26/05/2019 BARCELONA

El potencial de la tecnología en el Desarrollo
Foto: Shaul Schwarz. (Reportage for The New York Time. 13/04/2008)

Los avances tecnológicos pueden marcar la diferencia a la hora de mejorar las condiciones de vida en los países en vías de desarrollo. En la actualidad, son los dispositivos móviles los que están capitaneando el cambio político, económico y social en estos países. La tecnología móvil ya ha transformado los modos a través de los cuales la gente lidia con sus problemas. En este marco, es esta tecnología la que tiene el potencial de mejorar, como ninguna otra, sus condiciones de vida.

El conocimiento es poder y la tecnología móvil permite su acceso de forma simple y a tiempo real. Existen otros medios, como la radio, que también permiten una difusión de la información de forma económica y simple pero que no permiten la interactividad y pueden ser controlados con facilidad por el gobierno. Lo mismo ocurre con la televisión y los periódicos. Internet tiene un futuro prometedor, pero de momento presenta algunos inconvenientes, principalmente su disponibilidad restringida.

Algunos Datos

Según el Digitalisation Index, Hong Kong tiene 40 líneas de banda ancha por cada 100 habitantes, mientras que Kenya tiene menos de 1. En Senegal, el 30 % de la población tiene la posibilidad de contratar una línea ADSL pero menos del 1 % le da uso. Esta situación se espera que vaya a cambiar en lo próximos años pero de momento sólo alrededor del 5 % de los habitantes de África subsahariana tiene acceso a un ordenador mientras que se estima que más de dos tercios de la población total del subcontinente tiene acceso a un teléfono móvil (compartido o no).

En números globales, esta dinámica implica que ya se puedan ver más de 650 millones de usuarios de teléfonos móviles en África y cerca de 3.000 millones en Asia.

En los países menos desarrollados, la adquisición de información proviene, sin lugar a dudas, de estos mismos dispositivos móviles. Éstos permiten la comunicación instantánea y dan la oportunidad a sus usuarios de informar sobre lo que ocurre, liberando así parte del potencial humano encapsulado por la realidad político- social. En cualquier caso, la revolución tecnológica en los países en vías de desarrollo depende, en última instancia, de sus respectivas políticas domésticas y en la adopción voluntaria de esa misma tecnología por parte de sus ciudadanos. Esta dinámica parece ser adoptada progresivamente por todas las sociedades independientemente de los bloqueos políticos que algunos estados tratan de aplicar, aunque la voluntad política marca, al final del día, la diferencia.

El presente, los teléfonos móviles

Foto: Martina Nguyen (Evidence for Action 29/08/2012)

Cuanto mayor es la debilidad de un estado, mayor es la necesidad de sus ciudadanos para ganar acceso a la información. Tal acceso compensa las deficiencias en bienes públicos, como infraestructuras o un mercado funcional,  que el estado no llega a darles. Cuando la información es veraz y actualizada, se abre la posibilidad de combatir el despotismo y la desigualdad. Los teléfonos móviles permiten moderar los abusos de un régimen y promover el cambio social y económico.

Las reducciones en los costes en comunicación ofrecidos por la tecnología móvil permiten que, por ejemplo, un granjero pueda conseguir información inmediata sobre el impacto de una inundación o un brote de cólera mediante una llamada, o enterarse del precio al que se venden los productos que cultiva en mercados lejanos mediante un SMS. En Níger, la introducción de cobertura móvil en los mercados de grano de las áreas rurales ha permitido a los traders mover sus granos a los mercados dónde estos se venden más caros. En la India, los pescadores son capaces de encontrar los mercados con los precios más altos, aminorando así sus perdidas y ayudando a los productores a encontrar con mayor facilidad un equilibrio con la demanda. En Kenia, el programa iCow permite a los granjeros acceder a información sobre servicios veterinarios vía teléfono móvil, actuando como una herramienta de gestión. Asimismo, la oferta de empleo puede conocerse desde cualquier sitio, ahorrando tiempo y coste de oportunidad.

Hay algunos campos que son especialmente relevantes. Por ejemplo, pueden servir para combatir la prevalencia de prácticas corruptas en un país que de otro modo pueden pasar desapercibidas. El uso de los teléfonos móviles para denunciar este tipo de prácticas puede conducir a una mayor presión para incrementar el control al gobierno y denunciar a aquellos que sean corruptos. Hay varios países donde ya se ha experimentado la denuncia sistemática vía móvil, como India y Kenia. Las páginas Web del tipo I paid a Bribe, aglomeran informaciones acusatorias anónimas que permiten visualizar la corrupción, no como un fenómeno monolítico sino como una suma de factores identificables sobre los cuales se puede actuar.

Paralelamente, la violencia contra las personas tiene muchas variantes y afecta a un espectro tan amplio de la población como la corrupción pero tiene un impacto más directo y personal. La posibilidad de denunciar las agresiones e iniciar acciones capaces de limitar los actos brutales, puede permitir a los ciudadanos reequilibrar los desajustes de poder entre víctimas y agresores. La posibilidad de informar en tiempo real de las violaciones de derechos humanos mediante la tecnología móvil en países como Burma, Congo, Nigeria o Afganistán puede ayudar a mejorar la situación de la población civil mediante cuatro procesos:

  1. Permite avisar a la población de cuáles son las áreas bajo la presión de la violencia, reduciendo así la duración y la intensidad de los episodios conflictivos.
  2. Permite hacer una llamada de socorro a fuerzas aliadas, que pueden asistir y proteger a las victimas.
  3. Las autoridades pueden ser informadas y enviar a las fuerzas del orden en consecuencia.
  4. La visualización de las agresiones puede servir como elemento disuasorio para las bandas, las milicias y los grupos violentos a la hora de cometer crímenes, causando un re-asesoramiento táctico y rebajando los niveles de conflictividad.

Mugabe manipuló ferozmente los comicios electorales en los años 2000, 2002, 2005 y dos veces en 2008. El caso de Zimbawe no es una excepción, y el uso de violencia contra grupos opositores es una constante en muchos estados débiles. Afortunadamente, los SMS permiten unas elecciones algo más justas, como en el caso de Senegal en el año 2012. En esos comicios, reporteros con teléfonos móviles informaron del avance de los comicios desde cerca de 11.000 casetas en tiempo real, haciendo más difícil al gobierno la manipulación del recuento de votos. Aunque algunos regimenes corruptos pueden contraatacar bajo la presión ejercida por este nuevo escenario, aquellos que envían los SMS pueden estar libres de represalias si sus identidades quedan en el anonimato mediante servidores seguros que encripten los datos en la nube.

Aunque estos avances no solucionen por sí solos los problemas de los países empobrecidos, tienen una capacidad asombrosa para introducir cambios sociales positivos que afectan significativamente la vida de aquellas personas

El futuro tecnológico en los países en vías de desarrollo

Poder realizar más operaciones en el plano virtual permite a la mecánica del mundo físico ser más eficiente. A medida que la conectividad digital alcance a todos los rincones del planeta, hordas de nuevos usuarios van a seguir mejorando una gran variedad de mercados ineficientes, especialmente en los países en vías de desarrollo, como lo está haciendo a día de hoy la tecnología móvil. A pesar de ir rezagados, los habitantes de los estados empobrecidos no se van a quedar fuera de los avances tecnológicos ni de la maquinaria high-tech producida en los países desarrollados.

Un elemento que va a limitar el sobre-coste económico actual y permitirá la expansión de esta tecnología es la polémica red Shanzhai china. Se espera que las tecnologías desarrolladas en Occidente tengan un impacto y un uso diferente cuando se expandan por Asia o África. Por ejemplo, las impresoras 3-D adquiridas de forma comunal van a permitir la creación de todo tipo de herramientas a partir de plantillas libres de patente en la red, paliando los costes implicados en la importación de esas mismas herramientas. En el día a día, los sistemas de información van a permitir un uso más eficiente del tiempo dando facilidades a los individuos que habitan esos países.

Usuarios de internet y telefonía móvil en África. Foto: Cuenta de Flickr: floorvan

No debería sorprender que la globalización siga avanzando a medida que la conectividad se extiende. Lo que quizá si va a sorprender es cómo pequeños avances tecnológicos van a tener un peso específico en la transformación del mundo. La traducción instantánea del lenguaje, las interacciones mediante realidad virtual y el trabajo editado en grupo a tiempo real van a reestructurar los modos según los cuales las organizaciones trabajan con sus socios, clientes y empleados. La habilidad de comunicarse con personas de lugares dispares con una comprensión casi total, va a hacer de este tipo de contactos algo muy familiar, reduciendo la brecha actual entre los países desarrollados y el resto.

La innovación puede venir desde los escenarios menos favorecidos, aunque no toda la innovación local va a implicar una repercusión a escala global. Algunas de las innovaciones están dirigidas a audiencias específicas. Este es el caso de Anthony Mutua, un keniano de 24 años que dio a conocer, en una feria de Nairobi, un chip de cristal ultrafino que produce electricidad cuando se le somete presión. Colocar este chip en la suela de un zapato permite recargar el teléfono móvil mediante el simple hecho de andar. Se espera que el chip empiece a producirse en masa, reduciendo el coste de producción de cada unidad. De extenderse, será uno de los inventos más exitosos que nadie fuera del mundo en vías de desarrollo utilizará por el simple hecho de que no lo necesitamos. Desafortunadamente, el nivel de acceso de la población a la tecnología (o a la electricidad) es a menudo determinado por factores externos y no se sabe qué nuevos obstáculos evitarán que algunos grupos lleguen al mismo nivel de conectividad y oportunidades que los demás. En cualquier caso, el futuro es prometedor en este campo.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


United Explanations

Con más de 1.800 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


3 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 5 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!