02/10/2022 MÉXICO

¿Conoces las innovadoras propuestas para limpiar los océanos?
Prototipo The Ocean Clean Up en el Mar del Norte en Holanda [Fuente: The Ocean Clean Up]

Ocean-Clean-Up-3-1170x731.jpg
Al ritmo actual al 2050 los océanos tendrán más plástico que peces. Presentamos algunas de las propuestas con mayor potencial de avanzar en las soluciones de este desafío.

Los océanos no son precisamente vertederos, sin embargo están llenos de basura. Desde bolsas de la compra hasta redes de pesca e incluso piezas de coche, ¿sabías que la mayoría de la basura marina es plástico?

Las cifras son alarmantes, más de 250.000 toneladas de plástico están actualmente flotando en los océanos. Si todo sigue igual se estima que el océano contendrá más toneladas de plástico que de peces para 2050.

Más plástico que peces al 2050 [Vía Ellen MacArthur Foundation]
Más plástico que peces al 2050 [Fuente: Ellen MacArthur Foundation]

El 80% de la basura marina tiene su origen en focos terrestres, el resto procede de barcos pesqueros o de mercancías.  Uno de los focos de contaminación es el turismo costero pero en realidad todas las ciudades, ya sean costeras o no, son focos de contaminación marina. Las formas más comunes en las que la basura viaja desde las ciudades hasta el mar a través de ríos y alcantarillado, especialmente durante tormentas. Por otro lado, la mala gestión de vertederos y fábricas puede contaminar aguas cercanas, esto ocurre especialmente en países en desarrollo.

Una vez en los océanos, la basura marina flota a la deriva y tiende a acumularse en giros oceánicos. Un ejemplo es The Great Pacific garbage patch o Gran mancha de basura del Pacífico donde la densidad  de plásticos suspendidos en el agua es excepcionalmente alta. Pero, a diferencia de otros materiales, los plásticos no se degradan tras el paso del tiempo pero si se fragmentan. Ciertos procesos como la fotodegradación dan lugar a lo que los científicos llaman microplásticos, que son fragmentos plásticos de tamaño menor a 5 milímetros. Se estima que un mínimo de 5 trillones de microplásticos están flotando en los océanos.

Propuestas para limpiar los océanos

Hasta el momento, todas las propuestas para limpiar los océanos se han centrado en una sola estrategia: limpiar los océanos in situ, sin embargo otras soluciones como prevenir la contaminación y las limpiezas de playas son igual de importantes. Es decir, a pesar de las innovadoras tecnologías que se presentan a continuación, estas mismas no servirán de nada si no se detiene la contaminación en su origen. Recoger basura del mar utilizando redes puede parecer la idea más sencilla pero sin embargo es la más lenta e ineficiente, es por eso que desde diferentes partes del mundo, oceanógrafos e ingenieros se han unido para diseñar métodos más innovadores para limpiar los océanos.

1. The Ocean Cleanup, la más famosa pero más controvertida 

Probablemente hayas oído hablar de un chico de 19 años que ha desarrollado una técnica que permite que los océanos se limpien solos. En 2013 Boyan Slat, un estudiante holandés de Ingeniería Aeroespacial, fundó. Específicamente, su cometido es extraer y prevenir la contaminación de plásticos en los océanos con la ayuda de las corrientes oceánica. En otras palabras, ¿por qué moverte por los océanos si los océanos se pueden mover a ti?

El concepto es aparentemente sencillo: en vez de utilizar redes para recoger plásticos, The Ocean Cleanup está desarrollando barreras que acumulen y extraigan plásticos de forma pasiva, ayudándose de las corrientes marinas. Una vez que los plásticos se concentran en un punto, se recogen para su posterior reciclaje. Diseñado en forma de uve, el plástico se concentra en el centro donde es extraído y almacenado antes de que sea transportado a centros de reciclaje en tierra.


The Ocean Cleanup estima que tras 10 años deberían poder limpiar la mitad de la gran “isla de basura” del Pacífico (que es en realidad un lugar en medio del océano donde la basura tiende a acumularse).

El pasado junio de 2016, Boyan Slat desveló su tan esperado prototipo, que ha sido instalado como prueba en el Mar del Norte tras ser probado en instalaciones controladas. El prototipo es en realidad una barrera que mide 100 metros de largo y 1,5 metros de ancho, de modo que no sólo es capaz de atrapar pequeños fragmentos de plástico sino también basura de mayor tamaño e incluso redes de pesca. Esta barrera está compuesta de varias capas de diferentes materiales, sensores de movimiento capaces de detectar si un ave se posa en ella e incluso cámaras. Ha sido instalado como prueba por un año a 20 km de la costa de los Países Bajos. Este lugar ha sido escogido especialmente porque sufre tormentas mucho más fuertes de las que se producen en el Pacífico, de modo que si el prototipo sobrevive a esas condiciones, aseguran que lo hará también en cualquier lugar.

Sin embargo, pese al enorme apoyo en redes sociales y el público en general, este proyecto ha recibido muchas críticas por parte de la comunidad científica, especialmente en cuanto a su diseño e impacto ambiental. En cuanto al diseño; la posible deformación de la estructura, los inexactos cálculos aportados en cuanto a la cantidad de basura capaz de retener y el número de barcos necesarios para recogerla han sido objeto de críticas y escepticismo. Otro de los mayores problemas es el  hecho de que los plásticos que se encuentran en los giros oceánicos, ya han viajado por los océanos por tiempo suficiente para causar daños a la fauna marina y fragmentarse formando microplásticos, haciéndolos más difíciles de interceptar. Otra de las mayores preocupaciones en cuanto al impacto ambiental de este proyecto es que, al igual que plásticos, las redes podrían capturar accidentalmente millones de organismos marinos que flotan en la superficie.

Lanzamiento del prototipo The Ocean Clean Up [Fuente: The Ocean Clean Up]

2. Seawer, un rascacielos flotante 

Prototipo Seawer [Fuente: Evolo]
Prototipo Seawer [Fuente: Evolo]

La idea es que este rascacielos flotante no sólo se traslade por el océano limpiando el agua de basura plástica sino que a la vez genere energía limpia a partir del agua de mar. Según su diseñador, el surcoreano Sung Jin Cho, Seawer sería una central hidroeléctrica flotante que podría limpiar los océanos mientras genera energía limpia.


Seawer ganó una mención de honor en los premios de arquitectura de la revista eVolo en 2014, sin embargo y a diferencia de The Ocean Cleanup, Seawer es tan sólo otro de los numerosos conceptos ideados para limpiar los océanos que hasta el momento no han conseguido financiación para llevarse a cabo.

3. The Inner Harbor Water Wheel, el caracol gigante que recoge la basura antes de que llegue al mar

Es cierto que para eliminar la basura que ya está en los océanos se debe investigar en diseños “in situ”, sin embargo esta no es la única solución. Gran parte de la basura en los océanos viaja desde las ciudades al mar a través de los ríos, por esto en Estados Unidos construyeron en 2014 una rueda gigante que limpia cada día la bahía de Baltimore justo en la desembocadura del río Jones Falls.

Baltimore Water Wheel [Fuente: MSNBC]
Baltimore Water Wheel [Fuente: MSNBC]

Este diseño es capaz de procesar hasta 25 toneladas de basura al día y ha demostrado ser una efectiva solución para mantener la basura fuera de los océanos. Lo innovador de esta propuesta es usar tecnología centenaria para enfrentar un problema muy complejo. La rueda funciona debido a la propia corriente del río, la cual proporciona la energía suficiente para que la ruede gire. Aún así, los diseñadores pensaron en todo y para los días donde la corriente del río no es suficientemente fuerte, instalaron un panel solar que permite el funcionamiento normal. La basura es recogida y depositada en contenedores, los cuales se vacían periódicamente.

Entonces, ¿cuál es la mejor solución?

La contaminación marina es un problema difícil de solventar, y de hecho los propios creadores admiten que sus diseños no servirán de nada si no se comienza a controlar la cantidad de plásticos que están entrando en el mar. Es decir, la única forma efectiva de limpiar los océanos consiste en entender que se debe evitar que la basura llegue a ellos en primer lugar. Para ello hay ciertas soluciones como por ejemplo dejar de consumir plásticos de un solo uso (bolsas y botellas), innovar en nuevos diseños y materiales que remplacen al plástico e implantar mejores técnicas de gestión de residuos en países en desarrollo.


Sin duda la tecnología jugará un papel importante en la limpieza de los océanos, pero para resolver realmente este desafío debemos reducir nuestro consumo innecesario de plásticos. Reciclar nuestra basura y limpiar tu playa quizá no sean las propuestas más innovadoras, pero si las más simples y efectivas.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Alicia Mateos

(Zamora, España). Tiene experiencia en investigación marina, campañas ambientales y el uso de redes sociales para la divulgación científica. Ha colaborado en la conservación de tortugas marinas en Cabo Verde e Islas Galápagos, así como en campañas ambientales sobre basuras marinas en Inglaterra.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × four =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.