil millones de euros. Este primer paquete tenía como condiciones: 1) se repartiría en un período de tres años, 2) se reduciría drásticamente el gasto público y 3) aumentaría los ingresos fiscales. Como consecuencia de este anuncio las agencias de calificación rebajaron la calificación de los bonos griegos al nivel de “basura”, lo que significa que consideraban a Grecia como un lugar con un alto riesgo para la inversión o cuyo fin solo podía tener fines especulativos.

¿Qué medidas incluía el plan?

Recorte de salarios: en el sector público congelación de los salarios de los funcionarios durante al menos tres años, y eliminación de su 13ª y 14ª paga para aquellos que ganasen más de 3.000 euros al mes. Los que se encontrasen por debajo de los 2.500 euros mensuales tendrían una bonificación de 250 euros en Semana Santa y en vacaciones, y de 500 euros en Navidad. Los bonus de los funcionarios se vería reducidos un 8%, mientras que a los funcionarios del sector que no reciberan bonificaciones se les reduciría el sueldo en un 3%.

En el Gobierno congelación de las nóminas de los miembros del Gobierno griego durante tres años. En el sector privado: al igual que en el sector público eliminación de las pagas extras en los sueldos superiores a 3.000 euros mensuales mientras que los inferiores a 2.500 tendrían 250 euros en Semana Santa y verano y 500 en Navidad. Disminución del pago de horas extras.

Recorte de las pensiones: los jubilados griegos perdieron también su 13º y 14º paga si sus pensiones superaban los 2.500 euros mensuales. Se establece una edad mínima de jubilación de 60 años, y un nuevo cálculo para las pensiones relacionado con toda la vida laboral y no con los últimos años, como hasta entonces. Además se aumentaría de forma gradual hasta 2015 los años de cotización necesarios, que pasarían de los 37 a los 40 años para obtener una pensión completa.  Desde 2011 equiparación de la edad de jubilación para hombres y mujeres, con un ajuste de tres años.

Subida de impuestos: aumento del IVA en dos puntos adicionales hasta el 23% (adicional a la subida de dos puntos del mes de marzo). Subida de 10 puntos porcentuales los impuestos sobre tabaco, alcohol y combustibles. Se impone un impuesto especial a las empresas con grandes beneficios, y se establecen nuevas medidas impositivas a compañías relacionadas con el mundo del azar, a los productos de lujo y a la propiedad inmobiliaria.

Liberalización del mercado laboral: liberalización de profesiones cerradas por distintas reglamentaciones gremiales, como la de los taxistas. Se facilita el despedido, con una indemnización menor a la entonces existente.

Privatizaciones: el Estado vende o reduce su presencia en empresas semipúblicas o públicas y se liberalizan los sectores de la energía y el transporte.

Reforma administrativa: reducción del número de municipios y entidades administrativas locales de 1.300 a 340 para ahorrar costes operativos.

Recorte del gasto público: para ahorrar todo lo posible, el Gobierno decidió hacer también recortes en algunas partidas. La más afectada fue la partida del Fondo Solidario que quedó suspendida.

¿Cuál era el objetivo del plan?

Con el plan se esperaba un ahorro de 30 mil millones de euros en los próximos tres años, con la meta de reducir el déficit público para que en 2014, no superase el 3% del PIB.

¿Qué efectos podía traer para la economía?

Inicialmente el ministro de economía griego, Yorgos Papacontantínu, alertó de que la economía griega caería en 2010, en concreto en un 4%, y que volvería a la senda de crecimiento en 2012 con un modesto aumento del 1,1% del PIB.

¿Quién posee la deuda griega?

Tal y como indica el periódico El Mundo la deuda griega alcanzó los 326 mil millones de euros a cierre de 2010 (actualmente ya está en 350 mil millones de euros). El 12% está en manos del FMI y la UE, el 14% lo poseen los bancos griegos, un 15% está en los balances de bancos extranjeros, otro 15% lo tienen empresas helenas no financieras, mientras que el 44% restante está en manos de extranjeros, incluido el 12% que posee el BCE. En cuanto la exposición bancaria a la deuda griega, las entidades francesas acumulan 59.400 millones de euros en estos títulos, los bancos alemanes, 40.300 millones, los británicos, 12.100 millones y las entidades portuguesas, 10.700.

El segundo plan de austeridad griego (mayo 2011)

Cronología de la aprobación

El Gobierno griego dio la luz verde el pasado 9 de junio su nuevo plan de austeridad para 2012-2015, reclamado por los acreedores del país a cambio del mantenimiento de su ayuda financiera. El nuevo plan, que fue rechazado por el líder de la oposición, Antonis Samaras, el pasado 24 de mayo en una reunión con el Primer Ministro Papandreou, aún no ha sido aprobado por parte del Parlamento griego aunque sí fue ratificado ayer por parte de los Ministros de Economía de la UE.

¿Por qué tiene lugar el nuevo plan?

Las dudas sobre la solvencia de Grecia siguen vigentes y ello ha provocado que la UE haya decidido optar por lanzar un segundo rescate financiero para despejar cualquier duda acerca de una posible situación de bancarrota de la economía helvética. El nuevo rescate se sitúa entre los 60 y los 120 mil millones de euros, según anuncian diferentes medios de comunicación. De la mano de este segundo rescate surge el nuevo plan de austeridad, que persigue asegurar a los acreedores que Grecia sea capaz de hacer frente a los pagos derivados de los casi 170-210 mil millones de euros que habrá recibido en concepto de rescate financiero.

¿Qué medidas incluye el nuevo plan?

El plan presupuestario incluirá una aceleración del programa ya previsto en el primer plan de austeridad de privatización de empresas públicas (con el que se prevé ingresar 50 mil millones de euros) y un ahorro total de 6,400 millones de euros adicionales. Para ello se realizarán alzas en algunos impuestos, con el objetivo de disminuir la gigantesca deuda griega.

¿Cuál es el objetivo del plan?

Con el plan se esperaba un ahorro de 6.400 millones de euros adicionales su presupuesto de 2011, con la meta de reducir el déficit público. La cifra equivale al 2,8% del PIB.

Situación actual

Ayer Luxemburgo acogió una reunión de los ministros de Economía de la Unión Europea para desbloquear el pago del quinto tramo del actual rescate de 110.000 millones, que oscila entre 12.000 y 18.000 millones de euros, y sin el cual Grecia suspendería pagos este verano. El resultado de la reunión fue negativo para Grecia pues el Eurogrupo decidió aplazar el pago hasta que las nuevas medidas de austeridad sean aprobadas por el Parlamento griego, en concreto las medidas fiscales y el Programa de privatizaciones.

“Para realizar el pago del siguiente tramo, tenemos que estar seguros de que el Parlamento griego apruebe el voto de confianza y el apoyo del programa, por lo que la decisión se tomará al inicio del mes de julio”, dijo el ministro de Finanzas belga Didier Reynders, información que recoge la BBC.

El ministro belga hablaba de la principal novedad que ha tenido lugar estos días en Grecia, que fue la presentación, el pasado sábado 17 de junio, del nuevo gobierno de Papandreou, en el que la principal noticia es la sustitución del actual ministro de Finanzas, Giorgos Papakonstantinu por Evangelos Venizelos, número dos del partido de gobierno, el socialista Pazok, y hasta ahora ministro de Defensa. La decisión busca frenar la creciente oposición popular al gobierno debido a las medidas de austeridad aprobadas para evitar el cese de pagos por parte del país.

A la remodelación del Gobierno griego se suma la solicitud ayer de Papandreou al parlamento griego del voto de confianza para su nuevo gobierno y para el próximo programa de recortes, restructuraciones y privatizaciones imprescindible para evitar la próxima bancarrota del país. Será el próximo martes (21 de junio) cuando se efectuará la votación, que será nominal y pública. El voto de confianza está asegurado por los 155 escaños socialistas (de los 300), pero Papandreu continúa buscando el consenso de los demás partidos políticos. Papandreou anunció también que se celebrará un referéndum este otoño sobre las reformas económicas más importantes.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

NUEVO: Conoce las nuevas medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno griego este mes de septiembre

¿Quieres recibir más explicaciones como esta? Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente

Leave a Reply

2 comments

  1. Pingback: United Explanations – ¿Podrá hacer frente Grecia al pago de su deuda?