06/06/2020 BARCELONA

La ONU anuncia el cumplimiento de los ODM en relación al agua potable. ¿Debemos celebrarlo?

El pasado 6 de marzo conocíamos la noticia de que se ha alcanzado el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) relativo al agua potable. En concreto, se trata del punto c del ODM nº7: la “reducción de a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable”. Veamos cuáles han sido los avances y qué queda aún por hacer.

La ONU ha confirmado que la proporción de la población sin acceso a fuentes mejoradas de agua potable ha disminuido del 24% en 1990 al 11% en 2010, lo cual significa que, en este periodo, más de 2.000 millones de personas han ganado acceso al agua potable. La cifra supone una reducción superior en un 1% a la prevista en la meta del ODM correspondiente.

Desde el año 2000, el Programa Conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF de Monitoreo del Abastecimiento de Agua y del Saneamiento (PCM) ha sido el instrumento oficial de las Naciones Unidas (NN.UU) para seguir los progresos hacia la consecución de los ODM relacionados con el agua. Según el informe conjunto OMS/UNICEF 2012 sobre agua, saneamiento y salud (ASS), a finales de 2010, el 89% de la población mundial tenía acceso a fuentes de agua potable mejoradas. Sin embargo, esta cifra, positiva por la evolución que supone, implica que todavía hay 783 millones de personas (el 11% restante de la población mundial) que carecen de acceso continuado a agua potable. En gran parte, la consecución de este ODM se debe a los progresos de China e India. África Subsahariana no lo conseguirá hasta el año 2040. El objetivo relacionado con el saneamiento básico está aun lejos de su cumplimiento ya que, actualmente, sólo un 63% de la población mundial tiene acceso a saneamiento mejorado; cifra que se prevé llegue hasta el 67% en 2015, muy lejos del 75% fijado en el ODM.

Según NN.UU, una fuente de agua potable mejorada es una fuente que por el tipo de construcción protege apropiadamente el agua de la contaminación exterior, en particular de la materia fecal. Ejemplos de esto son: conexiones domiciliarias de agua corriente, grifos públicos, pozos perforados o excavados protegidos, manantiales protegidos o acopios de agua de lluvia. El abastecimiento a través de agua embotellada, por ejemplo, no se consideraría una fuente de agua potable, ya que no garantiza el suministro constante. El saneamiento básico incluye los servicios de saneamiento que higiénicamente impiden el contacto de los seres humanos con excretas humanas, esto es, conexiones cloacales, fosas sépticas, letrinas de sifón, letrinas de pozo mejoradas y ventiladas y letrinas con losas o pozos cubiertos.

El valor del agua

Este privilegio que para algunos es el agua, es en realidad un ‘derecho humano básico’, tal y como se estableció en la Asamblea General de NN.UU en julio de 2010 – votación en la que nadie se pronunció en contra pero hubo 41 abstenciones-, al desprenderse este derecho del derecho a ‘un nivel de vida adecuado que asegure, la salud y el bienestar’ (art. 25 Declaración Universal  DD.HH), así como del derecho a la vida y la dignidad humanas (art. 3).

La falta de agua potable o la ingesta de agua en mal estado es la responsable de muchas enfermedades mortales, como es el caso de la diarrea, que sigue siendo la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo –después de la neumonía- y se calcula que el 88% de estos casos están relacionados con el agua contaminada. Según la OMS, casi el 10% de las enfermedades siguen vinculadas a la mala calidad del agua, del saneamiento y de la higiene.

El agua es también esencial para la producción de alimentos. El pasado 22 de marzo, con motivo del Día Mundial del Agua, la Agencia de la ONU para el Agua dio a conocer algunas cifras: se necesitan 1.500 litros de agua para producir un kilo de trigo, y 10 veces más para producir un kilo de carne y aunque cada persona bebe entre 2 y 4 litros diarios, solamente con aquello que ingerimos esta cifra queda superada con creces. Si además tenemos en cuenta todos los alimentos producidos que no se ingieren, observamos la ineficiencia con la que se trata este recurso.

Distribución desigual

Las medias que aparecen en el informe OMS/UNICEF 2012 ocultan las enormes disparidades en la distribución de agua y de servicios de saneamiento que existen entre regiones, entre zonas urbanas y rurales y entre ricos y pobres dentro del mismo país. En términos generales, podemos decir que las poblaciones más castigadas son las de la región del África subsahariana y las poblaciones rurales de los países más pobres.

A nivel regional, África subsahariana aglutina casi la mitad de la población mundial sin acceso a agua potable mejorada. Sólo el 61% de los habitantes de esta región tiene acceso a fuentes mejoradas de abastecimiento de agua en comparación con el 90% o más en América Latina y el Caribe, África del Norte y gran parte de Asia.

En cuanto a las diferencias entre estados, en los 48 países considerados como los menos desarrollados por NN.UU, las cifras distan mucho de la media global. Por ejemplo, en el caso de las redes de suministro de agua, la media global nos dice que el 54% de la población mundial dispone de esta comodidad. Sin embargo, en estos países solamente el 11% de su población tiene acceso a agua mediante este sistema, y el porcentaje desciende al 3% si solamente tenemos en cuenta la población rural. Por lo que respecta al saneamiento, el informe indica que este grupo de países no se ha visto beneficiado por las inversiones en este ámbito y 1 de cada 4 personas practica la defecación al aire libre, especialmente en las zonas rurales.

Además de la distorsión estadística propia de las medias, debemos tener en cuenta otras limitaciones de los datos del informe, ya que en ellos no se tiene en cuenta parámetros importantes cómo la calidad del agua potable, la disponibilidad de cantidades de agua para el uso doméstico, durante cuántas horas está disponible el servicio de agua, la distancia a recorrer hasta una fuente de agua o instalación de saneamiento o el tiempo que los miembros del hogar destinan al acceso y uso de fuentes e instalaciones. Señalar también la dificultad de recopilar datos en algunos países.

LOS ODM

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) son 8 puntos establecidos en la cumbre de NN.UU de septiembre de 2000, con la finalidad de erradicar la pobreza a nivel mundial y para ser cumplidos en 2015.

Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre

Objetivo 2: Lograr la enseñanza primaria universal

Objetivo 3: Promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer

Objetivo 4: Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años

Objetivo 5: Mejorar la salud materna

Objetivo 6: Combatir el  VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades

Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

Objetivo 8: Fomentar una alianza mundial para el desarrollo

Más allá de 2015

Independientemente del cumplimiento, las cifras y los plazos marcados en los ODM, es necesario promover un esfuerzo internacional para la racionalización del consumo de agua y buscar nuevas fórmulas para la producción de alimentos con un uso menos intensivo de agua. En un mundo en el que se calcula que en 2050 habrá 2.000 millones de personas más para alimentar, el ritmo de consumo actual no es sostenible, especialmente en los países desarrollados. Aún así, debemos celebrar las mejoras conseguidas en la extensión del acceso al agua potable, sin olvidar que hay que intensificar esfuerzos para abastecer a la población que aún carece de este recurso así como para garantizar el saneamiento y la buena calidad.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Amàlia Torres

Barcelona (1986). Licenciada en Ciencias Políticas por la UPF y Máster en Relaciones Internacionales en IBEI. Me interesa todo lo relacionado con el desplazamiento forzado y la protección internacional. He trabajado con poblaciones desplazadas y refugiadas en España, Jordania y Haití, donde resido actualmente. Me apasiona la música y la lectura. Me gusta viajar, la playa y las largas conversaciones de bar con [email protected] [email protected] [email protected]


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

three × 1 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!