21/10/2021 BARCELONA

Alejandra Macedo, autor en United Explanations

nb-1280x853.jpg

27min11690

La Covid-19, ligada a la crisis económica, ha destinado el inicio de una materia incierta para los ciudadanos y sus gobiernos. No obstante, no todos tiran de la misma cuerda. La popularidad de Nayib Bukele y la forma de comunicación que utiliza puede darle un giro al declive que recibe las autoridades iberoamericanas. A partir de un breve recuento de Sánchez, una gestión comunicativa concreta y confiada, podrá explicar cómo es que Bukele, a pesar de los fallos en la gestión estatal, ha logrado guardar la esperanza salvadoreña.

Luego de dos años como presidente, Nayib Bukele aumenta su popularidad entre los ciudadanos, pese a que en los últimos días algunas variantes de la Covid-19, como la variante Delta, han generado un aumento de casos significativos, además de que la suma total de vacunados ronda solo el 27% de su población. Por otro lado, en el 2020 la economía salvadoreña cayó 7.9% y a inicios de este año la pobreza ha subido 7.4%. Este escenario es común comparado con la realidad iberoamericana, sin embargo, hay un cuadrante distintivo, la confianza en el gobierno de Nayib Bukele ha crecido en los últimos meses.

Presidente Nayib Bukele conmemorando el bicentenario de El Salvador. [Fuente: Twitter. @PresidenciaSV]

Contexto político

Salvador Sánchez, expresidente salvadoreño, dejó el cargo con uno de los niveles más bajos de popularidad con -35% , según una encuesta hecha por la Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo, CID Gallup. Además de ello, en julio del presente año se emitió una orden de arresto en su contra por el “Caso Desfalco” . Según Rodolfo Delgado, fiscal general, Salvador Sánchez participó en una operación de desfalco en la que el Estado derivó poco más de 351 millones de dólares al Frente Farabundo Maratí para la Liberación Nacional (FMLN) cuando era vicepresidente de Mauricio Funes, ex-mandatario en el periodo 2009-2014. El dinero se entregaba entre esos años a los exfuncionarios de manera mensual como un aumento en sus salarios, todo ello ocurrió en la casa presidencial.

Comunicado de prensa de la Fiscalía General de la República sobre el Caso Desfalco. [Fuente: vía Twitter @FGR_SV]
Curiosamente fue considerado como un presidente alejado de sus ciudadanos sin interés en la seguridad pública, según Miguel Montenegro, director de la Comisión de Derechos Humanos de El Salvador. Sumado a ello, Córdova & Rodríguez, afirman que el apoyo a la democracia y las instituciones cayó más de 10 puntos entre los años 2004 y 2016. Asimismo, la desconfianza en la protección de los derechos humanos y la percepción de la inseguridad han aumentado en la última década. 

Ahora bien, el presidente Nayib Bukele no ha hecho grandes méritos para combatir dichas percepciones, ha destituido a los principales magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, junto al fiscal general, actuando en contra de los procesos para acabar con la corrupción salvadoreña. Sumado a ello, Bukele, el presidente millennial, adoptó medidas rápidas para combatir la situación epidemiológica mundial, de forma desordenada e improvisada (situación muy común), las cuales incluyeron desaciertos como emitir decretos vía Twitter con respecto a medidas sanitarias: ”El Decreto Ejecutivo 22, regulará la cuarentena especial que empieza mañana a las 00: 00hrs. Todos tendrán algo que reclamar. Pero tenemos que hacerlo, por nuestro país.Estas disposiciones causarán muchas molestias, problemas, romperán nuestra cotidianidad. # 15DíasPorSv ” , afirmó Nayib Bukele. Incluso, antes de la pandemia, ordenó la destitución de varios funcionarios. Además, implementó medidas muy violentas para combatir la inseguridad ciudadana, como autorizar el uso de la fuerza letal tanto para defensa propia, como el de la ciudadanía, y restricciones denigrantes en las cárceles como aislamiento masivo. ¿Violencia más violencia? No genera buenos resultados.

Primera parte del documento del Decreto Ejecutivo 22. [Fuente: Twitter. @PresidenciaSV]
En ese marco, ¿cómo es que Bukele ha logrado tener más del 70% de popularidad entre los salvadoreños? Lo podemos sintetizar de la siguiente manera: Para un gobierno en crisis, una “comunicación de crisis”. González Herrero, profesor de Comunicación de la Universidad de Saint Louis, afirma que la “comunicación de crisis” es la capacidad de una entidad para mejorar los efectos del riesgo o incertidumbre, con el propósito de mejorar su imagen y reputación frente a una crisis. Si bien es cierto, la “comunicación de crisis” se ha utilizado principalmente en el ámbito empresarial, los gobiernos también han adoptado dicha forma de comunicación; en este caso, Bukele ha sabido aplicarlo correctamente.

Estrategia comunicacional

Consideremos el antecedente del gobierno salvadoreño mencionado anteriormente, la desconfianza que generó Salvador Sánchez; la seguridad ciudadana había sido un tema ignorado. Para ello, Pustjens (2020), afirma que una de las reglas de la “comunicación de crisis” es responder rápidamente ante ella para fomentar la confianza y el liderazgo, algo que Bukele logró capitalizar, puesto que en su primer año de mandato la tasa de homicidios por habitante se redujo en un 40%.

[Fuente: Twitter. @PresidenciaSV]
Por otro lado, cuando en El Salvador se inició a indagar sobre el coronavirus, Bukele tomó varias de las medidas más radicales en la región, como la prohibición del ingreso de personas que provenían de regiones donde se había dado la propagación del virus, como Europa , principalmente, así como una cuarentena sumamente estricta desde el primer día de su implementación, como solo permitir la compra de alimentos y medicinas dos veces a la semana y un seguimiento de ello mediante los documentos de identidad. En una adecuada gestión de la “comunicación de crisis” ello se define como: hechos y no palabras, puesto que se destacan las medidas políticas, sociales, etc., para mejorar la respuesta ante la crisis. Ello se puede contemplar, además, en el accionar de la Secretaría de Comunicaciones, la cual informa activamente sobre el trabajo que se viene dando para la aplicación de la vacuna contra la COVID-19. “Para avanzar rápidamente, ha sido vital el trabajo de más de 25 mil personas. Este talento humano, se ha encargado de toda la logística: desde almacenamiento y traslado, hasta la aplicación en cada salvadoreño que ha recibido la vacuna contra el # COVID19 ”, destacó la Secretaría de Comunicaciones a fines de septiembre.

Por ende, Bukele muestra simpatía a sus ciudadanos mediante un tipo específico de comunicación, creando un ambiente propicio que le brinde más del 70% de popularidad. Si bien es cierto, no es una cifra abrumante, es un caso atípico con respecto a varios presidentes iberoamericanos, incluso, considerando que las medidas tomadas en la crisis mundial actual no han tenido resultados cien por ciento efectivos.

El conocimiento y aplicación de los diferentes tipos de comunicación gubernamental guarda importancia en el ámbito internacional, por ejemplo, como el mencionado, puesto que mejorará la conformación de lazos entre gobernantes y gobernados por medio de la confianza transmitida en los mensajes expresados ​​y su nivel de practicidad para los efectos deseados de dichos mensajes, sobre todo en épocas de crisis como la que vivimos actualmente, donde hemos podido visualizar muchos intentos por parte del aparato estatal para contener y tranquilizar a la población.

 



Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!