28/03/2020 BARCELONA

¿Ser o no ser? El dilema de la diplomacia mexicana

¿Qué es México?: (A) ¿América del Norte? (B) ¿Latinoamérica? (C) ¿América Central y el Caribe? La respuesta correcta es: (D) Todas las anteriores.


El debate elemental de las relaciones internacionales de México radica en la autodefinición. ¿Qué somos?: (A) ¿América del Norte? (B) ¿Latinoamérica? (C) ¿América Central y el Caribe? La respuesta correcta es: (D) Todas las anteriores.

Si algo nos ha demostrado el siglo XXI es que las ideas maniqueístas que nos dicen que debemos definirnos como lo uno o lo otro son retrógradas e incorrectas. Por el contrario, hemos confirmado que una visión integral y holística es más apropiada para entender el medio ambiente, los países, las instituciones y las personas. Lo mismo sucede con México.

(A)   América del Norte: Desde una perspectiva geográfica, México pertenece al subcontinente norteamericano y desde un punto de vista económico también. El intercambio comercial que existe con Estados Unidos y Canadá es tres veces mayor que el intercambio con América Latina. De igual forma, México es el mayor socio comercial de Estados Unidos entre los países latinos.

(B)   Latinoamérica: Culturalmente e históricamente hablando, México encuentra una mayor identidad y hermandad con América Latina (AL). El idioma, las tradiciones y la experiencia compartida han permitido una integración cultural, que dista mucho de la que se pueda tener con EEUU o Canadá. Uno de los puntos de colaboración en donde México encuentra un terreno común con AL es en la política. Ideologías de izquierda similares han surgido en toda la región y aunque en México no han llegado a la presidencia, si se han establecido vínculos y estrategias similares. Asimismo, una tradición común de oposición a los poderes imperialistas (especialmente Estados Unidos) ha identificado a la región, aunque es cierto que este fenómeno ha sido más exacerbado en unos países que en otros.

(C)   América Central y el Caribe: por su ubicación geográfica y conflictos fronterizos, México está conectado con América central y las islas del caribe. Principalmente Guatemala, Belice y Cuba. Destacado en la diplomacia mexicana es el hecho de que México fue el único país que se abstuvo de votar en contra de la expulsión de Cuba de las Naciones Unidas y fue el territorio de organización para las fuerzas armadas dirigidas por Fidel Castro para la Revolución Cubana. Actualmente la demanda principal de los países centroamericanos hacia el gobierno mexicano se enfoca en el trato de migrantes indocumentados que buscan cruzar el país para llegar a Estados Unidos. Problemas de derechos humanos, dificultades injustificadas para recibir el visado mexicano y el mal trato por parte del ejército mexicano hacia sus nacionales lideran la agenda en las reuniones entre Centroamérica y México.

EPN_y_Obama_Reunion-5
El presidente mexicano Enrique Peña Nieto durante una reunión con su homólogo Barack Obama.

La relaciones con el norte

Innegable es el hecho de que México debe mirar y negociar con el norte y con el sur, especialmente en tiempos de interdependencia. Sin embargo, ¿a cuál dar prioridad? Durante los últimos cuatro sexenios la diplomacia mexicana se ha enfocado en sus relaciones con el norte, especialmente con Estados Unidos. El intercambio comercial, la guerra contra las drogas y el tema migratorio han dominado la mesa de negociación. Esto y la falta de sensibilidad política generaron situaciones y conversaciones que contribuyeron a que las relaciones con Cuba, Venezuela y Bolivia en el sexenio del 2000-2006 se vieran severamente afectadas. El entonces presidente Hugo Chávez retiró a su embajador en México, un hecho histórico y un golpe bajo a la posición de liderazgo que se había mantenido en la región hasta entonces.

El PRI, el partido que tuvo el poder en México por más de 70 años y que durante mucho tiempo favoreció las relaciones con AL, regresó al poder en 2012 y con él mucha de la inteligencia y diplomacia mexicana.

Estrechando lazos con el sur

Los primeros pasos importantes para reforzar los lazos con AL se han dado en temas de cooperación a través de la “Alianza del Pacífico”. Esta Alianza iniciada en 2011 (bajo la administración panista), pretende ser una integración económica y política, en donde las partes –México, Colombia, Chile y Perú– se han comprometido al libre tránsito de personas y bienes, así como a establecer representaciones diplomáticas conjuntas y una red conjunta de investigación científica e innovación,  negociar como bloque en los debates internacionales y el enlace de sus Bolsas de Valores a través de un Mercado Integrado Latinoamericano.

alianza-del-pacifico-2013
Asistenteas a la VII cumbre de la Alianza del Pacífico.

La aportación y el reto más importante de estos países en relación a los demás miembros es la siguiente: Colombia abrió su mercado interno de casi 50 millones de personas, Chile desmontó sus barreras sanitarias, Perú eliminó las barreras arancelarias y México eliminará el requisito de visa.

En espera se encuentran Costa Rica, Panamá y Guatemala, quienes podrían integrarse a la Alianza en el futuro. El entusiasmo en los países es innegable, pero para algunos críticos de las políticas de integración, es difícil percibir este proceso de integración sin miedos, especialmente analizando la experiencia europea. Sería relevante que algunos de los países observadores, como España y Portugal, dieran sus opiniones basados en su experiencia.

La disputa por el liderazgo latinoamericano

Si bien México comienza nuevamente a mirar al sur y a reforzar sus lazos, todavía hay mucho por hacer. Los principales campos de oportunidad están en el intercambio cultural y educativo: en 2013 el gobierno mexicano canalizó a través de la OEA becas para estudiantes de la región, y aunque la cifra (600) es la más grande que se haya otorgado por un país miembro (incluidos Canadá y EEUU), dista mucho de ser suficiente para generar interés y lazos verdaderos. De igual forma, es imperativo que el intercambio cultural vaya más allá de las telenovelas, y se reinicie a través del intercambio cinematográfico, las exposiciones fotográficas pero, sobre todo, a través de la literatura.

Si México pretendiera retomar su posición de liderazgo en Latinoamérica, para hacer frente especialmente a Brasil, la diplomacia mexicana debe reencontrar su vocación en la región y reforzar los lazos no sólo con aquellos países neoliberales y afines políticamente, sino con aquellos con los que los lazos de hermandad han sido históricos y estratégicos, como son Venezuela, Cuba, Bolivia y Ecuador.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

135 Shares

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Ana Karen Mora

Solivagante perdida en Tokyo. Interesada en temas de cultura, eco-feminismo y responsabilidad social. Convencida de que la igualdad de oportunidades es el camino a un mundo mejor.


One comment

  • Topmode8

    21/12/2013 at

    vago razonamiento, no hay fundamentos de los datos, mala redacción, aunque muy bien para un alumno de secundaria.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 − 12 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!