08/04/2020 BARCELONA

El BCE sube los tipos de interés por primera vez en 3 años

Después de 33 meses de tipos de interés del euro al 1% el Banco Central ha decidido subir en un cuarto de punto los tipos por primera vez en lo que va de crisis financiera. Analicemos el porqué de esta decisión y sus repercusiones.

Trichet empieza a poner fin a la época del dinero barato

La época del dinero barato va terminando. En septiembre de 2008 los tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo (BCE) se encontraban en su segundo máximo histórico, al 4,25% (su máximo estuvo en diciembre de 2000, al 4,75%). Ése fue un mes fatídico, antesala de la crisis financiera internacional. Fue el mes de la quiebra del banco norteamericano Lehman Brothers. En tan sólo seis meses el gráfico de los tipos de interés del euro evolucionó hasta dibujar un acantilado. Hasta en siete ocasiones se llegaron a bajar los tipos en ese período, alcanzando el mínimo histórico del 1% (muy por encima de los Estados Unidos que los fijó en el 0,25%).

Pero tras 33 meses de gráfico plano el Banco Central ha decidido subir los tipos por primera vez en lo que va de crisis financiera. Analicemos el porqué de esta decisión y sus repercusiones.

¿Qué es el tipo de interés oficial del dinero?

Es la tasa de interés a la que el Banco Central (en este caso el BCE) presta el dinero a los bancos comerciales. Los Bancos Centrales realizan periódicamente subastas de dinero a las que pueden acudir los bancos comerciales que operan en el país (en este caso la zona euro). El tipo mínimo para pujar es el denimando tipo de interés oficial, fijado por el Banco Central.

¿Por qué el BCE sube los tipos de interés, ahora?

Los Bancos Centrales son los encargados de controlar la cantidad de dinero que existe en circulación. Cuanto más dinero exista circulando más aumenta el consumo, lo que provoca un incremento de los precios. Así que este hecho nos ayuda a entender por qué cuando la crisis financiera internacional estalló todos los Bancos Centrales del mundo bajaron estrepitosamente sus tipos de interés. El objetivo era que los bancos comerciales pudieran tomar prestado dinero muy barato para que éste circulara fácilmente reactivando el consumo y con ello la economía.

El Banco Central Europeo

El BCE es el Banco Central para la moneda única europea, el euro. La principal tarea del BCE es mantener el poder adquisitivo del euro y, por tanto, la estabilidad de los precios en la zona euro. La zona euro comprende los 17 países de la Unión Europea que han adoptado esta moneda desde el año 1999 (Austria, Bélgica, Chipre, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España).

En conjunto la zona euro creció un 1,8% el pasado año. En países como Alemania, Finlandia, Bélgica o Francia sus economías crecieron en 2010 el 3,6%, el 3,1%, el 2,1% y el 1,6% respectivamente. Las economías de Grecia e Irlanda se contrajeron el 4,5% y el 1% respectivamente. Portugal creció un 1,3% en 2010 aunque se prevé que en 2011 su economía caiga un 1%. España se quedó casi en tablas en 2010 con una caída del 0,1% y se espera que crezca en un 0,7% en 2011.

Así pues, ¿no sería más fácil dejar los tipos de interés bajos para fomentar que la economía crezca aún más? Algunos dirán que sí pero otros mencionarán la larga sombra de la inflación como el principal obstáculo a este crecimiento económico. El aumento de precios supone el encarecimiento de los bienes y servicios producidos en un país, lo que perjudica la competitividad de éste. Veamos el siguiente vídeo para entender fácilmente el peligro de los tipos de interés bajos y la inflación.

[vsw id=”t_LWQQrpSc4″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Del peligro de la inflación es muy consciente el BCE, organismo que vela por mantener el nivel de los precios completamente a raya. Para ello ha fijado que los precios, en tasa interanual, no deben subir más de un 2%. El pasado mes de marzo el Índice de Precios al Consumo (IPC) de la zona euro subió dos décimas en tasa interanual, hasta el 2,6%, por encima del objetivo fijado por el Banco. De ahí a que el BCE haya decidido subir los tipos de interés (encareciendo el dinero, haciendo que circule menos, y con ello bajar el consumo y los precios).

El presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet, ha sugerido que no habrá otro aumento de las tasas en mayo (las decisiones sobre los tipos de interés se celebran cada mes), aunque ha dejado la puerta abierta a más alzas a lo largo del año. Los analistas creen que la próxima podría ser en junio. El BCE ha sido la primera de las principales entidades monetarias en subir los tipos de interés desde el inicio de la crisis financiera, un gesto que ha sido criticado de prematuro por algunos expertos.

¿A quién beneficia y a quién perjudica la subida de tipos?

Perjudica a:

Las economías en retroceso: claramente perjudica a aquellas economías que se encuentran en retroceso, como Grecia, Irlanda y ahora también Portugal, o estancadas, como es el caso de España. La subida de tipos disminuye el consumo, y ello afecta el crecimiento económico. Un menor consumo dificulta el cumplimiento de los compromisos de déficit público, ya que se reducen los ingresos por vía impuestos (el impuesto del IVA es uno de los más importantes a nivel recaudatorio).

Las economías endeudadas: para los países altamente endeudados es también una mala noticia. El alza de los tipos de interés afecta la financiación de su deuda, lo que provoca que se encarezca la financiación. Unos intereses más altos influyen negativamente en el consumo y la inversión. Las familias, y especialmente los hipotecados, ven reducida su renta disponible al tener que destinar más dinero al pago de sus deudas. Esto, unido al desempleo, reduce el consumo. Asimismo, unos mayores costes de financiación frenan la solicitud de créditos para invertir, por lo que muchos proyectos de inversión quedan paralizados o incluso descartados.

Beneficia a:

Las economías en crecimiento: el aumento de los tipos beneficia a aquellas economías que se encuentran en una mayor fase de expansión, como es el caso de Alemania. Con una economía que crece al 3%, un consumo reactivado y un desempleo en retroceso Alemania quiere alejar un posible escenario inflacionario que le reste competitividad. La inflación en el país germano se mantuvo en el mes de marzo, y por tercer mes consecutivo, por encima del 2% (2,1% en marzo y 2,2% en febrero), por encima del objetivo del BCE.

La banca y los ahorradores: por otro lado ganan la banca y los ahorradores. Al elevarse las cuotas mensuales de los hipotecados y encarecerse los nuevos créditos los bancos mejoran sus márgenes de negocio (diferencia entre activos y pasivos o ingresos y gastos). Además los bancos optan por elevar los tipos de interés de sus préstamos para captar más dinero de los ahorradores.

¿Cómo afecta a los ciudadanos la subida de tipos?

Los ciudadanos con hipoteca son los grandes perjudicados de la medida. Las subidas del euríbor encarecen las hipotecas. En España, la mayoría de los préstamos hipotecarios están referenciados a este índice que, según algunos expertos, podría terminar el ejercicio en el entorno del 2,5% (del 2,057% actual), lo que elevaría la factura financiera a las familias españolas en 6.000 millones de euros.

¿Qué es el euribor?

Los bancos comerciales no sólo toman prestado dinero del BCE sino también de otros bancos. El euribor (European Interbank Offered Rate)es el tipo de interés promedio al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro. Se calcula usando los datos de los 42 principales bancos europeos, y su valor mensual es muy utilizado como referencia para los préstamos bancarios. Un tipo oficial de interés del euro más alto implica que los bancos comerciales toman dinero prestado del BCE más caro, lo que a su vez implica que éstos, si lo prestan a otros bancos, empresas o ciudadanos, deban ofrecerlo también más caro.

¿Por qué han subido los precios?

Por el aumento del precio de la energía y del petróleo, principalmente. Los datos desglosados que proporciona el BCE para el pasado mes de febrero, en el que la inflación ascendió al 2,4%, muestran que el transporte -con 0,9 puntos-, los gastos de vivienda (incluidos agua, gas y electricidad) -con 0,8 puntos- y la comida y bebidas no alcohólicas -con 0,3 puntos-  fueron los que explicaron buena parte de la inflación de ese mes. La contínua subida del precio del petróleo a raíz de la crisis de Libia (cerró el pasado viernes por encima de los 126 dólares) es el principal causante de estas subidas.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Lluis Torrent

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Ambientales, Máster en Intervención Ambiental, Máster en Relaciones Internacionales y Especialista en Ciencia Política. He trabajado como consultor ambiental para gobiernos locales y regionales y empresa privada. Socialmente comprometido, me apasiona explorar la fina línea que transcurre entre la política, la economía, la sociedad y el medio ambiente. Sígueme en Google+ Lluis Torrent


One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

fifteen + 7 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!