19/05/2024 MÉXICO

Érase una vez,…el mundo, explicado a los más pequeños

Tira cómica de Mafalda en el subte de Buenos Aires. [Photo: :Antonio Flickr account]
El mercado editorial busca renovarse, intentando complacer las necesidades y los gustos de los lectores. La Literatura Infantil no es una excepción: surgen nuevos títulos, nuevas voces que tratan de explicar a los más pequeños conceptos como “guerra”,” deuda externa” o “explotación laboral”.

Explicando el mundo a los más pequeños


El sistema educativo español – en constante reforma en los últimos 25 años- trata de hacer frente a la compleja realidad en la que vivimos. Desde esa óptica, ha intentado adaptarse a los tiempos que corren, educando no sólo en los conceptos, sino también en los valores. LOECE primero, luego LODE, LOGSE, LOPEG, LOCE  y la actual LOE, han intentado crear materiales didácticos y  libros acordes a la sociedad de finales del siglo XX y principios del XXI, dándole gran importancia a un elemento clave de la educación: la sensibilización. Para ello se habló de asignaturas transversales, que debían impregnar todo el currículo del alumno, o de Educación en Valores. Se hacía necesario educar a los ciudadanos del futuro en la Cultura de la Paz, en el respeto al medio ambiente, en la sociedad intercultural o en la coeducación.

Del libro de texto se da el salto a la narrativa: libros pensados para disfrutar, para compartir y para aprender. Para descubrir las cosas buenas que merece la pena conservar en nuestro mundo, como el precario equilibrio en los ecosistemas, y  las cosas malas que necesitan de un esfuerzo común para ser erradicadas. Aquí la lista es muy larga: guerra, hambre, discriminación, explotación, intolerancia,…

Autores, editores y educadores, cada vez más conscientes de la importancia del libro como canal sensibilizador y herramienta con la que el niño contextualiza la realidad, llenan los libreros de títulos de calidad literaria y contenido educativo, para ayudar a los padres a explicarles a sus hijos cómo es el mundo en que viven. Una de las primeras apuestas en este sentido –descatalogada y muy difícil de conseguir- fue  la serie Derechos del Niño, escrita por José Luis García Sánchez e ilustrada por Miguel Ángel Pacheco en 1980 para Unesco, cuyo  fin era, al igual que hiciera Quino tres años antes a petición de UNICEF con Mafalda, difundir entre los niños sus derechos y sensibilizar sobre lacras como la explotación laboral infantil o el uso de menores en conflictos armados.

Cooperación, Deuda Externa y Explotación laboral

Iniciativas, por escoger una, como la del Ayuntamiento de Santoña, en colaboración con la Dirección General de Asuntos Europeos y Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Cantabria, acercan a los más pequeños el papel crucial que juega en las Relaciones Internacionales la Cooperación al Desarrollo a través del libro Cuentos Infantiles sobre cooperación al desarrollo.

Y si abordar la cooperación resulta complicado, ¿cómo explicar a un niño el concepto de deuda externa? La isla de los polos de limón, de la Asociación Taller de Educación en Valores Alternativos (Grupo CALA) se enfrenta a este reto armada de un libro y un cuadernillo de apoyo para educadores. Cooperación y deuda son variables constantes en las relaciones Norte-Sur. Éste es el tema tratado en Nuestro Mundo, las diferencias Norte-Sur, pequeña crónica de un desequilibrio, de GRUP D’ESTUDIS PEDAGÒGICS de Barcelona. El libro se basa en un suceso real acaecido en Guinea Bissau durante la guerra de 1998 para abordar las notables diferencias existentes entre los países empobrecidos y los países ricos a través de las vivencias de sus dos jóvenes protagonistas.

Viajar, desde las grandes novelas de aventuras del XIX, es una de las maneras de conocer el mundo que nos rodea. En Tomás viaja por el mundo, de CORBEYRAN, E., editado por Intermón Oxfam -con sello editorial y distribuidora propios-, compartimos las experiencias de este muchacho, cuya facilidad para viajar con su imaginación –la misma que poseía  Emilio Salgari que jamás visitó ninguno de los escenarios de sus novelas- le lleva a los lejanos países de donde proceden delicias como el café, el té o el chocolate. Sin embargo, Tomás observa con tristeza que las condiciones laborales de los trabajadores de esas plantaciones no son las más adecuadas. En las Tres mellizas marcan un gol, de Roser Capdevila (coeditada por Intermón Oxfam y Cromosoma, dentro de su colección Una mirada al mundo),  estas traviesas hermanas, castigadas por la Bruja Aburrida,  viajan a un país donde los balones de fútbol son cosidos por niños por salarios bajísimos.


Guerras de ayer y de hoy

La guerra y sus consecuencias también son objeto de libros para los más pequeños. En La bomba y el general, de Umberto Eco y Eugenio Carmi (Destino) el protagonista, un viejo general,  acumula bombas en el granero de su casa. Los átomos encerrados en su interior están tristes porque no quieren causar una catástrofe y se escapan, así que, cuando empieza la guerra nadie resulta herido y el general abandona el ejército para ingresar en el honrado gremio de los porteros.

“Diez soldados van a la guerra, una flor en el fusil, una sonrisa en los labios..”. Así comienza Diez soldados, de Gilles Rapaport (Edelvives), una impactante  alegoría antibelicista para niños, donde se subraya la estupidez y el sinsentido de la contienda con unas imágenes expresionistas que recuerdan, en parte, a los dibujos realizados por niños que han sido víctimas de conflictos armados. En El pequeño soldado, de Paul Verrept (Editorial Juventud), las coloridas ilustraciones equilibran un duro mensaje, una bala contra la guerra. “Un día la guerra estalló. Muchos fuimos a combatir. Nos dieron un uniforme, un casco, y un arma. Luchamos. Muchos soldados murieron. Y un día la guerra terminó. Yo sólo quería vivir y olvidarme de la guerra. Pero muchas noches no consigo dormir. Pienso en todo lo que ha pasado”.

En Dos idiotas sentados cada uno en su barril (Aliorna Editorial), Ruth Rocha caricaturiza la carrera armamentística que viven, por ejemplo, India y Pakistán, o la tensión generada durante la Guerra Fría. Sus dos personajes armados con un barril de pólvora, se invitan mutuamente a apagar la vela que cada uno sostiene  en su mano: ninguno de los dos da el primer paso. No llegan a un acuerdo. Finalmente, un estornudo provoca una gran explosión.

Y como la guerra no deja de estar de actualidad, en formato álbum para los más pequeños encontramos la conmovedora historia de El Niño Estrella (Edelvives), escrito por Rachel Hausfater-Douïeb e ilustrado por Oliver Latik, el drama del genocidio judío suavizado por un texto poético y unas hermosas imágenes. Pero si de Segunda Guerra Mundial se trata, el gran clásico es la novela de Judtih Kerr Cuando Hitler robó el conejo rosa (Santillana). En este relato autobiográfico la autora, una judía alemana, narra cómo era la vida en un Berlín donde la tragedia se mascaba en el aire y ser niño era un lujo que muy pocos pudieron permitirse.


Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Esther Ortiz

Madrileña, periodista de Acción Social, RSC y Gestión Cultural. Especialista en diseño de proyectos culturales, sociales y comunicacionales, así como de relaciones entre empresa y ONL como socios de acción y conocimiento. Me encantan los perros y Berlín es mi ciudad favorita. Le sigo la pista al Inspector Wallander; me emociona la voz de Robert Smith y aún sigo esperando que Ilsa no se suba a ese avión y se quede con Rick. Y cada día libro pequeñas batallas, logro pequeñas conquistas que hacen que me sienta un poquito Wonder Woman.


One comment

  • Ana

    10/03/2011 at

    Vale la pena mencionar la excelente publicación del Institut de Drets Humans de Catalunya, “Drets Humans al Carrer”, con cuentos infantiles sobre derechos humanos.

    Os lo podéis descargar aquí (hay cuentos en castellano y en catalán): http://www.idhc.org/cat/documents/Biblio/DHalCarrer.pdf

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 + 13 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.