23/08/2019 BARCELONA

Ley del aborto en España: “Cuando la ley es un túnel, la libertad es un tren”

El 1 de febrero miles de personas venidas desde todos los puntos del país en el llamado "Tren de la Libertad", se manifestaron en Madrid contra la reforma de la ley del aborto de Gallardón, bajo el lema: "Porque yo decido".


Begoña Piñero tiene 55 años, una floristería asediada por la última subida del IVA y la necesidad de que la reforma de la Ley de Plazos del aborto se vea como “un recorte de libertades en un país que está más que harto”. Presidenta de la Tertulia Feminista “les Comadres” de Barredos (Asturias) cuenta como durante una comida surge la idea  del “Tren de la Libertad” que salió de Asturias con destino Madrid, con 150 mujeres a bordo.

De diferentes puntos de España han partido otros “vagones”, así como de Francia, de donde ha salido una delegación del colectivo inter-asociativo Féministes en mouvements, integrada por 40 asociaciones feministas francesas. Bajo el lema -creado por el dibujante Alfonso Zapico- “Cuando la ley es un túnel, la libertad es un tren”, estas mujeres piden el mantenimiento de la ley actual de plazos, mayoritaria en la UE.

“Que no la toquen, ni la retoquen porque sabemos que todos los cambios van a ser para recortar derechos”, exige Begoña.


aborto 023
Foto: Manifestación contra la reforma de la Ley del aborto, 01/02, Madrid / Esther Ortiz

La reforma de la ley del aborto española llega sin demanda social salvo la de sectores minoritarios y extremistas y con toda la oposición en contra. Más aún, la actual Ministra de Sanidad Ana Mato, durante la sesión 57 de la Comisión para la Condición Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas, se comprometió a “promover y proteger el derecho de la mujer a tener control y a decidir con libertad y responsabilidad sobre cuestiones relacionadas con su sexualidad, entre ellas la salud sexual y reproductiva”. En el informe previo que el Ministerio envió a la ONU el gobierno español defendía la actual ley de plazos que ahora quiere derogar para imponer la norma más restrictiva de la democracia española –suprime la causa por anomalía fetal-

Más increíble resulta aún al tener en cuenta que, según el manifiesto firmado por trece activistas y políticas francesas de todo el arco parlamentario, “España fue quién mostró a Europa el camino en el tema de la lucha contra la violencia de género y sexual. España fue quien inspiró la ley francesa de 2010 que estableció la orden de protección y que creó el teléfono de gran peligro para las mujeres víctimas de la violencia de género. España no puede ser hoy el país del gran retroceso”.

“Gallardón –actual ministro de Justicia- pretende decirles a las mujeres que quien manda es el gobierno de turno” denuncia Begoña. Para esta comadre el gobierno español “está cumpliendo el mandato de la extrema derecha y de la Iglesia católica. Y lo que nos asusta es que les está haciendo caso”. “No nos consideran capaces de decidir si queremos ser madres o no. Y esto no tiene que ver ni con Europa ni con la economía”, añade.

Esta ley es la única promesa electoral –difusamente mencionada en el programa- que el Partido Popular ha cumplido desde su llegada al poder en octubre de 2012. “Esta reforma tendrá consecuencias” –afirma Begoña-.”Esta ley va a provocar la muerte de mujeres  en abortos clandestinos o inseguros y que otras mujeres tengan hijos sin poderlos mantener -las mujeres no somos tontas, por eso la natalidad baja cuando baja y sube cuando sube-. En 1980 abortar en una clínica de Londres costaba 45.000 pesetas –unos 270 euros- , así que también va a generar diferencias económicas. Las mujeres seguirán abortando y aquellas que tengan dinero lo seguirán haciendo, de forma segura, como hacían durante la dictadura de Franco.”, denuncia.

Además, la reforma de la ley del aborto está directamente relacionada con los recortes de derechos y servicios públicos que sufre la población desde el inicio de las políticas de austeridad en 2008. “Están cerrando todos los servicios. ¿Quién se va a quedar en casa a cuidar de los hijos, de los enfermos, de los discapacitados, de los mayores?. La mujer, a la que siempre colocan en un segundo plano. Lo que quieren es que vuelva a la casa”, señala Begoña.

“Con la excusa de la crisis nos están tocando todos los pilares del estado de Bienestar que a nosotras nos ayudaban a alcanzar mayores cotas de igualdad. Por ejemplo, la reforma laboral y la precariedad que impulsa afectan mucho a las mujeres, en concreto los trabajos con horarios partidos. Y que no te dejen decidir sobre tu cuerpo y te traten como a una incubadora es el mayor acto de dominación del hombre sobre la mujer”, añade.

Para Marisa Soleto abogada, feminista y directora de la Fundación Mujeres, (miembro de la Plataforma Decidir Nos Hace Libres, coordinadora de la protesta) lo que el anteproyecto de ley propone básicamente es la “eliminación de la autonomía de las mujeres” a la hora de decidir sobre su maternidad, regresando a tutela médica y psicológica pero en una versión endurecida.  Es decir, establece un “estado de excepción” sobre los derechos de la mujer gestante: las mujeres mantienen intactos sus derechos hasta que se quedan embarazadas –algo que prestigiosos juristas como Enrique Gimbernart han denunciado-. Otro punto muy grave para esta abogada es que el aborto “regresa al Código Penal mientras que la legislación sanitaria ha objetado, ya que la reforma no contempla ni los aspectos de salud, ni sociales ni económicos del aborto”.

aborto 011
Foto: Manifestación contra la reforma de la Ley del aborto, 01/02, Madrid / Esther Ortiz

Teniendo en cuenta la situación económica y social que atraviesa España, Marisa tiene claro que esta ley “profundizará la desigualdad, tanto para abortar en condiciones seguras como para afrontar la maternidad”. Tampoco tiene sentido hacerla en este momento  porque “no va a reducir el número de abortos sino que los va a desplazar”. Desde la Plataforma creen que responde a un “objetivo político-ideológico, un compromiso para azuzar a sectores ultraconservadores y a una táctica electoralista de cara a las europeas. No hay datos empíricos que la avalen. Es una irresponsabilidad”.

En los últimos años, la Iglesia española ha arremetido contra lo que denomina “ideología de género” acusándola de “romper la familia” y de “deconstruir la familia y la sociedad”. “Desde el feminismo –como desde otros movimientos sociales-  el género es una forma de análisis de la realidad social y de las desigualdades para reivindicar políticas que la reduzcan. Quien realmente usa una “ideología de género” es El Vaticano, al abogar por un modelo social donde el papel de cada uno se juzgue en función de su sexo. Las personas que defienden estas ideas proceden de sectores que cuestionan la igualdad en sí misma porque pone en tela de juicio el modelo tradicional de familia. Y eso está íntimamente ligado al aborto, que reclama la titularidad de las mujeres respecto a su maternidad” puntualiza la presidenta de la Fundación Mujeres.

La ley de plazos española –al igual que recientemente sucedió con la reforma de la ley francesa- movilizó a los grupos “próvida” que llegan a pedir la supresión del aborto en casos de violación.  “Es falso que exista una dicotomía pro-vida/pro-aborto. Lo que sabemos –por los datos estadísticos- es que la prohibición del aborto genera más muertes que las legislaciones permisivas. Los datos de ONU sobre mortalidad materno-infantil así lo avalan: en Sudáfrica se ha reducido un 25 por ciento y en Uruguay ha bajado al cero por ciento. La defensa de la vida debería ser algo mucho más global. Como dice la OMS “aborto seguro, libre y gratuito”, explica Marisa.

Desde la Plataforma Decidir nos Hace Libres defienden la ley de plazos porque, como Marisa señala, “es la que mejor resuelve los conflictos y más protege el desarrollo embrionario del concebido para evitar casos como el de Savita Halappanavar en Irlanda”. Por el contrario, el anteproyecto de ley propuesto por Gallardón “no beneficia a nadie sino que trata de imponer un nuevo modelo social que se aleja de la autodeternimación reproductiva.  Lo que pedimos es confianza en la capacidad de la mujer y de las familias para tomar la mejor decisión dependiendo de sus circunstancias, que no son evaluables sino que responden a motivaciones muy íntimas. Y esta ley emana desconfianza” denuncia Marisa.

Foto: Manifestación contra la reforma de la Ley del aborto, 01/02, Madrid / Esther Ortiz
Foto: Manifestación contra la reforma de la Ley del aborto, 01/02, Madrid / Esther Ortiz

Una de las brechas que esta ley abre es la inseguridad jurídica de las ciudadanas españolas respecto al resto de la UE, algo que la Plataforma plasmó simbólicamente pidiendo “asilo sanitario” ante la embajada francesa. “Se debe fijar un suelo en derechos que deben ser equiparables en todo el ámbito de la Unión. Ahora nos van a tener que explicar por qué las españolas tenemos menos derechos que las portuguesas o las alemanas” señala Marisa.

En este sentido, uno de los puntos fundamentales en la agenda política de la Plataforma  de cara a las elecciones europeas de mayo es la reactivación de Informe Estrela.  “No fue rechazado por su contenido y se refugia en la idea de subsidiariedad -que cada estado aplique la ley como crea conveniente. Pero la ciudadanía debe tener mecanismos que la protejan ante la pérdida de derechos. Debe haber un punto de no retorno” señala tajante Marisa Soleto.

Para el feminismo el derecho a decidir es una reivindicación básica. “Por su número (125 000 en 2012) el aborto sigue siendo una cuestión minoritaria. De lo que de verdad hablamos es de derechos y libertades civiles. Si no existiera el aborto la maternidad sería forzada. Pasamos del reconocimiento de la autonomía que implica la ley de plazos a un aborto tutelado y con muchas trabas que cuestiona el hecho de que la mujer pueda decidir. Por eso el aborto es tan importante para el feminismo: porque implica el reconocimiento de los derechos de las mujeres. En una situación de conflicto necesitamos que la ley regule y ampare a las personas, y debe haber un margen de maniobra para que pueda decidir de acuerdo a razones no evaluables y que responden a libertades civiles”.

De entre las muchas llamadas, muestras de apoyo e incluso de preocupación que la Plataforma ha recibido durante las últimas semanas Marisa Soleto destaca la de un periodista mejicano que, extrañado, le preguntó si España iba a “ponerse al nivel de Honduras”. Ella sonríe y responde. “Otra vez. Un derecho que teníamos ganado nos vemos obligadas a pelearlo de nuevo. Otra vez”.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Esther Ortiz

Madrileña, periodista de Acción Social, RSC y Gestión Cultural. Especialista en diseño de proyectos culturales, sociales y comunicacionales, así como de relaciones entre empresa y ONL como socios de acción y conocimiento. Me encantan los perros y Berlín es mi ciudad favorita. Le sigo la pista al Inspector Wallander; me emociona la voz de Robert Smith y aún sigo esperando que Ilsa no se suba a ese avión y se quede con Rick. Y cada día libro pequeñas batallas, logro pequeñas conquistas que hacen que me sienta un poquito Wonder Woman.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!