24/02/2024 MÉXICO

La situación se estabiliza en Fukushima tras 9 meses del terremoto

A person walks past an overturned squid-fishing boat tossed onto land by a tsunami in northern Japan. [Photo: Kordian Flickr account]
Hace tan sólo tres día el primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, confirmó lo que muchos japoneses han estado esperando durante largos meses: la situación de la central nuclear de Fukushima finalmente se encuentra estabilizada. ¿Cuál es la situación actual de Fukushima tras 9 meses del terremoto y posterior accidente nuclear? Os lo presentamos en este post.

Por fin, estabilizada


Hace tan sólo tres día el primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, confirmó lo que muchos japoneses han estado esperando durante largos meses: la situación de la central nuclear de Fukushima finalmente se encuentra estabilizada. Esto significa que los tres reactores nucleares de la central dañados por el tsunami de marzo han alcanzado la parada fría, lo que supone que se mantienen de forma estable por debajo de 100 grados centígrados, y ha dado por cerrada la segunda fase de la hoja de ruta para controlar la crisis.

La definición de estado de parada fría utilizada por Tepco, la empresa operadora de la central, supone además que las emisiones de radiactividad se han reducido de forma sustancial en el perímetro de la planta hasta cerca de 1 milisievert anual. La declaración de parada fría supone un importante paso adelante a pesar de que el accidente aún dista mucho de estar resuelto, ya que retirar el combustible dañado y desmantelar los reactores podría llevar unas cuatro décadas, mientras que la limpiezadel terreno contaminado también podría alargarse durante años.

40 años para desmantelar la central

Desmantelar la descompuesta central de Fukushima llevará hasta 40 años, según los planes de la eléctrica Tepco y el Gobierno japonés. Según la agenda, diseñada en función de un informe de la Comisión de Energía Atómica de Japón, el combustible nuclear usado que está en las piscinas de los reactores 1 al 4 comenzará a retirarse en dos años, uno antes de lo inicialmente estimado, y se almacenará temporalmente en las propias instalaciones de la central. El combustible fundido en el interior de los reactores 1, 2 y 3 se retirará en un plazo cercano a los 25 años, y entonces comenzarán los trabajos para desmantelar las unidades, que se espera concluya en otros 15 años.

En esta nueva agenda están incluidos los tiempos que llevará reparar las grietas en los reactores y en las vasijas de contención, en los que el trabajo se llevará a cabo por operarios expuestos a condiciones de elevada radiactividad.

A partir del próximo mes de enero de 2012 un equipo especial de 200 miembros comenzará los preparativos para la descontaminación en torno a la central.

Las consecuencias 9 meses después

Afectaciones humanas y manteriales del terremoto

Según el último recuento de la policía nacional de Japón han sido confirmadas 15.842 personas fallecidas y un total de 3.481 desaparecidos. Un total de 127,019 viviendas han sido totalmente destruidas mientras que otras 228,273 han sido medio derribadas por el siniestro. Hasta 647,049 viviendas han sido parcialmente afectadas por el terremoto. Las infraestructuras de la región también han sido profundamente afectadas ya que 3,734 carreteras, 78 puentes, 29 líneas de tren y 43 diques han sido dañados por culpadel terremoto y posterior tsunami que acaecieron el pasado mes de marzo. Hasta un total de 213 deslizamientos de tierra han tenido lugar durante este período en el que han tenido lugar miles de réplicas, varias decenas de las cuales por encima de 6 en la escala abierta de Richter. Tan sólo el mismo día 11 de marzo (cuando tuvo lugar el famoso terremoto de 8,9 grados) se registraron más de 60 réplicas en Japón.

Sigue la contaminación por radiación

Una compañía japonesa que fabrica leche en polvo para preparados infantiles anunció el pasado 8 de diciembre la retirada de varios lotes de su producto después de que se detectara que estaban contaminados por cesio radiactivo. En concreto, se midieron niveles de radiación de 30,8 becquerelios por kilo. Inmediatamente, todos los ojos se han puesto enFukushima, ya que la fábrica que produce el preparado, Meiji, está a solo 320 kilómetros deFukushima. Además, no se trata del primer caso de contaminación alimentaria por las emisiones -sobre todo a la atmósfera- de la central nuclear, después de que en agosto se encontrara pasto radiactivo y se prohibiera el consumo de carne de la prefectura, o de que en septiembre ocurriera lo mismo con partidas de arroz. Las partidas contaminadas con cesio-134 y cesio-137 fueron elaboradas en marzo, nueve meses después de la catástrofe de la central. Los análisis con los datos se han conocido ahora.


Las imágenes del desastre, en Google Street view

La filial japonesa de Google Street view presentó hace unos días un extenso banco de imágenes panorámicas de la zona del noreste de Japón devastado por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo, de manera que se puede comparar el estado actual de la región con la situación anterior. Estas imágenes, que pueden ser consultadas en su totalidad en un sitio especial especial llamado ‘Build the Memory’ , fueron tomadas en su mayoría a partir del mes de julio en las prefecturas de Miyagi, Iwate, Fukushima, Ibaraki, Yamagata y Aomori, las zonas más afectadas por el desastre que dejó casi 20.000 muertos o desaparecidos.

Vehículos de Google viajaron unos 44.000 kilometros de carreteras en estas provincias mientras capturaban imágenes de 360 grados en 82 ciudades y pueblos, mediante la misma la técnica de Street View.

Persiste la incertidumbre acerca del accidente

No se sabe si los núcleos de los reactores de la planta nuclear de Fukushima Daiichi están aún activos, ni cuál fue la causa de las explosiones tras el terremoto del pasado 11 de marzo. Tampoco se sabe hasta qué punto el combustible fundido ha penetrado en las bases de los reactores. Dos parlamentarios japoneses, Tomoyuki Taira y Yukio Hatoyama, (ex primer ministro nipón que estuvo en el cargo tan solo unos pocos meses) han denunciado en la revista científica Nature la falta de transparencia de la empresa propietaria de la central y sostienen que debe ser nacionalizada para poder acceder libremente a la información y para que los científicos independientes puedan realizar los análisis necesarios. La transparencia, dicen, es esencial, no solo para afrontar ahora la situación, sino también para el futuro de la energía nuclear.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torrent

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Ambientales, Máster en Intervención Ambiental, Máster en Relaciones Internacionales y Especialista en Ciencia Política. He trabajado como consultor ambiental para gobiernos locales y regionales y empresa privada. Socialmente comprometido, me apasiona explorar la fina línea que transcurre entre la política, la economía, la sociedad y el medio ambiente. Sígueme en Google+ Lluis Torrent


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × three =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.