25/05/2022 MÉXICO

Oscar Niemeyer, el poeta de las curvas

Oscar Niemeyer (1907-2012), un genio de la arquitectura, clave en el desarrollo de la arquitectura moderna, murió en el último mes de diciembre. Su trabajo, siempre lleno de curvas, marca de un estilo inconfundible, marcó el paisaje urbano del Brasil y esta presente en diversos otros países.

“Não é o ângulo reto que me atrai, nem a linha reta, dura, inflexível, criada pelo homem. O que me atrai é a curva livre e sensual, a curva que encontro nas montanhas do meu país, no curso sinuoso dos seus rios, nas ondas do mar, no corpo da mulher preferida. De curvas é feito todo o universo.”


Oscar Niemeyer (1907-2012), un genio de la arquitectura, clave en el desarrollo de la arquitectura moderna, murió, a la edad de los 104 años, en el último mes de diciembre. Su trabajo, siempre lleno de curvas, marca de un estilo inconfundible,  marcó el paisaje urbano del Brasil y está presente en diversos otros países.

Oscar Niemeyer

Nació en Rio de Janeiro y estudió en la Escola de Belas Artes del Rio de Janeiro. En sus primeros años de trabajo tuvo la oportunidad de colaborar en grandes proyectos, como la construcción del edificio del Ministerio de Educación y Salud. Durante este proyecto Niemeyer trabajó como el famoso arquitecto suizo, Le Corbusier, arquitecto que sirvió de gran influencia para la obra de Niemeyer. El proyecto de los edificios de la Pampulha (Belo Horizonte) impulsó la carrera de Niemeyer en Brasil y en el extranjero. Durante los años 40 y 50,  Niemeyer se convirtió en uno de los arquitectos más conocidos del pais, realizando el proyecto de diversas edificaciones públicas. Fue uno de los arquitectos del proyecto de la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, hecho que generó invitaciones para ser profesor en la Universidad de Yale y en la Escuela de Design de Harvard.

Brasilia, su obra maestra

En 1956, Niemeyer es invitado por el Presidente Juscelino Kubitschek para proyectar la nueva capital del Brasil, Brasilia. Brasilia fue un grande reto para el arquitecto, en el tiempo de un mandato, Niemeyer tenía que proyectar una ciudad en el medio de la nada.

http://en.wikipedia.org/wiki/File:Montagem_Bras%C3%ADlia.jpg

Con trazos osados, Niemeyer dibujó los principales edificios de Brasilia, como el Itamaraty, el Congresola Catedral, etc.

El político

Parte de las obras más importantes del arquitecto sirvieran a proyectos ideológicos y políticos. Niemeyer era un comunista convicto, miembro del Partido Comunista Brasileiro, era amigo personal de diversos líderes socialistas por el mundo. Según Fidel Castro, Niemeyer y él eran los últimos comunistas de este planeta.

Sus convicciones políticas le obligaron a marchar-se del país durante la dictadura militar. Niemeyer opta por vivir en Paris, abre un despacho en la Champs Elysées de donde proyecta edificios que fueron construidos en diversos sitios del mundo. Fue durante este periodo, que Niemeyer consolidó su faa internacional, influenció la arquitectura mundial y conquistó grandes admiradores, como José Saramago, Eric Hobsbawm, entre otros.

La vuelta al Brasil

En los inicios de los años 80, Niemeyer regresa al Brasil y sigue trabajando. Durante los años siguientes proyecta el sambadromo, el Museo de Arte Contemporánea en Niteroi, considerado por muchos, su obra más bonita y muchos otros edificios por todo el Brasil.

En 1987 recibe el Pritzker de Arquitectura, considerado el premio más importante del mundo en esta categoría, un nobel de arquitectura. En el año siguiente creó la Fundación Oscar Niemeyer y en 1989, fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.


Durantes los años siguintes, Niemeyer siguió trabajando y recibiendo premios. En 2007, año que cumplió 100 años, recibió el más alto reconocimiento por el gobierno francés por su obra, Putin le condecoró con la Orden de la Amistad y el gobierno brasileño le concede la Medalla del Merito Cultural y considera 35 de sus obras patrimonio nacional.  En este mismo año, el arquitecto empezó las obras de su primer proyecto en España, el Centro Niemeyer, en Asturias, inaugurado en 2011.

El Poeta de las Curvas

Niemeyer defendía el uso monumental de la arquitectura, buscando siempre la suavidad en contradicción con el uso del concreto. Para él la forma era la curva, con lo que substituía la tradición milenaria de ángulos y rectas. Su inspiración eran las montañas y ríos de Brasil, las olas del mar y las curvas de la mujer amada.

Niemeyer dejó más de un centenar de obras. Obras que le eternizarán y que siempre serán referencia para arquitectos y estudiantes de arquitectura de todo el mundo.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro


¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Suyan Castelo Branco

Una Carioca en Barcelona. Ciudadana comprometida, Internacionalista de formación y Comunicadora por vocación. Licenciada en Ciencia Politica, Master en Relaciones Internacionales , posgrados en Cooperación y en Marketing Digital. Socialmente comprometida, siempre en en busca de la la superación de los limites que impiden una sociedad más justa e igualitaria.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two × 3 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.