20/09/2020 BARCELONA

COP17: los retos de la gestión del carbono en Durban 2011

La 17ª Conferencia del Clima -COP 17- ya ha comenzado en Durban, Sudáfrica. Se discute la posibilidad de que el Protocolo de Kioto tenga continuidad, y para ello es necesario que sus signatarios acepten un segundo periodo de vigencia, con nuevas fechas y metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Qué propuesta están sobre la mesa y qué posibilidades de acuerdo se presentan?

Un clima bien nublado está en curso en Durban, Sudáfrica, la 17ª Conferencia del Clima – COP 17. Durante la reunión, los países participantes del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático tendrán como principal desafío definir el futuro del Protocolo de Kioto, que se agota en 2012. Para que Kioto tenga continuidad es necesario que sus signatarios acepten un segundo periodo de vigencia, con nuevas fechas y metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, varios de los signatarios no desean su renovación. El Protocolo no ha funcionado bien. No garantizó que grandes emisores como India, Brasil y China fuesen sometidos a regímenes legales de metas obligatorias que contribuyesen a la reducción del efecto invernadero, no logró éxito en encuadrar a los Estados Unidos en un acuerdo legal y, para colmo, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Rusia y Canadá ya han dicho que no aceptan un segundo periodo de compromisos para el Acuerdo. Además, la Unión Europea, que voluntariamente, ya adopta reducciones de emisiones superiores a lo establecido por el Protocolo, considera la posibilidad de su continuación aunque, solamente, si todos los grandes emisores se adhieren. El punto clave, todavía, está en cómo conciliar el crecimiento económico con la necesaria disminución de emisiones de carbono.

Financiación x Riesgo climático

La Conferencia tiene lugar en un momento difícil. La crisis financiera mundial crea un ambiente hostil para las negociaciones y perjudica el debate y reglamentación del Fondo Climático, mecanismo de financiación de acciones para reducir las emisiones y promover las adaptaciones al cambio climático en los países en desarrollo, creado durante la COP16. La idea es que los países desarrollados dispongan de 100 mil millones de dólares al año, hasta 2020, par inversiones que favorezcan la reducción de emisiones. Sin embargo, no está claro cómo será el mecanismo de gobernanza a ser adoptado para gestionar los recursos, si exclusivamente coordinado por aquéllos que los aplican, o si también por quien los recibe; y cómo las contribuciones serán aportadas, si directamente en el Fondo o por intermedio de acuerdos bilaterales, algunos incluso, ya en marcha.

Por otro lado, el riesgo climático es creciente. Según un Informe reciente del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) está confirmada la relación entre el cambio climático y la actual tendencia de eventos climáticos catastróficos como inundaciones, ciclones, sequías y temperaturas extremas. Los niveles de gases invernadero alcanzaron un nuevo récord en 2010. Datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) presentan las mayores concentraciones en la atmósfera de CO2 (39%), metano (158%) y oxido nitroso (20%) desde del inicio de la era industrial. Este escenario resulta en costes que no son considerados en las cuentas nacionales, traducidos en contaminación y degradación, pérdida de recursos naturales y productividad que afectan a toda la cadena de crecimiento económico.

La verdad es que todos los países dicen querer los mismos resultados, aunque no los quieran. No se trata de un juego donde todos ganan pues la falta de confianza entre ellos y los diferentes intereses económicos y políticos involucrados resultan en una percepción de que se está pidiendo a unos más que lo que otros están dispuestos a hacer. Por esa razón, las negociaciones no avanzan y los obstáculos se perpetuán.

¿Otro Mundo es posible?

La población mundial ha llegado a los 7 mil millones de personas. El crecimiento de la población está relacionado con el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y la crisis ambiental muestra que el exceso de consumo es mucho peor que el exceso de gente. Es necesario reflexionar sobre esta realidad y la COP 17 es una excelente oportunidad para que todos los países involucrados en el Protocolo de Kioto renueven sus compromisos con el desarrollo sostenible.

Por consiguiente, la transición a una economía verde, de baja emisión de carbono y con el uso eficiente de los recursos naturales debe ser tratada como una prioridad central de los esfuerzos internacionales para el alcance de la sustentabilidad económica, social y ambiental. Este modelo implica en cambios en los paradigmas de producción y consumo, considerando no solamente los mecanismos de compensación de las emisiones de gases invernadero (mecanismo de desarrollo limpio), pero también, incentivando y priorizando otros que las eviten como, por ejemplo, por intermedio del programa de reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal (REDD+).

Propuestas sobre la mesa

No hay grandes expectativas en relación a los resultados de Durban. El más probable es que algunas medidas técnicas y financieras avancen, como por ejemplo la financiación a largo plazo a través del Fondo Climático y del REDD+, la cooperación tecnológica entre países desarrollados y en desarrollo, además de un sistema global para el monitoreo de las emisiones; mientras la agenda política en relación a un nuevo período de compromiso para el Protocolo de Kioto y a un nuevo acuerdo global en la Convención del Clima presentan muchas barreras.

En un escenario de crisis mundial es necesario resistir a la tentación de tener una ganancia económica a corto plazo, con un uso no sostenible de los recursos naturales. Aunque Durban funcione solamente como una etapa más en la construcción de un régimen global climático es imprescindible establecer un guión con pasos y fechas bien definidos que permita, en un futuro próximo, un acuerdo que efectivamente concilie las medidas para el enfrentamiento del cambio climático apuntadas por la ciencia y la voluntad política de los países.

Ésta es una expliación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Karen Oliveira

Brasileña, geóloga, especialista en cooperación internacional y medio ambiente. Máster en Energía, Doctora en Relaciones Internacionales. Trabajo con la movilización de fondos y gestión de proyectos direccionados al desarrollo social, salud, género y medio ambiente. Mis temas de interese son política, economía, medio ambiente, derechos humanos y sus interrelaciones.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two × 4 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!