27/02/2020 BARCELONA

Amenazas híbridas: las nuevas tecnologías como instrumento de guerra

Es casi imposible negar que cada vez la tecnología está más presente en nuestra vida cotidiana. Por esto mismo, y como se verá a continuación, no es descabellado pensar que esto se puede volver en nuestra contra a través de campañas de desinformación, "deep fakes" o ataques informáticos entre Estados.


Read this article in English version here.

El concepto de “amenaza híbrida” debe ser entendido como una estrategia —la cual pueden usar actores estatales y no estatales— que emplea técnicas de guerra convencional y, además, descansa en técnicas no convencionales, así como tácticas cibernéticas. A pesar de esto, el objetivo de esta batalla no es causar daño directo a las personas. Como el terrorismo, el objetivo principal es desestabilizar y generar un clima de terror. Por esto mismo, intentan pasar desapercibidos. Uno de los escenarios que mejor se adecúa a esta área y mejor respeta la privacidad es el ciberespacio, por lo que, es uno de los elegidos para llevar a cabo este tipo de ataques. Rusia atacó Estonia en 2007, colapsando tanto páginas web como bancos, así como las páginas relacionadas con el gobierno Báltico.

De acuerdo con la Unión Europea y continuando con lo anteriormente comentado, es conveniente hablar de amenaza híbrida cuando no existe una confrontación armada per se. Por lo tanto, los contendientes buscan coordinarse para atacar las vulnerabilidades sistémicas de los Estados democráticos a través de diversos medios (políticos, económicos, civiles…) influyendo así en la toma de decisiones a nivel local, regional e institucional para lograr sus objetivos (como podemos ver en la siguiente imagen).

Fuente: MCDC

Las amenazas híbridas nos ayudan a identificar el continuum que vive la escena internacional en relación con la carrera armamentística y el conflicto entre Estados y actores no estatales. Su potencial disruptivo, así como su accesibilidad, hace que cada vez más se utilicen como una forma de exhibir fuerza, generar interdependencia y emplear la tecnología, porque la difusión del poder que realiza, permite que otros actores participen en el tablero de juego, incrementando también sus motivaciones para cambiar el statu quo. Además, si la interdependencia entre actores crece, las vulnerabilidades también.

Por último, pero quizá más importante, gracias a su accesibilidad, el desarrollo tecnológico puede hacer que los nuevos actores sean mucho más efectivos, lo que podría aumentar su soft power y su capacidad de amenazar a otros Estados.

Además, la globalización ha permitido una integración sinérgica de las nuevas tecnologías, lo que hace que estas se desarrollen aún más rápido. Como resultado de esto, la guerra se ha alejado de lo puramente militar al transformar sus elementos más básicos. Por esta misma razón, necesitamos describir la guerra no convencional, que generalmente conformará más del 70% de la guerra híbrida. Waqar Kauravi lo ha definido como un: “Orchestrated and strategic build-up of colossus of informational, psychological, diplomatic, economic, social, cyber and legal tools of hegemony and simultaneous/synchronized application of this colossus with intensity, targeting the existing or perceived fault lines in the targeted state or people with the objective of developing paralysis and internal implosion of the inner front to dismantle existing structures of governance and organized defence, and, creating permanent fissures to usher in strategic chaos and enhance the strategic agenda of the offensive and hegemonic power, with a view to facilitate the use of Kinetic Warfare if desired”. La intervención rusa en Ucrania se distinguió por el empleo excepcionalmente amplio de estos medios.

Los ucranianos sufrieron presiones diplomáticas, energéticas, económicas, campañas de desinformación, ciberataques y acciones llevadas a cabo por fuerzas especiales para desestabilizar al Estado. Como podemos ver, el entorno cibernético es uno de los escenarios más usados en la guerra híbrida, aunque no es el único. El resultado fue la anexión de Crimea. Otro ejemplo de este tipo fueron las elecciones que ganó Trump, donde el objetivo para contrarrestar las amenazas híbridas se centró en la comunicación estratégica, la desinformación y la obstaculización del proceso electoral.

Además, de acuerdo con la Unión Europea, las actividades híbridas se están convirtiendo en un reclamo muy utilizado en el entorno internacional. La intensidad de esas actividades se está incrementando gracias a las sucesivas campañas de desinformación, ataques cibernéticos o la interferencia en las elecciones de los Estados, los actores que las llevan a cabo, intentan radicalizar a los miembros más vulnerables de la sociedad para convertirlos en sus soldados.

La UE y la OTAN han estado muy involucradas en la prevención de las amenazas híbridas

El intercambio de análisis de inteligencia entre ambas entidades es una herramienta clave. Así, se han centrado en analizar las herramientas para paliar la desinformación y la propaganda falsa. Una de las primeras acciones que han llevado a cabo ambos actores es la creación de la EU Hybrid Fusion Cell la cual recibe y analiza información clasificada y de Código abierto de las diferentes entidades y Estados interesados sobre Amenazas Híbridas, además de esto, otro punto clave de esta estrategia es combatir la desinformación y crear una entidad (Centre of Excellence) que se encargue de contrarrestarla.

Aparte de esto, la UE y la OTAN quieren crear resiliencia en sectores como el transporte, las comunicaciones, las finanzas o las infraestructuras de seguridad regional (Gobiernos de la Unión Europea, por ejemplo), con el fin de resistir a las campañas de desinformación la propaganda falsa, los intentos de socavar los negocios, así como las propias sociedades y los flujos económicos, sin olvidarnos de los ataques a las tecnologías de la información y la propia infraestructura cibernética. Están considerando fortalecer la resiliencia como una acción preventiva y disuasoria para hacer menos permeable a las sociedades y evitar una crisis en el contexto de la Unión Europea.

La defensa del espacio es uno de los puntos más importantes.

En el contexto de la Estrategia Espacial y el Plan de Acción Europeo de Defensa, la Comisión propondría aumentar la resiliencia de la infraestructura especial contra las amenazas híbridas a través de una posible extensión del llamado Space Surveillance and Tracking para cubrir esas amenazas.

Continuando con esto, los recientes ciberataques globales usando ransomware —el incidente ocurrido en mayo de 2017 con el ransomware WannaCry presentó la primera oportunidad para que las entidades pertinentes intercambiaran información para abordar problemas de este estilo en el futuro— y otros malwares para deshabilitar miles de sistemas informáticos han vuelto a destacar la necesidad urgente de intensificar las acciones de ciber resiliencia y seguridad dentro de la UE. En este caso, el objetivo sería crear una atmosfera que permita aumentar y, sobre todo, mejorar la confianza en el mundo digital.

También se estableció un nuevo régimen de sanciones en mayo de 2017 para mejorar la ciber diplomacia de los Estados Miembro de la UE, creando para ello una red que lucha contra los malwares del ciberespacio, esta herramienta se ha usado en varias ocasiones. Para ampliar, la Comisión ha adoptado algunas medidas para mejorar la ciber seguridad en el sector de las energías.

Mención aparte merece la tecnología 5G, que permite a los piratas informáticos apuntar a más dispositivos y lanzar ciberataques más grandes debido, a su mayor velocidad, en comparación con el 4G. Algunos expertos dicen que el punto débil de las redes 5G es la comunicación entre dispositivos conectados a Internet. Estas máquinas, conocidas como el internet de las cosas (Internet of Things o IoT) —donde podemos encontrar desde coches, hasta líneas de ensamblaje de fábricas pasando por monitores para el cuidado de bebés—están creciendo rápido (14,2 a 25 mil millones en 2021).

Fuente: EMF Explained

La Comisión quiere implementar el Plan de Acción sobre Financiamiento del Terrorismo para contribuir a contrarrestar las Amenazas Híbridas, ya que quienes las perpetúan necesitan fondos para ejecutar sus planes criminales. La directiva contra el lavado de dinero, quiere luchar contra los grupos criminales, creando medidas para rastrear el financiamiento del terrorismo en la UE y combatiendo el fraude y la falsificación.

Otra medida es aumentar la resiliencia de las infraestructuras nucleares. La Unión Europea ha avanzado en el desarrollo de proyectos clave para diversificar sus rutas y fuentes de suministro de energía. Un claro ejemplo de esto es el corredor de gas del sur, en el cual se están realizando obras de construcción para expandir la red de tuberías: expansión de la red de tuberías del Cáucaso del Sur, la red de la Anatolia, el Adriático… Esto posicionará a la UE en un mejor escenario para estar preparados en caso de un intento de sabotaje a una estación de gas, una crisis o un ataque híbrido.

La UE, en un ejercicio de cooperación con sus Estados Miembro, quiere involucrar a todos los actores privados. En octubre de 2018 el Consejo estableció un régimen de sanciones autónomas contra el uso de armas químicas. Además, los Estados Miembro decidieron en abril de 2019 apoyar las actividades básicas de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas proporcionando alrededor de 11,6 millones de euros entre el periodo de 2019 a 2022.

Mejorar las infraestructuras críticas

Sectores cuyos activos, sistemas y redes, ya sean físicos o virtuales se consideran vitales para un país. En este caso para los Estados Unidos, algunos ejemplos podrían ser el sector financiero, las emergencias, la energía, etc.— es algo imprescindible para la Comisión, por lo tanto, en cooperación con los Estados de la UE, ha realizado un trabajo para desarrollar indicadores de vulnerabilidad para la resiliencia y la protección de las infraestructuras críticas contra las Amenazas Híbridas.

Entonces, podemos decir que las áreas principales que ambos actores quieren mejorar son: las comunicaciones estratégicas para evitar la desinformación; la ciberseguridad y la defensa cibernética y los riesgos químicos, biológicos, radiológicos y nucleares para proteger las infraestructuras críticas

Con su Action Plan on Military Mobility que descansa sobre varios pilares, a saber: requisitos militares, con la identificación y el acuerdo de este requisito que refleja las necesidades de la UE y sus Estados Miembro, un ejercicio piloto para identificar los puntos débiles de la red de transporte de los mismos actores con fines militares, una nueva ley reguladora para mejorar la seguridad en el transporte de mercancías peligrosas, la alineación de las normas aplicables a las fuerzas militares con la legislación vigente de la UE podría aumentar la seguridad y proporcionar sinergias y coherencia para el transporte de estos productos sin debilitar las normas civiles.

 

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Victor Pareja Navarro

Madrid (España). Graduado en Ciencias Políticas (UCM), Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación (UCJC). Interesado en asuntos de política exterior y defensa de los Estados, así como, geoestrategia, crimen organizado y terrorismo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 − four =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!