21/05/2022 MÉXICO

La Cultura como política pública

Desde el 21 de Diciembre José I. Wert es el nuevo Ministro de Cultura español. Su nombramiento es una oportunidad para profundizar en la estructura y líneas de actuación del Ministerio y hacer un repaso a sus antecesores desde la Legislatura Consitutyente hasta nuestros días


El hecho de que la cultura ha de ser objeto de políticas públicas (procedentes del Estado) es en sí misma una afirmación objeto de controversia. El carácter alternativo y transgresor de ciertos movimientos y expresiones culturales pone en duda que la cultura deba ser ‘controlada’ por el Estado (el status quo). En muchos períodos históricos la cultura ha estado al servicio del cambio y en ocasiones, de la disidencia política. El movimiento Dadá, por ejemplo, nacido en Suiza a principios del siglo XX, apareció como una oposición cultural al absurdo que la I Guerra Mundial representaba y alcanzó diversas disciplinas artísticas. Además,  numerosos son los artistas que se han posicionado abiertamente en contra de determinados gobiernos.

Sin embargo, también debemos tener en cuenta que preservar y administrar el patrimonio documental y cultural de un Estado y fomentar su conocimiento y disfrute por parte de los ciudadanos es una tarea suficientemente extensa e importante como para que se convierta en objeto de políticas públicas. Y es ahí precisamente donde la existencia de un Ministerio de Cultura cobra sentido, más si cabe en un territorio como el del Estado Español, país con el mayor número de bienes declarados por la UNESCO como Patrimonio Mundial[1].

Otro concepto surgido de las prácticas de los gobiernos en relación a la cultura, es el de Diplomacia cultural’,  por el cual los valores y los recursos culturales se sitúan como un aspecto central en la difusión de la identidad (de un estado o pueblo), el ejercicio de influencia internacional o para construir espacios de entendimiento y diálogo con otros agentes. El uso de la cultura para fines diplomáticos –hecho que supone para algunos la instrumentalización de la cultura a manos del estado-  queda recogida en el concepto de ‘Soft power’ de Joseph Nye[2], en el que se reconoce la capacidad de los actores internacionales de influir a través de la persuasión y la atracción; en contraposición a los tradicionales mecanismos de coerción y uso de la fuerza (‘Hard power’).

Estructura del Ministerio y principales líneas de trabajo

La estructura inicial del Ministerio tal y como lo conocemos hoy en día quedó fijada mediante el Real Decreto 2258/1977, de 27 de agosto, pero su organización ha sido yendo modificada con el paso del tiempo, principalmente como consecuencia de la alternancia política, respondiendo a criterios políticos. A nivel legal, se produjo una importante modificación de la estructura del Ministerio con el RD 565/1985, de 24 de abril, con el cual se traspasaban importantes competencias en materia cultural a las Comunidades Autónomas. Desde 1989 la sede del Ministerio (o de la Secretaría de Estado en su defecto) se encuentra en la Casa de las Siete Chimeneas, en la Plaza del Rey de Madrid.

Al no ser un ministerio de los considerados de primer orden, como es el caso de ministerios como Economía o Interior, Cultura no ha existido siempre con forma ministerial independiente. Desde 1977, el Ministerio de Cultura ha existido con esta denominación en los periodos 1977-1996 y 2004-2011. En 1996, con la llegada al poder del Partido Popular, José María Aznar fusionó los Ministerios de Educación y de Cultura (1996-2000) y en su segunda legislatura, este departamento ministerial pasó a denominarse Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (2000-2004), que es la misma forma que toma desde el pasado 22 de Diciembre, aglutinando, como su propio nombre indica, estas otras áreas de políticas públicas.

Etapas en materia de Cultura

Durante los primeros años de la democracia no se destinó mucho protagonismo a diseñar políticas públicas en materia de cultura y no fue hasta entrada la década de los 80 cuando las políticas de promoción cultural empezaron a existir como tales. La política cultural de España se ha caracterizado por estar ligada a sectores como el turismo, sirviendo el aspecto cultural para definir (e incluso construir) la imagen que se quería proyectar de España en el exterior, teniendo en cuenta el aislamiento internacional vivido en tiempos de dictadura. La inversión total en cultura aumentó entre 1983 y 1986 un 63%[3], y se centró sobretodo en la exposición, más que en la propia producción cultural.

En 1986, con la entrada en la UE, España accede a nueva financiación en forma de Fondos Estructurales, así como a los circuitos internacionales de arte. En este periodo, la oferta cultural española ejercerá como un reclamo turístico más y la cultura irá muy ligada a la promoción cultural exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores (AAEE). A finales de esta década, al confirmarse los proyectos de la Expo de Sevilla y los JJOO de Barcelona ’92, se empiezan a proyectar grandes instituciones culturales tales como el MACBA y el CCCB en Barcelona, y el CGAC en Santiago de Compostela, que posteriormente servirán como reclamo cultural de las ciudades en las que se ubican.

A partir del año 2000, con la segunda legislatura de José Mª Aznar, las políticas culturales fueron claramente al servicio de los intereses españoles en materia exterior. El Ministerio de AAEE creó el Programa de Arte Español en el Extranjero (PAEE) y el gobierno buscó unificar las diversas agencias de promoción cultural a través de la Sociedad Estatal de Acción Cultural Exterior (SEACEX), con la que promoción cultural limitaría a conmemorar los éxitos (pasados) de la “altura histórica de la cultura española”, en palabras del propio José María Aznar[4]. Durante este periodo, la idea de cultura estatal, se desprendió de su pluralidad de realidades nacionales, apostando por la línea de una única identidad española.

Actualmente, el Ministerio de Cultura se divide en numerosas áreas de actividad, algunas de las más conocidas es el caso de Cine y Audiovisuales, Museos, Bibliotecas o Propiedad Intelectual. Cuenta con 140 museos propios, 84 museos adscritos[5], bibliotecas estatales e infinidad de organismos, así como instrumentos para la difusión cultural – como el Plan de Fomento de la Lectura, destinado principalmente a la población en edad escolar y la propia página web del Ministerio.

¿Qué hacen nuestros vecinos en materia de Cultura?

En los países vecinos encontramos variedad de fórmulas para administrar la cultura nacional. En el caso de Francia, se denomina Ministerio de Cultura y Comunicación y fue fundado por Charles de Gaulle; en Alemania la cultura es competencia de los länder y a nivel federal, existe el Delegado del Gobierno para la cultura y los medios. El caso de Portugal es muy parecido al del Estado Español: la institución encargada de la gestión cultural ha ido variando de forma, también de Ministerio a Secretaría de Estado, con la alternancia política, tomando la primera forma en los momentos en los que han gobernado los socialistas y la segunda en los periodos de gobierno de centro-derecha.  En Suecia y Noruega, el Ministerio de Cultura también desarrolla tareas en el ámbito de Deportes y en Finlandia se denomina Ministerio de Educación y Cultura.


Ministras y ministros

En la sede de la ahora Secretaría de Estado de Cultura se exhiben los retratos de cada una de las personas que han ostentado dicho cargo. A continuación os exponemos los nombres y perfiles de los Ministras/os de Cultura, así como de sus principales acciones y frases célebres. Tengamos en cuenta que durante los periodos de fusión del Cultura con otras áreas, adquiere más relevancia la figura del Secretaria/o de Estado de Cultura, máxima autoridad esta materia. Sin embargo en el presente artículo solo profundizaremos en las/os ministras/os.

Pío Cabanillas Gallas (1923-1991): Licenciado en Derecho. Ministro de Cultura durante la Legislatura Constituyente (durante la que se redactó la Constitución 1977-79). Previamente había sido Ministro de Información y Turismo en el gobierno de Carlos Arias Navarro, periodo en el que intentó ampliar la libertad de prensa, por lo que fue destituido por el propio Francisco Franco. Su hijo, de mismo nombre, es también un conocido político por haber sido portavoz del gobierno con Aznar.

Manuel Clavero Arévalo (1926- ): Licenciado en Derecho y fue ministro en la Primera Legislatura con la UCD (1979-1980). Abandonó este ministerio por salir de la UCD, al negarse este partido a aceptar la ‘autonomía histórica’ de Andalucía, comunidad de la que Clavero era originario. Posteriormente, se centró en la política andaluza y fundó el partido Unión Andaluza. Actualmente está retirado de la política activa.

Ricardo de la Cierva (1926- ): Historiador y doctor en Ciencias Químicas y Filosofía y Letras. Su abuelo fue ministro de varias carteras con Alfonso XIII. De la Cierva ocupó distintos cargos dentro del ámbito cultural durante la dictadura y también durante la transición. Fue Ministro de Cultura en 1980 con la UCD. Ha escrito numerosos libros de temática histórica y es el fundador de la editorial Fénix. Ideológicamente, se define a sí mismo como «un claro anticomunista, antimarxista y antimasónico, y desde luego porque soy católico, español y tradicional en el sentido correcto del término», así como defensor de Franco. Con la disolución de UCD, fue nombrado coordinador cultural de Alianza Popular (AP) –que después pasaría a ser el actual Partido Popular- en 1984.


Íñigo Cavero Lataillade (1929-2002): Licenciado y doctor en Derecho. De familia aristocrática, inició su carrera en la empresa privada. Posteriormente, fue nombrado Ministro de Educación y Ciencia en la transición y después Ministro de Justicia en la Legislatura I. Después de su pasó por el Ministerio de Cultura con la UCD (1980-1981), dirigió la este partido de forma provisional.

María Soledad Becerril Bustamante (1944-): Licenciada en Filosofía y Letras, especializada en filología inglesa. Con su nominación como Ministra de Cultura con la UCD en 1981, se convirtió en la primera mujer presente en el consejo de Ministros desde la Segunda República Española. Permaneció  en el cargo hasta el momento en que tomó posesión el gobierno de Felipe González (1982). Desde finales de los 80 es militante del PP, por la que ha sido elegida diputada por Sevilla varias legislaturas. También ha sido alcaldesa de Sevilla (1995-99).

Javier Solana de Madariaga (1942-): Físico. Descendiente del diplomático español Salvador de Madariaga. Ingresó en el PSOE cuando este todavía era ilegal en España. Fue elegido diputado del PSOE en 1977. El título de Ministro de Cultura fue su primer cargo político, que ejerció de 1982 a 1988. En este periodo nacen las tres primeras grandes instituciones artísticas: PEACE (Programa Estatal de Acción Cultural en el Extranjero), ARCO (Feria de Arte Contemporáneo de Madrid) y el Centro Nacional Reina Sofía de Madrid (inaugurado en 1986). Se inauguraron también la Sala de Exposiciones Canal de Isabel II  (Madrid, 1987), el Arteleku (San Sebastián, 1987) y el Centre d’Art Santa Mònica (Barcelona, 1988).

Después de su paso por Cultura, fue Portavoz del Gobierno (1985-1988), de Educación (1988-1992) y de Asuntos Exteriores (1992-1995). Desde 1995, Solana se ha dedicado a la política internacional, quizás su faceta más conocida, donde ha ocupado los cargos de Secretario General de la OTAN (1995-1999), Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (1999-2009)- puesto que le ha valido el apodo de ‘Mr. PESC’-  y Comandante en Jefe de la EUFOR (1999-2009). Se dice de él que es asiduo a las reuniones del club Bilderberg.

Jorge Semprún Maura (1923 – 2011): Licenciado en Filosofía. Escritor, guionista e intelectual madrileño, era un europeísta convencido y su experiencia vital marcó su producción literaria. Durante la II Guerra Mundial militó en la Resistencia a la Alemania Nazi y pasó una temporada en el campo de concentración de Buchenwald. Fue ministro de cultura con Felipe González entre 1988 y 1991, a pesar de nunca llegó a militar en el PSOE. De hecho, fue miembro previamente del partido Comunista perteneciendo al Comité Central y realizando actividad clandestina bajo el alias de Federico Sánchez. Fue expulsado en 1964, por disidencias con la línea oficial del partido.


Escribió parte de su obra en francés (Le grand voyage, Montand la vie continue – biografía de Yves Montand, etc.) y ganó numerosos premios literarios a lo largo de su obra, como es el caso del premio Planeta 1977, por Autobiografía de Federico Sánchez. Su nombramiento como ministro fue controvertido, ya que vivía en París cuando fue nombrado y se ponía en duda su conocimiento sobre el panorama cultural español. Una de sus obras más conocidas es Veinte años y un día. Murió en París el pasado Junio.

Jordi Solé i Tura (1930-2009): Licenciado en Derecho. Conocido también por ser uno de los ‘padres’ de la Constitución, fue dirigente del PSUC, con el que fue diputado por Barcelona a finales de los 70 y posteriormente ingresó en el PSC-PSOE, con el que también fue elegido diputado por Barcelona en varias ocasiones. Fue degano de Derecho en la Universidad de Barcelona, en la que estudió. Tío de Montserrat Tura, ex-consellera de Justicia de la Generalitat de Catalunya.

Lideró el Ministerio de Cultura con el PSOE entre 1991 y 1993. Durante su mandato se llevaron a cabo las obras de remodelación de la Biblioteca Nacional y se iniciaron las del Teatro Real de Madrid. El Guernica de Picasso fue trasladado al Centro de Arte Reina Sofía en 1992.

Carmen Alborch Bataller (1947-): Licenciada en Derecho. Antes de ostentar el cargo de Ministra de Cultura (1993-1995) ya había ejercido como Directora General de esta área en la Comunidad Valenciana, y también había sido directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM). Cuando fue elegida Ministra de Cultura por Felipe González, no militaba en el PSOE. En el periodo en el que Carmen Alborch fue responsable de Cultura se inauguraron el CCCB (1994), el CGAC (1995) y el MACBA (1995) y el MEIAC (1995). Actualmente ocupa el cargo de Senadora por Valencia. Es conocida también su faceta de escritora, por obras como Solas, Malas o Libres.

Esperanza Aguirre y Gil de Biedma (1952-): Licenciada en Derecho. Fue nombrada como ministra de Cultura por José María Aznar, cargo que ocupó entre 1996 y 1999. Militante Unión Liberal (UL), fue concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Posteriormente UL se fusionó con el Partido Liberal (PL). En 1987 abandona el PL y ingresa en Alianza Popular (AP), – predecesor del Partido Popular (PP) actual- con la que será también concejala en el ayuntamiento madrileño. En 1991 fue nombrada Concejala de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid, junto con los cargos de tercera teniente de alcalde y Concejala de Medio Ambiente que ya ocupaba. Abandona el Ministerio de Cultura después de fuertes críticas a su gestión y fue propuesta por su partido como Presidenta del Senado (siendo la primera mujer en ser la Presidenta de la cámara alta de España). Actualmente (desde 2003) es presidenta de la Comunidad de Madrid.

A Aguirre se le atribuye la frase ‘Sara Mago, una excelente pintora’ cuando le preguntaron qué le parecía el escritor Saramago (José de nombre) después de que le otorgasen el Nobel de literatura al mismo.

Mariano Rajoy Brey (1955-): El actual Presidente del Gobierno fue también titular de Cultura con el PP entre 1999 y 2000. Licenciado en Derecho, aprobó las oposiciones de Registrador de la Propiedad, convirtiéndose con 24 años en el registrador de la propiedad más joven del estado. Su primer cargo político fue de diputado en la elecciones gallegas (1981). En 1989, con la unificación de AP en el PP, renueva su acta de Diputado por Pontevedra en las Cortes (a la que había renunciado para ser vicepresidente de la Xunta), posición que ocupará hasta que es nombrado ministro del gobierno Aznar en 1996. Durante su mandato como Ministro de Cultura, aprobó nuevos planes para la Formación Profesional (recordamos que este ministerio estaba ligado al de Educación en esa legislatura).

A pesar de que la cita es posterior a su período como titular de cultura… “Yo estoy con los artistas que tienen que hacer mucho arte para poder llegar a final de mes, con los artistas que pagan una hipoteca, con los artistas que se levantan a las siete de la mañana para trabajar y de dar de comer a sus hijos y con los artistas que hacen números todos los días con la pensión, pero no con los artistas que apoyan a Zapatero para que garantice el cobro de un canon digital que pagamos todos los españoles.” (2008).

Pilar del Castillo Vera (1952-): Licenciada y Doctora en Derecho y Máster en Ciencia Política. Dirigió la Nueva Revista de Política, Cultura y Arte (1995-1996). En el año 2000 es nombrada Ministra de Educación, Cultura, y Deportes, cargo que ejercerá hasta 2004. A través de la Ley del Cine de 2001 eliminó la cuota de proyección de películas europeas, y se aprobó también la Ley del Museo del Prado (46/2003), que para algunos supuso una mayor flexibilidad en la gestión del museo y para otros la privatización encubierta del mismo. Con esta ley, se inició la ampliación del Museo del Prado. También se inició durante su mandato la ampliación del Museo Reina Sofía y se inauguró el Museo del Traje.

Se dice de ella que es aficionada a la pintura y quizás por ello, en el Ministerio de Cultura es en realidad un autorretrato. Desde que abandonó el Ministerio de Cultura es eurodiputada en el Parlamento Europeo y presidenta de la European Internet Foundation.

Carmen Calvo Poyato (1957-): Licenciada en Derecho y Doctora en Derecho Constitucional, materia que ejerció como docente en la Universidad de Córdoba. Entre 1996 y 2004 fue Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía con el gobierno de Manuel Chaves, aunque como independiente. Durante su mandato se inauguró el Museo Picasso de Málaga (2003). No será hasta el 2004 cuando se afilia al PSOE.

Durante su mandato al frente del Ministerio de Cultura (2004-2007) se aprobó el proyecto de ley de restitución de “los papeles de Salamanca” (2005), documentos sobre la Guerra Civil incautados a la Generalitat y que fueron devueltos, tras una gran controversia, en enero de 2006. También controvertido fue el Plan Integral Antipiratería (2005) destinado a reducir el fenómeno de la piratería digital y que satisfizo a la SGAE, pero que responsabilizaba en exceso a los usuarios y excluía a los agentes sociales implicados en su elaboración. En este periodo nació también el Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH, 2007), ubicado en Salamanca y destinado a reunir todos los fondos relativos al periodo entre 1936 y 1978. Fue cesada en 2007.

Se recuerdan algunas de sus célebres declaraciones tales como ‘estamos manejando dinero público y el dinero público no es de nadie’ a’ o la respuesta a un senador del PP que utilizó la expresión ‘Calvo dixit’ (citando las palabras de la ministra), alegando que ella nunca se atrevería a dirigirse en términos de ‘Dixi’ o ‘Pixi’ a otra señoría.

César Antonio Molina (1952-): Licenciado en Derecho y en Ciencias de la Información. Ha sido profesor en la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó como director adjunto y responsable de los suplementos culturales de los periódicos Cambio 16 y Diario 16 y en 2004 fue nombrado director del Instituto Cervantes.

Durante su etapa como ministro, siguió con la política de la protección de la propiedad intelectual, centrándose en las actividades de Internet, pero su postura cercana a las sociedades como la SGAE le valió fuertes críticas por parte de los internautas. también durante su mandato se produjo el caso Odyssey, por el que España reclamó un tesoro de medio millón de monedas de plata y oro encontrado por la empresa Odyssey – en aguas internacionales según la compañía y pertenecientes a la fragata de la Armada Española ‘Nuestra Señora de las Mercedes’, según la Guardia Civil Española. El litigio aún no está resuelto pero está previsto que finalice en 2012 y hasta el momento los tribunales son favorables al gobierno español[1]. En este contexto de piratería (naval e informática) el ministro afirmó: “con los piratas, como con los terroristas, no hay nada de qué hablar”.

Molina intentó traspasar la acción cultural en el exterior -de la cual depende el Instituto Cervantes- del Ministerio de AAEE al Ministerio de Cultura, pero no lo consiguió al considerar el Ministerio de Exteriores que la acción cultural exterior era de su competencia. Este parece haber sido el motivo de su cese como ministro. Abandonó su escaño en el Parlamento en 2009, después de ser cesado como Ministro de Cultura.

 Ángeles González-Sinde Reig (1965-): Licenciada en Filología Clásica y Máster de guión cinematográfico y Master por el American Film Institute de Los Ángeles. En su faceta cinematográfica ha escrito varios guiones y obtuvo un Goya a la mejor Dirección Novel en 2003 por La suerte dormida. En 1997 fue galardonada con el Goya al Mejor Guión, junto con Ricardo Franco, por su trabajo en La Buena Estrella. Ha escrito también novelas y guiones de teatro. Antes de su paso por el Ministerio, fue presidenta de varias asociaciones de medios audiovisuales y presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España.

Su paso por el Ministerio de Cultura (2009 –2011), será recordado por la archiconocida Ley Sinde – que no es otra que la Ley de Economía Sostenible (LES) de 2009– que, en su redacción inicial, otorgaba a una comisión el poder de cerrar páginas web que permitieran descargar contenidos que violaran los derechos de autor, sin previa autorización judicial. Esta ley acabó entrando en vigor en marzo de 2011, a pesar de que para su puesta en marcha era necesaria la aprobación de un reglamento[2].

Con la Ley Sinde, la ministra se ganó la animadversión de muchos internautas y también de algunas personalidades culturales del país, como Álex de la Iglesia, que dimitió de su cargo de Presidende de la Academia de Cine antes de la gala de los Goya 2011. González-Sinde ha pronunciado frases como éstas: “Es ‘asustante’ que los libros circulen libremente por la Red“, “La cultura es un arma de construcción masiva[3].

José Ignacio Wert Ortega (1950-): el nuevo titular del Ministro de Educación, Cultura y Deporte es licenciado en Derecho y Diplomado en Sociología Política. Ocupó varios puestos dentro de RTVE en sus inicios profesionales y después en el Gabinete del Presidente del Gobierno. A finales de los 80 ejerció en política como concejal del Ayuntamiento de Madrid y después como diputado a las Cortes por la circunscripción de La Coruña. Renunció al escaño y abandonó la actividad política para dedicarse a la empresa privada, en la que ha ejercido hasta hoy.

Poco amigo de las propuestas del 15-M, a las que ha tildado de “una papilla de anarco-comunismo iletrado“, Wert ha ocupado posiciones en asociaciones de empresas dedicadas a la investigación de mercado. También ha sido profesor universitario de Teoría de la Comunicación y de Sociología Política en diferentes facultades. Viene de una amplia trayectoria en empresas privadas de diversa índole, tales como Demoscopia, S.A., GDM, Kantar Media, BBVA e Inspire Consultores.

El último día del 2011 el nuevo gobierno aprobó el reglamento para la entrada en vigor de la Ley Sinde, heredada del antiguo ejecutivo y, si no hay contratiempos, esta ley entrará en vigor el próximo mes de marzo, aunque aún hay que conocer los detalles. En cuanto al resto, es pronto para anticipar medidas concretas, pero parece que tres van a ser las prioridades de la Secretaría de Cultura: austeridad de medios, uso de la cultura como instrumento de promoción exterior y lucha contra la piratería informática. Así se desprende de las palabras del Ministro en el día de la toma de posesión del Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle: “La cultura debe ser uno de los componentes esenciales de la marca España”, “Vamos a desarrollar cuantas sinergias sean posibles entre la industria, el comercio, la cultura y la acción exterior para crear una plataforma dinámica y atractiva de difusión del patrimonio y la cultura de nuestro país”.


[1] Para más información: www.abc.es/20111130/cultura/abci-fechas-clave-caso-odyssey-201111301758.html

[2] Para más información: www.elpais.com/articulo/cultura/Cronologia/ley/Sinde/elpepucul/20111230elpepucul_5/Tes

[3] Fuente: Diario Público, 7-04-2011 en la presentación del Plan Nacional De Acción Cultural Exterior.


[1] Fuente: Secretaría de Estado de Cultura (www.mcu.es)
[2] Nye, J (2004) Soft Power: The Means to Success in World Politics
[3] Marzo y Badia (2005): Las políticas culturales en el Estado Español (1985-2005)
[4] Marzo y Badia (2005): Las políticas culturales en el Estado Español (1985-2005), p.15.
[5] Fuente: Secretaría de Estado de Cultura (www.mcu.es)

[6] Para más información: www.abc.es/20111130/cultura/abci-fechas-clave-caso-odyssey-201111301758.html

[7] Para más información: www.elpais.com/articulo/cultura/Cronologia/ley/Sinde/elpepucul/20111230elpepucul_5/Tes

[8] Fuente: Diario Público, 7-04-2011 en la presentación del Plan Nacional De Acción Cultural Exterior.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Amàlia Torres

Barcelona (1986). Licenciada en Ciencias Políticas por la UPF y Máster en Relaciones Internacionales en IBEI. Me interesa todo lo relacionado con el desplazamiento forzado y la protección internacional. He trabajado con poblaciones desplazadas y refugiadas en España, Jordania y Haití, donde resido actualmente. Me apasiona la música y la lectura. Me gusta viajar, la playa y las largas conversaciones de bar con l@s amig@s. amaliatorresbcn@gmail.com


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × two =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.