25/04/2019 BARCELONA

Redes sociales y ciberterrorismo: nuevas amenazas en el espacio online

¿Qué papel juegan las redes sociales en la lucha contra el terrorismo? Tras el atentado en Nueva Zelanda, reflexionamos sobre el tema en esta explicación.

El pasado 15 de marzo Nueva Zelanda sufrió el peor ataque terrorista de su historia. Al menos 49 muertos dejaron los ataques a dos mezquitas de la ciudad de Christchurch. Uno de los atacantes retransmitió en directo por Facebook a través de una cámara y, horas antes, había publicado en Twitter un manifiesto expresando su ideología de odio hacia los inmigrantes. Esta transmisión, que duró 17 minutos, junto con la importante demora de estas redes mundiales para eliminar esa información, ha puesto de nuevo en debate una pregunta: ¿qué papel juegan las nuevas herramientas digitales cuando se trata de violencia o terrorismo?

¿Qué es el ciberterrorismo?

Nadie puede negar que la irrupción de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) han propiciado importantes progresos y ventajas para la sociedad. Las redes sociales han contribuido a aquello, favoreciendo la interconectividad y la difusión de información casi al instante a nivel global. No obstante, al ser un recurso gratuito, fácil de usar y con alcance de millones de personas, las redes sociales poco a poco han comenzado a ser utilizadas por grupos terroristas e individuos que buscan transmitir sus ideologías, muchas de ellas cargadas con un fuerte componente de odio hacia diversos grupos de la sociedad. Es así como nace el ciberterrorismo, un fenómeno que engloba no solo la función de infundir terror mediante las redes sociales, sino también el desarrollo de la acción terrorista en el ciberespacio a través de propaganda, financiación, reclutamiento, obtención e intercambio de información.

Las redes sociales poco a poco han comenzado a ser utilizadas por grupos terroristas e individuos que buscan transmitir sus ideologías, muchas de ellas cargadas con un fuerte componente de odio hacia diversos grupos de la sociedad.

La expansión de internet, por lo tanto, ha cambiado drásticamente la estructura y desarrollo del terrorismo global. Este nuevo espacio se ha convertido, para los grupos terroristas, en una fuente de difusión de información y, del mismo modo, de conectividad frente a seguidores que apoyan los objetivos de estos grupos. Además, al albergar estas nuevas tecnologías una gran cantidad de usuarios, es más fácil que sus contenidos pasen desapercibidos por la policía o los controles de contenido a los que están sometidos redes como Facebook, Twitter o Instagram. Ciertamente, una problemática que atenta contra la paz y seguridad internacionales.

Jóvenes en la mira

A pesar de que el ciberterrorismo es un concepto bastante amplio que abarca varios ámbitos, en general los grupos terroristas utilizan las TIC con un fin propagandístico. Tal como señala Manuel Torres, asesor internacional del Consejo Asesor sobre Terrorismo y Propaganda del Centro Europeo de Lucha contra el Terrorismo, «los terroristas consiguen asustar a muchos matando a pocos». Aunque amenazan a muchos, son organizaciones que no tienen capacidad para extender esa violencia a todos. No obstante, las redes sociales les sirven como medio para proyectar miedo de tal forma que terminan generando la sensación de inseguridad dentro de la sociedad. Vídeos, imágenes, propagandas, foros, entre otros contenidos online, funcionan como herramientas para que sus amenazas y sobretodo su doctrina llegue a cada vez más personas. Entre ellos, a los jóvenes, quienes son su principal público objetivo.

Una de sus principales armas en cuanto al terrorismo vía internet es la divulgación de imágenes aterradoras o vídeos en tiempo real de decapitaciones o asesinatos de rehenes.

Con estas medidas buscan infundir pánico a la población y hacerles saber del poder que ellos poseen, aunque en la vida real puede que no sea así. También, mediante la publicidad y propaganda pueden manipular la información de tal forma que sus acciones se vean totalmente justificadas. Los grupos terroristas también usan las herramientas digitales para extraer datos de organizaciones o Estados y así saber cuáles son sus deficiencias o puntos fuertes a atacar.

Un ámbito importante es la recaudación de fondos. Por ejemplo, Al Qaeda dependió fuertemente de las donaciones que les llegaron a través de fundaciones, ONG, chat romos y fotos. Según algunos expertos, ISIS utiliza la dark o deep web para recaudar fondos y lo ha ido haciendo durante los últimos años. Asimismo, mediante las TIC también ha podido llevar a cabo sus procesos de reclutamiento de nuevos miembros. Mediante las redes sociales o los vídeos que cuelgan en internet, varios grupos terroristas han logrado que más adeptos se unan a ellos diariamente. De igual manera, este espacio online les permite relacionarse para poder coordinar o planificar ataques o posibles reuniones. Los chat rooms juegan un papel fundamental en este ámbito, ya que es mediante ellas que se envían instrucciones sobre cómo, cuándo y dónde realizar ataques terroristas. Por último, también pueden compartir información en este medio como manuales o guías para llevar a cabo ataques terroristas, planear asesinatos o métodos de guerrilla.

A través de las chat rooms se envía información sobre cuándo, dónde y cómo atacar.

A pesar que la mayoría de sitios web sí tienen sistemas para eliminar cuentas con propaganda terrorista, dichos mecanismos de control resultan insuficientes ya que muchos de estos grupos sortean fácilmente dichos controles al contar con recursos como para cerrar una cuenta y automáticamente abrir otra sin perder su número de seguidores, así como lanzar ofensivas hackeando cuentas oficiales de gobiernos o personas influyentes en contra de ellos. Esta supremacía que poseen en la red hace que sea una tarea muy difícil poder controlar cada mensaje que escriben, y que de esta forma se puedan camuflar entre millones de cuentas, logrando al fin y al cabo su objetivo: difundir sus objetivos y captar nuevos miembros.

Estrategias y redes

A finales del 2016, Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft hicieron pública su unión contra el terrorismo firmando un acuerdo en el que se especificaba que cuando una de las cuatro compañías identificara en sus redes alguna publicación con contenido extremista, la registraría en una base de datos que luego compartiría con los demás. De esa forma, las otras redes pueden usar esa información para eliminar los perfiles de aquella persona en específico en sus plataformas.

Por otro lado, a lo largo de los años se han desarrollado diversas tecnologías para combatir el avance significativo de los grupos terroristas en estas plataformas virtuales. Una de ellas es la desarrollada por Expert System, la cual es utilizada por las redes sociales para, mediante el análisis de texto, descubrir información engañosa, localizar a personas adoctrinadas y descifrar cualquier mensaje relacionado con amenazas terroristas. La inteligencia artificial desarrollada por este mecanismo de control detecta, por un lado, la aparición de terminología perteneciente a grupos terroristas y, a partir de esos datos, logra discernir si hay personas que pueden estar siendo adoctrinadas en el terrorismo.

Asimismo, mediante un analizador de estilometría se pueden descubrir patrones sobre cómo un individuo usa el lenguaje en sus redes. De esta forma, se puede averiguar si varias cuentas en redes sociales son manejadas por la misma persona. Este sistema se usa en centros educativos, foros y redes sociales con una gran precisión; sin embargo, no es suficiente. Muchos datos también se transmiten por audio y vídeo, a veces en tiempo real, y estas transmisiones en vivo son un claro ejemplo de que es necesario introducir mecanismos de inteligencia artificial que permitan detectar el contenido en tiempo real, ya que cada vez son más las personas que ven en los videos en directo una oportunidad de expresar sus ideas sin el mecanismo de control instaurado en las redes sociales.

Por su parte, Google está trabajando en dos programas con los que busca, en primer lugar, que cualquier usuario que realice una búsqueda con determinadas palabras claves sea intencionadamente desviado a portales que respalden la causa anti-terrorista. En segundo lugar, detecta y elimina vídeos extremistas en Youtube, todo con el fin de reducir la influencia de los grupos terroristas en este espacio online y bloquear a los miles de jóvenes las vías de acceso a las propagandas de los mismos.

Es cierto que las redes sociales presentan una gran variedad de ventajas y se han vuelto parte esencial de nuestra vida diaria. Y es precisamente por esa razón que es importante enfocarnos no solo en el espacio offline, sino también —y mucho más ahora— en el online. Según un estudio, la mayoría de los extranjeros que hoy en día combaten en Siria e Irak son conversos recientes, cuya radicalización se ha producido en un tiempo récord, siendo clave la influencia que las redes sociales están ejerciendo en la sociedad. Al ser un espacio con tanta libertad, es más fácil que diversos mensajes lleguen cada vez más a jóvenes y estos terminen adoctrinados bajo estas ideas que fomentan el terrorismo y la violencia, llevándolos hasta el extremo de matar por estas ideologías.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Yazmin Mezarina

Lima, Perú. Estudiante de Comunicaciones con mención en Comunicación Audiovisual en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Miembro de la Asociación Civil Internacia y Directora de Prensa de la VII edición del PUCPMUN. Me interesan los temas de derechos humanos y política internacional.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 − 19 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!