¿Es el mundo tal y como sale en los mapas? Así es el mayor engaño de la historia

Mapa de Mercator de 1569

Todos hemos tenido un mapa en nuestra casa en algún momento de nuestra vida. Ya sea bien por el famoso atlas que la mayoría de nosotros hemos tenido o consultado por los deberes del colegio, o bien por las esferas retroiluminadas con el globo terráqueo que iluminaban nuestras mesitas de noche, o bien por esos inmensos mapas que cubrían alguna pared de nuestro hogar. Pues bien, la verdad es que ninguno de esos mapas representa el mundo tal y como es en realidad. ¿Por qué? Básicamente por una cuestión de dimensiones espaciales. Nuestra tierra es esférica (3 dimensiones) y nuestros mapas planos (2 dimensiones). La pérdida de una dimensión implica que para representar nuestro mundo sobre el papel debamos utilizar lo que en cartografía se denominan proyecciones, y con ellas aceptar que el mundo no puede ser representado con una precisión del 100%.

¿Qué es una proyección cartográfica?

Proyecciones cartográficas del mundo

La proyección cartográfica o proyección geográfica es un sistema de representación gráfico que establece una relación ordenada entre los puntos de la superficie curva de la Tierra y los de una superficie plana (mapa). Estos puntos se localizan auxiliándose en una red de meridianos y paralelos, en forma de malla. La única forma de evitar las distorsiones de esta proyección sería usando un mapa esférico pero, en la mayoría de los casos, sería demasiado grande para que resultase útil.

Se suelen establecer clasificaciones en función de su principal propiedad; el tipo de superficie sobre la que se realiza la proyección: cenital (un plano), cilíndrica (un cilindro) o cónica (un cono); así como la disposición relativa entre la superficie terrestre y la superficie de proyección (plano, cilindro o cono) pudiendo ser tangente, secante u oblicua. Según la propiedad que posea una proyección puede distinguirse entre:

  • proyecciones equidistantes, si conserva las distancias.
  • proyecciones equivalentes, si conservan las superficies.
  • proyecciones conformes, si conservan las formas (o, lo que es lo mismo, los ángulos).

No es posible tener las tres propiedades anteriores a la vez, por lo que es necesario optar por soluciones de compromiso que dependerán de la utilidad a la que sea destinado el mapa.

La proyección de Mercator

A lo largo de nuestra vida habremos visto cientos de mapas, tanto en papel como digitales. La mayoría de ellos utilizan proyecciones de tipo cilíndrica, y dentro de esa categoría una buena parte de ellos se corresponden con la denominada proyección de Mercator. Esta proyección fue desarrollada por el cartógrafo y geógrafo flamenco Gerardus Mercator, que la presentó en el año 1569 con la intención de que fuera utilizada en la navegación marítima. Su principal ventaja es que las líneas de rumbo constante (es decir, líneas que forman un ángulo constante con los meridianos) son representadas con segmentos rectos. Sobre la superficie curvada de la Tierra eso no es así, de modo que la utilidad del mapa a la hora de recorrer grandes distancias en barco está clara.

La proyección de Mercator trata a la Tierra como un globo hinchable que se introduce en un cilindro y que empieza a inflarse ocupando el volumen del cilindro, imprimiendo el mapa en su cara exterior. Este cilindro cortado longitudinalmente y desplegado sería parecido al mapa con la proyección de Mercator. Pero como cualquier otro mapa la proyección de Mercator tiene sus puntos débiles, pues exagera el tamaño de las tierras a medida que nos alejamos de la línea del ecuador. Mira el siguiente vídeo y lo entenderás.

Sobre el vídeo: El ala oeste de la Casa Blanca

Para demostrar que la polémica sobre el mapa de Mercator no es cosa de unos pocos mirad una escena de la magistral serie de televisión El ala oeste de la Casa BlancaConcretamente el capítulo 16 de la Segunda temporada. En el capítulo, se abren las puertas a colectivos o personas durante un día (en la serie se le conoce como Big Block of Cheese Day) que habitualmente no podrían entrar en la Casa Blanca y que tienen alguna propuesta que hacer. En este capítulo un grupo de geógrafos llega con la propuesta de que en todos los colegios norteamericanos se sustituya la proyección de Mercator por la proyección de Peters.

Los sesgos de Mercator

Tal y como se observa en el vídeo, y porque gracias a los numerosos satélites que tenemos en el espacio es posible conocer el detalle de la superficie de la Tierra con una resolución que llega al metro, es posible saber que en la proyección de Mercator se producen sesgos importantes. En él Groenlandia aparece aproximadamente del tamaño de África, cuando en realidad el área de África es aproximadamente 14 veces la de Groenlandia. El mapa también muestra Alaska de un tamaño similar a Brasil, cuando el área de Brasil es casi 5 veces superior. La misma Alaska también parece 3 veces más grande que México, cuando este último es casi 250 mil km2 más grande. Incluso Europa aparece relativamente del mismo tamaño que Suramérica cuando ésta es más de 7.2 millones de km2 más grande.

Proporciones en el mapa de Mercator. Fuente: Datapointed.net

Las dimensiones. Para sus críticos, esta desproporción en las dimensiones de los países más cercanos a los polos (muchos de ellos coinciden con las grandes potencias económicas del mundo ya que los países menos desarrollados se sitúan alrededor del Ecuador) creando prejuicios y perpetuando una concepción eurocéntrica u occidentalcéntrica, dando una sensación de centralidad europea y norteamericana.

División Norte-Sur. La segunda gran crítica de esta proyección es que el mapa de Mercator da más peso al hemisferio norte que al sur, colocando la línea del Ecuador no en la mitad del mapa, sino un poco más abajo, de manera que el hemisferio norte ocupa 2/3 de la superficie del mapa, y el sur 1/3, además de colocar a Europa en el centro del mapa mismo.

Localización de los países. También hay otro aspecto engañoso que hay que mencionar del mapa de Mercator: los países no están donde creemos que están ya que “Europa y Norteamérica deberían estar mucho más al norte de donde están. Aparecen centrados en el mapamundi, prácticamente en el ecuador, cuando están muchos más grados hacia el norte”, cuenta José Antonio Aldrey, profesor de Geografía Territorial en la Universidad de Santiago de Compostela, en un artículo del periódico ABC.

En cambio sus partidarios esgrimen que el mapa de Mercator cumple perfectamente con su fin y se aleja de cualquier teoría euro/occidentalcéntrica.  El fin de Mercator era proporcionar un mapa útil en navegación y, en realidad, se limitó a idear una manera de proyectar la superfice terrestre sobre un mapa plano para que fuera útil en navegación. En base a ello, comenzó a realizar un atlas del mundo, que no pudo concluir. Fue su hijo quien culminó la tarea.

Como contrapartida a las críticas, la proyección de Mercator muestra sobre la línea del Ecuador países sin deformaciones y para regiones de latitudes bajas la deformación sería pequeña. Además, a día de hoy existen numerosas proyecciones dentro de Mercator.

La proyección de Gall-Peters

Tal y como se observa en el vídeo superior los principales detractores de Mercator defienden una proyección cartográfica alternativa, la denominada proyección de Gall-Peters. La Proyección de Peters (llamada así por Arno Peters), aunque más correctamente Proyección de Gall-Peters es una proyección cartográfica que apareció por primera vez en 1856, publicada en el Polish Geographical Magazine por James Gall. Esta proyección la popularizó Arno Peters, que no era cartógrafo sino cineasta especialista en propaganda política, en una rueda de prensa que dio en 1976, tratando de denunciar las implicaciones políticas de la proyección de Mercator. Sin embargo, se trataba de una proyección casi idéntica a la elaborada en 1856 por James Gall, un religioso escocés.

Arno Peters afirmaba lo siguiente acerca del mapa de Mercator:

Son los países del Tercer Mundo, los estados ex-coloniales, las naciones de los pueblos de color, los que resultan perjudicados por el mapa Mercator. Este mapa es una expresión de la época de europeización del mundo, de la época en la que el hombre blanco dominaba el planeta, de la época de la explotación colonial del mundo, por una minoría de razas de señores blancos, implacables, bien armados, y técnicamente superiores…

Mapa del mundo según la proyección de Gall-Peters

Mapa del mundo según la proyección de Gall-Peters

La proyección de Gall-Peters es también una proyección cilíndrica, con todos los inconvenientes que ello implica.  Para sus partidarios la ventaja que tiene la proyección de Gall-Peters es que es una proyección que conserva las áreas. Esto quiere decir que la dimensión vertical del mapa se estira o encoge de una manera particular para conseguir que el área de los objetos se conserve, a costa de producir una fuerte distorsión en la forma de los continentes.  Así, se pueden comparar tamaños de objetos distantes entre sí tan bien como si estuviéramos mirando en el globo. Aparentemente, cuando Gall propuso esta proyección por vez primera, no alcanzó una enorme popularidad pero Arno Peters tuvo más suerte y logró incluso que la ONU adoptara su proyección. Este éxito fue más debido a cuestiones políticas y sociales que a méritos cartográficos.

Al ser una proyección cilíndrica, esta proyección también produce una deformación de los continentes a medida que cambiamos de latitud. En este caso particular, esta distorsión ocurre al alejarnos de las latitudes 45º N y 45º S. Conviene ver la indicatriz de Tissot de este mapa para hacerse una idea de dicha deformación. Aunque este nuevo dibujo del mapa se acerca mucho a las dimensiones de los continentes, los cartógrafos más académicos lo ignoraron considerando esta proyección de poco rigor científico, por ese estiramiento irreal de las formas. La principal crítica a la proyección de Gall-Peters es, pues, que distorsiona la forma de los países.

De hecho fruto de la polémica en 1989 siete asociaciones cartográficas profesionales americanas (entre otras la American Cartographic Association, el National Council for Geographic Education, la Association of American Geographers, y la National Geographic Society) publicaron una propuesta que aconsejaba abandonar en la medida de lo posible cualquier representación cilíndrica. Su propuesta decía:

EN TANTO QUE, la tierra es redonda con un sistema de coordenadas compuesto enteramente por círculos, y

EN TANTO QUE, los mapas planos del mundo son más útiles que los globos terráqueos, pero aplanar la superficie del globo necesariamente provoca grandes cambios en la apariencia de los rasgos de la Tierra y sus sistemas de coordenadas, y

EN TANTO QUE, los mapas del mundo tienen un poderoso y duradero efecto en la impresión popular de las formas y los tamaños de las tierras y los mares, su disposición y la naturaleza del sistema de coordenadas, y

EN TANTO QUE, ver frecuentemente un mapa distorsionado tiende a hacerlo “parecer correcto”,

POR TANTO, exhortamos a los editores de libros y mapas, los medios de comunicación y las agencias gubernamentales a que dejen de utilizar mapas del mundo rectangulares para propósitos generales y exhibiciones artísticas. Dichos mapas promueven concepciones seriamente erróneas mediante la distorsión severa de grandes secciones del mundo, mostrado la Tierra redonda como si tuviera bordes rectos y esquinas afiladas, representando la mayoría de las distancias y rutas directas de un modo incorrecto, y representando el sistema de coordenadas circular como una red cuadrada. El mapa del mundo rectangular más extendido es el de Mercator (que es, en realidad, un diagrama de navegación diseñado para cartas de navegación), pero otros mapas rectangulares del mundo que han sido propuestos como reemplazos del mapa de Mercator también muestran una imagen enormemente distorsionada de la Tierra esférica.

Otras proyecciones

A día de hoy existen más de 400 proyecciones cartográficas y ninguna de ellas representa de forma precisa la Tierra en un mapa, ya que en un mapa obligatoriamente debe incluir una distorsión: en área, en ángulos, en formas o en distancias, según sea la finalidad del mapa.

Proyección cartográfica de Winkel-Tripel

Actualmente, se utilizan varias alternativas a Mercator para representar la totalidad de la Tierra completa, destacando las de: Winkel-Tripel, acimutal equivalente de Lambert, Bonne, Mollweide, Goode, Sinusoidal, Robinson, Van der Grinten, Eckert, etc. Y el mapa de Peters sigue dando guerra y, aunque muy cuestionado, no ha caído en el olvido. «De hecho, ahora, en la ONU o en la Unesco prefieren utilizar la proyección Peters o la de Mollweide», apunta Aldrey.

La proyección de Fuller

También conocido como el “Mapa Dymaxion“, la proyección cartográfica de Fuller es el único mapa plano de la superficie de la Tierra que revela nuestro planeta como una isla en un océano, sin ninguna distorsión visual evidente de las formas y los tamaños de la Tierra en relación a las áreas, y sin división alguna de continentes. Fue desarrollado por R. Buckminster Fuller en 1954, después de trabajar en el mapa durante varias décadas.

Proyección cartográfica de Fuller

Proyección cartográfica de Fuller

¿Y, qué hay de los mapas chinos?

Mapa del mundo de China del año 1763. Fuente: BBC

Pero si dejamos a un lado las proyecciones cartográficas por un momento existe un segundo elemento en el que probablemente estemos de acuerdo. La inmensa mayoría de mapas ponen a Europa en el centro del mismo. Pero esto no es así en todos lados. En China los mapas del mundo son “sino céntricos”, lo que significa que en ellos China no se muestra en el lado derecho de los mismos (como solemos estar habituados a ver) sino en el centro. Este es consecuencia del enfoque chino del mundo y de su propia concepción de posición en relación al resto de países. De hecho, el nombre de “China” se pronuncia “Zhōngguó” (en chino: 中国) se traduce tradicionalmente como “Reino Medio”, o como “país central.” Es por eso que China se ve a sí misma como el país del centro del mundo.

¿Fueron los chinos los primeros descubridores de América?

La BBC informó en enero de 2006 (y también The Economist) que un mapa chino, comprado por cerca de $500 a un comerciante de Shanghai en 2001 por parte de el abogado y coleccionista chino Liu Gang, y en el que China está en el centro, muestra el continente americano en el mismo. Hasta aquí poca sorpresa si no tenemos en cuenta que al parecer el mapa se trataría de una copia realizada en el año 1763 de otro mapa realizado en 1418. De ser cierto, podría implicar que los marineros chinos habrían descubierto y cartografiado América décadas antes que Colón, quién llegó al continente americano el año 1492. Aunque como era de esperar no todo el mundo está de acuerdo con esta afirmación. El debate, pues, está servido.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

Leave a Reply

24 comments

  1. Pingback: TEMA. El planeta Terra i la seua representació. Història de la vida | HISTORIATA

  2. Luis

    ya… ahora resulta que los chinos son el centro del mundo y ellos descubrieron America… eso en mi tierra se llama ¡¡¡CUENTOS CHINOS !!! son mas farsantes que farsantes !

    • tony

      Me parece que no existe nada de malo en ponerse en el centro, si uno se lo concibe en sí mismo seguramente lo primero que debes hacer para estar en el centro es creerlo. Cada una de las naciones podría concebirlo de ese modo y utilizar sus medios para obtenerlo no vendría nada mal. en mi opinión y con respeto.

      • Guillermo16

        Apoyo y celebro una buena forma de pensar y de considerarse a si mismo.

  3. Guillermo

    Muy buen artículo. Es posible que los Chinos llegaran antes que Colón a América, de hecho también se cree que otros como los Vikingos llegaron a zonas de la costa este de Canadá mucho antes de la llegada de Colón al continente. Lo que pasa que Colón y España continuaron con sus viajes y la ocupación y aprovechamiento de este territorio.

    • Angel

      Si América fue descubierta a finales del siglo XV y Gerardo Mercátor necesitó aún un siglo para hacer realidad su proyección cartográfica, Es fácil que el mapa chino de principios del siglo XV reflejara el conocimiento de la Tierra que tenían los chinos ya a principios del siglo XIV, es decir, sobre el año 1300-1310. Ello significaría que estuvieron en América unos dos siglos antes que Cristóbal Colon.

  4. Periscopio de conciencias

    Creo que el mapa chino que presentas es en realidad un mapa falso atribuido a los japoneses. No recuerdo el nombre pero es muy famoso por sus incoherencias historicas en la escritura y los sellos.

  5. Tristana

    me ha encantado este artículo! interesantísimo, muchas gracias! 🙂

  6. Pingback: 50 mapas que te ayudarán a darle sentido al mundo | United Explanations

  7. Pingback: ‘En el mapa’ | Después del hipopótamo

  8. Pingback: Que no te engañen, este no es el tamaño real de África. Pero este otro sí y te dejará atónito. | United Explanations

  9. Bilbo Bolsón

    Los primeros en llegar a America fueron los vascos. Salieron a por ballenas, se picaron con las traineras y, apuesta va, apuesta viene, descubrieron America. No le dieron publicidad porque, comparada con Bilbao, América nos le pareció que fuera para tanto.

  10. Klingsor Jmar

    Vaya cosa, si bien el tema es escabrozo, merece que sea disuelto, seguramente las nuevas tecnologías en tercera dimensión puedan poner fin a estos grandes detalles. Pero antes creo que se debiese empezar a ocupar la forma real de la Tierra y no la forma elipsoide acostumbrada, las geometría debe evolucionar, ¿que hay de esto? por eso tanto lío con la tecnología GPS, cada tanto se renueva, pero si la superficie en general se idealiza, se cartografía mal, ¿cómo entonces? se estudian los detalles, ¿cómo se asegura la ruta real de las migraciones, cómo se establece los tipos de suelo, nos se cuántas cosas no hemos medido correctamente? ahora entiendo, el por que, aveces mas, a veces menos, no podemos ponernos de acuerdo, según la visión general que se tenga del sitio cambia a la del que lo habita y a su vez con la que lo visita y solo la conoce de manera cartográfica.

  11. Pingback: Muy bueno, los mapas no son todo lo que parece…. | Lucas López

  12. Pingback: Sobre las proyecciones cartográficas | hectorfabian2010

  13. Pingback: ¿Es el mundo tal y como sale en los mapa...

  14. Pingback: ¿Es el mundo tal y como sale en los mapas? El espejismo de Mercator | Blog de @AselaVit

  15. Pingback: Tipus de mapa mundi | més enllà de l'horitzó

  16. Pingback: Translator role | Curiosity killed the dog

  17. Pingback: Recopilación de mapas de cómo es y de cómo funciona el mundo – Estate un rato

  18. Pingback: Gerardus Mercator - Literatura de Viajes

  19. Pingback: ¿Es el mundo tal y como sale en los mapa...