27/01/2023 MÉXICO

La política del hijo único en China: pros y contras

china_2268471b.jpg
En 1983, 14 millones de mujeres sufrieron de abortos organizados por comités de planificación familiar en China. En 2009, fueron 6 millones. A pesar del declive de este valor la política del hijo único sigue vigente en China no sin falta de controversia. Os presentamos cuáles son los principales puntos a favor y en contra de la política.

El pasado mes de junio un caso en el que una mujer china de 23 años llamada Feng Jiamei, de la provincia de Shaanxi, fue forzada a abortar en el séptimo mes de embarazo, incluso cuando la ley china prohíbe claramente el aborto después de seis meses de embarazo, abrió la caja de pandora en China, así como también fuera del país. El bebé murió cuando aún estaba en el vientre debido a una inyección proporcionada por los funcionarios locales de planificación familiar.

Después del evento se llevó a cabo una investigación por parte de la Comisión de Planificación Familiar de la Provincia de Shaanxi y a través de un comunicado oficial se dijo lo siguiente:

“Esta práctica ha violado seriamente las políticas establecidas por las comisiones de planificación familiar nacional y provincial, lo que ha perjudicado la imagen de nuestro trabajo de planificación familiar, y ha causado efectos muy negativos en la sociedad”. En base a los resultados, hemos solicitado al gobierno local que se castigue a los funcionarios competentes de acuerdo con la ley”.

Ya era demasiado tarde para disculparse. Millones de mensajes de personas indignadas circularon en las redes sociales en China, al darse cuenta de la noticia. También se unieron a a las voces críticas personalidades prominentes. “El escandaloso y violento aborto forzado que tuvo lugar en junio no es exclusivo de Shaanxi”, escribió Liang Jianzhang (director ejecutivo de Ctrip, una de las compañías de viajes chinas más éxito), en Sina Weibo, la versión china de Twitter. “La abolición de la absurda política de planificación familiar es la única manera de acabar con este tipo de mal”, continuó. El mensaje de Liang fue retweeteado más de 18.000 veces.

En 1983, 14 millones de mujeres sufrieron de abortos organizados por comités de planificación familiar (muchos de ellos obligados). En 2009, fueron 6 millones. El número ha disminuido en los últimos años a medida que los funcionarios locales tienen más incentivos para imponer multas a los nacimientos adicionales para prevenir los abortos.

Pero a día de hoy, con un país demográficamente más controlado, una tasa de fertilidad menor y un desarrollo económico muy superior al e hace tres décadas, ¿aún tiene sentido mantener la política del hijo único en China? A continuación desglosamos algunos argumentos del por qué la política del hijo único es defendida y atacada por unos y otros.


Los argumentos a favor de la política del hijo único

Cartel propagandístico del hijo único en China. [Foto: globalsolutionspgh.org]

Mitigación de los problemas sociales: la política del hijo único se introdujo en 1978 aplicándose inicialmente a los primogénitos de 1979. Fue creada por el gobierno chino para aliviar los problemas sociales, económicos y ambientales en China, y las autoridades dicen que la política ha impedido que tuvieran lugar más de 250 millones de nacimientos entre 1980 y 2000, y 400 millones de nacimientos entre 1979 y 2011.

Reducir la tasa de fecundidad: Tras la introducción de la política del hijo único, la tasa de fertilidad en China se redujo de 2,63 nacimientos por mujer en 1980 (en la década de los setenta era de más cinco hijos por mujer) a 1,61 en 2009. Sin embargo, la política en sí es probablemente responsable sólo en parte de la reducción en la tasa de fecundidad total.

Erradicación de la pobreza: en las zonas pobres de China, los atrasos económicos y culturales y la alta tasa de natalidad a menudo interactúan como causa y efecto. El gobierno chino ha dado un paso en dar apoyo al desarrollo de las zonas pobres para aliviar la pobreza mediante la promoción de la planificación familiar, la celebración de crecimiento de la población bajo control, y la mejora de la calidad de vida de la población en esas zonas.


Apoyo público: una encuesta realizada en 2008 por el Pew Research Center informó que el 76% de la población china apoyaba la política del hijo único.

Argumentos en contra de la política del hijo único

Otras alternativas de políticas disponibles: reconociendo los desafíos derivados de un elevado crecimiento demográfico de China hay una corriente de opinión que cree que existen otras opciones menos invasivas de control demográfico, incluyendo el retraso y el espaciamiento de los nacimientos, que podrían haber alcanzado los mismos resultados durante un período prolongado de tiempo. Algunos críticos destacan que algunas de estas alternativas son conocidas por parte de las autoridades pero no han sido plenamente aplicadas por parte de los líderes políticos de China.

Resultados exagerados: otra crítica es que los efectos reivindicados de la política sobre la reducción de la tasa global de fecundidad son exageradas. Estudios realizados por demógrafos chinos, financiados en parte por el Fondo de las Naciones Unidas para Actividades de Población, mostraron que la combinación de reducción de la pobreza y la atención de salud con objetivos más suaves de planificación familiar eran más eficaces en la reducción de la fertilidad que la aplicación rigurosa de los ambiciosos objetivos de reducción de la fertilidad.

Violación de Derechos Humanos y abortos forzados: la política de un solo hijo es desafiada en principio y en la práctica por la violación del derecho a determinar el tamaño de la propia familia. De acuerdo con la proclamación de 1968 de la Conferencia Internacional de Derechos Humanos: “Los padres tienen el derecho humano básico de determinar libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus hijos”. En 2002, China prohibió el uso de la fuerza física para hacer que una mujer se sometiera al aborto o la esterilización, aunque tal y como se ha visto al principio de este artículo no se cumple por completo. En la ejecución de la política, muchos gobiernos locales siguen exigiendo abortos si el embarazo viola las regulaciones locales, e incluso abortos forzados a las mujeres que violan la política, como el caso del Feng Jianmei.

El problema del “cuatro-dos-uno”: en el momento en el que la primera generación que vivió la política del hijo único tuvo descendencia, implicó que un hijo adulto tuviera que proporcionar apoyo a sus dos padres y sus cuatro abuelos (dos por parte de padre y de madre). Es el llamado problema “4-2-1 problema”, que deja a las generaciones mayores tienen más posibilidades de acabar dependiendo de los fondos de jubilación o de la caridad con el fin de recibir apoyo. Si los ahorros personales, las pensiones, o el bienestar del Estado fallan, los ciudadanos más mayores quedarían totalmente dependientes de la asistencia de su familia o vecinos.


Posibles problemas sociales para toda una generación de hijos únicos: Algunos padres pueden disfrutar en exceso de su único hijo. Los medios de comunicación se refirieron a los niños únicos chinos como “pequeños emperadores”. Desde la década de 1990, algunas personas se han preocupado de que esto se traduciría en una mayor tendencia hacia la falta de comunicación social y las habilidades de cooperación entre los miembros de la nueva generación, al no tener hermanos en casa. No hay estudios sociales que hayan investigado la relación entre la proporción de niños excesivamente mimados y hasta qué punto lo están. Con la primera generación de niños nacidos bajo la política de hijo único que llegaron a la edad adulta, tales preocupaciones se redujeron.

Aplicación desigual: los funcionarios gubernamentales y la gente rica a menudo ha sido capaz de violar la política a través del paggo de multas. Por ejemplo, entre 2000 y 2005, nada menos que 1.968 funcionarios de Hunan, provincia del centro de China, se encontró una violación de la política, de acuerdo con la comisión de planificación familiar de la provincia, realizada por hasta 21 legisladores nacionales y locales, 24 consejeros políticos y 112 empresarios e intelectuales superiores. Algunos de los funcionarios infractores no se enfrentan sanciones, aunque el gobierno ha respondido elevando las multas y pidiendo a las autoridades locales que “expongan las celebridades y personas de altos ingresos que violen la política de planificación familiar teniendo más de un hijo.”

Turismo de natalidad: una forma de escapar de las estrictas reglas de la política del hijo único es que las mujeres chinas den a luz a su segundo hijo en el extranjero. Un destino favorito para ello solía ser Hong Kong. Hong Kong está exento de la política de un solo hijo y tener el pasaporte de Hong Kong, que es diferente del pasaporte de la China continental, significa disponer de ventajas adicionales. Recientemente, sin embargo, el gobierno de Hong Kong ha reducido drásticamente la cuota de nacimientos fijados para las mujeres que no son locales en los hospitales públicos debido al importante aumento de éstos.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torrent

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Ambientales, Máster en Intervención Ambiental, Máster en Relaciones Internacionales y Especialista en Ciencia Política. He trabajado como consultor ambiental para gobiernos locales y regionales y empresa privada. Socialmente comprometido, me apasiona explorar la fina línea que transcurre entre la política, la economía, la sociedad y el medio ambiente. Sígueme en Google+ Lluis Torrent


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

thirteen + 19 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.