04/07/2020 BARCELONA

El estigma de los pechos planchados: testimonios en primera persona

¿Qué pasa por la mente de una niña de 11 años encerrada día tras día en la cocina por su propia madre, que utiliza una piedra caliente para quemar y aplastar sus senos incipientes?

Una de cada cuatro menores del país africano sufre el ‘planchado’ de los senos para disimular la pubertad y evitar violaciones y embarazos.

¿Qué pasa por la mente de una niña de 11 años encerrada día tras día en la cocina por su propia madre, que utiliza una piedra caliente para quemar y aplastar sus senos incipientes?

Testimonios en primera persona

Chi Yvonne Leina es una periodista camerunés, defensora de los derechos de la mujer y corresponsal de World Pulse para Camerún. Desde su tierna infancia, Leina siempre ha luchado por la eliminación de la práctica del planchado de senos en su país, prueba de ello son los distintos premios que esta constante lucha le han valido.

Foto: Yvonne Leina
Foto: Yvonne Leina

“Cómo impedí que mi abuela planchase mis senos incipientes”

Un día, me acerqué a la casa de mi abuela. Salvo por el cantar de los pájaros y el agua del río cercano, reinaba un silencio inusual. La casa estaba cerrada con llave. De pronto, oí algo: ¡era Aline gritando de dolor! Miré a través de un pequeño agujero en la pared. Ahí estaba mi abuela, aplastando los pechos de Aline con su mortero. ¡Dios! ¿Pero qué estaba haciendo? Hasta que me di cuenta de por qué mi hermosa prima había cambiado por completo: ¡porque mi abuela la había “arreglado”!

Aline se volvió triste y caminaba ocultando el pecho con sus brazos. Su resplandeciente belleza fue apagándose poco a poco. Poco tiempo después, se negó a volver a la escuela y, finalmente, unos años más tarde, quedó embarazada.

Unos meses después del incidente, mi abuela vino a por mí y me pidió que me quitase la camisa para poder arreglarme. Me negué y amenacé con alertar a los vecinos y a mi madre si se atrevía a tocarme. No estaba dispuesta a que nadie quemase y aplastase mis incipientes pechos con la excusa de tener que “arreglarme”. Mi abuela se rindió, por miedo. Miraba ansiosa cómo crecía, esperando que en cualquier momento sucediese lo peor.

Desde entonces lucho por acabar con estas prácticas e impedir que más mujeres sufran.

[vsw id=”yTJLrZRfew0″ source=”youtube” width=”640″ height=”360″ autoplay=”no”]

RENATA: Rompiendo el silencio

A día de hoy queda un largo camino por recorrer con respecto a la prevención de la práctica del planchado de senos. En primer lugar, queda mucho por hacer aún para acabar con la cultura del silencio, pues mientras se siga en silencio, nadie puede saber a ciencia cierta la magnitud del daño causado entre las niñas de este país.

Sin embargo, el panorama no es tan desalentador como parece. Gracias a organizaciones no gubernamentales como RENATA, liderada por victimas del planchado de senos, se están empezando a conocer las consecuencias que este tipo de prácticas provoca en las mujeres a corto, medio y largo plazo. Desde el 2011, RENATA está sacando adelante una campaña nacional, que involucra medios de comunicación masivos como la radio y la televisión, con el fin de sensibilizar y desalentar a las mujeres de infligir esta horrible práctica a sus hijas.

Paralelamente, esta misma organización ha llevado a cabo campañas de sensibilización y formación a más de 15.000 jóvenes, con el fin de educar a los adolescentes en salud y derechos reproductivos y sexuales.

Foto: Breast ironing  / Pas Blue, Joe Penney
Foto: Breast ironing / Pas Blue, Joe Penney

A nivel internacional, el gobierno tiene la responsabilidad legal de proteger a estas niñas de la lesión y el abuso del planchado de senos, de acuerdo a su ratificaicón del Convenio de los Derechos del Niño. A nivel nacional, técnicamente las víctimas de planchado de senos están protegidas por la Ley siempre y cuando pueda probarse médicamente que el pecho ha sido dañado y si el caso se informa a los pocos meses de los daños. Sin embargo a día de hoy, son muy pocas las niñas que se han atrevido a romper el silencio y denunciar ante la justicia unas prácticas sufridas dentro de su propio hogar.

Foto de portada: Brest Ironing / Heather Kennedy.

[button url=”https://www.unitedexplanations.org/2014/03/19/un-crimen-olvidado-la-practica-del-planchado-de-senos/” style=”red”]Seguro que te interesa leer: Un crimen olvidado: la práctica del planchado de senos[/button]

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Alejandra Meneses

Barranquilla, Colombia. Profesional en Relaciones Internacionales con estancias de estudio y prácticas en México. Ex becaria de la Alianza del Pacifico, del Banco Santander y del Gobierno de Corea en Colombia. Email: [email protected]


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nine − six =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!