30/11/2021 BARCELONA

El papel de Hezbollah y la guerra civil siria

Los últimos meses han sido testigos de rumores cada vez mas intensos en torno a la presencia de combatientes de Hezbollah sobre el terreno, luchando junto al ejército de Assad, en particular en las aldeas chiís a lo largo de la frontera entre Siria y Líbano. Las sospechas se vieron confirmadas durante un discurso televisado a finales del mes de abril, en el que el líder de la organización libanesa, Hassan Nasrallah, proclamó que los miembros de la misma están preparados para proteger al régimen sirio.

Dos son compañía, tres son multitud, y en el conflicto sirio esta máxima parece más cierta que nunca. Los últimos meses han sido testigos de rumores cada vez mas intensos en torno a la presencia de combatientes de Hezbollah sobre el terreno, luchando junto al ejército de Assad, en particular en las aldeas chiís a lo largo de la frontera entre Siria y Líbano.

Las sospechas se vieron confirmadas durante un discurso televisado a finales del mes de abril, en el que el líder de la organización libanesa, Hassan Nasrallah, proclamó que los miembros de la misma están preparados para proteger al régimen sirio. Nasrallah afirmó que Siria tiene verdaderos amigos en la región y el resto del mundo: aliados que no permitirán que Siria “caiga en manos de los Estados Unidos, Israel y los takfiris [grupos yihadistas vinculados a Al Qaeda]”. El líder del “Partido de Dios” trazó una línea roja: un ataque contra el santuario de Sayyida Zainab erigido en honor de la nieta del Profeta Muhammad cerca de Damasco (en Irak, fue la destrucción de un santuario chiíta en 2006 lo que llevo a años de derramamiento de sangre sectario entre chiítas y sunitas). De hecho, se estima que alrededor de mil miembros de Hezbollah protegen el edificio a día de hoy. Otros 2.000 voluntarios han sido aparentemente destinados a Damasco, mientras que entre 800 y 1.000 pelean cerca de Al-Qusayr (datos de AFP).

Hezbollah sin embargo había venido negando desde el inicio del conflicto cualquier tipo de implicación en el conflicto sirio y, pese a su notable peso en la escena política libanesa, ha hecho esfuerzos por mantener al Líbano apartado de este. ¿Por qué entonces ha elegido este momento para amenazar primero, y ejecutar después, una intervención más amplia en Siria? La razón más poderosa giraría en torno a la política interior del pequeño país costero. Muchos opinan que Nasrallah temía estar perdiendo el control del grupo a manos de oficiales iraníes.

También tenemos que tener en cuenta que el Líbano se enfrenta hoy en día a un enorme vacío de poder tras la dimisión de su último primer ministro y el consiguiente retraso de elecciones legislativas, en la que la organización chiíta tuvo mucho que ver. Al mismo tiempo, Hezbollah se ve impulsado en gran medida por el miedo a perder un aliado estratégico en la región.

La estrecha relación entre los dos aliados nació en los años 60, cuando el padre de Assad decidió acudir en ayuda de la minoría chií oprimida, liderada en aquel tiempo por Musa Sadr. Este perjuicio se intensificaría enormemente si Irán es atacado durante los próximos meses, opción que el Gobierno israelí parece no haber descartado por completo. Por un lado, se debilitaría enormemente la capacidad militar de Hezbollah, una de sus bazas más potentes, y por otro lado se cuestionaría un equilibrio estratégico ya de por si muy frágil, equilibrio imperante en la región durante décadas. Algunos analistas consideran que también es probable que se trate de una táctica preparatoria ante la tan cacareada conferencia internacional que tendrá previsiblemente lugar en Ginebra para fijar una nueva hoja de ruta en Siria: la intervención pública de Hezbollah complica el panorama para los opositores de Assad e incrementa el poder negociador del régimen.

Mártires de Líbano en Siria

Muchos creen que la principal razón por la que la organización se sintió un tanto forzada a reconocer su participación era el nada desdeñable aumento de funerales de mártires de Hezbollah fallecidos en Siria. La mayoría de los militantes de Hezbollah, que forman lo que ellos llaman “comités populares”, creen que es su deber moral y nacional luchar en nombre de Dios, en nombre de sus creencias. También cabe recordar que se han llevado a cabo acciones en el norte de Líbia, donde Trípoli se ha convertido en un banco de pruebas a pequeña escala del conflicto sirio. Por ese motivo, hay combatientes que decidieron en su momento participar en esta guerra al ver su tierra atacada y su gente estaban asesinada a manos de los rebeldes sirios.

La participación de la milicia parece aumentar día tras día, tanto en cantidad como en términos de territorio. Se ha extendido progresivamente hacia el norte llegando hasta Al-Qusayr, donde días atrás estalló lo que muchos consideran una batalla clave para el conflicto. El objetivo de la organización parece ser el mantener bajo su control un corredor con acceso al mar a través de los puertos de Siria con el objetivo de permitir el contrabando de armas iraníes. Liberar ciertos territorios rebeldes también resulta crucial en caso de que sea necesario preparar una posible retirada de Assad y sus aliados a las ciudades costeras colindantes a Latakia.

Sin embargo, no pocos libaneses han mostrado abiertamente su descontento frente a los últimos movimientos de Hezbollah, incluso algunos de sus partidarios, conscientes de que podrían llevar al país de nuevo al infierno del conflicto civil que muchos libaneses no están dispuestos a soportar otra vez. No hay que olvidar que la razón de ser de Hezbollah ha sido siempre la resistencia a Israel. Es por este motivo que la organización ha logrado mantener su ala militar, bajo el pretexto de que el ejército libanés es incapaz de defender el país. Hasta ahora, ése ha sido un argumento convincente para muchos libaneses, más allá incluso de la propia comunidad chiíta de Hezbollah. Sin embargo, muchos de esos simpatizantes seguramente se opongan a la idea de que la milicia de Hezbollah intervenga para apoyar a un dictador asediado – especialmente cuando el dictador en cuestión se vio obligado por millones de libaneses a retirar sus tropas del país en 2005, tras el asesinato de Rafiq Hariri.

Hezbollah, King-Maker

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Hezbollah ha sido y es lo que se denomina un “king-maker” (un hacedor de reyes) siempre a tomar en cuenta y su presencia en Siria representa sin lugar a dudas un punto de inflexión para el futuro la región. Si el número de combatientes de Hezbollah luchando junto a los soldados del régimen se incrementa aún más, los rebeldes probablemente no serán capaces de derrotar a Assad por si solos (es ahí donde entra en juego la eventualidad de la intervención extranjera liderada por Occidente). Eso podría llevar a que se vean obligados a aceptar entrar en algún tipo de conversaciones de paz con el régimen sirio, con o sin la mediación de actores externos.El resultado más probable sería entonces un acuerdo para compartir el poder mediante el cual todas las facciones y las minorías estén representadas en el Gobierno, siguiendo el ejemplo de Irak y el propio Líbano. Eso, casi seguramente, implicaría que Hezbollah tuviera la oportunidad de ejercer una influencia garantizada en la política siria, invariablemente entrelazada con la del Líbano. Además, este tipo de pacto otorgaría en bandeja de plata a Irán una enorme base territorial a partir de la cual extender su influencia en la región.

A pesar de que tal desarrollo parece presentar vagas promesas de una estabilidad que todos ansían, otros actores clave en la región (véase Israel, Qatar y Arabia Saudí) no se mostrarán a buen seguro tan satisfechos. Al fin y al cabo, y a pesar de lo que se suele decir, el conflicto sirio es más una lucha por el poder que un conflicto sectario.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Itxaso Dominguez

Itxaso Domínguez de Olazábal. Licenciada en Derecho y especializada en Derecho de la Unión Europea y relaciones internacionales, tras trabajar en Egipto se convirtió en una amante de la región y todo lo que en torno a ella gira. Idealista convencida, europeista irremediable, en constante aprendizaje. Escribe para Miradas de Internacional y algunos medios egipcios y tiene un blog personal, Discovering MENA and other thoughts.


2 comments

  • Felino del desierto

    16/07/2014 at

    Trípoli es de Libia no Líbano

    Reply

    • unitedexplanations

      16/07/2014 at

      Muchas gracias por la corrección, hemos procedido a modificarlo.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

sixteen + fourteen =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!