27/09/2022 MÉXICO

México necesita más mujeres consejeras

AltDir3.jpg
Actualmente en México, incluso las empresas bursátiles más sostenibles siguen desaprovechando el potencial de la mitad del capital humano del que disponen: el femenino.

¿Puede una empresa que no tiene en su consejo de administración mujeres, ser sustentable? De acuerdo a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sí puede.

La discusión sobre los beneficios de incluir a más mujeres en los puestos directivos, ya no necesita ser debatida ni comprobada, necesita que los líderes de las empresas empiecen a actuar. La inclusión de las mujeres en los consejos de administración debe responder a su desempeño, rendimiento y capacidades y no a cuotas forzadas…sin embargo, son pocos los empresarios mexicanos que han empezado a reconocer la riqueza de esta diversidad.

Los estudios reflejan que tener al menos a 3 mujeres en el consejo administrativo de una empresa, implica mejor desempeño económico y mayor margen de ganancias, incremento de las ventas y retorno sobre la inversión. Tener diversidad en el consejo y por lo tanto en el liderazgo de las empresas, enriquece las discusiones, aumenta la competitividad y la rentabilidad económica, promueve un liderazgo más inclusivo con mejores prácticas de gobierno corporativo y mejora los resultados de la empresa en general.

A pesar de ello, de las 35 empresas listadas en la BMV, 16 no cuentan con ninguna mujer dentro de sus consejos, y 5 cuentan como máximo con una sóla mujer. El consejo de administración de una empresa, refleja sus valores, sus objetivos, su misión y sus intereses; la ausencia de mujeres en estas posiciones, implica la exclusión de las profesionales femeninas en la toma de decisiones, y sustenta un sistema económico patriarcal que deja pasar oportunidades de mejora y crecimiento.

“El resultado es entristecedor: incluso las empresas bursátiles mexicanas más sustentables siguen desaprovechando el potencial de la mitad del capital humano del que disponen, el femenino”.

El índice de Sustentabilidad de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)

En 2011, la BMV lanzó el Índice de Sustentabilidad,  este índice aglomera el grupo de empresas bursátiles con las mejores prácticas de sustentabilidad en México. Estas empresas son evaluadas por dos instituciones independientes ( EIRIS y el Centro de Excelencia en Gobierno Corporativo) en materia de gobierno corporativo, desempeño ambiental, y responsabilidad social.

Estos tres aspectos representan los tres pilares del desarrollo sostenible y abarcan: el respeto de los derechos humanos de las personas que habitan las comunidades locales dónde se actúa, el consumo responsable de los recursos naturales y el respeto al medio dónde se localiza la actividad, la puesta en marcha de sistemas de seguridad y salud en el trabajo que cubran a los empleados, la acción social para con la sociedad etc.


Dentro de este abanico de ámbitos que componen el desarrollo sostenible, la igualdad de oportunidades en el trabajo, es una de las que mayor peso tiene en cuanto a la gestión del equipo humano. La BMV expresó que dentro de la metodología empleada por las dos instituciones evaluadoras, se consideraron primordiales las acciones llevadas a cabo en materia de igualdad de oportunidades por las empresas evaluadas: “estas acciones deben ir más allá del sexo o la raza”.

“Sin embargo, los números reflejan una realidad desalentadora pues la presencia de mujeres en los consejos de administración, y en general en puestos directivos, pero también en mandos intermedios, sigue siendo nula y en el mejor de los casos, escasa. La pregunta es: ¿puede considerarse sustentable una empresa que no promueve la presencia de mujeres en la toma de decisiones?”.

Listado BVM

La inclusión de las mujeres en los puestos directivos, en el largo plazo

Es indispensable que la inclusión de las mujeres en los consejos de dministración sea un reflejo del reconocimiento de las aportaciones de esta parte de la población, hasta ahora marginal en las altas esferas profesionales. Por ello la solución dista de ser una simple cuota y requiere medidas más complejas con visión a largo plazo:

La inclusión de los hombres líderes y empresarios es esencial

La promoción de la igualdad de género en el mercado laboral y en el mundo profesional en general, no es un trabajo exclusivo de las mujeres. Los hombres, especialmente aquellos que se encuentran en puestos directivos, deben ser incluidos en este proceso. La sensibilización y educación en la igualdad de género es esencial para hacer llegar a los líderes empresarios que la presencia de mujeres en puestos de mando es beneficiosa para la empresa y para la sociedad en general, y promueve unos valores que a largo plazo darán lugar a un desarrollo realmente sostenible.

Búsqueda de líderes con características similares

La tendencia habitual es que aquellas personas que ocupan cargos directivos muestren interés profesional por personas con carreras y experiencias profesionales similares, a la hora de formar un consejo de administración. Ello implica que personas con iguales capacidades, no tengan acceso a estos puestos al no haberlos ocupado nunca antes. En esta categoría se situarían muchas mujeres, dado que históricamente a duras penas han formado parte de los altos mandos empresariales. Crear oportunidades y espacios para que las personas excluidas de estos ámbitos, y especialmente las mujeres, expresen sus opiniones, y demuestren su talento, puede ayudar a romper con este proceso tan cerrado, y dar lugar a Consejos más inclusivos y equitativos en cuanto a materia de género se refiere.


Empresas bilingües

Entender el lenguaje y las necesidades de las mujeres, principalmente en temas tan sensibles como la maternidad y el cuidado de los hijos, es indispensable para promover realmente una sociedad más equitativa. Especialmente en el entorno mexicano, todavía conservador en cuanto al rol de la mujer se refiere; iniciativas como el permiso de paternidad obligatorio, implicarían una auténtica revolución en la repartición de las tareas domésticas, y el desarrollo profesional de las mujeres a largo plazo, pues pondría a hombres y mujeres en igualdad de condiciones a la hora de conciliar la vida laboral con la profesional.

La lista de posibles mejoras para promover la igualdad de oportunidades en el mercado laboral es interminable. Impulsar la inclusión de las mujeres en todos los niveles de la empresa es beneficioso para las empresas. La desigualdad de género en los puestos de mando, es un hecho patente en las empresas líderes en México. Las fórmulas para atajar esta situación y promover un proceso que realmente ofrezca las mismas posibilidades a todos los trabajadores, ya se conocen. Lo que falta es la voluntad de trabajar por ello. Y lo más importante: la concienciación de que sólo con equipos completos (de ambos géneros) el desarrollo sostenible a largo plazo será posible.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Ana Karen Mora

Solivagante perdida en Tokyo. Interesada en temas de cultura, eco-feminismo y responsabilidad social. Convencida de que la igualdad de oportunidades es el camino a un mundo mejor.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five + 1 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.