29/09/2020 BARCELONA

La narcoviolencia en México, sigue la pesadilla

El narcotráfico es una problemática que en los últimos 4 años cobró más de 30 mil vidas en México. El gobierno del Calderón estableció la lucha contra los cárteles de drogas como su principal objetivo, sin embargo la violencia sigue incrementando. ¿Por qué sigue la pesadilla de narcoviolencia en México?

¿Como creció el narcotráfico en México?, La guerra contra el tráfico de drogas, el porqué de la ineficiencia de la lucha contra el narcotráfico.

El fenómeno del narcotráfico en México

Durante las últimas décadas, el fenómeno del narcotráfico ha cobrado gran importancia como una problemática nacional e internacional. Se puede definir narcotráfico como el tráfico de drogas ilegales que son transportadas clandestinamente de un lugar a otro.

El narcotráfico en México se ha convertido en un problema grave, que pone en riesgo al gobierno, la seguridad nacional, la seguridad y la sociedad civil. En los últimos años, el gobierno de Felipe Calderón ha tomado medidas contra el narcotráfico, sin embargo la violencia sigue incrementando.

La evolución del narcotráfico en México

El origen del narcotráfico en México viene de muchos años atrás. No obstante, los detonantes y los muchos de los factores que han contribuido al aumento de la violencia se atribuyen a hechos recientes, en especial al fin del arreglo implícito existente entre los traficantes de drogas y los gobiernos locales o estatales.

Los primeros relatos de ruta de tráfico entre México y Estados Unidos datan de inicios del siglo XX, así como las primeras iniciativas de ambas partes para controlar el narcotráfico. Aunque, no fue sino hasta la década de los 60 y 70 cuando el consumo se extendió realmente en los Estados Unidos. Y fue apenas en los años 80 que los cárteles mexicanos empezaron a fortalecerse. En 1987 el tráfico de narcóticos fue declarado un problema de seguridad nacional por primera vez por el presidente De la Madrid y luego retomado por el presidente Salinas.

Paradójicamente la política antidroga de los Estados Unidos fue la que precisamente favoreció el ascenso del narcotráfico en México. A finales de los años 80 y principios de los 90, Washington combatió enérgicamente el transporte de cocaína desde Colombia a EE.UU. a través del Caribe. Pero eso sólo hizo que el tráfico se trasladara a México. En 1991, el 50% de la cocaína dirigida a EE.UU. ingresaba a través de México. En 2004, la cifra había llegado a 90%. Desde 1997 la ruta del Pacífico se encuentra en manos de mexicanos. Es decir, las rutas de transporte marítimo de droga ya no son controladas por colombianos, sino por mafias mexicanas. El aumento del poder del narcotráfico en México viene acompañado del incremento significativo de la violencia debido a la lucha de los cárteles de droga por el control del mercado y de las rutas.

Durante el final de la década de los 90 hubo una disminución de la intensidad de la violencia. Pero la violencia ha incrementado desde el año 2000. En 2005 hubo un aumento de la violencia debido al intento de establecer un cártel en el estado de Michoacán. Aunque la violencia entre los cárteles data de antes de 2005, el gobierno mantuvo una actitud pasiva en general con la violencia de los cárteles durante el decenio de 1990 y principios del año 2000.

La Guerra contra el Narcotráfico

La guerra contra el narcotráfico es el nombre que se le ha dado al conjunto de operativos del Estado mexicano dirigidos a eliminar el narcotráfico en el país. Estas acciones empezaron en 2006. Éstas fueron consideradas el primer enfrentamiento directo contra la violencia generada por los cárteles y el marco del inicio de la guerra entre el gobierno mexicano y los cárteles de drogas. La estrategia consiste en uso de las fuerzas de seguridad para reprimir la fuerza de los narcos.

En 2007 el gobierno gastó más de 2.500 millones de dólares y utilizó 12.000 soldados en todo el país en intentar contener la violencia relacionada al narcotráfico. En marzo de ese mismo año se firmó un acuerdo bilateral entre Estados Unidos y México, en el que se establece un nuevo marco en materia de seguridad (Inciativa Mérida). El objetivo es sanear las instituciones débiles infiltradas por el narcotráfico y la corrupción, así como el fortalecimiento de algunos programas de la Procuraduría General de la República.

En 2008, el ejército mexicano apoyado por la Marina y por la Policía Federal tomó el control de las calles de las principales ciudades fronterizas del país, sustituyendo temporalmente el control a las policías locales. Esta iniciativa no redujo la violencia que en 2008 provocó 6.756 ejecuciones, todas vinculadas al narcotráfico.

Las causas principales de la violencia son, por una parte, el incremento de la presión del gobierno en contra los cárteles de las drogas y por otra la disputa entre los traficantes por el control del mercado.

Lejos de disminuir o de controlarse, la ola de violencia del narcotráfico ha ido aumentando desde de 2006. 2010 fue el año más violento desde que Calderón lanzó la ofensiva contra los narcotraficantes. La suma de asesinatos que se han perpetrado en los últimos 4 años ultrapasa los 30.000.

¿Por qué no funciona el combate al tráfico de drogas?

Para muchos especialistas, el gobierno mexicano se ha equivocado de estrategia, ya que ha puesto mucho énfasis en el uso de los cuerpos de seguridad, en la fuerza bruta.

El grado de penetración del narcotráfico en el Estado mexicano hace que muchas de las recetas que funcionan en otros países desestabilicen al Estado y no funcionen en México.

La estrategia mexicana contra la delincuencia organizada parte del supuesto de que las instituciones del Estado están abocadas a cumplir esa misión. Sin embargo, históricamente, las instituciones de seguridad y justicia en México nunca han funcionado de acuerdo con la lógica legal. La corrupción y las componendas han sido siempre una de sus características. Se suma a ésta el hecho de que el narco creció con la complacencia del Estado al grado de penetrarlo hasta el tuétano. Una vez que el narco se enquistó en las instituciones del Estado, la propia capacidad de éste para combatir a los narcotraficantes se ha visto mermada.

La corrupción en la lucha contra el narcotráfico no es sólo un problema más, sino EL PROBLEMA. No sirve poner énfasis en los operativos militares, en las acciones de inteligencia o en la prevención. Nada de eso inhibe a los delincuentes de seguir delinquiendo. El Estado no funciona y los narcotraficantes lo saben.

Según informaciones difundidas por Wikileaks, el gobierno de los Estados Unidos ha pensado en la creación de una policía especial para combatir la corrupción mexicana.  La idea puede ser buena, pero: ¿Cómo evitar que esta policía se corrompa?

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Suyan Castelo Branco

Una Carioca en Barcelona. Ciudadana comprometida, Internacionalista de formación y Comunicadora por vocación. Licenciada en Ciencia Politica, Master en Relaciones Internacionales , posgrados en Cooperación y en Marketing Digital. Socialmente comprometida, siempre en en busca de la la superación de los limites que impiden una sociedad más justa e igualitaria.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × 3 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!