24/02/2020 BARCELONA

5 lecciones que todos deberíamos aprender del 5º Informe de Síntesis del IPCC


A finales del pasado mes de octubre se reunieron en Copenhague (Dinamarca) delegados de más de 100 gobiernos y científicos del más alto nivel para editar el informe final del IPCC (el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático), un resumen que será la guía principal para las naciones que trabajen dentro de la ONU para luchar contra el cambio climático. Se trata del quinto (AR5) de una serie de informes desarrollados con el fin de evaluar científica, técnica y socioeconómicamente la información conocida con respecto al cambio climático, sus efectos potenciales y las alternativas de mitigación y adaptación al mismo. El informe es el más amplio, detallado y actualizado resumen de la situación del cambio climático hasta su fecha de redacción (2014); en él participaron 800 autores principales y varios miles de revisores expertos, entre científicos, economistas y políticos pertenecientes a unos 120 países. Además se consultaron 30.000 artículos científicos como fuentes de base para su realización.

El Informe de síntesis supone la culminación del Quinto Informe de Evaluación del IPCC. Los primeros tres volúmenes, basados en las líneas generales aprobadas por los 195 gobiernos miembros del IPCC en octubre de 2009, se han publicado en los últimos 14 meses: Bases físicas en septiembre de 2013, Impactos, adaptación y vulnerabilidad en marzo de 2014 y Mitigación del cambio climático en abril de 2014.

¿Qué es el IPCC?

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático o Panel Intergubernamental del Cambio Climático, conocido por el acrónimo en inglés IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), es una organización internacional de carácter científico establecida por primera vez en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Su misión es proveer con evaluaciones científicas comprensivas sobre la información científica, técnica y socioeconómica actual sobre el riesgo de cambio climático provocado por la actividad humana, sus potenciales consecuencias medioambientales y socioeconómicas, y las posibles opciones para adaptarse a esas consecuencias o mitigar sus efectos

Según el informe el cambio climático puede tener impactosgraves, generalizados e irreversibles” en la sociedad humana y en la naturaleza, y en el que se señalan que los gobiernos aún tienen tiempo para evitar lo peor. “Tenemos los medios para limitar el cambio climático”, afirmaba R.K. Pachauri, Presidente del IPCC, quien añadía que “las soluciones son muchas y permiten el continuo desarrollo económico y humano. Todo lo que necesitamos es voluntad de cambio, y confiamos en que esa voluntad esté motivada por el conocimiento y la comprensión de la ciencia del cambio climático”.

En este artículo desevelaremos cuáles son las 5 principales claves del citado informe, un hito y referente en el estudio del cambio climático que todos deberíamos conocer.

Lección 1: el cambio climático existe y es “muy probable” que su causa sea la humanidad

Predicción del aumento de temperaturas en base a dos escenarios. Fuente: IPCC
Predicción del aumento de temperaturas en base a dos escenarios. Fuente: IPCC

El informe del IPCC habla de concentraciones de CO2 “a niveles sin precedentes en al menos 800.000 años”, calentamiento de la atmósfera y los océanos, acidificación de éstos, reducción de la capa de hielo en los polos y un aumento de los fenómenos climáticos extremos. Cada una de las tres últimas décadas ha sido más caliente que las anteriores, con una subida “probable” de la temperatura de 0,85 grados de 1880 a 2012; mientras que el nivel del mar ha crecido 19 centímetros de 1901 a 2010 y podría subir entre 26 y 82 a finales de siglo.

Y para los más escépticos el informe lanza un mensaje con especial dedicatoriaEs “muy probable”, dice el informe, que la influencia humana, principalmente la quema de combustibles fósiles, haya sido la principal causa del calentamiento global en las últimas décadas. Se trata de un uso de lenguaje más fuerte que en la versión anterior de este informe, publicado en 2007, que llegó a la conclusión de que no era más que “muy probable”. En la jerga inusualmente precisa del IPCC se indica que: “al menos hay un 95 por ciento de probabilidades de que las actividades humanas derivadas de la quema de combustibles fósiles sean la principal causa del cambio climático desde 1950; un porcentaje por encima del 90% fijado en la evaluación anterior en 2007 y 66% en 2002.”

Lección 2: los impactos del calentamiento global pueden ser irreversibles

Este último informe mide con mayor precisión la certeza de sus resultados y conclusiones, que se ha incrementado en más de 5 puntos porcentuales desde 2007. Sin una acción urgente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el nuevo informe dice, “el calentamiento para finales del siglo XXI dará lugar a una alta a muy alta probabilidad de riesgo de impactos graves, generalizados, e irreversibles a nivel mundial “. El informe previo de 2007 no dijo nada que se le pareciera.

Un ejemplo de un “impacto irreversible” sería pasar el punto de no retorno para la Antártida Occidental, punto más allá del cual todo lo que podemos hacer es esperar su colapso en el mar, y el resultado de un aumento de 3 a 4 metros del nivel del mar, anque éste sería lento. Algunos científicos piensan que al menos algunas partes de la capa de hielo ya han comenzado a colapsar. Otro tipo de impacto irreversible sería la extinción de plantas o animales. “Una gran parte de las especies se enfrentan a un aumento del riesgo de extinción debido al cambio climático” durante este siglo y más allá, indica el nuevo informe.

Lección 3: el cambio climático está sucediendo ahora mismo

En comparación con la evaluación de 2007, el informe actual incluye evidencias más fuertes de las muchas formas en que el planeta ya está experimentando los efectos del agravación por causas antropogénicas del cambio climático y el aumento del nivel del mar, la reducción de los glaciares, la disminución de la nieve y la capa de hielo, los océanos más cálidos y los fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes e intensos, tales como olas de calor en Europa, Asia y África, y la lluvia y las tormentas de nieve más pesadas en América del Norte y Europa.

“Esta versión es un poco más firme que el diagnóstico que se realizó hace siete años”, indicaba el científico climático Drew Shindell, la Universidad de Duke, co-autor de uno de los tres informes de los grupos de trabajo.

Lección 4: lo que necesitamos ahora es acción política

Recientement el Consejo Europeo aprobó unos nuevos objetivos de reducción de emisiones de efecto invernadero. Fue el pasado 23 de octubre cuando los líderes de la UE se comprometieron a reducir para el año 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40%, y aumentar la eficiencia energética y las energías renovables en al menos un 27%. Se trata de una de las metas climáticas más ambiciosas a nivel gubernamental del mundo, aunque grupos ecologistas ya mostraron su decepción criticando que la meta no es lo suficientemente ambiciosa como para hacer frente al impacto real del cambio climático.

En este sentido el propio Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, quién siempre ha sostenido que una de sus principales prioridades en su liderazgo de Naciones Unidas es la lucha contra el cambio climático, organizó una cumbre de líderes mundiales a finales de septiembre. La cumbre sirvió como antesala negociadora de cara a la COP-20 de Lima, en Perú, dónde se iniciará la recta final para alcanzar un nuevo marco de negociaciones internacionales de cambio climático.

Sesión de presentación del 5º Informe de Síntesis del IPCC en Copenhague. Fuente: unfccc.int
Sesión de presentación del 5º Informe de Síntesis del IPCC en Copenhague. Fuente: unfccc.int

Aunque no lo pareciera en realidad, la política entra de lleno en el desarrollo del informe del IPCC. Aunque se trate de una declaración de consenso científico, existe un documento crucial de 40 páginas denominado: Resumen para los responsables políticos” que tiene que ser aprobado por los propios legisladores. En los últimos cinco largos días en Copenhague antes de su aprobación, los científicos y los representantes de los gobiernos del mundo entero estuvieron debatiendo y editando el documento línea a línea.

“Cualquier cosa que sea políticamente contenciosa se quitó del resumen para los responsables políticos”, dijo David Victor, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de California en San Diego y autor de un informe del grupo de trabajo. Este año, por ejemplo, la investigación que muestra los problemas con el Protocolo de Kioto de 1997 y por qué no pudo lograr mayores reducciones de emisiones se incluyeron en el informe de los científicos, pero no se hizo lo mismo en el documento resumen.

Lección 5: debemos poner la mirada en Lima, y París

Si “Copenhague” se convirtió en un sinónimo de “debacle” en la comunidad de los negociadores del clima, “París” (donde tendrá lugar la COP-21) se ha convertido en la luz de esperanza. En menos de un menos los negociadores se reunirán en Lima, Perú. Esa reunión tiene como objetivo preparar el camino para la conferencia en París en diciembre de 2015, que tiene como meta fundamental llegar a un acuerdo que sustituya al ya maltrecho Protocolo de Kyoto. Kioto requiere que los países desarrollados reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero en cantidades específicas. Fue un tratado jurídicamente vinculante, salvo que nunca lo fue para los Estados Unidos, entonces el mayor emisor, que nunca lo ratificó. Y nunca fue obligado a China, actualmente el mayor emisor, ya que todos los países en desarrollo estaban exentos. Países como Canadá optaron por retirarse del acuerdo, tras haberlo ratificado.

La discusión entre los países desarrollados y en vías de desarrollo sobre quién debe hacer qué en cuánto a la “mitigación” del cambio climático se refiere (mediante la reducción de las emisiones) siempre ha sido uno de los principales obstáculos para alcanzar un acuerdo entre las partes. Los países desarrollados, podrían empezar a materializar pronto su compromiso de crear un Fondo Verde para el Clima para ayudar a los países menos desarrollados. Francia y Alemania se han comprometido cada uno con mil millones de dólares para el fondo, que cuenta con un personal y una sede central en Corea del Sur.

En Copenhague, en 2009, mientras los negociadores fallaron en llegar a un acuerdo sobre medidas para detener el cambio climático, al menos encajaron las manos en algo: la temperatura media global no debe aumentar por encima de los 2°C por encima de los niveles preindustriales. Mientras que grupos ecologistas criticaban este objetivo por quedarse corto (aludiendo que un objetivo realista para reducir los impactos potenciales sería el de limitar el ascenso de la temperatura a los 1,5ºC) otros negociadores consideran el objetivo de los dos grados como aceptable y punto de partida de las negociaciones, sin concesiones posibles en este sentido.

Pero para mantener la temperatura por debajo de los 2°C, según el nuevo informe del IPCC, el mundo tendrá que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 40% y un 70% en 2050, y luego seguir disminuyendo las emisiones hasta el nivel cero para el año 2100. Para ello es necesario dejar de usar el carbón y el gas natural como fuentes de energía para la generación de electricidad, a menos que se desarrollen tecnologías para capturar y almacenar el dióxido de carbono que emiten. El informe dice también que la transformación de la industria energética mundial es algo asequible, con un coste de alrededor de 0,06% del crecimiento mundial del consumo por año, si las acciones se realizan pronto. ¿Asumible? De ahí a la necesidad que la acción política tome el relevo al consenso científico.

Foto de portada: Chimenea emisora de CO2. Fuente: Climate Action Network Tanzania.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torrent

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Ambientales, Máster en Intervención Ambiental, Máster en Relaciones Internacionales y Especialista en Ciencia Política. He trabajado como consultor ambiental para gobiernos locales y regionales y empresa privada. Socialmente comprometido, me apasiona explorar la fina línea que transcurre entre la política, la economía, la sociedad y el medio ambiente. Sígueme en Google+ Lluis Torrent


5 comments

  • Pingback: 5 lecciones que todos deberíamos aprende...

  • Gonzalo Calvo

    10/06/2015 at

    Luis Torrent, ha redactado usted una loa acrítica más a la crónica producción de la mafia propagandística IPCC. ¿Debemos considerarle a usted parte de esa mafia, como uno que se suma, o se quiere sumar, a una corriente de bienpagados, o sólamente como un simple crédulo más o menos bienintencionado? Lo que yo veo es que hace de altavoz de las mentiras.
    En cualquier caso me permito, una vez más señalar una frase significativa: “hide the decline”. Eso mientras espero a que me rebatan los ciclos de Landscheidt-Charvatova como obvia causa del cambio climático a la escala humana presente…
    -Y termina usted la lamida de ojal con una mención al “consenso”… Pfff…-

    Reply

  • Gonzalo Calvo

    10/06/2015 at

    ¿Han puesto ahí una foto de Pachauri, el delincuente condenado por abusos sexuales a una subordinada? Jojojojo… No hay por donde coger tanto organismo internacional corrupto: IPCC, FMI, FIFA…
    Va a ser que hay mucho niño bonito que no se entera de nada.

    Reply

  • Gonzalo Calvo

    10/06/2015 at

    ¿Por qué no cita los nombres de los demás países, aparte de Canadá, que en Doha dejaron de ratificar el protocolo de Kioto?

    Reply

  • Gonzalo Calvo

    10/06/2015 at

    ¿Ha olvidado citar la “lección 0”, o es que ya está tan metida en el subconsciente colectivo de la masa que no vale la pena ni mencionarla? Me refiero a la lección que reza que no hay que discutir la asunción de base de que el CO2 causa el cambio climático…
    Una lección subliminal más es la que reza que has de creerte toda base de datos que aporte la autoridad competente, aunque haya sido objeto de una grave controversia en el escándalo Climategate. Sí, me refiero a que los datos de temperaturas promediadas globales fueron manipulados deliberadamente en el CRU/East Anglia, con el mantra: Hide the decline. Benditos hackers rusos…
    Amigos, ¿no era la ciencia un método basado en la duda sistemática?

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

8 − one =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!