26/05/2022 MÉXICO

En 2050, el modelo de desarrollo actual será insostenible. ¿Hay alternativas?

La mayoría de predicciones sobre la sostenibilidad prevén un futuro negro marcado por un gran incremento de la población mundial y una distribución de los recursos muy inequitativa. La Economia Verde surge como una de las pocas esperanzas de alternativa al desarrollo actual promoviendo un modelo de desarrollo que tiene en cuenta el capital natural y el entorno social en el cual se llevan a cabo las actividades productivas. Aquí les presentamos los detalles.

Primero, fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales” – Víctor Hugo.


El Secretario-General de las Naciones Unidas (NNUU), Ban Ki-moon, declaró a finales de enero de este año en el marco del Grupo de Alto Nivel sobre la Sostenibilidad Mundial  que el actual modelo de desarrollo será insostenible. El Secretario-General se basó en que si el mundo sigue creciendo al ritmo de hoy en día, en el año 2040 la población mundial habrá aumentado llegando a los 9.000 millones de habitantes en el  mundo. Las NNUU señalan que en el año 2030 el incremento de personas  que llevarán un ritmo de vida acomodado o de clase media será de 3.000 millones más que actualmente. Teniendo en cuenta que las predicciones generales señalan que los humanos necesitaremos un 50% de incremento en la producción  de comida, un 45% de incremento de energía y un 30% de incremento de consumo de agua potable – esto resulta ser realmente preocupante.

Muchos proyectos y poco resultado

Sería mentir decir que al nivel internacional ninguna organización se ha esforzado o ha trabajado para contribuir al objetivo de formar parte de una sociedad humana más sostenible. La Cumbre de la Tierra de Rio de 1992, la Agenda 21, el Protocolo de Kyoto de 1997, o  los mismos Objetivos de Desarrollo del Milenio 2015 han sido iniciativas enfocadas a erradicar la pobreza o frenar el cambio climático, entre otras metas. Pero parece ser que aunque los expertos digan que los recursos necesarios, que se deberían destinar para acabar con la pobreza o para contaminar menos la tierra, no son muchos, ningún ente que los tiene está dispuesto a desembolsarlos. Por eso,  es decepcionante ver cómo ninguna de estas iniciativas se lleva a cabo tal y como se acordó en sus respectivas declaraciones. Más teniendo en cuenta que, como informa El Consumo: los ingresos de las 100 personas más ricas del mundo en el 2012 habrían acabado cuatro veces con la pobreza mundial.

La hora de la economía verde

Honrando a la tradición popular, la economía verde surge como una de las pocas esperanzas de alternativa al desarrollo actual promoviendo un modelo de desarrollo que tiene en cuenta el capital natural y el entorno social en el cual se llevan a cabo las actividades productivas, de tal manera que se minimicen los impactos negativos para el medioambiente. En el año 2009, los ministros de 34 países firmaron la Declaración sobre Crecimiento Verde con el objetivo de crear un marco estratégico para que los gobiernos puedan llevar a cabo políticas de crecimiento verde y reconociendo que un desarrollo ecológico es posible. Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el crecimiento verde significa fomentar el crecimiento y el desarrollo económico y al mismo tiempo asegurar que los bienes naturales continúen proporcionando los recursos y los servicios ambientales de los cuales depende nuestro bienestar.

Para lograrlo, debe catalizar inversión e innovación que apuntalen el crecimiento sostenido y abran paso a nuevas oportunidades económicas.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la economía verde podría llegar a crear hasta 60 millones de puestos de trabajo durante los próximos 20 años. La OIT define el empleo verde como puestos de trabajo decentes que reducen el consumo de energía y materiales contaminantes, limitan las emisiones de gas, minimizan el derroche y la polución y ayudan a proteger y a restaurar los ecosistemas. Diferentes países ya han llevado a cabo estrategias de desarrollo nacional en las que la economía verde ha tenido un peso importante. Estos son los casos de Corea del Sur, Irlanda, Ruanda y China.

“Las recompensas de avanzar hacia economías del mundo más verdes son tangibles y considerables, los medios están disponibles para los gobiernos y el sector privado y el momento para enfrentar el desafío es ahora”

UNEP. Towards a Green Economy: Pathway to Sustainable Development and Poverty Eradication

Corea del Sur es el alumno aventajado sobre economía verde. El año 2008, esta potencia tecnológica mundial invirtió un 80% del presupuesto para estímulo fiscal a proyectos de crecimiento verde. Esto no es lo más impresionante, sino que el gobierno coreano está llevando a cabo un Plan Quinquenal de Crecimiento Verde (2009-2013) que prevé destinar un 2% del PIB al crecimiento verde cada año. Este plan es  supervisado por el Comité Presidencial para la Estrategia de Crecimiento Verde. Los principales focos de la estrategia coreana de crecimiento verde durante los años 2009 a 2013 son cuatro grandes proyectos de rehabilitación de sus principales ríos. El resto de la inversión se divide en los siguientes campos: agua, gestión de residuos, carreteras, edificios sostenibles energéticamente y vehículos de emisión baja y energías renovables. Queda por ver cuales serán los verdaderos logros a largo plazo, pero las expectativas son positivas y mejores que en la mayoría de los demás países.


El rol del sector privado

Es cierto que sin el compromiso de las grandes empresas y corporaciones del mundo y de grandes pactos de los Estados para redireccionar el modelo de desarrollo actual es muy difícil revertir la situación actual.  Pero, no es menospreciable el impacto de las diferentes alternativas económicas que han surgido durante los últimos años para intentar enderezar la situación.

2902249327_4411a6c37eHoy en día, existen muchas iniciativas corporativas y ciudadanas que se dirigen a crear un modelo sostenible respetando las necesidades socioeconómicas y medioambientales de las comunidades en las que operan. La actual crisis económica se ha convertido en una fuente de oportunidades para que muchas personas reconsideren cambiar de valores y principios, canalizado este esfuerzo a mejorar su entorno.

En España, diferentes iniciativas de desarrollo están generando movimientos alternativos al modelo capitalista en los que el beneficio propio ha dejado de ser el objetivo final.  Esto es el caso de las cooperativas distribuidoras de energía limpia con valores democráticos y transparentes como Som Energia o del proyecto de banca ética y solidaria, Coop57, nacida de la creación de un fondo utilizando una parte de las indemnizaciones de un grupo de trabajadores despedidos de una empresa.

Es difícil pero no imposible

En fin, la economía verde, junto con otros tipos de economías como la economía social o la del bien común, seguramente no cambiarán el modelo de desarrollo de una manera global en un breve período de tiempo. Pero sí pueden ayudarnos a que nuestros entornos sean más sostenibles y a hacer pedagogía hacia las personas que no pretenden cambiar de modelo. Un cambio en el modus operandi de muchos de nosotros como individuos, tanto como nuestros grupos sociales, las corporaciones y los gobiernos, ya no es cuestión de voluntad sino de necesidad fundamental si pretendemos mantener el equilibrio necesario en nuestras comunidades.


Esta es una explicación sin ánimo de lucro

 

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Adria Belenguer

Barcelona, España. Licenciado en Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona, Master en Intermediación Mediterránea por la UAB y especialización en Derechos Humanos por la UOC.


2 comments

  • 435r6ytu

    08/11/2013 at

    dhhdfhdfhd cf xdf

    Reply

  • Erika

    08/06/2014 at

    Hola, hay un señor llamado Jacque Fresco, que ha dedicado gran parte de su vida, en buscar una alternativa donde los derechos humanos sean una forma de vida. recomiendo ver esto hasta el final y ver que si hay alternativas para compartir un mundo y vivir en una forma decente aún cuando crezca la población mundial. http://www.youtube.com/watch?v=-KGrnM7y9x8 Espero les guste y contribuyan…! soló asumiendo el compromiso de cada uno, podremos hacer de este mundo un mundo mejor…!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

three + 8 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.