23/08/2019 BARCELONA

CHINÁFRICA, una presencia que no sorprende, pero causa inquietudes

En 1420, setenta años antes de los viajes de Colón, China organizó una expedición comercial al África Oriental. Llegaron con medios técnicos y económicos muy superiores a los de los europeos pero ni conquistaron, ni colonizaron, ni explotaron. Tan sólo se llevaron un par de jirafas para mostrárselas al emperador en Pekín. ¿Qué ha cambiado para que ahora se hable de ChinÁfrica?


¿Qué busca China en África?

 La economía de la República Popular de China lleva 30 años con unas tasas de crecimiento asombrosas, entre un 8 y un 9 por cien de media. Y para poder continuar con este crecimiento China necesita recursos naturales. Por ello África resulta tremendamente atractiva ya que ofrece tres veces la superficie de la República Popular China, cuenta con una población mucho menor que la de ellos (12 % de la población mundial frente al 20 % de la población mundial china) y con gran cantidad de recursos naturales, por citar un ejemplo las selvas tropicales centroafricanas conforman la segunda mayor superficie de bosque tropical después de la Amazonia, abarcando más de 172 millones de hectáreas. De esta manera África se ha convertido en un socio privilegiado y un proveedor de materias primas:

Algodón: Benín.

Aluminio y diamantes: Sudáfrica.

Carbón: Etiopía.

Cobalto y uranio: Rep. Democrática Congo.

Cobre: Zambia.

Fosfato: Marruecos.

Madera: Gabón.

Oro: Zimbabwe.

Petróleo: Angola, Congo-Brazaville, Guinea Conakry, Libia, Nigeria y Sudán.]

 ¿ Y qué saca África de todo esto?

El giganteasiático le ofrece a África numerosas “ayudas”. Entre ellas:


– Ayuda públic a al desarrollo, generalmente a través de la inversión en infraestructuras: proyectos de telecomunicaciones, construcción de carreteras, vías férreas, hospitales, escuelas, oficinas, estadios, aeropuertos…

– Garantías de no interferencia política en los asuntos internos de los países africanos (por ejemplo en materia de Derechos Humanos). Algunos ejemplos son las estrechas relaciones con países como Sudán, acusado de genocidio por los crímenes en el conflicto de Darfur a los que también  ha suministrado aviones de combate, helicópteros de transporte de tropas y otro material militar al régimen de Bashir. Pero también ocurre con Zimbabwe, donde según Amnistía Internacional, la policía detiene y recluye de manera arbitraria a defensores de los Derechos Humanos y a periodistas.

– Oportunidades de negocio: 900 empresas chinas en suelo africano. Sin embargo, las empresas chinas están compitiendo con los productos africanos de manera desleal al venderlos a precios mucho más bajos lo que ha provocado un aumento en las tasas de desempleo. Además las empresas chinas no contratan mano de obra africana ya que se traen sus propios trabajadores de China.

Desde hace años la presencia china en África no sorprende y el Foro de Cooperación China-África (FOCAC) supone la culminación de China en el continente africano al institucionalizar dicha presencia. El FOCAC tiene como objetivo promover consultas y diálogo colectivo así como ser un mecanismo de cooperación Sur-Sur. Según Chris Alder,  autor del libro “China en África”, el FOCAC sirve de escaparate para exhibir los beneficios de la cooperación regional y la asociación de los dirigentes chinos y sus homólogos africanos. Acciones como la condonación de la deuda (China ha perdonado la deuda a más de 33 países africanos) sirve para estrechar lazos y relaciones con sus socios africanos.

 ¿Podrá África lograr un desarrollo endógeno a partir de la relación con China?

 Si bien es cierto que la relación no se da en relaciones de igualdad y que hay que mirar la letra pequeña de las condiciones de esta ayuda, encontramos asimismo argumentos favorables de esta cooperación.  El país asiático puede representar una alternativa económica a la imposición de modelos económicos y de desarrollo europeos, así como a los dictámenes de las instituciones financieras internacionales. La inversión directa extranjera en África (necesaria para que haya un crecimiento económico y poder llegar a un desarrollo socio-económico), en el periodo de 2000-2006, fue de 6.600 millones de dólares. Respecto a las obras de infraestructuras que lleva a cabo China en el continente africano se puede establecer pues, que éstas ofrecen un beneficio a las sociedades africanas cuyos gobiernos no pueden ofrecerles de manera inmediata[1]. Si a esto sumamos que desde las democracias occidentales se levantan límites a la inversión y se exigen condicionamientos de desarrollo democrático y protección de derechos, el modelo chino triunfa.

Podemos considerar, de este modo, que China es una nueva potencia colonial de última generación cuya capacidad de negociación es elevada y la despliega mediante el establecimiento de lazos diplomáticos y estrategias de expansión comercial e inversiones en grandes proyectos de desarrollo.

Este nuevo modelo económico made in China ha desembarcado con éxito en tierras africanas; lo que está por ver y el tiempo confirmará, es si es capaz de generar un desarrollo sostenible que favorezca a las poblaciones africanas y que no sólo las desabastezca de sus riquezas minerales. África está en camino de perpetuar su dependencia internacional de potencias exteriores, esta vez asiáticas. La conquista china de África es ya una realidad. Es responsabilidad de los países africanos el saber beneficiarse de las relaciones comerciales que tienen con China para poder crear su propia estrategia de desarrollo.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

[1] Analilia Huitrón Morales ( Desarrollo en los Países Africanos a Partir de la Relación con China, es Posible?, Licenciada en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional Autónoma de México y  Máster en Relaciones Internacionales y Estudios Africanos 2009-2010, Universidad Autónoma de Madrid (UAM).)

150 Shares

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Leyla Olivera

Madrid. España. Licenciada en Sociología y máster en Cooperación al desarrollo, Acción Humanitaria y Migraciones. Me apasiona viajar, conocer nuevas culturas, realidades sociales y formas distintas de ver el mundo. Me encanta la lectura, la pintura, la naturaleza y mi momento preferido del día es la puesta de sol. La curiosidad y la risa son mis compañeras.


3 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!