05/12/2020 BARCELONA

Hollywood: herramienta de Soft power para la diplomacia norteamericana

Ana Karen Mora28/08/20148min73760
En las relaciones internacionales se reconoce el Soft power y el Hard power como dos herramientas mediante las cuales, un actor influyen -positiva o negativamente- sobre otro actor. Las artes en general y el cine en especial, se han posicionado como elementos fundamentales del Soft Power contemporáneo.

En las relaciones internacionales se reconoce el Soft power y el Hard power como dos herramientas mediante las cuales, un actor (Estado, ONG, Empresa, Individuo, etc) influyen -positiva o negativamente- sobre otro actor.

El Hard Power implica acciones que conllevan sanciones, ya sea de forma militar o económica; mientras que el Soft Power, emplea estrategias de mayor sutileza como otorgar becas, financiamiento de proyectos de desarrollo, eventos como los juegos olímpicos, etc, todo con la finalidad de influír en el imaginario colectivo.

Las artes en general y el cine en especial, se han posicionado como elementos fundamentales del Soft Power contemporáneo. Es bien sabido por ejemplo que Francia ha utilizado la literatura para posicionar a París como destino turístico; y que las nuevas películas de Woody Allen buscan influir en la percepción de su audiencia para incitar el turismo cultural en las ciudades en las que se graban.

En este sentido, EEUU ha sabido emplear a Hollywood para ejercer el soft power mejor que nadie y se ha encargado de crear en el imaginario colectivo estereotipos que van de acuerdo con la política exterior norteamericana en turno.

Películas que identifican estereotipos de enemigos públicos. Vía Geopolítica das comunicações

Antagónicos de Hollywood a través del tiempo

 1900: A principios del siglo XX los enemigos retratados en las películas eran personas de origen africano: Basta ver alguna de las películas de D.W. Wright, pero en especial El Nacimiento de una nación para entender el miedo colectivo de los americanos sajones, respecto a los afro-americanos.

 La Post Guerra: La segunda Guerra Mundial, creó el escenario internacional para que los Alemanes protagonizaran los roles antagónicos en Hollywood. En esta época encontramos al famoso Hans Gruber en Duro de Matar o Heinrich Strasser en Casablanca

 La Guerra fría: Junto con los alemanes, los rusos tienen una larga tradición en los antagónicos hollywoodenses, en films que van desde Calor Rojo hasta James Bond, pasando por Misión Imposible, La Terminal, El Caso Bourne, entre otros.

 Mediados del siglo XX: A partir de los años 70´s se dio una interiorización de la política exterior, en donde se buscaba retirar a las tropas de Vietnam debido a la amplia crítica social del pueblo norteamericano. En ese entonces, las películas mostraron a un enemigo público resultado de una sociedad en decadencia, en este contexto surgieron villanos como policías corruptos, instituciones gubernamentales fallidas y pandilleros. Algunas de las películas más emblemáticas de esta época son Harry el Sucio (protagonizada por Clint Eastwood) y Taxi Driver (Protagonizada por Robert De Niro), sin olvidar Magnum Force y Bullit

 Actualidad: La nueva era de los villanos que inició a partir de los eventos del 11 de septiembre de 2001 (9/11), identifica al mundo árabe como el principal enemigo público. En este período encontramos Blockbusters como Batman Begins (2005) con el personaje de Ra’s al Ghul o Iron Man (2008) quién es capturado por un grupo de terroristas árabes.

Estrategias Diplomáticas:

Con esta concisa línea de tiempo, pretendemos ejemplificar el proceso y la transición de los ejes diplomáticos en las relaciones internacionales de los Estados Unidos. Una estrategia diplomática que ha empleado a Hollywood para crear estereotipos de enemigos comunes en el imaginario colectivo de la sociedad norteamericana –y el resto de su audiencia a nivel mundial-.

 Muchos países se han percatado del poder y la influencia que se puede ejercer a través de estos mecanismos de Soft Power. Recientemente magnates y políticos Chinos han hecho declaraciones sobre sus intenciones de utilizar el cine como medio para influir en otras culturas. De igual forma, los Indios llevan varios años empleando a Bollywood y el yoga para distribuir sus valores culturales, principalmente en Asia.

Sin duda en un mundo cada vez más comunicado y con la disponibilidad de nuevas tecnologías multimedia, el Soft Power tomará nuevas formas. Será interesante ver las nuevas estrategias que los actores internacionales emplearán en los años venideros.

Esta es una explicación sin ánimo de lucro.

¿Quieres recibir más explicaciones como esta por email?

Suscríbete a nuestra Newsletter:


Ana Karen Mora

Solivagante perdida en Tokyo. Interesada en temas de cultura, eco-feminismo y responsabilidad social. Convencida de que la igualdad de oportunidades es el camino a un mundo mejor.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

10 + six =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.


Sobre nosostros

Con más de 2.000 explicaciones publicadas por más de 300 redactores de 45 países, United Explanations es la mayor plataforma online colaborativa de divulgación internacional en lengua española. Explicamos los asuntos internacionales con un enfoque de derechos humanos.


CONTACTO




Newsletter


¡Colabora con UNX!

Si tienes pasión por los asuntos internacionales y tienes formación o experiencia en la materia. ¡Únete a nuestro equipo haciendo click aquí!