09/07/2020 BARCELONA

Las armas químicas y el ataque a Siria

Estados Unidos lanza un ataque limitado a Siria sin que haya ningún atisbo de posibilidad de que este haga decantar la balanza a ningún lado. El ataque es un castigo por el supuesto uso de gas sarín por parte del gobierno sirio contra su propio pueblo. Se trata de una advertencia para cualquier líder militar que pretenda usar armas químicas en el futuro.

Estados Unidos lanza un ataque limitado a Siria sin que haya ningún atisbo de posibilidad de que este haga decantar la balanza a ningún lado. El ataque es un castigo por el supuesto uso de gas sarín por parte del gobierno sirio contra su propio pueblo. Se trata de una advertencia para cualquier líder militar que pretenda usar armas químicas en el futuro.

Razones para lanzar un ataque que no puede terminar la guerra

Sobre el papel, las razones para que Estados Unidos empiece un ataque limitado a Siria parecen claras y son de dominio público: este ataque no es más que un castigo por el supuesto uso de gas sarín por parte del gobierno de Damasco contra objetivos civiles. Parece evidente que, tal como está planificada, esta operación no va a propiciar cambios sustanciales en la dinámica del conflicto. Lo importante aquí es entender que no está diseñada para hacerlo. El ataque que el congreso americano autorizó no pretende modificar el curso de la guerra sino disuadir al propio Al Assad, o a cualquier otro líder militar en cualquier otra guerra futura, de usar esos agentes químicos bajo ninguna circunstancia.

Un niño muerto en la guerra de Siria
Un niño muerto en la guerra de Siria

Con números en la mano es legítimo preguntarse cuán artificial resulta escandalizarse por el uso de armas químicas en el transcurso del conflicto. Al fin y al cabo la guerra siria ya ha propiciado la muerte de más de 100.000 personas a base del uso convencional de balas, machetes y bombardeos mientras que el gas tóxico ha matado, en el peor de los casos, a unas 1.000 personas. Una respuesta internacional a estas alturas parece, si más no, arbitraria. Pero en realidad, sí concedemos que vivimos en un mundo donde existen los ataques justificados, y nos creemos la versión oficial que dice que han sido los de Al Assad los que han utilizado el gas sarín, se puede justificar de forma bastante sólida un castigo al régimen sirio.

Independientemente de quién haya sido el responsable, la respuesta al ataque con agentes químicos en el transcurso de la guerra siria constituye una oportunidad no muy frecuente para hacer de la guerra, de cualquier guerra, algo menos terrible. La idea que se esconde detrás es relativamente nueva puesto que es fruto de la convención de ginebra celebrada en 1925 y se puede resumir diciendo que durante la guerra, hay reglas a seguir. Si te gustan los tecnicismos, a esto se le llama ius in bello. Es una idea difícil de aplicar a la práctica por la dificultad que supone situar observadores funcionales en medio de un conflicto armado. Aún así, una de las pocas normas establecidas para regular el uso de la guerra que ha tenido un seguimiento cuasi unánime hasta la fecha es la norma en contra del uso de agentes químicos. Esta norma podría desvanecerse si se ignora su incumplimiento por parte del gobierno sirio pero también podría verse revitalizada si se da una respuesta inmediata a las acciones del emprendidas por la cúpula militar de Al Assad. Sobre el papel es una buena oportunidad, puesto que disparar una sarta de misiles no es excesivamente caro y ayudaría a proteger esta regulación.

¿Es una norma con sentido?

Es difícil pensar en un mundo en el que no vaya a haber más guerras. El acuerdo para prohibir las armas químicas es fruto de la poca habilidad que tienen estas para vencer al enemigo. Son excelentes en términos de generar muerte y sufrimiento entre la población civil pero poco efectivas a la hora de lograr objetivos en el campo de batalla. Se puede decir que son utilizadas, en gran parte, como herramienta para difundir el terror. En un mundo en el que se usasen las armas químicas sin restricciones de ningún tipo en el transcurso de los conflictos armados, aun en el caso de que las finalidades fuesen estrictamente destinadas a lograr una ventaja estratégica, se extendería de forma colateral la muerte y el sufrimiento masivo entre civiles ajenos al combate. Además si un líder militar cree que su adversario va a usar armas químicas, tiene incentivos para usarlas él mismo, generando lo que se conoce como una espiral de inseguridad.

Es por este motivo que los combatientes, independientemente del conflicto que sea, van a ser más funcionales si el uso de armas químicas está prohibido.

Por su parte, la población civil va a ver tener una cosa menos de la que preocuparse. Para asegurarse de ello hace falta que cada oponente crea que su adversario no va a hacer uso de este tipo de agente bajo ninguna circunstancia. Es una situación más fácil de creer cuando su uso implica que los Estados Unidos te envíen a casa unos cuantos misiles de crucero Tomahawk sin billete de vuelta. Y es por este motivo que se cree que los integrantes de la administración americana, al igual que Hollande o Cameron en su día, se han decidido para lanzar este ataque.

Después del ataque

DESERT SHIELDLa matanza siria va a seguir a paso firme, probablemente durante el transcurso de los próximos años. Nadie está mostrando la intención de ofrecer una tregua y las hostilidades han ido demasiado lejos como para pretender una reconciliación espontanea entre una sociedad que ha sido fracturada de tal forma que en el mejor de los casos las heridas tardarán generaciones en curarse. Mientras, la inestabilidad y la crisis humanitaria empeorarán sustancialmente. Y Siria, tal como la conocíamos, no va a resucitar jamás. Vete olvidando de visitar la ciudadela de Salah Ed-Din o el parque arqueológico de Qatna cuando todo esto termine.

Por su parte Rusia va a seguir bloqueando una invasión a Siria del estilo Irak o Afganistán. Una invasión, por otro lado, poco viable por su alto precio y el estado de las arcas norteamericanas, las únicas que podrían firmar este tipo de operación. Es posible que el conflicto avance su propio curso propio hasta que el desgaste sea total y va a ser entonces cuando  la comunidad internacional deberá entrar a por todas en el país y ponerse las pilas para lograr acuerdos entre los distintos grupos políticos, étnicos y religiosos. No va a ser fácil pero por vecindad regional se calcula que el modelo a seguir va a ser el Líbano, el cual ha conseguido vivir más o menos en paz después de sufrir su propia guerra civil entre 1975 y 1990.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro 

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


United Explanations

Con más de 1.800 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


2 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

7 + nineteen =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!