26/11/2020 BARCELONA

Los 10 instrumentos financieros que provocaron la crisis de 2008

¿Sabemos realmente cómo comenzó la "Gran Recesión"? La crisis económica comenzó en el año 2008 a raíz de un entramado de instrumentos que alimentaron la burbuja inmobiliaria y la especulación en el mercado financiero. Hoy, te contamos cuáles son esos productos que provocaron el colapso de la economía mundial.

En algunos lugares del planeta más, en otros menos, pero la crisis económica global aún no ha terminado. Son muchos los países que siguen inmersos en reformas económicas interminables y tasas de paro gigantescas; que presentan un grave estancamiento del PIB y una deuda pública impagable. Pero ¿cómo empezó todo esto? El año 2016 está acabando ¿y aún no sabemos qué provocó La Gran Recesión que comenzó en 2008?

El ‘crack’ de 2008

Estamos en los últimos meses de 2007 y los mercados de valores estadounidenses empiezan a caer, Wall Street sufre diariamente rumores sobre una inmediata precipitación de la economía de EE.UU. y el pesimismo empieza a generalizarse. Tras varios meses en esta situación, el banco de inversión Bear Stearns parece al borde del colapso y el Banco de la Reserva Federal de Nueva York facilita un préstamo a la compañía para evitar su derrumbamiento. Finalmente, ésta no puede salvarse y es vendida a la financiera JP Morgan Chase.

Aumento del volumen de hipotecas 'subprime' en el mercado desde 2004 hasta el estallido de la burbuja inmobiliaria [Foto: Farcaster vía Wikimedia Commons].
Aumento del volumen de hipotecas ‘subprime’ en el mercado desde 2004 hasta el estallido de la burbuja inmobiliaria [Foto: Farcaster vía Wikimedia Commons].

Ya en pleno 2008 parece claro que empresas, banca y gobierno están perdiendo el control de los acontecimientos. La economía financiera está invadida por las llamadas “hipotecas subprime”, créditos basura otorgados a potenciales insolventes, con un fin especulativo, que han sido mezclados con otros productos financieros y que se encuentran repartidos por todo el mundo. Nadie sabe cuántas “hipotecas basura” tiene cada entidad financiera, los bancos no se fían unos de otros y dejan de concederse créditos, el dinero deja de fluir, el colapso parece más cerca que nunca.

El gobierno de EE.UU., a través de la Reserva Federal (FED), empieza a inyectar dinero para revertir la situación pero, en verano de 2008, las dos sociedades hipotecarias más grandes del país, Freddie Mac (Federal Home Loan Mortgage Corporation) y Fannie Mae (Federal National Mortgage Association) empiezan a desplomarse, lo que obliga a la FED a inyectar más dinero para evitar el desastre.

Finalmente, el banco de inversión Lehman Brothers se declara en bancarrota y pide un rescate que el gobierno estadounidense ya considera inasumible. Así, la entidad cae provocando el colapso del sistema financiero de EE.UU. y, posteriormente, se inicia la crisis financiera global. Estamos a septiembre de 2008 y ha estallado la burbuja inmobiliaria, el escándalo hipotecario de las subprime, la crisis financiera y, por ende, la crisis económica global. Empieza la Gran Recesión.

Una historia de avaricia y especulación

Sin embargo, cuando hablamos de todo este entramado financiero que colapsó en el año 2008, ¿de qué hablamos exactamente? ¿Qué es lo que falló? Aquí os presentamos los 10 instrumentos financieros que provocaron el derrumbamiento del mercado en el año 2008:

La que fue la sede principal de Lehman Brothers en la ciudad de Nueva York [Foto: David Shankbone vía WikimediaCommons].
La que fue la sede principal de Lehman Brothers en la ciudad de Nueva York [Foto: David Shankbone vía WikimediaCommons].

Collateralized Debt Obligation (CDO): Tipo de activo financiero estructurado cuyo valor y pagos derivan de una cartera de valores –que son deudas/créditos garantizados/colaterales–. Los diferentes activos de la cartera se dividen según su riesgo, siendo los más arriesgados los “junior/equity” y los menos los “senior”. Los pagos e intereses se abonan por orden de seniority, de manera que los activos más arriesgados –que también son los que ofrecen mayores pagos o tienen un precio más bajo– son los últimos en abonarse. Estos CDO contenían las hipotecas subprime.

Security: Instrumento negociable que representa un activo respecto de un valor financiero. En este sentido, el activo puede representar propiedades (stocks o acciones), acuerdos de deuda (bonds o bonos) o derechos de propiedad (derivatives o derivados). Aquella entidad que emite el activo es el “emisor” pero es la estructura reguladora de cada Estado la que determina qué es calificable como activo (p.ej: Generalmente, no pueden regularse como tales los fondos de inversión privados).

Mortgage Backed Securities (MBS): Tipo de activo financiero respaldado por una hipoteca o conjunto de hipotecas originadas en una institución financiera regulada y autorizada. Este instrumento permite a los bancos conceder préstamos sin asegurarse de que los clientes pueden cubrirlos, actuando de intermediario entre los inversores en el activo y los clientes. Las agencias de calificación crediticia clasifican estos valores en dos grandes grupos.

Commercial mortgage-backed security (CMBS): Tipo de activo financiero respaldado por propiedades comerciales y multifamiliares (hoteles, escuelas, industrias, comercios, etc.) con características variables: Normalmente, los préstamos a largo plazo (5 años o más) son a interés fijo y con restricciones al pre-pago; mientras que a corto plazo (1-3 años) son a interés variable y sin restricciones de pre-pago.

Credit Default Swap (CDS): Seguro sobre el impago de deudas de activos (securities). El contratante paga a la empresa aseguradora y ésta, en caso de que los activos del asegurado pierdan valor, debe retribuirle. Muchas aseguradoras (como AIG) vendieron CDS’s a inversores que no poseían activos, teniendo que hacer pagos de garantías al estallar la crisis financiera, exacerbando la misma.

Derivatives: Contrato financiero cuyo valor depende de las expectativas sobre el movimiento del precio del activo al cual está ligado (acciones, divisas, materias primas, etc.) y que se utiliza para transferir el riesgo vinculado a esas fluctuaciones de precios de los activos. El derivado no tiene valor por sí mismo, es una “apuesta” sobre el futuro valor del activo al que está vinculado.

Asset Backed Security (ABS): Tipo de activo financiero respaldado por valores como préstamos, arrendamientos, deudas de tarjetas de crédito o recibos por cobrar contra bienes no-inmuebles. Su principal característica es que no son activos respaldados por hipotecas. Para los inversores son una alternativa a la inversión en deuda corporativa.

Gráfico que muestra el aumento de la deuda privada basada en bienes inmuebles y negocios financieros en EE.UU. hasta el estallido de la crisis de 2008 [Foto: Farcaster vía WikimediaCommons].
Gráfico que muestra el aumento de la deuda privada basada en bienes inmuebles y negocios financieros en EE.UU. hasta el estallido de la crisis de 2008 [Foto: Farcaster vía WikimediaCommons].

Hedge Fund: Cartera de inversiones gestionada de forma agresiva que utiliza estrategias de inversión avanzadas –basadas en la especulación– en los mercados nacionales e internacionales con el objetivo de obtener una alta rentabilidad. Dichos fondos no están regulados –a diferencia de los fondos de inversión– y se caracterizan por estar diseñados para inversores “sofisticados” –legalmente, en EUA estos inversores deben tener un patrimonio, renta y conocimientos mínimos–. Además, requieren de una gran inversión inicial y son los más arriesgados del mercado.

Hedging: Una cobertura es la realización de una inversión para reducir el riesgo de movimientos de precios adversos de un activo. Normalmente, consiste en tomar una posición de compensación en un activo relacionado. Sin embargo, aunque los fondos de cobertura sirven para protegerse del riesgo de bajadas en el mercado, su objetivo real es maximizar la rentabilidad de la inversión.

Leverage (apalancamiento): Uso de diversos instrumentos financieros (opciones, futuros, márgenes, etc.) o capital prestado para aumentar el potencial de rentabilidad de una inversión. El nivel de apalancamiento de una empresa representa la cantidad de deuda utilizada para financiar sus activos. Si este nivel supera el número de activos de la empresa se la considera apalancada (situación arriesgada). Normalmente, este instrumento se usa para magnificar las ganancias de los valores de sus inversionistas –pero también puede magnificar las pérdidas: destrucción de dichos valores–.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torres

Barcelona, España. Politólogo especializado en Relaciones Internacionales graduado por la Universidad Pompeu Fabra. Actualmente trabaja en Amnistía Internacional Cataluña, dónde también realiza labores de activismo en el grupo de incidencia política. Anteriormente, co-impulsó diversos proyectos de cooperación en los campos de refugiados de Grecia. Sus líneas de interés se centran en temas relacionados con la conflictividad y la seguridad global, la economía política y el desarrollo internacional.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

three + nine =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!