01/06/2020 BARCELONA

¿Cuánto cuesta el Medio Ambiente? Pavan Sukhdev responde

¿Es posible saber cuánto cuesta el medio ambiente? Pavan Sukhdev, asesor especial y líder de la iniciativa verde del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), dice que sí. Entiende cómo.

Pavan Sukhdev es asesor especial y líder de la iniciativa verde del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), un proyecto que busca demostrar que la economía verde no detiene el crecimiento, sino que al contrario lo promueve, así como también contribuye para reducir el desempleo y la pobreza, buscando un desarrollo sostenible mediante el correcto aprovechamiento de los recursos naturales. De acuerdo con Sukhdev, el daño causado por la destrucción del medio ambiente sólo puede ser revertido con una transición a un sistema económico más sostenible, al cual él llama de “economía verde”.

Economía verde: el origen

La economía verde se traduce en la mejora del bienestar humano y la igualdad social, reduciendo significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica.

La economía verde está basada en una economía de bajo carbono, es decir con menores emisiones de gases invernaderos, mejor eficacia en el uso de los recursos naturales, menor generación de residuos en sus procesos productivos, y que además sea inclusiva socialmente. Incorpora los costos ambientales de las actividades económicas y con esto la riqueza no es más, solamente, una cuestión de acumulación del capital financiero, pero también de acumulación del capital natural y social.

Su origen está en los estudios coordenados por Pavan Sukhdev que reconocen el valor económico de los bienes y servicios que la naturaleza nos ofrece y resultaron en la iniciativa TEEB (de la sigla en inglés) – La Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad. En 2008, después de una reunión de los ministros de medio ambiente de G8+5 (EUA, Alemania, Inglaterra, Francia, Canadá, Japón, Italia y Rusia. Además de Brasil, China, México, India y África del Sur), Sukhdev fue encargado de coordinar el estudio TEEB. La idea estaba centrada en analizar el beneficio económico mundial aportado por la diversidad biológica, los costos derivados de su pérdida y la ausencia de medidas de protección frente a los costos de una conservación efectiva.

El cálculo de la valoración de los bienes y servicios ambientales es hecho a través del uso del concepto de precios ecológicamente corregidos, entendiéndose por tales a aquellos precios de mercado a los que se les ha introducido un factor de corrección que toma en cuenta los costos ambientales no contabilizados.

¿Cuánto vale un bosque en pie, o cuánto vale la evaporación del agua de nuestros ríos? La técnica consiste en establecer los beneficios económicos secundarios, o indirectos, de los recursos naturales, comparando eses beneficios con los que se derivarían en caso de asignarse eses recursos a otro tipo de uso. O sea, existe un valor económico total de los recursos naturales que es dado por la suma de los valores tangibles, como el uso directo e indirecto de los recursos, y los intangibles como el valor de opción (uso futuro), el valor legado (uso por generaciones futuras) y el valor de existencia (que trata de valores intrínsecos y considera valores de conservación ambiental, de patrimonio y cultura).

De acuerdo con Sukhdev, en el mercado convencional si no se puede medir no se puede gestionar y lo mismo sucede con la naturaleza. Es necesario poner un precio a lo que actualmente la naturaleza nos brinda de manera gratuita. Para él, estamos atrapados a un modelo económico que favorece a la cantidad frente a calidad. Por décadas, el progreso económico está siendo medido por el PIB (producto interno bruto), sin embargo, para Pavan Sukhdev, ha llegado el momento de cambiar esta realidad y entender la riqueza como una combinación de capital físico (productos y servicios hechos por el hombre, activos monetarios), el capital humano (salud, educación, inteligencia), el capital social (la seguridad en las calles y otros elementos de la vida en sociedad) y el capital natural (la capacidad de respirar aire puro y beber agua limpia, por ejemplo).

La Trayectoria de Pavan Sukhdev

Pavan Sukhdev nació en Nueva Delhi. Estudió en Nueva Delhi, Ginebra y Londres. Tuvo una beca en la Universidad de Oxford y obtuvo un título en Física en 1981. Por un tiempo trabajó en los mercados financieros de Mumbai y Londres hasta empezar sus actividades en Deutsche Bank donde trabajó por más de 15 años. En este período presidio el Money Markets for Asia Pacific (2001-2003) y el Global Emerging Markets Business (2003-2005). Fue presidente del Consejo de la Agenda Global para Ecosistemas y Biodiversidad (2009 – 2011), en el Fórum Económico Mundial, además de ser ponente en Davos en 2010 y 2011.

Sus estudios en economía ambiental empezaron en 2003, en Londres, con el profesor David Pearce, pionero en la valoración económica del medio ambiente. En conjunto con otros economistas desarrolló, en India, importantes investigaciones acerca de la contabilidad nacional incorporando las perdidas ambientales al producto interno bruto del país, estableciendo un modelo para el cálculo del PIB verde.

Premiado por el Institute of Ecology and Environmental Management (IEEM), Sukhdev participa de los Consejos Directivos de Conservation International y del Stockholm Resilience Centre. Actualmente, en la Universidad de Yale, está trabajando en el libro Corporation 2020, donde resalta sus 25 años de experiencia en los mercados financieros así como el trabajo reciente en la economía verde. Es el fundador y Director Executivo de la organización GIST Advisory.

¿Cuál es lo costo de la destrucción de la Naturaleza?

Según Sukhdev, la pérdida anual sufrida por el medio ambiente está entre 2,5 trillones y 4,5 trillones de dólares. Esta cuenta solamente incluye la destrucción de los bosques y la contaminación de las cuencas hidrográficas.

El cálculo se basó en el valor actual de los servicios que proporcionan para el hombre como el aire, el agua dulce, la prevención de inundaciones, los productos forestales, el ecoturismo, el potencial biológico de las especies, y el control de la sequía. De acuerdo con este cálculo, si seguimos al ritmo actual de destrucción, la pérdida en el año 2050 es equivalente a 7% del PIB mundial. Puede parecer poco, pero es suficiente para demonstrar que los índices actualmente utilizados para medir la riqueza mundial no son suficientes, una vez que no incorporan el daño causado por el mal uso de los recursos naturales.

Total que, aunque no exista un consenso sobre la economía verde, lo cierto es que como destacado por Sukhdev, tratamos el medio ambiente como un bien público, una riqueza común, pero no lo respetamos colectivamente. Quizá, utilizando nuevos indicadores económicos que traduzcan cuánto vale este uso en común y los daños provocados, sea posible un futuro más sostenible.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

180 Shares

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Karen Oliveira

Brasileña, geóloga, especialista en cooperación internacional y medio ambiente. Máster en Energía, Doctora en Relaciones Internacionales. Trabajo con la movilización de fondos y gestión de proyectos direccionados al desarrollo social, salud, género y medio ambiente. Mis temas de interese son política, economía, medio ambiente, derechos humanos y sus interrelaciones.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nineteen − 18 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!