12/08/2020 BARCELONA

Las claves para comprender la relación entre Estados Unidos e Irán

Además del plan nuclear iraní, la guerra de Irak, el peso de la alianza estadounidense con Israel o la propia situación política y social de Irán marcan también la tensa relación entre ambos países. ¿Por qué Estados Unidos e Irán se odian mutuamente? Lo presentamos en este artículo.

“Estados Unidos está decidido a impedir que Irán desarrolle un arma nuclear y no dejaré opciones fuera de la mesa”. Éste es uno de los últimos mensajes lanzado por Barack Obama, presidente de Estados Unidos hacia Teherán: un aviso que deja entrever cómo se han ido debilitando las ya de por sí frágiles relaciones entre ambos países.  Pese a que muchos expertos aseguran que todavía la vía diplomática no es descartable, el daño parece irreversible. Las buenas intenciones con las que comenzó Barack Obama su mandato, afirmando públicamente que retomaría el diálogo si Teherán aceptaba la negociación directa y abandonaba sus pretensiones nucleares, podrían haber acabado.

Aunque la discusión parezca girar en torno a la política nuclear iraní, la historia entre ambos países arrastra otros puntos de fricción como las sanciones impuestas por EEUU tras la Revolución Islámica y la crisis de los rehenes, las acusaciones de colaboración con miembros de Al Qaeda y su inclusión en el ilustre club del Eje del Mal junto a Corea del Norte e Irak, o las presiones de EEUU para impedir la inversión extranjera en Irán, lo que sin duda alguna han tenido su eco en la economía iraní.

Actualmente, los principales desencuentros giran en torno al programa nuclear iraní, pero volviendo  a tiempos más recientes, hay que señalar otros desencuentros:

El programa nuclear iraní

La reciente crisis entre los EEUU e Irán gira alrededor de las ambiciones del programa nuclear de la república islámica. Tal y como explicamos en el artículo La ruleta atómica y el origen de la crisis iraní, la posibilidad de que Irán pueda crear bombas atómicas y la confirmación de que posee uranio enriquecido, según las autoridades iraníes con fines pacíficos, están teniendo directas consecuencias no sólo políticamente sino también económicas como la  prohibición por parte de la UE de la compra de petróleo iraní y la respuesta iraní de cerrar el estrecho de Ormuz, por donde circula el 20% del petróleo mundial, trasladando la crisis política a un contexto económico internacional.

Desde el punto de vista iraní, se trata de un nuevo boicot conjunto de occidente liderado por Estados Unidos, contra su propia existencia. Al menos, teniendo en cuenta la debilidad del régimen, se lee en clave interna y se desafía, como ya han afirmado algunos ministros de la república islámica, negando que las sanciones económicas vayan a hacer daño.

La guerra de Irak

Estados Unidos ha intentado eludir la importancia de Teherán en un asunto que le ha causado tantos quebraderos de cabeza como ha sido el conflicto en Irak. La reciente retirada del ejército estadounidense concede al régimen de Ahmadineyad una posición privilegiada: es país vecino y ejerce una notable influencia en la población chií. Es posible imaginar que entre los planes de Irán figure un Irak estable donde se conceda una mayor supremacía a los chiíes sobre los suníes y los kurdos y evitando a largo plazo que pueda resurgir como un posible competidor regional.

Para Estados Unidos esta situación supone un arriesgado equilibrio porque pese a que necesita a la república islámica para que la marcha de sus tropas no desestabilice aún más la situación, y aunque se abriría la posibilidad de que se cierren algunas heridas entre iraquíes e iraníes[1]  contribuyendo aún más a cierta normalización entre ambos estados, el ascenso de un posible gobierno de influencia iraní en Bagdad además del reconocimiento implícito de Teherán como líder de una región que acumula las dos terceras partes del petróleo mundial no son buenas opciones.

Israel

Foco natural de tensiones entre Estados Unidos y buena parte del mundo arabo-musulmán, con Irán han ido aumentando en los últimos años fruto de algunas polémicas afirmaciones de Mahmud Ahmadineyad sobre destruir Israel y de las acusaciones por parte de Israel vinculando a Teherán con las acciones de Hizbolá en Líbano y con su apoyo a Hamas en los territorios palestinos, buscando incrementar las suspicacias que despierta la república islámica en el Mediterráneo. De hecho, el gobierno de Benjamín Netanyahu se ha posicionado abiertamente en esta reciente crisis y ha instado a diferentes instituciones a que se actúe contra Irán, obligando a Estados Unidos a calmar los ánimos, por el momento, de su principal aliado en la zona.

Política interna iraní

El régimen de los ayatollás ha dado muestras de debilidad en los últimos años, debido a las demandas de apertura y de cambio por parte de una sociedad compuesta en más de un 60% por menores de 30 años. La controvertida victoria de Mahmud Ahmadineyad en 2009 frente al candidato Mir Hossein Mussavi provocaron numerosos disturbios en las calles y la protesta abierta con acusaciones de fraude al partido de Ahmadineyad, para muchos el claro anticipo de lo que años más tarde se ha llamado la Primavera Árabe. El clima de inestabilidad no ha cesado y durante este tiempo el gobierno de Ahmadineyad ha acusado a los medios de comunicación occidentales de encender la revuelta (de hecho desde 2009 el régimen ha prohibido a los medios acreditados que cubran las manifestaciones) en especial a Israel y a Estados Unidos. Por su parte, Estados Unidos ha manifestado públicamente su apoyo a las protestas, como ya hiciera en los casos de Egipto y Túnez, lo que Irán considera una injerencia en su política interna.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro


[1] Debido  al conflicto que enfrenta a ambos países entre 1980 y 1988, iniciado por el control del río Shatt al-Arab, localizado en una zona rica en petróleo, y las sospechas de Saddam Hussein de que Teherán estuviera alentando a la rebelión a la población chiíta iraquí.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Ruth L. Ibáñez

Periodista y community manager con experiencia en televisión y medios digitales. Máster en Relaciones Internacionales y Experto Universitario en Social Media. La información internacional siempre estuvo en el objetivo. Desde hace unos años también navego entre series de televisión.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 + eleven =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!