25/11/2020 BARCELONA

¿Podrá hacer frente Grecia al pago de su deuda?

El ejecutivo griego anunció el pago de sus compromisos más inmediatos con el FMI. Por el momento ha cumplido en su primer compromiso, pero todo hace indicar que tendrá difícil hacer frente a los que están por venir. Te explicamos cuál es la situación de la deuda griega y cuáles son los retos que tendrá que afrontar tanto Grecia como la UE.

Alexis Tsipras alza el puño con un júbilo incontenible. Syriza cumple los pronósticos y roza la mayoría absoluta. Es el domingo 25 de enero de 2015 y el antaño activista estudiantil se convierte en la esperanza de todo un país. La formación que encabeza Tsipras se convierte en un rayo de luz que se cuela entre la tormenta. Grecia es un país resquebrajado social y económicamente.

El 60% de la población (prácticamente 7 millones de habitantes) necesita la exigua pensión de los mayores para poder sobrevivir (estas han bajado el 50% en los últimos años). El país heleno experimenta unas elevadísimas tasas de paro, por encima de las españolas, con unos niveles de crecimiento bajo cero y sin un tejido económico que permita imaginar un futuro más próspero.

Relacionada: Todas las medidas de austeridad de Grecia al detalle

El pasado 9 de abril el Ministro de Finanzas griego, el controvertido economista Yanis Varoufakis, dio luz verde para efectuar el pago correspondiente al préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional. Un total de 450 millones de euros.

Pero el ejecutivo de Atenas ya ha dado la voz de alarma, no tiene líquido para cubrir los gastos de este mes de abril y no va a poder cubrir las nóminas de sus empleados públicos.

La situación es realmente grave, Grecia tiene una deuda de 350 mil millones de euros, aproximadamente el 185% de su Producto Interior Bruto, a la cual no va a poder hacer frente (85% de esta deuda la tienen socios europeos). La deuda no puede ser asumida y será necesario estudiar la posibilidad de una reducción de la deuda y un aplazamiento en el pago de la misma y de sus intereses.

Sencillamente, la economía griega está al borde del precipicio.

Según la agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s Grecia figura en la clasificación CCC, ligeramente por encima del impago efectivo (selective default). debido a la cada vez más alta probabilidad de que el Estado griego no cumpla con sus compromisos de pago en tiempo y forma. La deuda griega tiene peor calificación que la de países como Zambia, Camerún, Ghana, Pakistán, o Jamaica.

economia-de-grecia
Banderas griega y europea con el Partenón al fondo [Wikipedia]

El origen de la crisis

La situación del país mediterráneo se ha desencadenado por una suma de factores:

En primer lugar, y retrocediendo tan sólo dos décadas, cuando la idea del euro iba cobrando forma, se realizaron unas listas de países con potencialidad para adherirse a la moneda única. Grecia no figuraba en ella. Tampoco lo hacían España, Portugal, o Irlanda. Sin embargo y pese al riesgo país (muy lejos de Alemania o Países Bajos por ejemplo) que presentaban estos territorios, se decidió incluirlos dentro del proyecto Euro con el propósito de armonizar la política monetaria y evitar perder competitividad dentro de la Eurozona (la multiplicidad de monedas como el dracma o la peseta dificultaría la operativa comercial y rebajaría la competitividad en el comercio intracomunitario al tener los tipos de interés una gran influencia).

En segundo lugar, en 1997, y tras no poder albergar las Olimpiadas del Centenario en 1996, el Comité Olímpico Internacional (COE) designó a Grecia como anfitrión de los JJOO de 2004. A partir de ahí, el país se endeudó masivamente (las entidades bancarias prestaban dinero a bajo interés) y, además, se maquillaron informes financieros con el objeto de ocultar la realidad.

No sería hasta el año 2010 cuando el entonces Primer Ministro, el socialista Papandreu, desenmascararía la trágica realidad: Grecia tenía una deuda muy por encima del 13% del PIB como se había hecho creer hasta la fecha, situación gravemente acentuada por la crisis financiera que estalló en 2008 desatada por la caída de Lehman Brothers.

Relacionada: Testimonio de un griego: la historia de la Deuda Griega

Desde que Papandreu dio la voz de alarma, el Edificio del Parlamento Helénico ha visto pasar a cuatro Primeros Ministros en algo menos de un lustro.

En 2013 Grecia representaba un problema porque la deuda la tenían los bancos, en 2015 Grecia ya no es un problema tan grande: la deuda ha pasado a manos de los estados. Por ejemplo, cada español tiene 1.700 euros de deuda griega.

d81f16b1584d0bd6ebc3396dbc5c4fbb
Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo y Yanis Varoufakis, Ministro de Finanzas griego [Simela Pantzartzi]

¿Qué hará Alexis Tsipras?

Es importante, como decíamos al inicio, constatar que Grecia no va a poder hacer frente a la deuda de 350 mil millones de euros que tiene actualmente puesto que la situación es dramática y, desde un punto de vista económico, no goza de una infraestructura o de un tejido industrial lo suficientemente próspero como para poder revertir la situación.

Grecia debería acometer una serie de reformas estructurales para rebajar sustancialmente los niveles de fraude fiscal, economía sumergida y potenciar sectores clave que caracterizan a los países más desarrollados. El principal contratiempo es que las arcas del país están vacías, y además, endeudadas enormemente.

Desde el Ejecutivo griego se ha impulsado una iniciativa con base histórica según la cual reclaman a Alemania una suma en torno a los 280 mil millones de euros cumpliendo así uno de sus compromisos electorales. El reclamo de Atenas se remonta a un préstamo forzoso que los alemanes obligaron a desembolsar al Banco de Grecia en 1942 por un valor actual de 10.300 millones de euros, el resto serían compensaciones por crímenes cometidos por los nazis en territorio griego. Grecia fue, asimismo, uno de los pocos países que no recibió ninguno de los 20 mil millones de dólares con los que Berlín satisfizo las reparaciones de guerra. Las relaciones diplomáticas entre helenos y germanos están lastradas desde hace siete décadas. La respuesta del gobierno alemán ha sido rotundamente negativa.

La troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), encargada de supervisar la situación económica de países beneficiarios de préstamos provenientes de la UE o del FMI y Grecia se hallan actualmente en negociaciones para aliviar la agónica situación de la economía helena. Varoufakis no cede, ni la pasada semana en Washington en la reunión con el FMI ni esta semana en la reunión de Ministros de Economía de la Eurozona. “Hemos acercado posturas a gran velocidad en las últimas semanas” declaró ante la incredulidad general. La troika sólo abrirá el grifo si Atenas realiza más ajustes.

In this Monday, June 16, 2014 photo Greece's new Prime Minister Alexis Tsipras, left, attends a book presentation of Yanis Varoufakis, right, in Athens. Economist and outspoken bailout critic Yanis Varoufakis, 53, has confirmed on Tuesday, Jan. 27, 2015 in a blog post that he will be sworn in as Finance Minister under the country’s new left wing government. (AP Photo/InTime News, Giannis Liakos)  GREECE OUT
El Primer Ministro griego, Alexis Tsipras, junto a su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis [Giannis Liakos]

Tsipras ha reaccionado con celeridad sustituyendo a Varoufakis por Efclidis Tsakalotos, segundo de a bordo en la cartera de Exteriores. Desde Atenas han considerado que el punto muerto en el que se hallan las negociaciones no es positivo, y además, la figura de Varoufakis se ha amortizado sobradamente en el ámbito europeo.

Relacionada: Lo que ha pasado en Grecia es una lección de hasta dónde no podemos llegar

Finalmente, y como opción más viable para aliviar la delicada situación griega, un gran número de economistas y analistas se apoyan en una quita parcial de la deuda contraída por Grecia y posponer los pagos a los que debe hacer frente un país que se halla en la situación más desoladora de su Era Moderna.

Alexis Tsipras tiene ante sí un reto monumental: restañar las heridas de un país en coma profundo.

Este es un artículo sin ánimo de lucro


[button url=”https://www.unitedexplanations.org/2013/12/11/tiene-que-pagar-la-ciudadania-las-deudas-de-sus-politicos/” style=”red”]Deuda odiosa: ¿tiene que pagar la ciudadanía las deudas de sus políticos?[/button]

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Borja Asensio

Barcelona, España. Soy licenciado en Ciencias Políticas, estoy especializado en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior. Me encanta viajar, la lectura, los deportes en general, el cine, conversar...y escribir!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

9 − seven =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!