Imagen del clásico teclado de PC, símbolo de la revolución tecnológica de las últimas décadas [Foto: pritish tandon vía Stockvault].

Hace tan sólo diez años todavía se calculaba el valor de una empresa por los activos registrados en sus libros, los bancos prestaban contra garantías reales (bienes inmuebles o muebles), y en el ranking de Fortune la mayoría de las empresas compartían esta característica. Hoy eso ya no es así  y quizás nunca más vuelva a serlo.

¿Qué es la economía digital?

Si queremos, con una mentalidad de alguien nacido en el siglo XX, podemos considerarla meramente como una economía basada en nuevos desarrollos tecnológicos, pero estaríamos equivocados. Si bien los precursores fueron quienes propiciaron los primeros cambios, y estos precursores ya duplican (o más) la edad de los millenials (algunos lamentablemente ya fallecidos), no es menos cierto que lo que iniciaron fue más allá de reducir el tamaño, coste y rapidez de las computadoras. Entregaron herramientas que permitieron iniciar esta cuarta revolución industrial.

El PC de escritorio de Jobs y el sistema operativo de Gates no son sino vehículos que se montaron en esa increíble, y al parecer infinita, carretera llamada Internet, nacida años antes que el nuevo hardware y software.

De lo pequeño y del sistema digital, pasamos a la realidad virtual, de correos con espacio reducido a espacios prácticamente inacabables, de servidores físicos a servidores virtuales que nos dan espacio en la nube donde hoy se va reemplazando a los discos duros (cloud storage o almacenamiento en la nube, es por cierto un concepto que surge en los 60´s y se le debe a Joseph Carl Robnett Licklider, responsable del desarrollo de ARPANET: Advanced Research Projects Agency Network en 1969), produciendo una transformación que hace que el PC vaya cediendo espacio a dispositivos más pequeños todavía como los Smartphones. Incluso las tablets, que parecía serían las nuevas joyas en este nuevo mundo virtual, ya parecen artículos obsoletos.

Infografía sobre los "Sectores de la Economía Digital" [Imagen vía México Conectado].

Infografía sobre los “Sectores de la Economía Digital” [Imagen vía México Conectado].

En busca de una conceptualización

Pero entonces volvemos a la pregunta inicial: ¿qué es la economía digital? Ésta es una economía basada en una serie de artículos y soportes físicos y virtuales, siendo estos últimos los más importantes ya que permiten, por ejemplo, una reducción en los precios de las cosas tangibles o crear otras no tangibles como son las aplicaciones, o montar una empresa sin poseer un bien inmueble (como una oficina) sino sólo un pequeño teléfono con acceso a Internet o a Wi-Fi. Esto trae grandes cambios en el mundo real, ya que la legislación debe adaptarse creando normas para la protección de datos, el respeto a la reputación personal (en redes sociales, páginas web, big data, vídeos, etc.), el acceso a la información, domicilio virtual, gravar con impuestos operaciones virtuales, etc. Allí es donde justamente se consideró, por parte de los usuarios, que Internet debería estar liberada del control estatal y la libertad y anarquía estaban permitidas sin ningún tipo de restricciones.

ITU Pictures Via Flickr

Imagen que muestra jóvenes de diversas edades utilizando tablets y teléfonos de última generación [Foto: ITU Pictures vía Flickr].

La economía digital tiene un mercado (en este caso, Internet con sus páginas web) con unos productores y consumidores en el que los propietarios de las páginas ofrecen a consumidores virtuales sus productos y servicios de la más variada naturaleza y calidad; y en el que han surgido nuevas profesiones, como administradores de redes, desarrolladores de aplicaciones, impresiones en 3D, fashion bloggers, etc. Esto significa, en buena medida, el máximo aprovechamiento de las actuales Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Como todo lo nuevo que surge, pasa por etapas: desde la inicial hasta alcanzar la etapa de madurez. En este sentido, la nueva economía digital todavía debe tenernos reservadas muchas sorpresas, por lo que los conceptos irán variando y serán confirmados o ampliados con el tiempo.

Lo que sí es seguro es que una nueva era ha surgido. Somos privilegiados por haber sido testigos de su nacimiento y por ser usuarios que se beneficiaran de todo lo que nos puede ofrecer.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro. 



¿Quieres recibir más explicaciones como esta?

Suscríbete a nuestra newsletter


Queremos explicar la realidad internacional de un modo comprensible para construir una sociedad más consciente

Leave a Reply