19/08/2022 MÉXICO

Centro de Internamiento de Extranjeros: en primera persona

2410647390_4179a41513_z.jpg
Hace una semana hablamos en United Explanations sobre los CIEs (Centros de Internamiento de Extranjeros), hoy desde este portal queremos dar voz a esas personas que han vivido entre sus paredes con un ejemplo en primera persona.

Tal y como comentamos hace unas semanas en nuestro artículo introductorio en esta materia, los CIEs son establecimientos públicos no penitenciarios en los que están retenidos los extranjeros que se encuentran dentro del territorio español en situación irregular. Según la Ley de Extranjería de 1985, las personas sólo pueden ser retenidas un máximo de 40 días hasta que sean repatriados, de lo contrario, deben ser puestos en libertad.

En el año 2003 un informe de la organización estadounidense Physicians for Human Rights hacía saltar las alarmas documentando síntomas de ansiedad y depresión entre los extranjeros detenidos. Más adelante, instituciones nacionales e internacionales y organizaciones sociales que visitaron éstos centros afirmaban que los CIE españoles funcionaban con un régimen carcelario incumpliendo la normativa y violando los derechos fundamentales de las personas.

[button url=”https://www.unitedexplanations.org/2012/03/23/que-son-los-cie-centros-de-internamiento-de-inmigrantes/” style=”red”]¿Qué son los Centros de Internamiento de Extranjeros?[/button]

Casos reales

Teniendo en cuenta que los Centros de Internamiento para Extranjeros son establecimientos públicos de carácter no penitenciario teniendo derecho los internos a ser informados de su situación, respetando su vida, integridad física y salud sin que puedan ser sometidos a tratos degradantes o de palabra y a recibir asistencia médica y sanitaria adecuada, distintas entidades llevan años denunciando la situación que viven las personas internadas en estos centros.

Los testimonios que a continuación se relatan, han sido recogidos en el marco del estudio DEVAS sobre el Impacto de las Condiciones de Detención en Población Vulnerable en situación de Asilo y en Personas procedentes de Terceros Países con estancia ilegal.

En el citado informe se hace referencia a la mala alimentación que recibían. Algunos argumentan que


la comida es poca y mala, el desayuno consta de medio pan y un café con leche recalentado, sin posibilidad de tomarlo solo sin leche; es lo que hay, es con leche para todos” es lo que respondía el personal. No hay dietas especiales para nadie, todos comen lo mismo, “si hay cerdo y eres musulmán la única opción que tienes es no comer ese día”.

Muchos critican también el aislamiento con el exterior, no avisan a nadie de su detención. Algunos entran con la ropa que llevan y pasan semanas con lo puesto. No tienen contacto alguno con la familia.

 Denuncian a su vez el trato del personal y policías hacia los internos, argumentando que les tratan como a delincuentes, “hay insultos y empujones, en general a los marroquíes” argumentaba un chico de Paraguay.

Por otro lado, un senegalés cuenta como “hay de todo, desde el que se pone una máscara para hablarnos y guantes para no contaminarse, que se encara con la gente y la provoca para pegarles hasta los que nos gastan bromas, pero estos son menos”.

La injusticia, la violencia…se pueden explicar. Pero el horror que he vivido no se explica…;  Hay cosas inexplicables…; Casi siempre ando asustada por todo lo que me está ocurriendo…; No me siento seguro por el trato, no entiendo el idioma, así que me pueden pegar sin saber los motivos”.

En primera persona

L.A.M, Colombia.

Me llevaron a las nueve de la mañana, me dicen que me voy a ir. No me dejan coger mis cosas, me llevan al aeropuerto y allí me encierran en el calabozo. Nos tienen a varios más de dos horas. En ese momento llegaron dos compañeros muy maltratados, daba pena verlos. Los volvieron a traer aquí al CIE. Ninguno de los dos está ya. A mi me dieron golpes, puñetazos y patadas y no entendía porque.

 Estando allí vi dos personas que las llevaban con una manta con malla que da la vuelta, te envuelven y te inmovilizan los brazos. Con una cinta gruesa adhesiva te dan varias vueltas, por todo el cuerpo y en la boca y nariz, solo te dejan espacio de respirar, pero con dificultad. Así se los llevaron por un túnel, atados con la manta, amordazados y alzados a peso. Siempre nos quedamos con los teléfonos de los que llevan la segunda vez. Se llama por teléfono a ver cómo llegaron. Cuentan que llegan con la cabeza rota”

Relato extraído del Informe CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) sobre la situación de los Centros de Internamiento para Extranjeros en España.


Vulnerabilidad 

Es evidente pues, las condiciones en las que viven en los CIEs. Falta de interlocutores, maltrato, miedo o desorientación son las palabras que podrían definir a estos centros.

La falta de libertad, la constante vigilancia, las rejas, los barrotes, la rigidez en horarios así como la ausencia de infraestructuras y dispositivos de asistencia a la población vulnerable, ya sea ancianos, personas minusválidas o enfermos mentales son algunas de las realidades con las que se convive allí.

No olvidemos que distintas organizaciones (CEAR, Periodismo Humano, Pueblos Unidos, etc) ponen de manifiesto este problema y proponen una serie de mejoras respecto al funcionamiento global y al actual sistema de reglamentaciones de los CIEs.

Proponen arbitrar medidas que impidan que los internos caigan en una vía muerta de ilegalidad sin poder entrar en procesos de regularización, enfocar estos centros en una perspectiva social y no carcelaria, que la asistencia médica no dependa de la policía y por último, habilitar visitas periódicas de organizaciones de asistencia a los refugiados y de la delegación en España del ACNUR.

Además, CEAR, Asociación Entreiguales, Grupo de Acción Comunitaria (GAC), Médicos del Mundo, Psicólogos Sin Fronteras o SOS Racisme, entre muchas otras, piden el cierre de los CIEs como centros vulneradores de los derechos básicos de los ciudadanos.


Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Cristina Crespi

Barcelona, Espanya. Soy licenciada en Geografía y master en Cartografía y Sistemas de Información Geográfica por la Universidad de Barcelona. Me interesan los viajes y el medio ambiente. Email: criscrespi@hotmail.com


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 + 7 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.