21/09/2020 BARCELONA

Neoextractivismo: ¿solución o generador de dependencia?

Constantemente escuchamos en las noticias que los precios de los llamados Commodities suben o bajan, el petróleo, la soja, el trigo, etc. ¿Qué importancia tienen estos precios? Lo que hacen es reflejar un modelo económico conocido como Neoextractivismo, que ha ganado lugar dentro de muchos países de America Latina

A lo largo de la historia America Latina ha sido conocida, popularmente, como el granero del mundo. Luego de la llegada de los Europeos en 1492 y a lo largo de sus primeros años  como Estados, el modelo económico predominante fue lo que se conocía en ese entonces como Extractivismo. Modelo que se centraba en la explotación de los recursos naturales y en su exportación hacia las metrópolis, generando una relación desigual puesto que las manufacturas que se fabricaban con esas materias primas eran vendidas a precios mucho mayores a los productores primarios lo cual generaba una relación de dependencia y déficit constante en la relación entre importación y exportación.

El neoextractivismo

Ya pasaron más de dos siglos desde que los Estados americanos declararon su independencia, sin embargo en pleno siglo XXI los gobiernos que han llegado al poder en la mayoría de los países han traído de vuelta este viejo modelo que paso a denominarse como “neoextractivismo”.

Este modelo que aparenta ser nuevo en los discursos políticos comparte con su predecesor el hecho de centrarse en la explotación de la naturaleza para la obtención de recursos, con el fin de obtener una mayor cantidad de ingresos económicos, este modelo se aplica principalmente en países de America latina cuyos gobiernos son catalogados como de izquierda, países como Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Venezuela; todos ellos ricos en recursos naturales.

Las mejoras que se han implementado con esta nueva versión del clásico extractivismo incluyen un mayor control estatal de los ingresos por las exportaciones y  una mayor participación nacional en los beneficios gracias a las políticas de nacionalización de los recursos. Además, estos beneficios económicos han sido aplicados en una diversa variedad de proyectos, entre estos podemos mencionar los planes sociales que tienen como objetivo reducir las brechas existentes entre ricos y pobres, promover la igualdad y el desarrollo. Todo esto sumado al flujo continúo de divisas y a la acumulación de capital.

Muchos autores consideran, sin embargo, que el neoextractivismo es una trampa, ya que los términos de intercambio siempre favorecerán al país que exporte el producto con el mayor valor agregado. A pesar de que las Commodities hayan tenido una década de precios altos, lo que las convirtieron en estrellas y que llevaron a los grandes exportadores a llenar sus arcas con divisas, es predecible que estos precios comiencen a bajar como se ha evidenciado con la reciente caída en los precios el petróleo.

Pintada Soja en Còrdoba (Argentina) Foto: Wikimedia

Uno de los problemas es que países como Venezuela, Argentina y Bolivia no han sabido aprovechar estos años de bonanza en los precios de sus exportaciones para generar una industria manufacturera que pueda sostener sus economías. Tomemos por ejemplo el caso de Argentina cuyo mayor volumen de exportaciones está representado por subproductos derivados de la soja los cuales tienen un escaso valor agregado. Estas exportaciones dependen en su mayoría de China como comprador primario, sin olvidar que Argentina compite por este mercado con muchos otros países de la región. Un escenario, donde el precio de la soja baje, generaria muchos problemas para la economía de este país, que cuenta un grado de industrialización bajo y que además insiste en poner trabas a las importaciones de insumos necesarios para la elaboración de manufacturas que pudieran ser exportadas.

Otro de los problemas es que estos países con el objetivo de obtener más ganancias comenzaran a sobreexplotar la naturaleza para que la producción sea mayor. De esta manera el progresismo del que se jactan los gobernantes pierde la esencia, puesto que se vuelve a un capitalismo ciego donde solo importan los beneficios, ya no sobreexplotando a los trabajadores, sino a la naturaleza. Esta situación tiene consecuencias muy graves, muchos de los proyectos que tiene planeado Brasil sobre el Amazonas podrían degenerar en consecuencias medioambientales de gran envergadura. Lo mismo que sucede con la minería a cielo abierto que se lleva a cabo en Argentina, por ejemplo.

“Debemos pensar una forma de producción alternativa al extractivismo, que está destruyendo a América Latina y al mundo. Sus ciclos arrasan con la fertilidad de la tierra llevándola hasta el límite. Muchas regiones ya están desertificadas porque no soportan dicho saqueo.” (Boaventura de Sousa dos Santos)

El neoextractivismo por tanto es un modelo que puede tener ventajas en el corto plazo, pero que necesita ser analizado y modificado para poder lograr un desarrollo de calidad en los países que lo aplican.

Foto de Portada: Dematamento. Wilson Dias/Agencia Brasil. Vía Wikimedia.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Belen Aguero

Argentina/España. Soy licenciada en Relaciones Internacionales y tengo un máster en Cooperación internacional y gestión de políticas públicas, actualmente me encuentro realizando un doctorado. Me interesa profundamente el análisis de fenómenos internacionales, en especial lo relacionado a las agendas globales de desarrollo y lo referente a gobiernos locales y regionales.


2 comments

  • carlos

    05/02/2015 at

    El neo extractivismo es primo hermano del neo populismo

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one + 1 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!