26/11/2020 BARCELONA

168 millones de niños trabajan en el mundo en condiciones infrahumanas

El pasado día 12 de junio se celebró el Día Mundial contra el trabajo Infantil y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que son alrededor de 168 millones los niños que trabajan en todo el mundo. Los menores tienen edades comprendidas entre los 4 y los 15 años de edad. La mitad de ellos están desempeñando tareas peligrosas y se cuentan más de 8,5 millones en situación de absoluta esclavitud. Esta mano de obra barata, silenciosa y a menudo silenciada, que trabaja en condiciones ilegales, insalubres y degradantes haciendo que sus posibilidades de futuro sean casi inexistentes.

Autor: Krish Dulal via Wikipedia
Autor: Krish Dulal via Wikipedia

Tipos de trabajos que realizan

La mayoría de los niños/as trabajan en los siguientes sectores:

  • Extracción de oro: Este preciado metal se usa en la joyería y en la electrónica, es el sector en el que más menores trabajan. El trabajo de la extracción del oro se hace de manera artesanal y las condiciones de trabajo suponen unas condiciones ambientales extremas, ya que trabajan en minas subterráneas y muchos de los gases que se respiran son tóxicos para los niños.
  • Cultivo de Algodón: Al ser esta la fibra textil más usada, este cultivo demanda mucha mano de obra en el mundo entero. Muchos de los niños son obligados a trabajar en la cosecha durante su descanso escolar.
  • Cultivo de Caña de Azúcar: Es un caso muy similar al del cultivo de algodón, pero las condiciones de recolección de esta cosecha es aún peor ya que las herramientas son pesadas y filosas comprometen seriamente la salud de los menores.
  • Fabricación de ladrillos: Los principales países que usan menores para esta tarea son Nepal, Pakistán e India. Es muy frecuente que las familias manden a sus hijos a trabajar en este sector ya que muchas tienen deudas. Esta práctica es bastante tradicional, y por eso aún se mantiene vigente.
  • Cultivos de café: Especialmente niños africanos y latinoamericanos, son sometidos a exigentes condiciones de trabajo en la industria cafetera. En el momento de la cosecha, suelen trabajar diez horas diarias, mientras que en la siembra, la preparación de la tierra y los almácigos, trabajan hasta 8 horas diarias.

La imposibilidad de ser niños/as

La OIT ha centrado su mirada en las empresas de producción y suministro, que se dedican mayormente a la agricultura, manufactura y construcción, áreas sensibles donde puede estar presente el trabajo de los menores.

Foto: Ikiwaner via Wikipedia
Foto: Ikiwaner via Wikipedia

Las jornadas de trabajo que realizan los niños son normalmente de 10 a 15 horas y a cambio reciben poco o nada por desempeñar tal labor. En el mejor de los casos, reciben un plato de comida y un pequeño alojamiento dentro del mismo centro de trabajo. Los empleadores a diario humillan, someten a abusos o los venden para que vuelvan a ser explotados. Mientras esto sucede la industria se enriquece.

El trabajo doméstico que realizan niñas también se realiza en condiciones de semi esclavitud. Las niñas trabajadoras ven vulnerados sus derechos. En términos mundiales, las niñas suelen ser víctimas de la trata con fines de explotación sexual, son menos que los niños en el trabajo infantil. Sin embargo, ellas empiezan a trabajar desde edades más tempranas, cobran menos y no pueden renunciar a los trabajos domésticos, ya que por su género simplemente se les atribuye tales tareas.

En palabras de Ana Muñoz, portavoz de Misiones Salesianas: “Detrás de las cifras hay infancias que han dejado de serlo. Niños y niñas que realizan trabajos que no les corresponden. Un niño que vive alejado de su familia, al que maltratan, es un trabajador silencioso y obediente porque no conoce sus derechos ni tampoco otra realidad”.

A continuación vamos a poner el ejemplo de un niño trabajador como es el caso de Ruman, un niño de Bangladesh cuya historia salto a las noticias en el año 2013.

Sin calzado, ni protección para el trabajo que desempeña Ruman se enfrenta cada día a una dura jornada de trabajo. Comenzó cuando apenas tenía 7 años. Cada día comienza su jornada de trabajo sobre las siete de la mañana en la fábrica. La temperatura promedia de esta es de 40 grados, y aunque tienen ventiladores, en malas condiciones, Ruman lo considera suficiente para paliar las altas temperaturas. La luz natural apenas puede verse dentro de ese cuarto en el cual trabaja, ya que han sido tapadas a conciencia para evitar que se conozca lo que pasa dentro de este sitio.

Esta empresa no es la única que contrata niños, cerca de 600 empresas funcionan de esta manera en la capital de Bangladesh, donde los niños entre los 5 y 12 años representan la mano de obra más barata del mercado. El propio Ministerio del Trabajo asegura que los sueldos que estos menores aportan a sus casas suele ser el 30% del presupuesto familiar.
Para leer la entrevista completa de Ruman. Para conocer más sobre los trabajadores infantiles.

Las consecuencias

Trabajar implica que los niños no vayan a la escuela, no se eduquen para formarse y ser proyecciones para el futuro. Además, trabajar impide que los niños disfruten de su niñez. Se les están negando la oportunidad de ser niños. Educación y amistades, dos pilares fundamentales de la niñez, casi son nulos estando en estas condiciones.

Foto: Rod Waddington via Wikipedia
Foto: Rod Waddington via Wikipedia

Si bien el número de niños trabajadores viene disminuyendo lentamente y también se ha registrado un descenso en la cantidad de niños empleados en las peores formas de trabajo infantil, muchos aún continúan trabajando en terribles condiciones. Los profesionales explican esta realidad a través de las siguientes causas:

  • La pobreza. La gran mayoría de los niños que forman parte del mercado de trabajadores infantiles pertenecen a hogares pobres. Esta es una causa que potencia la especie de círculo vicioso que se establece en torno al problema. Los niños salen del sistema educativo para trabajar, no se forman y por lo tanto continúan siendo pobres. Y las futuras generaciones siguen el mismo camino.
    La pobreza que se establece y se potencia con el transcurso de las generaciones no es solo económica. Al quedar excluidos del sistema educativo, el marco de valores se ve vulnerable a otras miserias. Vicios como el alcohol, el tabaco y el consumo de drogas comienzan a rondar prontamente el ambiente en el que se mueven los niños explotados.
  • Políticas de estado ineficientes. Cuando los estados carecen de normas claras al respecto del trabajo infantil, inmediatamente se establece el problema. Muchos empresarios y pequeños propietarios visualizan en el trabajo infantil un mecanismo válido para que sus negocios sean más rentables. Esto se complementa con la falta de un marco legal que castigue severamente este tipo de delitos.
  • Educación deficitaria. Cuando hay una demanda de un servicio, es que hay personas convencidas de que ese servicio es la solución para su negocio. En la demanda de trabajo infantil hay un claro déficit en términos de educación y valores. Estos se inculcan y transmiten en el hogar y en los ámbitos educativos.

Esperanza

Desde el año 2000 se ha reducido la cifra de 246 millones de niños trabajadores a 168 en 2016.  El trabajo infantil del sexo femenino se redujo en un 40% en 16 años, mientras que el del sexo masculino se redujo un 25%. El área de trabajo que más incluye niños es la agricultura, pero en servicios e industria también hay un gran número de niños trabajando. El sueño de un niño es pasar el tiempo en un lugar donde haya paz y alegría, donde pueda aprender y disfrutar. Sin embargo, en algunos casos, esto se ve perturbado por la codicia y actitudes inhumanas.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Carolina Garcia Hervás

(Linares, Jaén, 1985). Jurista y mediadora. Actualmente curso el Grado de Ciencias Políticas y Gestión Pública en la Universidad de Burgos. Cuenta con experiencia laboral en países como Francia, Bélgica, Reino Unido y Estonia y he participado en diversos programas europeos como la Beca Robert Schuman del Parlamento Europeo y el Servicio de Voluntariado Europeo. Actualmente dirigo su propia Asociación sobre Derechos Humanos y redacto proyectos de cooperación internacional y desarrollo para diversas ONG’s. Espero poder compartir con vosotros artículos de interés desde united explanations.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 − seven =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!