13/12/2017 BARCELONA

Los indignados cumplen un año. El éxito tangible del 15M

Este artículo trata de ponderar el éxito real del 15M un año después del inicio del movimiento social más relevante de los últimos tiempos. Un breve recorrido que contrapone, la férrea resistencia del sistema a las propuestas de los indignados, con el incuestionable logro de haber revolucionado los canales de participación social en España.

Defender que el movimiento 15M fue un efímero fuego fatuo, propio de una protesta social desestructurada, no sería sino un intento deliberado de enterrar en el olvido el movimiento social más importante de los últimos tiempos. Un año después de que este movimiento germinase en la Plaza de Sol, de la Primavera Árabe y del libro de Stéphane Hessel, este artículo pretende analizar de modo resumido el impacto que ha tenido sobre las reglas de juego democráticas. ¿Está vivo el 15M?, ¿ha logrado imponerse ideológicamente y llevar a término sus propuestas?

Analizar un fenómeno social tan heterogéneo, tanto en integrantes como en propuestas, es sumamente complejo. Siguiendo una perspectiva tradicional en el estudio de los movimientos sociales, estos deben ser abordados atendiendo “su origen, desarrollo y los cambios producidos y el éxito” (Josep Pont Vidal). Este artículo se centrará precisamente en estas dos últimas dimensiones: los cambios producidos y el éxito.

¿Propuestas cumplidas?

Se puede observar el éxito desde una doble perspectiva; en primer lugar, atendiendo a las propuestas del movimiento 15M y en segundo lugar, desde los cambios producidos. Para analizar la primera perspectiva, a continuación, tomaremos la lista de propuestas de Democracia Real Ya (DMY), para compararlas con la realidad política de este último año:

1) “Eliminación de los privilegios de la clase política”: No se ha avanzado en este sentido e incluso propuestas, ampliamente consensuadas por la opinión pública, como la de la creación de una ley que obligue a la publicación del patrimonio de los cargos públicos, se ha quedado en el aire.

2) “Contra el desempleo”: A pesar de que la lucha contra el desempleo es el caballo de batalla del actual gobierno, la reforma laboral recientemente aprobada es diametralmente opuesta a las aspiraciones de los indignados.

3) “Derecho a la vivienda”: Recientemente el Ministro de economía, Luis de Guindos, ha anunciado un paquete de medidas que intentaran promover la dación en pago de la vivienda para cancelar la hipoteca. El foco de atención se centra ahora en cómo se desarrollan y se llevan a la práctica estas, de momento, etéreas medidas que van en sintonía con las demandas de los indignados. Es importante resaltar el trabajo de dos plataformas; la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y Stop desahucios.

4) “Servicios públicos de calidad”: Si las teorías y prácticas de renovación de la Administración Pública antes de la crisis económica hablaban de la triple E (mejorar la administración tanto en Eficiencia, Eficacia y Economía), el debate actual se ciñe únicamente en torno a esta última. Se ha instalado un discurso generalizado, que en este momento ha ganado la batalla política, que minimiza deliberadamente el impacto social de la reducción del aparato público y que permite prever un descenso de calidad de los servicios ofertados.

5) “Control de las entidades bancarias”: A pesar de que desde el inició de la crisis, desde múltiples posiciones que transcienden el eje izquierda-derecha, se cuestiona el papel de la banca y la necesidad de un control exhaustivo sobre la misma, no se ha materializado ninguna ley ni medida nacional ni internacional al respecto.

6) “Fiscalidad”: Hasta el momento solo cabe reseñar que se mantiene durante este año 2012 el impuesto sobre patrimonio, aunque ya se ha anunciado desde el gobierno la intención de no renovarlo.

7) “Libertades ciudadanas y democracia participativa”: En este tema sirven de muestra, la reciente aprobación de la ley Sinde-Wert y el silencio absoluto de la clase política al respecto de la posibilidad de eliminar la fórmula D’Hondt en favor de un modelo de representación más proporcional.

Por tanto, sin temor a equivocarse, desde el punto de vista de la consecución de los objetivos, no sólo no se ha avanzado, sino que en muchos casos se ha retrocedido. Pero desde la perspectiva del cambio, ¿Se debe pasar por alto su éxito en la implantación de las TIC (tecnologías de la información y de la comunicación) en los movimientos sociales en Occidente?

El éxito tangible (Los cambios producidos)

El movimiento sigue vivo y altamente activo, para comprobarlo es aconsejable utilizar Internet y adentrarse en las redes sociales, como Facebook y sobre todo Twitter, en donde se percibe su continua efervescencia. A través de este medio cualquiera puede estar al tanto de actualidad, conocer el lugar y la hora en la que tendrá lugar una improvisada manifestación y recibir constantemente información acerca de debates, propuestas y acciones relevantes de las plataformas oficiales o asociaciones afines.

Una entretejida red en torno a las TIC que permiten acercar el debate y el conocimiento tanto a los usuarios como a las plataformas, estableciendo entre ellos una comunicación instantánea y directa sin precedentes en el ámbito de los movimientos sociales.

El uso de las TIC, es la gran ventaja comparativa de este movimiento respecto a sus predecesores. En esta época “2.0” estamos acostumbrados a ver fenómenos virales, videos, música, escritos o fotografías que una vez compartidas llegan a un público masivo en todo el planeta. Las empresas se dieron cuenta del poder de la red para difundir y vender, después fue la clase política, con ejemplos claros como la campaña electoral de Obama, la Primavera Árabe lo traslado al plano de los movimientos sociales en países con un destacable déficit democrático, y finalmente el 15M lo ha adoptado como vehículo y herramienta indispensable de la acción social en la cultura occidental.

En España no sólo las empresas crean puestos de trabajo específicos para las redes sociales, también los políticos utilizan Twitter a diario. Durante la última campaña electoral del 20 N, Mariano Rajoy envió 747 tweets frente a los 1245 de Alfredo Pérez Rubalcaba según el tuiteroscopio de Appletree.

Pongamos un ejemplo, a día de hoy, una plataforma como DMY cuenta con más de 350 asociaciones adheridas, más de 130.000 seguidores directos en Twitter, más de 10.000 tweets en menos de un año y  más de 80 grupos de acción local. Es importante destacar la comunicación que existe ente el movimiento 15M con los movimientos hermanos ‘Ocuppy en EUA y resto del mundo, que hacen posible que una buena propuesta realizada por una persona desde el salón de su casa pase a ser una propuesta mundial en cuestión de minutos, convirtiendo a este movimiento en el más horizontal de todos los tiempos y dando todo su sentido al lema de “No nos representan”.

Las nuevas tecnologías han permitido que exista unión en la individualidad, sencillez para compartir el conocimiento y una instantánea capacidad de organización y movilización. A su vez ha logrado implicar a un gran sector de la juventud, que vive cotidianamente en el espacio 2.0, a la que se venía acusando de pusilanimidad y de un marcado desinterés general.

Se puede decir que a pesar del olvido informativo, el 15 M sigue estando detrás de la mayor parte de las movilizaciones en este país. No necesariamente convocando, sino también prestando su red “virtual” de asociaciones y conciencias, como altavoz para apoyar y publicitar iniciativas acordes con el movimiento. Todo esto manteniéndose al margen y liberada de las absorbentes estructuras tradicionales de poder político y económico.

En conclusión, si bien parece a primera vista que el movimiento 15M se ha disuelto, entre la crisis y el olvido informativo, puede observarse con una mirada más atenta, sobre todo a través de las redes sociales, como este importante fenómeno social sigue gozando de plena actividad. A pesar de que sus propuestas no se han transformado en realidades (aún), en este continuo avance, ha creado una enorme estructura de participación social a través de Internet que parece vertebrar de manera sólida y perenne la protesta social en este país: Una herramienta tan esperanzadora como imprescindible para impulsar el cambio.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Victor Purcallas Marchesi

A Coruña, España.
Licenciado en CC Políticas, Máster en Gestión Pública, GS en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y cursando Ingeniería informática.
Un año de estancia en la Universidad de la Habana. Experiencia en programación de apps móviles, social media y en evaluación de políticas públicas. Atento a las nuevas posibilidades de la tecnología para el desarrollo humano y democrático. Enamorado de América Latina.


One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eighteen + 9 =


Sobre nosostros

Con más de 1.700 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la plataforma online colaborativa de divulgación internacional más importante en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!