25/04/2024 MÉXICO

ESPECIAL JAPÓN: cifras clave del desastre, del todo a la nada

Deseos de buena voluntad hacia el pueblo japonés. [Photo: komehachi888 Flickr account]
A través de este artículo os actualizamos con algunas de las cifras clave del desastre, repasamos las afectaciones que ha supuesto el terremoto y ponemos énfasis en el colectivo más vulnerable de todo el trágico episodio: los niños.

3 minutos fatídicos


En escasos tres minutos (duración aproximada del terremoto) Japón ha pasado de ser el país de referencia en lo que a innovación electrónica y nuevas tecnologías concierne, a ser uno de los países más necesitados en ayuda, dejando atrás la emergencia humanitaria desatada por el terremoto de Haití allá por el 12 de enero del 2010.

Según el primer ministro nipón Naoto Kan, Japón vive la “peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial”, ya que desde el pasado 11 de marzo, tras el asolador azote que la tierra lanzó a Japón, sus habitantes sufren los latigazos más feroces que dicho país ha padecido a lo largo de su historia: un terremoto, seguido del posterior tsunami y los incidentes y la alerta nucleares (hasta un volcán entró en erupción en estos días).

Las cifras clave del desastre:

– 6.539 víctimas mortales.

– 10.354 personas desparecidas.

– Se ha repartido ayuda a un total de 380.000 personas en 2.200 refugios.

– Más de 600.000 personas han tenido que ser evacuadas.

– Al menos 27 personas han fallecido por falta de asistencia médica (según la BBC).

– Las autoridades japonesas siguen manteniendo en 20 kilómetros la zona de evacuación y en 30, el perímetro de seguridad.

– El gobierno japonés ha clasificado el accidente en el nivel 5 en la escala INES (igual que la catástrofe de Three Mile Island).

– La Agencia de Seguridad Nuclear de Francia clasifica el accidente en el nivel 6 en la escala INES.

– Tepco afirma que más de 2.000 toneladas de agua han sido vertidas en el reactor 3 para provocar su enfriamiento.

– Se ha desplegado un operativo de 11 camiones en el reactor 3 para trabajar en su enfriamiento.

– Más de 180 personas trabajan para evitar un eventual accidente en la zona.

– Algunos de los trabajadores son voluntarios mayores de 60 años que han decidido ayudar siendo conscientes de que a esta edad el riesgo de afectación de cáncer por radiación es menor.

[adrotate banner=”1″]

El seísmo ha provocado, además, problemas de abastecimiento en las principales zonas afectadas, como la región de Miyagi, Sendai, la isla de Honsu, etc.

Japón, país que capitanea la bandera de la innovación y los avances tecnológicos, y en el cual se concentran las empresas más importantes a nivel mundial en dicha materia, se ha venido abajo con consecuencias devastadoras para la propia población que se encuentra con miles de carreteras cortadas y muchas desaparecidas bajo las aguas, con dificultades en el uso de los teléfonos móviles y con largas colas de automóviles que esperan para poder llenar sus depósitos de gasolina debido a la escasez de gasolina. Para hacer frente a esta situación el gobierno autorizó hace unos días la apertura de los depósitos de combustible de emergencia reservados para circunstancias de crisis.

Hemos podido observar en televisión como se han producido largas colas en los supermercados para llenar la nevera con alimentos. Hemos visto como los alimentos escasean, y los estantes de las tiendas se vacían debido a que no llega nuevo abastecimiento. También hemos sido conscientes de las dificultades en el acceso al agua potable, la electricidad y la calefacción en las zonas afectadas del país que ocupa la tercera plaza en riqueza mundial.


Las actividades principales de los japoneses en las zonas afectadas han consistido en tareas tan básicas como buscar comida, buscar supervivientes, localizar a familiares y amigos, así como recuperar cadáveres y las pocas pertenencias que no han sido tragadas por la tierra ni por las aguas. Para tales rescates el gobierno ha duplicado en cien mil el número de soldados participantes.

Los niños, el colectivo más vulnerable

Millones de personas, sobreviven con la angustia de no poder localizar a ninguno de sus familiares, en centros de emergencia levantados por soldados, médicos, bomberos y personas anónimas…Uno de los colectivos más vulnerables son los niños, quienes según Stephen McDonald (coordinador The Save The Children en Japón) tales centros “nada tienen que ver con un hogar y pueden provocarles miedo y ansiedad”, ya que la situación más afín de todos estos niños es que “hayan sido separados de sus padres, y familia tras la triple emergencia: el terremoto, el posterior tsunami y los incidentes nucleares”. Con el fin de poder ofrecer una ayuda más cercana y de emergencia, Save The Children ha puesto a disposición de los ciudadanos nipones, en especial a lo niños, equipos de emergencia en las zonas más afectadas, como es la ciudad de Sendai. Dicha ayuda asciende a 5 millones de dólares, necesarios para hacer frente a las necesidades actuales.

Paradójicamente Japón ha pasado de ser uno de los mayores exportadores mundiales de nuevas tecnologías a ser un país receptor de ayuda humanitaria.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro


¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Pilar Cortes


One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 × 1 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.