17/07/2024 MÉXICO

¿Fue ilegal la intervención de Ecuador en la embajada de México?
Isaac Castillo/ Presidencia de la República

Las fuerzas de seguridad de Ecuador realizaron una operación de asalto a la embajada de México en Quito para detener al ex vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas. Acusado de corrupción y malversación de fondos públicos, Jorge Glas se encontraba solicitando el asilo político a México.

En el mundo de las relaciones internacionales, la diplomacia y el respeto a las normas internacionales son pilares fundamentales para mantener la estabilidad y la paz entre naciones. Sin embargo, a veces, eventos inesperados ponen a prueba estos principios, como lo ocurrido recientemente en Ecuador, donde las fuerzas armadas ecuatorianas asaltaron la embajada mexicana en Quito, desencadenando una crisis diplomática de proporciones inesperadas.

La discrepancia entre Ecuador y México respecto al otorgamiento de asilo diplomático al exvicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, plantea un asunto delicado en el ámbito de las relaciones internacionales. En primer lugar, es importante reconocer que el asilo diplomático es un derecho soberano de los Estados y una herramienta fundamental para la protección de los derechos humanos y la seguridad de los individuos perseguidos políticamente.

¿Fue ilegal la intervención de Ecuador en la embajada de México?

En este contexto, si Ecuador consideraba que el otorgamiento de asilo por parte de México a Jorge Glas era indebido o infringía algún principio del derecho internacional, la vía apropiada para resolver la disputa habría sido recurrir a los mecanismos diplomáticos y legales disponibles. Esto podría haber implicado iniciar negociaciones bilaterales, recurrir a mediadores internacionales o, en última instancia, acudir a la Corte Internacional de Justicia para buscar una solución pacífica y legalmente vinculante.

El asalto a una embajada extranjera es una violación flagrante de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, un acuerdo internacional que establece las normas básicas para las relaciones diplomáticas entre estados soberanos. La Convención establece claramente la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y prohíbe cualquier tipo de ingreso forzoso sin el consentimiento del jefe de la misión diplomática.

En el caso particular del asalto a la embajada mexicana en Ecuador, las acciones llevadas a cabo por las fuerzas armadas ecuatorianas constituyen un ataque directo contra la integridad de una misión diplomática y ponen en grave riesgo la vida y seguridad del personal diplomático mexicano, así como la preservación de los bienes e información de la embajada.

La ruptura de relaciones diplomáticas entre Ecuador y México tendrá profundas implicaciones para ambas naciones y para la región en su conjunto. En primer lugar, la ruptura de relaciones diplomáticas conducirá a un aislamiento diplomático y económico para Ecuador, dificultando la cooperación en asuntos de interés mutuo, como el comercio, la seguridad regional y la migración.


Además, la ruptura de relaciones diplomáticas podría tener un impacto negativo en la economía de Ecuador, afectando el comercio bilateral, las inversiones y la cooperación económica. Esto podría generar incertidumbre y afectar la confianza de los inversores y los actores económicos en la estabilidad de la región.

Creador: Eneas Copyright: Creative Commons 4.0

En cuanto a la protección de los ciudadanos, la ruptura de relaciones diplomáticas complicaría la prestación de servicios consulares y la asistencia a los ciudadanos ecuatorianos en México y viceversa. La ausencia de una representación diplomática dificultaría la protección y asistencia en caso de emergencias o crisis.

¿Qué podría ocurrir ahora?

Ante la gravedad del incidente, México podría tomar una serie de acciones tanto a nivel diplomático como legal para proteger sus intereses y garantizar que se haga justicia. Una de las acciones más inmediatas sería presentar una protesta formal ante el gobierno de Ecuador, exigiendo una explicación y una disculpa por el asalto a su embajada.


Además, México podría considerar la posibilidad de retirar temporalmente a su personal diplomático de la embajada en Ecuador por motivos de seguridad, así como imponer sanciones diplomáticas y/o económicas como medida de represalia por el asalto a su embajada.

Ante la grave situación surgida por el asalto a la embajada mexicana en Ecuador, una de las opciones que México podría considerar para buscar justicia y resolver el conflicto de manera legal y pacífica es recurrir a la Corte Internacional de Justicia en La Haya.

Otra opción sería buscar la mediación de organismos internacionales, como la OEA o las Naciones Unidas, para resolver la disputa de manera pacífica y garantizar el respeto a las normas internacionales.

En conclusión, el asalto a la embajada mexicana en Ecuador ha desencadenado una crisis diplomática de proporciones preocupantes, poniendo a prueba los principios fundamentales de la diplomacia y el respeto al derecho internacional. Es imperativo que ambas partes busquen soluciones diplomáticas para resolver sus diferencias y evitar el deterioro de las relaciones bilaterales, así como las posibles repercusiones negativas para la región en su conjunto.

En primer lugar, México y Ecuador deben demostrar voluntad política para comprometerse en un diálogo constructivo y de buena fe, con el objetivo de abordar las causas subyacentes de la crisis y encontrar soluciones mutuamente aceptables. Esto requiere la disposición de ambas partes para dejar de lado las diferencias y trabajar juntas hacia un futuro de cooperación y entendimiento.


Además, es fundamental que México y Ecuador se apeguen a los principios del derecho internacional y respeten los compromisos adquiridos en tratados y convenciones internacionales. Esto implica el reconocimiento de la inviolabilidad de las sedes diplomáticas y el compromiso de resolver las disputas de manera pacífica y conforme a las normas establecidas.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Javier Hernán Santos

Graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Rey Juan Carlos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × 3 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.