24/02/2020 BARCELONA

¿Cuál es la situación de las Malvinas pasados 33 años de la guerra?

A 33 años del conflicto que enfrentó a la Argentina con el Reino Unido por las islas Malvinas, se analiza la postura de los distintos gobiernos argentinos y los métodos de negociación utilizados.


Ya han pasado 33 años del conflicto que enfrentó a la Argentina con el Reino Unido por las islas Malvinas, teniendo como resultado la derrota de la Argentina. Los distintos gobiernos argentinos que se han sucedido tras el fin de la guerra desarrollaron diversos métodos de negociación con el Reino Unido, y adoptaron una actitud determinada frente a los kelpers, habitantes ingleses de las islas.

A los efectos de poder vislumbrar cuál es la situación actual que presenta el conflicto, es importante determinar los alineamientos de la política exterior de ambos estados en los últimos años, los argumentos de ambos países para sostener su derecho sobre las islas y las posibles vías de solución del problema.

La Argentina y el Reino Unido

El Reino Unido ha considerado desde hace tiempo que las islas Malvinas son parte de su territorio y que -en el caso de que se pretenda una modificación de esta situación- siempre será necesario consultar con los habitantes de las islas, quienes tienen el derecho a la autodeterminación y pueden decidir a qué estado pertenecer.

Ex Presidente de Argentina, Nestor Kirchner Fuente: commons.wikimedia.org
Ex Presidente de Argentina, Nestor Kirchner
Fuente: commons.wikimedia.org

Por su parte, Argentina -durante el gobierno de Néstor Kirchner, el primer gobierno de Cristina Kirchner y su actual mandato- ha llevado a cabo una política de denuncia frente a distintos organismos internacionales, especialmente la ONU, pero también en el ámbito regional, como por ejemplo el MERCOSUR y la UNASUR, por medio de la cual se pretende poner el tema en la primer plana de la agenda internacional y colocar el caso como un supuesto de colonialismo aún vigente. En relación a la población actual, el gobierno argentino ha sostenido en la última década una postura de no acercamiento. Considera que los habitantes no son parte de la negociación y que por lo tanto no deben ser involucrados en este sentido. Esto no implica que no sean tenidos en cuenta y que -en el hipotético caso de que las islas vuelvan a formar parte del territorio argentino- no se respeten sus actuales derechos.

Derechos sobre las islas

Argentina posee en relación a la posición británica amplias ventajas que sostienen su derecho a la soberanía sobre las islas. En primer lugar hay que tener en cuenta que el descubrimiento fue hecho por franceses en el año 1764. Posteriormente -por medio de un Tratado de familia-, Francia reconoce la soberanía de España sobre las islas y se retira de ellas.

Con la revolución de mayo de 1810 el territorio del Virreinato del Rio de la Plata se separa de la administración peninsular española, y comienza con su proceso de independencia. Imagen: Cabildo Abierto de Mayo de 1810. Fuente:  wikipedia.org
Imagen: Cabildo Abierto de Mayo de 1810.
Fuente: wikipedia.org

Con la revolución de mayo de 1810 el territorio del Virreinato del Rio de la Plata se separa de la administración peninsular española, y comienza con su proceso de independencia. Es en este momento que la Argentina encuentra uno de sus argumentos más fuertes para sostener la soberanía sobre las islas. Tras la independencia y en aplicación del principio uti possideti iuris que se extendió por todo Latinoamérica, todos los territorios que formaban parte del antiguo Virreinato pasaron a conformar los actuales límites del territorio argentino. Para entonces, como ya hemos mencionado, las islas Malvinas formaban parte del Virreinato: por lo tanto, en el momento de la independencia la soberanía sobre las islas revierte en cabeza de la nueva autoridad local.

Hasta la invasión y ocupación de las islas por parte de las autoridades británicas en 1833, la Argentina llevó a cabo actos de administración en el territorio de las islas. Posteriormente -y hasta la actualidad- se vio imposibilitada de perpetrar actos de soberanía efectiva, pero no cesó sus reclamos ante el gobierno británico y en todo tipo de foros internacionales mostró una posición contraria a la ocupación británica, determinada por la exigencia de recuperar el ejercicio de la soberanía y la apertura de negociaciones.

Se ha argumentado que Gran Bretaña habría consolidado sus títulos por medio del ejercicio de actos de administración durante un lapso de tiempo ininterrumpido y prolongado, es decir, por medio de  actos de posesión efectiva. Estos actos pueden definirse como “la continua exposición pacífica de la soberanía territorial”, la cual puede probarse por medio de la administración efectiva de un territorio determinado, incluyendo la aplicación de un sistema jurídico que regule la organización y la vida de los habitantes que allí residen.

Mapa - Localización geográfica de Minquiers y Ecrehous. Fuente: "Jersey-Les Ecrehous" por Aotearoa -  via Wikimedia Commons -
Mapa – Localización geográfica de Minquiers y Ecrehous.
Fuente: “Jersey-Les Ecrehous” por Aotearoa – via Wikimedia Commons –

Si bien la posesión es un elemento importante a la hora de completar un titulo o de verificar el efectivo ejercicio de la soberanía sobre un determinado territorio -como lo ha dispuesto la CIJ en el caso Minquiers y Ecrehos– también es cierto que para que esos actos de administración consoliden un título imperfecto o controvertido es necesario que sean llevados a cabo pacíficamente y que no exista oposición, es decir actos de protesta.

A su vez, también se requiere que el origen de la ocupación de un determinado territorio sobre el cual se pretende ejercer actos de posesión y consolidar la soberanía territorial no tenga un origen ilegal o haya sido obtenido por la fuerza, como lo ha determinado la Corte Internacional de Justicia en la opinión consultiva relativa a la construcción del muro en territorio palestino. Por lo tanto la victoria de Londres en la guerra de las Malvinas 1982 tampoco otorgó derechos a Gran Bretaña sobre las islas.

La cuestión de la integridad territorial o cercanía de las islas al continente en relación a las Argentina no constituye en sí mismo un fundamento que apoye su posición. Ya en el caso de La isla de Palmas, el árbitro suizo Max Huber estableció que el argumento de la integridad territorial no constituía en sí misma un título perfecto, sino que era necesario completarlo con otros elementos como -por ejemplo- el ejercicio efectivo de actos de administración sobre ese territorio.

El principio de autodeterminación

La posición británica ha sostenido en muchas ocasiones que el principio de autodeterminación de los pueblos es plenamente aplicable al caso, y que el gobierno de la Argentina debe aceptar la solución que tomen los habitantes de las islas en relación al futuro de su gobierno. Esta argumentación no tiene un fundamento jurídico válido y no es aplicable a este caso por varias razones. En primer lugar, la resolución 1514 de 1960 de la Asamblea General de las Naciones Unidas “Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales” -que es mencionada como apoyo a la tesis británica- no tiene relación con el caso bajo análisis ya que los habitantes de las islas no pueden considerarse población original, fueron implantados por el gobierno británico y son de hecho nacionales del Reino Unido. Por otro lado, este principio tiene un límite de aplicación que está relacionado con un momento histórico determinado y se circunscribe a un espacio determinado, es decir, encuentra un límite espacial y temporal. La resolución fue elaborada pensando en las antiguas colonias del continente africano, y en relación a la independencia de los pueblos africanos de las potenciales coloniales europeas. Por lo tanto su extensión al continente americano, en especial a Sudamérica y al conflicto de las islas Malvinas en particular no puede tener lugar.

¿Es posible una solución al conflicto?

Una opción para resolver la disputa podría implicar la realización de negociaciones directas con la adopción final de un texto que resuelva el conflicto de soberanía y establezca una decisión definitiva al respecto, vinculante para las partes. Argentina debe intentar que el Reino Unido se siente a negociar y procurar por medio de una razonable labor en política exterior que a través de distintos foros internacionales -como las Naciones Unidas- se entablen negociaciones directas.

Otra posible solución sería el intento de establecer un tribunal arbitral o jurisdiccional, lo cual también requiere de negociones, ya que para la constitución de un tribunal arbitral es necesario un compromiso previo. Lo mismo sucede si se pretende llevar la cuestión a la CIJ, ya que no existe una base de jurisdicción para que la Corte entienda en el asunto, tal como se demostró cuando en 1948 Londres pretendió llevar el asunto relativo a la soberanía de ciertas islas en el Atlántico Sur y en el sector Antártico. No se habían incluido las Islas Malvinas; y Argentina no había hecho la declaración unilateral establecida en el artículo 36 del Estatuto de la Corte, por lo que el gobierno argentino rechazó la propuesta para que la Corte entienda en el asunto. Por su parte, el Reino Unido posee una declaración que limita temporalmente el caso de las Islas Malvinas a la competencia de la Corte.

Dependerá de la voluntad de negociación de ambos países que el conflicto encuentre una solución que los beneficie mutuamente y tenga en cuenta la situación de la población actual de las islas.

 Esta es una explicación sin ánimo de lucro

 

124 Shares

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Martin Canepa

Buenos Aires, Argentina. Abogado especializado en Derecho Internacional Público. Master en Relaciones Internacionales. Docente: Derecho de la Integración e idioma Griego Moderno en la Facultad de Derecho (UBA). Investigador en formación en la Facultad de Derecho (UBA). Financial Language Editor (Griego Moderno / Ruso) en S&P Capital IQ. E-mail: [email protected]


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 + 8 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!