03/07/2020 BARCELONA

Agua, fuente de vida y herramienta para el desarrollo

Uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030, sucesores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, propone garantizar la disponibilidad de agua y su ordenación sostenible, así como su saneamiento. Hoy te explicamos la importancia de la gestión del agua para la paz y el desarrollo de muchas regiones del mundo, y qué retos se han de superar a nivel global para combatir su escasez.

En septiembre de 2015, 193 países miembros de Naciones Unidas acordaron los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que son los sucesores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Entre estos 17 objetivos el número 6 se propone, hasta 2030, garantizar la disponibilidad de agua y su ordenación sostenible, así como su saneamiento. Esto es, reducir la contaminación de las fuentes de agua potable, aumentar el nivel de reciclado y su reutilización, con el fin de asegurar la sostenibilidad de la extracción. Además busca fomentar la cooperación transfronteriza de los recursos hídricos.

El Foro Económico Mundial, en su reporte de riesgos globales para el año 2016, resalta a la crisis relacionada a la escasez o a la dificultad de acceso al agua como la tercera con mayor impacto a nivel mundial. Entre las regiones con más probabilidades de sufrir este tipo de escasez se encuentran el norte de África, la región de Medio Oriente y el sudeste asiático. Según lo refleja el mencionado estudio, aproximadamente 2,7 mil millones de personas ya están enfrentándose a algún tipo de escasez de recursos hídricos, esto es, un 40% del total de la población mundial, y 500 millones de personas viven en lugares donde el consumo duplica la cantidad de agua repuesta por las lluvias en el año.

Foto: Girls by well. Global Water Partnership vía Flickr.
Foto: Girls by well. Global Water Partnership vía Flickr.

De acuerdo al Consejo Mundial del Agua, entre el 80 y el 90% del agua en lugares áridos y semiáridos ya está siendo usada, y casi el 70% de los ríos más largos ya no llegan al mar. Además de esto, los problemas de higiene exponen a 2,4 mil millones de personas a enfermedades infecciosas como la diarrea.

El manejo de este recurso se complica alrededor del mundo por las presiones económicas. A medida que los países se industrializan, empiezan a necesitar mayores reservas de agua para la producción de energía. Según proyecciones, se espera que la demanda de agua exceda la oferta por un 40% en 2030. Allí radica la importancia de un buen manejo, ya que en los próximos años crecerá la puja entre diversos sectores como la agricultura, la energía, la industria y las necesidades de las ciudades, por mencionar los problemas que pueden surgir dentro de las fronteras de los estados. No obstante, también debe recalcarse que más del 60% de las aguas son transfronterizas, pero los países que las comparten no poseen ningún tipo de marco cooperativo para su manejo. Esto ha provocado que en algunas partes del sur de Asia ya hayan surgido algunos problemas entre estados.

Problema mundial

En África los problemas de escasez de agua se han hecho sentir por años. Sin embargo, a raíz del cambio climático, los efectos en la población cada vez son más amplios. El fenómeno del Niño y sus niveles record han provocado una sequía sin precedentes, especialmente en Etiopía.

En Etiopía las necesidades humanitarias se han triplicado desde principios de 2015 por causa de esta sequía que ha generado una perdida sucesiva de las cosechas y la mortandad del ganado. Esto ha provocado que la inseguridad alimentaria y la mortalidad en este país aumente considerablemente. De hecho, aproximadamente 10 millones de personas sufren en este momento problemas relacionados a la alimentación. El mayor problema es que, debido a la escasez de lluvias, la temporada más importante de cosechas conocida como Meher y que produce el 85% de los suministros alimentarios del país, ya se ha retrasado.

En Zimbabwe también se sufren los efectos de la sequía. El país está lidiando con los peores índices de desnutrición de los últimos 15 años, ya que el número de familias que pasan hambre se ha duplicado. La población más vulnerable es la de las zonas rurales del país, donde casi el 30% de los habitantes requieren de asistencia alimentaria.

Por otro lado, en el llamado corredor seco de Centroamérica, que incluye parte de Guatemala, Honduras y El Salvador, aproximadamente 4,2 millones de personas están afectadas por la sequía. En Haití el número asciende a 3,6 millones de personas. Esta situación puede calificarse de crisis humanitaria igual que lo que ocurre en África, debido a la vulnerabilidad de las poblaciones.

Todos estos países carecen de un nivel de preparación adecuado. En su mayoría se trata de agriculturas de subsistencia, con escasa productividad y mecanismos de recuperación muy limitados que dependen del empleo temporal para cubrir sus necesidades. El fenómeno El Niño ha afectado todas estas regiones y se hace cada vez más urgente plantear métodos de adaptación y resiliencia.

Conflictos y efectos en la sociedad

Foto: In line. Daniel Bachhuber vía Flickr.
Foto: In line. Daniel Bachhuber vía Flickr.

No es una novedad escuchar que el agua es vital para nuestras vidas, pero a veces parece que olvidamos la importancia que juega en el desarrollo de las sociedades. Según el Foro Económico Mundial, los problemas relacionados al agua se enmarcan como un problema de carácter social, y no como un problema medioambiental. Esto puede explicarse por la importancia que tiene este recurso, y el efecto en cadena que puede generar su escasez. Entre los efectos inmediatos de la falta de agua podemos enumerar problemas relacionados a la producción de alimentos, propagación de enfermedades infecciosas por problemas de higiene, inestabilidad social entre grupos que luchan por acceder a este recurso, migraciones masivas, entre muchas otras.

En Etiopía ya se han comenzado a registrar conflictos internos que tienen como origen la escasez de agua. Se trata de un país donde conviven muchas tribus y clanes diferentes, que, si bien durante un largo tiempo habían convivido en relativa paz, ahora han empezado a resurgir conflictos debido a la falta de agua. Incluso se está produciendo la expulsión de refugiados somalíes que se encuentran huyendo de la guerra; las expulsiones se producen de forma violenta, incluyendo violaciones y asesinatos. También se han confirmado los primeros brotes epidémicos de cólera.

“Es la primera vez que veo un país morirse de sed (…)” Padre Christopher, misionero en la región de Gode en Etiopía.

Por otro lado, en ciertas regiones venezolanas también afectadas por la sequía y el incorrecto manejo del agua, se han detectado casos de enfermedades de piel relacionadas a la contaminación y mala distribución del recurso hídrico en las regiones más humildes.

El accionar de la FAO

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha comenzado a aportar en los países de África más afectados, materiales de siembra para ayudar a los hogares que sufren falta de semillas, ya que debido a la situación extrema las han perdido por la falta de lluvias, las han consumido para paliar el hambre o han tenido que venderlas para poder comprar otros alimentos. Para evitar las muertes del ganado se han estado distribuyendo nutrientes en las zonas pastorales para fortalecer al ganado y se han estado repartiendo también piensos, que sirven de alimento para el ganado. De la misma manera, la FAO ha colaborado en la compra de animales débiles para su sacrificio y se los han entregado a las familias de refugiados somalíes que se encuentran también en territorio etíope.

En el caso de Centroamérica la colaboración se hace a través de transferencias basadas en efectivo, con el objetivo de permitir que los habitantes tengas una canasta nutricional más balanceada y que se favorezca el mercado local.

Soluciones para la sequía

Foto: Centro de Noticias ONU
Foto: Centro de Noticias ONU

La gobernanza debe entenderse como la principal herramienta para hacer frente a la mayoría de los problemas relacionados al manejo del agua. Sin embargo, muchos países desarrollados están fallando en la forma de encarar este tipo de situaciones, y solo se enfocan en reaccionar ante fenómenos climáticos extremos. No hace falta aclarar que en los países en desarrollo los retos referentes a las infraestructuras y a la conservación del agua se topan con una gran barrera que suele ser la falta de financiación o la necesidad de destinar los fondos a otras causas. Un buen ejemplo es Brasil, país que posee el 12% de las reservas de agua dulce, pero ni siquiera la totalidad de su población posee acceso a esta.

El problema de la sequía no es solo una de las consecuencias del cambio climático, sino también una causa de problemas relacionados al desarrollo. Además de promover a la inseguridad alimentaria, también provoca tensiones entre la población, especialmente en la más vulnerable.

Como ya se mencionó, una buena gobernanza puede ayudar a mitigar las consecuencias que produce la escasez de agua, pero es importante resaltar que estas deben ser llevadas a cabo de manera previsiva. Entre las medidas aconsejables se encuentra la adecuación de cultivos a especies que necesiten un mínimo de agua. Otro consejo es evitar las fugas en los canales de distribución del agua, especialmente necesario en regiones que históricamente han tenido problemas de suministro.

Muchos sugieren que las estrategias deben partir de un planteamiento de políticas públicas adecuadas a cada caso particular, colaboración con organismos internacionales de crédito para invertir a largo plazo en aspectos como una correcta infraestructura hidráulica y programas sociales, como así también un correcto manejo del agua.

“Los efectos del cambio climático fueron exacerbados por el Fenómeno el Niño bastante intenso (…), ha hecho que se pase a una situación que ya está lejos de ser puntual y que demanda programas de adaptación y resiliencia (…)” Miguel Barreto, director para América Latina y el Caribe del Programa Mundial de Alimentos.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.


Recomendamos:

[button url=”https://www.unitedexplanations.org/2015/10/26/desertificacion-recursos-naturales-y-violencia/” style=”red”]Las guerras climáticas: Desertificación, recursos naturales y violencia[/button]

[button url=”https://www.unitedexplanations.org/2013/11/04/agua-y-desarrollo-la-necesaria-mirada-desde-una-perspectiva-de-genero/” style=”red”]Agua y desarrollo, la necesaria mirada desde una perspectiva de género[/button]

[button url=”https://www.unitedexplanations.org/2014/03/22/asi-es-como-tiene-lugar-el-robo-mundial-del-agua/” style=”red”]Así es como tiene lugar el robo mundial del agua[/button]

191 Shares

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Belen Aguero

Argentina/España. Soy licenciada en Relaciones Internacionales y tengo un máster en Cooperación internacional y gestión de políticas públicas, actualmente me encuentro realizando un doctorado. Me interesa profundamente el análisis de fenómenos internacionales, en especial lo relacionado a las agendas globales de desarrollo y lo referente a gobiernos locales y regionales.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

three × 3 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!