21/01/2021 BARCELONA

Las reacciones europeas frente a la muerte de Osama bin Laden

El artículo analiza las reacciones de los líderes europeos a la muerte de Osama bin Laden y las reacciones que han suscitado en el panorama político europeo. Además, se analizan las polémicas surgidas en relación a la operación Gerónimo de la CIA.

La muerte de Osama bin Laden ha desencadenado una serie de reacciones en el panorama político europeo. La posición de los gobiernos inglés, alemán, francés, español e italiano parece concordar: la muerte del jefe de Al Qaeda es un gran resultado para la seguridad europea y de todo el mundo occidental. Las declaraciones oficiales de los cinco jefes de Estado han suscitado algunas polémicas entre la opinión pública y la oposición política, especialmente en relación a la dudosa legalidad internacional de la operación llevada a cabo por la CIA.

Las declaraciones españolas

Los líderes europeos parecen concordar en los acontecimientos relativos a la muerte de Osama bin Laden como resultado de la operación Gerónimo, llevada a cabo por la CIA en la ciudad paquistaní de Abbottabad durante la madrugada del pasado primero de mayo. Según el gobierno socialista español, la muerte del jefe (al menos) simbólico de Al Qaeda representa un avance decisivo para la lucha contra el terrorismo islamista radical, culpable de los atentados del 11 de marzo del 2004 en Madrid.

El Presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, ha enviado un telegrama de cinco líneas a Barack Obama, en el que se afirma “la satisfacción compartida con el pueblo americano por el resultado de la operación” a nombre de las autoridades políticas y de la sociedad española. Desde Melilla, el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, confirma el entusiasmo por la muerte del jeque del terror, pero remarca como la guerra contra el islamismo radical sigue siendo “dura, larga y difícil”. El vicepresidente del gobierno Rubalcaba ha afirmado que el nivel de alerta terrorista en España “es alto y suficiente para garantizar la seguridad de los ciudadanos” por lo que, por el momento, no se tomarán medidas de seguridad adicionales.

Las declaraciones británica y francesa

El Premier británico David Cameron se ha congratulado con Obama por el éxito de la operación y ha afirmado que ésta “aporta un gran alivio a las poblaciones de todo el mundo” porque representa un duro golpe a las campañas que persigue el terrorismo global. Al mismo tiempo, desde Downing Street se ha afirmado la necesidad de no bajar la guardia durante las próximas semanas, por temor a una represalia por parte de los grupos islamistas radicales.

Desde el Eliseo, el Presidente francés Sarkozy ha felicitado a EEUU por la determinación demostrada en dar caza a un hombre que “promovió la ideología del odio y que guió una organización terrorista que ha provocado miles de víctimas alrededor del mundo, especialmente en los países musulmanes”. La declaración de Sarkozy ha sido criticada por algunos intelectuales franceses, según los cuales el Presidente fomenta la desconfianza hacia la comunidad musulmana francesa – que oscila entre los cinco y los seis millones de personas – en vistas a las elecciones de 2012. Algunos líderes musulmanes han salido a rezar a la calle, culpando el gobierno de haber obstaculizado la construcción de mezquitas, en un acto que el líder del Frente Nacional, Jean Marie Le Pen, ha definido como una “ocupación”. El tema del terrorismo yihadista ha revitalizado la polémica interna sobre la situación de la numerosa comunidad musulmana presente en el país.

Las declaraciones alemana e italiana

La Cancillera alemana, Angela Merkel, afirmó el lunes 2 de mayo haberse alegrado por la noticia de la muerte de bin Laden, alineándose con las declaraciones oficiales de los demás líderes europeos. La posición de Merkel ha suscitado la reacción de algunos opositores políticos, de representantes de la Iglesia católica e incluso de algunos miembros del partido del gobierno. La vicepresidenta del Bundestag, Katrin Göring Eckardt, ha afirmado que, en calidad de mujer cristiana, no cree oportuno celebrar un homicidio deliberado: lo “adecuado a un Estado de derecho habría sido detenerlo y juzgarlo”. Esta polémica ha sido compartida por parte del mundo político y de la opinión pública europea, quienes han evidenciado que ningún Estado de la UE está autorizado para aplicar la pena de muerte ni para cometer asesinatos con fines políticos. El hecho de que los gobiernos europeos hayan apoyado la intervención norteamericana en Pakistán representa una clara contradicción con las normas del derecho internacional humanitario.

El Premier italiano, Silvio Berlusconi, ha afirmado que la muerte del jeque del terror representa un “gran resultado en la lucha contra el mal”, utilizando un lenguaje típico de la administración neoconservadora republicana de G. W. Bush, que divide el mundo en “buenos y malos”. El Ministro de Defensa, Ignazio la Russa, ha afirmado que probablemente la muerte del jefe de Al Qaeda provocará algunos cambios en la coalición internacional contra el terrorismo, especialmente por el entusiasmo que está suscitando. Al mismo tiempo, asegura la Russa, esto no implicará en ningún caso una menor implicación de Italia hacia sus aliados occidentales: “cualquier decisión será tomada dentro de los organismos internacionales competentes, y no de forma unilateral”.

Las polémicas suscitadas en Europa por la muerte de bin Laden

La operación Gerónimo llevada a cabo por la CIA ha suscitado algunas críticas dentro del panorama político europeo, a pesar de la unanimidad de los gobiernos nacionales en ofrecerle apoyo incondicionado. Como se ha mencionado anteriormente, el hecho de que bin Laden haya sido asesinado representa una clara violación de las normas del derecho internacional humanitario. Independientemente de la declaración de guerra movida por parte del difunto líder de Al Qaeda contra EEUU en sus varios mensajes, muchas personas se han preguntado si puede considerarse legítimo que un Estado democrático ejecute a un individuo en lugar de entregarlo a la justicia para que pueda recibir un proceso justo.

El agujero negro judicial representado por este episodio se engrandece si pensamos que la operación llevada a cabo por la CIA se ha dado dentro del territorio de otro Estado soberano que, según el director de la CIA Leon Pennetta, no ha sido informado previamente sobre la misión para evitar una fuga de noticias que pudiera perjudicar su éxito. La integridad territorial y el respeto de las fronteras son principios de derecho internacional consuetudinario que han sido violados porque la operación de la CIA no ha sido previamente autorizada por las autoridades competentes de Pakistán. Por esta razón, muchos miembros de la élite política y de la población paquistaní interpretan la operación Gerónimo como un claro abuso de poder por parte de la superpotencia militar norteamericana.

Este factor confirma el difícil estado de la colaboración entre EEUU y Pakistán en la lucha contra el terrorismo islamista. A pesar de ser aliados formales, el gobierno de Islamabad trasmitió una protesta oficial a Washington sobre las operaciones llevadas a cabo por la CIA en territorio paquistaní ya durante mediados de abril. Según publicó el New York Times, muchos militares estadounidenses desconfían de la verdadera voluntad de Pakistán para acabar con el terrorismo: el mismo hecho de que bin Laden se encontrara a una hora de coche de Islamabad – donde están ubicadas una base y una academia del Ejército paquistaní – implica que algunos militares conocían su ubicación, pero no la revelaron al Ejército de EEUU.

Por último, en Europa algunas personas han evidenciado cómo el secreto que ha cubierto esta operación representa la clara voluntad norteamericana de actuar de forma unilateral para garantizar sus intereses. Para algunos, la operación Gerónimo tiene dudosa legalidad internacional porque se ha aprobado unánimemente por el Consejo de Seguridad de la ONU sólo después de haberse llevado a cabo. Así como ha pasado en Kosovo y en Irak, los organismos internacionales se limitan a otorgar el estatus de legalidad a las actuaciones militares de EEUU una vez que éstas ya han empezado. Los gobiernos nacionales europeos, aliados de Washington, no tienen la capacidad de condicionar la actuación militar del hegemón solitario, y se limitan a aprobar o reprobar (como hicieron Alemania y Francia durante la invasión de Irak del marzo de 2003) su actuación.

Conclusiones

A pesar de las reacciones positivas de los líderes europeos por la operación de la CIA que acabó con la vida de Osama bin Laden, las polémicas no se han hecho esperar. La actuación unilateral estadounidense se considera de dudosa legalidad internacional por múltiples razones: entre las más significativas están la presunta violación de la soberanía territorial paquistaní, la falta de autorización previa del Consejo de Seguridad de la ONU, y la secreta actuación unilateral del gobierno de EEUU. Esto ha provocado la reacción del mundo político y de la opinión pública global, incluso en Europa, donde la postura de los líderes nacionales ha sido criticada por parecer demasiado condescendiente y sin efectos concretos.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Alessandro Demurtas

Licenciado en Culturas y derechos humanos y especializado en Cooperación internacional europea en la Universidad de Bolonia (Italia). Master en Relaciones Internacionales en IBEI- Barcelona, Master oficial en Relaciones Internacionales, Seguridad y Desarrollo en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Actualmente inscrito en el Doctorado de Relaciones Internacionales e Integración Europea de la UAB, con tesis sobre las amenazas del terrorismo y de las armas de destrucción masiva para la Unión Europea. Analista en Geopolítica y Relaciones Internacionales para la revista especializada "Equilibri.net" en las áreas de Europa y América del Norte.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one × three =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!