22/08/2019 BARCELONA

Elecciones al Parlamento Europeo: avance o repliegue

Las próximas elecciones europeas se celebrarán en el insólito escenario de una Unión Europea dividida entre gobiernos eurófobos y europeístas, una salida del Reino Unido de la UE bloqueada, la inestabilidad y la interminable crisis humanitaria a las puertas de Europa, que se traduce en los grandes movimientos migratorios que en estos momentos vive el Mediterráneo, y la escalada de tensión entre EEUU y China. Son estos algunos de los muchos factores que entrarán en juego en los comicios europeos del 23-26 de mayo de 2019.


Los ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea están llamados a las urnas entre el 23 y el 26 de mayo para elegir a los que serán sus representantes en el Parlamento Europeo durante la próxima legislatura, en el que sea, posiblemente, uno de los momentos más convulsos que se han vivido en el seno de la Unión.

Para saber de la importancia de estas elecciones es fundamental conocer el poder y las funciones del Parlamento, así como el método de elección de nuestros representantes en Europa.


¿Qué es el Parlamento Europeo, qué funciones tiene y cómo se eligen los eurodiputados en las elecciones?

El Parlamento Europeo (PE) es el único órgano de la Unión Europea cuyos miembros se eligen por sufragio directo por los ciudadanos europeos, con legislaturas de 5 años. Aunque resulte paradójico, no siempre fue así, pues la primera vez que los ciudadanos europeos eligieron de manera directa a los diputados del Parlamento fue en el año 1979.

El PE ejerce, junto con el Consejo de la UE y la Comisión Europea, la función legislativa de la Unión Europea. No obstante, la Eurocámara no goza de iniciativa legislativa formal, característica que contrasta con la mayoría de los parlamentos nacionales de los Estados miembros.

Desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa el 1 de diciembre de 2009, el Parlamento Europeo también dispone de un control equitativo del presupuesto de la UE, además de la rendición de cuentas que la Comisión Europea debe realizar ante la Cámara.

En la actualidad, el Parlamento Europeo se compone de un total de 751 Eurodiputados, representantes de los –todavía- 28 Estados miembros, siendo el segundo mayor electorado democrático del mundo, tan solo por detrás del indio, y el mayor electorado democrático transnacional.

El reparto de escaños se realiza en función de la población de cada Estado, según el principio de proporcionalidad decreciente. Esto significa que, dentro de un sistema de reparto proporcional, se favorece la representación de los Estados menos poblados, con el fin de obtener una mayor igualdad en la composición de la Eurocámara. En este sentido, un Estado miembro, independientemente de su población, dispondrá de un mínimo de 6 y un máximo de 96 representantes en el Parlamento Europeo.

A pesar de que se escojan por país, los diputados se distribuyen en grupos políticos transnacionales (en la actualidad hay 8: PPE, PSE, ALDE, GUE/NGL, Greens/EFA, EFDD, ECR, ENF) basados en una afinidad política e ideológica. Siguiendo el reglamento del Parlamento Europeo, para formar un grupo político se necesitan, al menos, 25 eurodiputados y una cuarta parte de los Estados miembros representados (7).

 

Repartición actual de escaños en el Parlamento Europeo. [Foto vía Wikimedia Commons]
 

No existe un sistema electoral común, son los estados quienes deciden qué sistema aplicar. No obstante, sí existen algunas disposiciones comunes orientadas al fomento de la proporcionalidad [1].

Durante la próxima legislatura se deberá afrontar una larga lista de retos que se le presentan a la Unión Europea pero que, en la mayoría de casos, se trata de desafíos globales. Ellos son, entre otros muchos, la inmigración, la seguridad, el avance hacia una defensa europea, la transición energética y la lucha contra el cambio climático, la ampliación del club hacia los Balcanes o, sin ir más lejos, la recomposición de la Unión tras la marcha del Reino Unido.

El atasco del brexit choca con las elecciones europeas

Uno de los temas de actualidad política de mayor repercusión internacional afectará de lleno a los venideros comicios europeos. O, mejor, la no solución del mismo. El Reino Unido participará finalmente en las próximas elecciones europeas debido al estancamiento del Brexit.

Las negociaciones del Gobierno de Theresa May con el Partido Laborista, como se podía esperar, no han llegado a puerto. Así las cosas, los ciudadanos del Reino Unido, a pesar de haber optado por la salida de la Unión en el referéndum celebrado hace ya 3 años, están llamados a las urnas para elegir a 73 diputados que, cabe la posibilidad, no lleguen a tomar posesión de sus escaños. Al menos esa es la idea de la Primera Ministra británica. Tras un nuevo fracaso en las negociaciones, Theresa May se ha propuesto alcanzar un acuerdo para solventar el Brexit antes de junio. De este modo, los representantes del Reino Unido en la Eurocámara no llegarían siquiera a ocupar los asientos del Parlamento Europeo.

Ante este surrealista escenario de elecciones europeas en medio de la negociación de salida del Reino Unido de la UE, el Partido del Brexit, liderado por el populista Nigel Farage, se sitúa de manera destacada a la cabeza de las encuestas, superando en intención de voto a la suma de conservadores y laboristas, con el 34% de los votos, según una encuesta publicada en The Observer.

Manifestación anti-Brexit el pasado mes de marzo en Londres. [Foto vía The Evening Standard]

La principal razón de este meteórico ascenso del partido de Farage es el trasvase de electores provenientes del Partido Conservador, al que le pasan factura los constantes fracasos en las negociaciones del Brexit, y se hunde hasta un doloroso 11%.

España en los comicios europeos

La no salida del Reino Unido de la UE y su consecuente concurrencia a las elecciones europeas desprende efectos directos en España de cara a los comicios. De los 73 escaños del Parlamento Europeo pertenecientes al Reino Unido, se acordó, una vez efectivo el Brexit, reservar 46 para futuras ampliaciones y repartir los 27 restantes entre países actualmente infrarrepresentados. De este modo, descienden los actuales 751 eurodiputados a 705. España, junto con Francia, será el Estado miembro más beneficiado con la suma de 5 escaños, que le llevarán de los 54 actuales a 59.

España, que por otra parte se encuentra sumida en una carrera de comicios electorales desde que el pasado 28 de abril se celebraran elecciones a las Cortes Generales. Además, las elecciones europeas se celebrarán el domingo 26 de mayo y coincidirán con las elecciones autonómicas en algunas regiones y municipales.

Esta agrupación de elecciones en una misma jornada favorecerá una mayor participación en los comicios comunitarios en este país, tradicionalmente con pobre participación (45% del censo en las elecciones europeas de 2014), que se prevé crezca hasta el 63%, según el sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Los resultados de las recientes elecciones generales son un fiable indicador a la hora de pronosticar el reparto de los 54 escaños del Parlamento Europeo reservados a la representación española.

A pesar del lugar secundario que el electorado español suele otorgar a las elecciones europeas, éstas, precisamente, no pasarán desapercibidas. La razón no es otra que la permanentemente agitada actualidad política que se vive en España.

La amplia ventaja con la que se estima que ganará el Partido Socialista dirige los focos de la jornada electoral al posible sorpasso de Ciudadanos sobre el Partido Popular en el bloque de la derecha española. Se espera también la irrupción del partido de extrema derecha Vox en el Parlamento Europeo, tras entrar con 24 diputados al Congreso, una de las pocas cámaras en Europa que hasta la fecha no tenía representación de la ultra derecha.

Distribución de escaños en el Congreso y el Senado tras las elecciones generales españoles del pasado mes de abril. [Foto vía Wikimedia Commons]

El otro gran foco de estas elecciones en España estará sobre el expresidente de la Generalitat de Catalunya y cabeza de lista de la candidatura Lliures per Europa, Carles Puigdemont, huido de la justicia española y establecido en Bélgica desde octubre de 2017, tras la proclamación unilateral de independencia de Catalunya. La decisión de la Junta Electoral Central de sacar de la lista de Lliures per Europa a Carles Puigdemont y a los ex consellers, también huidos, Toni Comín y Clara Ponsatí, ha sido tumbada por tres juzgados de lo contencioso de Madrid tras considerar que no concurren causa de ilegibilidad [2].

Esta decisión judicial, sin embargo, no significa que, en caso de resultar elegidos, vayan a poder ocupar sus escaños en el Parlamento Europeo, pues deberían ir a Madrid a jurar o prometer la Constitución. En este sentido, hay discrepancia entre los abogados de los líderes independentistas, quienes aseguran que éstos disfrutarían de la inmunidad parlamentaria desde el momento de la obtención del escaño, y los servicios jurídicos del PE, desde donde se considera que antes deberían jurar o prometer la Constitución en la capital española.

Las elecciones europeas más importantes de la historia

Las próximas elecciones europeas son las más importantes de la historia de la Unión. Así lo afirman multitud de personalidades políticas y periodísticas a lo largo y ancho del continente [5]. Aunque también se decía lo mismo de las anteriores en 2014, por ser las primeras elecciones con el deber de capear los populismos eurófobos emergentes, así como por ser los primeros comicios regidos por las modificaciones que trajo consigo la aprobación del Tratado de Lisboa. En 2009, las elecciones europeas se consideraron trascendentales para el futuro de la Unión, pues temblaba el mundo entero con la llegada de la gran crisis ecónomica que ha azotado

Lo más curioso de todo es que, a pesar de la gran relevancia que se da a las elecciones europeas durante la campaña, la participación general suele quedar levemente por encima de un triste 40%.

Con Europa pasa como con Santa Bárbara, que nos acordamos solo cuando truena. Aunque en este caso suele ser para señalar culpables.

Sea como fuere, y sin entrar en comparativas, las próximas elecciones europeas son de suma importancia. No son menores los retos que se presentan en el próximo lustro. Y, lo único que parece claro en el enturbiado panorama europeo del Brexit, el auge de los populismos eurófobos antiinmigración y los objetivos pendientes de una mayor integración, así como de una posible ampliación del club hacia el Este, es que Europa no se mantendrá inmóvil. Avance o repliegue.

Otras fuentes de este artículo:

[1] La normativa electoral europea exige la proporcionalidad como principio. El porcentaje de votos obtenidos por un partido debe verse traducido por un porcentaje similar de escaños. Dentro de estas condiciones, los Estados gozan de libertad para elegir la fórmula electoral que deseen, así como la división de las circuncripciones.

[2] Sentencia nº 144/2019 de 6 de mayo del Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº9 de Madrid.

[5] Así lo indican los siguientes artículos:

https://www.elmundo.es/internacional/2019/05/11/5cd57506fc6c8379348b45d3.html

https://www.elespanol.com/mundo/europa/20190216/elecciones-europeas-crece-miedo-populistas-logren-poder/376463510_0.html

https://www.20minutos.es/noticia/3636315/0/estar-s-asegura-que-elecciones-al-parlamento-europeo-26-mayo-son-mas-decisivas-historia/

https://www.elindependiente.com/politica/internacional/2019/04/07/salvini-pretende-erigirse-en-rey-del-populismo/

 

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Nicolau Ramos Font

Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Granada y Master en Relaciones Internacionales, Seguridad y Desarrollo, con especialización en acción exterior de la Unión Europea por la Universitat Autònoma de Barcelona. Ha dirigido su formación académica a la cooperación al desarrollo y la resolución de conflictos, especialmente en América Latina. Actualmente trabaja en la Fundación Balear de Innovación y Tecnología, habiendo pasado anteriormente por la Delegación del Govern de les Illes Balears ante la UE en Bruselas, Casa Amèrica Catalunya o la Embajada de España en Malta.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!